27 feb. 2010

Nos vamos de Ronda… y van 21!!!

Otro mes de encuentros entre blogueros y amigos cerveceros de habla hispana y esta vez son los compañeros de Hipos Urinatum los que invitan al tradicional encuentro con un tema relacionado con nuestros inicios cerveceros, que reza así:

¿Alguna vez habéis probado alguna cerveza por primera vez, que en el momento os pareciese una casi completa perfección, a la que más adelante hayáis dado una segunda cata y vuestros pareceres ante esta cerveza hayan disminuído sustancialmente? No me refiero a que la segunda vez os parezca una mala cerveza, sino que no haya llegado a los niveles épicos que alcanzó en vuestro primer paladeo, cuando incluso os atrevisteis a ponerla en vuestro top 5 personal.

Como ya he comentado alguna vez, mi acercamiento en cierta profundidad al mundo cervecero tuvo lugar hace unos 5 años, más por curiosidad puramente coleccionista que por la propia cerveza en si. Por aquellos entonces mi pasión era la Voll Damm, una cerveza fuerte, con más alcohol y cuerpo que todas las demás que podía encontrar en bares y restaurantes de mi entorno, y con un sabor realmente espectacular. Pero con el tiempo, ir probando más y más cervezas fue ampliando mi horizonte cervecero y me permitió conocer cervezas dulces, otras con un pronunciado sabor amargo, ácidas, cremosas, suaves, afrutadas, especiadas… Por ello mis preferencias iniciales fueron quedando desplazadas, más por el ánsia de probar más y más cervezas que por el hecho de que no me gustaran las primeras. Además, el bolsillo y el afán coleccionista me ha llevado a la larga a no repetir más de una vez muchas de las cervezas que pruebo, lo que provoca que algunas cervezas de las que algún día me enamoré, queden en el armario de la memoria. Así que siendo una cerveza de la cual aún tengo una imagen muy positiva, no podría decir que la Voll Damm esté aún dentro de mis 5 cervezas favoritas pero si en un agradable recuerdo…

25 feb. 2010

Cerveza inspirada en la Costa Brava

El norte de la región litoral de Catalunya, conocida como la Costa Brava, es conocida a parte de su belleza paisajística, por la cantidad de restaurantes de renombre y por sus gambas de Palamós (entre muchas otras cosas, evidentemente), por su temperamental costa.

Pues inspirándose en esto, los de Keks han elaborado una cerveza curiosa tanto por los ingredientes usados (cerveza con el arroz como base, piel de naranja, coriandro, enebro, pimienta rosa y azafrán de Jiloca) como por la suavidad en que estos se manifiestan.

Keks La Brava. ABV: 4,3%. Volumen: 33cl.

Se trata de una cerveza de aspecto turbio con una espuma blanca y de poca persistencia (la verdad que se podría usar esta entrada para casi todas las artesanales catalanas rubias). La carbonatación es muy fina. En aromas, por un error de cálculo mío, la enfrié un pelín demasiado, y poco capté a parte de unas notas cítricas ligeras, a cereales y a levadura. En boca es donde realmente es una cerveza curiosa ya que posee un suaves picante (no muy intensas pero suficientes) junto con otras cítricas, y todo ello acolchado por unas notas amargas que lo envuelven todo y la hacen más refrescante todavía. Paso por boca fluido, lo que hace de ella una cerveza muy apetecible en momentos de más calor (como el que está asolando estos últimos días Valencia). Una cerveza suave y curiosa (no me canso de repetirlo).

Cuando la estaba tomando leí los ingredientes (intento no hacerlo, si es que los dice, hasta haberle dado algún sorbo para no sugestionarme) y la verdad que nunca había probado una cerveza con el punto ese de la pimienta tan claro y con ese picante tan bien integrado y que no desbarata el resto de elementos. El nombre de Brava puede echar para atrás a más de uno de buenas a primeras, y más si sabes lo de la pimienta, pero nada de eso…

24 feb. 2010

Keks La Bianyenca.

Keks elabora 2 cervezas con una etiqueta curiosa. Y es que poner una foto antigua de los padres de uno mismo no me digáis que no es como mínimo curioso…

Keks La Bianyenca Rossa Ale. ABV: 4%. Volumen 33cl.

Cerveza de turbidez media y con algunos depósitos en el fondo. Carbonatación apenas apreciable a la vista. Aromas florales a lúpulo junto con notas suaves a levaduras y cereales. En boca predominan también unas suaves notas amargas así como también algo florales, acompañadas por notas a cereal hervido y a levaduras. Cerveza con algo más de cuerpo que las de fajol pero aún así, no pasa de ser una cerveza normalita. No se...Es que a pesar de que no se le notan fallos destacables (almenos yo no se los noto, dada mi inexperiencia en esto de las catas) no acaba de llenarme. En mi opinión, correcta sin más.

Cuando ya estaba empezando a asumir que todas las Keks eran cervezas sin mucho cuerpo ni matices intensos, me dispuse a probar la Bianyenca Red Ale, y que equivocado estaba…

Keks La Bianyenca Red Ale. ABV 5%. Volumen: 33cl.

Dejando a un lado el hecho de tener poco ABV (5%), es una cerveza con sensación de mucho más cuerpo, ya que los matices no flaquean precisamente por su intensidad. Posee un color marrón algo rojizo con una espuma blanca de persistencia media-baja. También posee sedimentos en el fondo. De aromas destacan por encima de todo unas notas a regaliz y detrás de estas se perciben otras suavemente acarameladas. En boca esas notas de regaliz se intensifican en gran medida y se juntan más adelante con otras notas balsámicas (mentoladas) y algo picantes. Burbuja pequeña y bien integrada que colabora en la sensación refrescante final y mentolada. Cerveza de sabor algo peculiar (recuerda bastante a las pastillas Juanola) pero una vez acostumbrado a este, posee un paso por boca relativamente fácil. Curiosa cerveza que me gustaría saber si el hecho de poseer esas notas es por hacerle un homenaje a su padre (el de la etiqueta).

23 feb. 2010

Cervezas de “fajol” o alforfón.

Como ya os dije en el comentario de ayer sobre Keks, esta micro utiliza el “fajol” (alforfón o trigo sarraceno) en la elaboración de dos de sus cervezas: en una rubia y en otra negra.

Este “fajol” es una planta originaria del noreste de Asia (Siberia y Manchuria) y gracias a la agricultura se hizo común en toda Europa así como en Norteamérica allá por el s.XVI, sobretodo en regiones de suelos pobres y ácidos (bretaña francesa, Europa central y Rusia). Pero las dificultades para mecanizar su recolección provocaron que su cultivo fuera a menos hasta la actualidad, quedando restringido a regiones como China, Rusia y algunos países limítrofes con estos. El fruto de dicha planta posee una forma característica con tres aristas y su maduración gradual es lo que dificulta la recolección. Pero la característica más relevante nutricionalmente es que no contiene gluten y por ello es ideal para los celíacos.

En Catalunya es tradicional su cultivo en la comarca de la Garrotxa, dado que existe un microclima de verano pluvioso.

Una vez comentadas algunas curiosidades sobre dicho alforfón vamos con las notas de cata de sus 2 cervezas elaboradas con este ingrediente.

Keks Cervesa de Fajol. ABV: 3,5%. Volumen: 33cl.

Se trata de una cerveza de color amarillo pajizo turbio, con una espuma de muy poca persistencia y de color blanco. La carbonatación apenas de observa. De aromas predominan claramente las notas a cereal junto con algún punto de cítricos. En boca es una cerveza muy suave, de paso realmente fácil por boca y en la que destacan también esas notas a cereal acompañadas por otras de levadura, sobre un fondo suavemente amargo. Cerveza que no me dijo demasiado ya que posee un cuerpo demasiado bajo para mi gusto, y tanto en sabor como en aroma posee notas demasiado suaves.

Keks (Cervesa de Fajol) Negra. ABV 4%. Volumen: 33cl.

En su elaboración se le ha añadido Ratafia Russet. La ratafia ya expliqué (en la entrada sobre Keks) que es un licor de hierbas y nueces verdes, y Russet es una marca muy conocida que lo elabora. En cuanto a la cerveza en si, posee una coloración negra no del todo opaca y una espuma de larga persistencia de color beige. Posee bastantes depósitos en el fondo. En cuanto a los aromas son muy suaves y destacan sobretodo unas notas florales a lúpulo junto con otras algo acarameladas no muy intensas. Ya en boca es una cerveza muy suave, en la que la Ratafia apenas se percibe, no es nada licorosa. La sensación, sobretodo en el final, es algo seca y amarga pero de poca persistencia. Cerveza con mucho menos cuerpo del que aparenta y bastante fluida. En mi opinión le falta que destaque un poco más la Ratafia, ya que me gusta bastante ese licor y apenas se captan notas que lo recuerden.

22 feb. 2010

Volcanes que dan para mucho.

Hace poco os hablaba de DeDues, una microcervecera situada en la región volcánica de la Garrotxa, en el Noreste de Catalunya. Pues a lo largo de esta semana os voy a hablar de otra micro, la que elabora las Keks.

Antes de nada decir que la información de esta micro es más bien escasa (web en construcción) así que cualquier aportación que tengáis será más que bienvenida. Pep Nogué, su elaborador, quiso rendir un homenaje a su tierra así como a los productos típicos de esta con unas cervezas, y es por ello que en la elaboración de dos de ellas, las Keks Fajol, utiliza un producto algo peculiar conocido en catalán como fajol y en castellano como trigo sarraceno o alforfón. Además, en una de estas dos cervezas se utiliza un licor típico de la zona, conocido como Ratafia (también existente en Aragón bajo el nombre de Ratacía) elaborado a base de diferentes plantas, especias y nueces verdes.

Además, elaboran dos Ales etiquetadas con una foto de sus padres. En la Ale roja sale su padre mientras que en la Ale rubia sale su madre. Ambas se denominan La Bianyenca y con este nombre el elaborador hace referencia a La Vall de Bianya, municipio situado en la misma Garrotxa. Su peculiaridad es que están elaboradas con maiz blanco.

Finalmente, y a parte de estas cuatro, elaboran una cerveza de arroz, La Brava, algo picante y más refrescante. Pero antes de terminar, decir que gracias al blog de Joexx se que existe una Keks Volcànica pero no la he podido conseguir. En el link de su blog tenéis la única referencia que he encontrado sobre esta última.

A lo largo de esta semana iré colgando las diferentes notas de cata.

18 feb. 2010

Dame 3 monedas y no 3 pistolas.

Hoy le toca el turno a Trois Pistoles, la última de las cuatro Unibroue que he comentado que vió la luz, en 1997. Su nombre, aunque pueda parecer lo contrario, no hace referencia a armas de fuego precisamente, sino a una moneda en uso allá por el s. XVI (correspondiente a dos escudos, la unidad de oro de la época). Una leyenda cuenta que a un marinero que navegaba tranquilamente por un río, se le cayó una copa por la borda y exclamó “Trois Pistoles!” haciendo referencia al valor de esta en monedas. Y se cree que este hecho dio nombre al pueblo situado justo en ese punto del río, en la región del Québec.

Otra anécdota es la que hace referencia al dibujo de la etiqueta, conocida como La Leyenda del Caballo Negro. Según esta, el obispo local evocó a un diablo bueno, con aspecto de caballo negro y que tenía las bridas puestas. Lo llamó para pedirle ayuda en el transporte de unos ladrillos, necesarios para la construcción de la nueva iglesia. De repente alguien apareció, le quitó las bridas y el caballo desapareció junto con el último ladrillo que iba a ser puesto. Éste aún se encuentra perdido, como se puede ver en la iglesia del pueblo de Trois Pistoles. Y de ahí la etiqueta de la cerveza. Realmente curioso...

País: Canadá.

Fabricante: Unibroue.

Estilo: Ale fuerte oscura. ABV: 9%. Volumen: 33cl.


Pues después de estas leyendas, vamos a lo nuestro, que son las cervezas. Posee una coloración bastante subida (marrón oscuro) y una espuma beige de consistencia cremosa. En nariz se muestra realmente compleja con notas a fruta madura, a caramelo y también ligeramente especiada. En boca, se magnifican estas notas pasando de una entrada afrutada y ácida, para acabar dejando un final persistente afrutado y algo amargo (chocolate). A pesar de poseer una textura cremosa y una carbonatación media, el paso por boca es relativamente fácil.


Para mí, la mejor de las cuatro Unibroue que he probado, por complejidad y equilibrio. Según ellos, puede mejorar hasta con 8 años de guarda así que si alguien se anima, que lo dudo, dentro de ese tiempo ya dirá algo…


Aquí os dejo los enlaces sobre las otras Unibroue que he comentado estos días por si a alguien le interesan: Maudite, La Fin du Monde y Eau Bénite.

17 feb. 2010

Probando agua bendita.

Siguiendo con la secuencia temporal (el lunes la Maudite, elaborada desde 1992, ayer La Fin du Monde, desde 1994) hoy le toca el turno a la Eau Bénite. Se trata de otra cerveza de Unibroue elaborada según el referente belga desde el año 1996, pero con la particularidad de querer ofrecer una triple belga con un menor ABV. Siendo honestos, no es un ABV muy reducido que digamos (7,7%), pero por lo visto a ellos les sirve como para poner “agua bendita” (aguada está más bien poco…). Por cierto, etiqueta realmente bonita (como todas las de Unibroue en general).

País: Canadá.
Fabricante: Unibroue.
Estilo: Ale triple. ABV: 7,7%. Volumen: 33cl.

Cerveza muy similar a las dos anteriormente comentadas básicamente por las notas afrutadas y cítricas, y de otras algo especiadas. Además posee un aroma muy agradable a lúpulo y la levadura destaca mucho en el sabor. A mi novia esto le recordaba a ceniza, pero al menos a mi nada de nada (se refería a la textura). Y es que la levadura da una sensación algo particular, muy untuosa en el paladar. Esto unido a que posee una carbonatación bien integrada, origina una cerveza suave y de paso relativamente fluido en boca (más de lo que aparenta la explicación).

Se trata de una cerveza en la que no prepondera ninguna nota por encima de las demás. También tiene un punto más refrescante que sus hermanas, que oculta en parte el hecho de tener 7,7% ABV, así que para tomarlos en consideración. Para mi se queda unos peldaños por debajo de Maudite o La Fin du Monde, por tener menor complejidad y cuerpo.

16 feb. 2010

Cerveza en el fin del mundo.

Si ayer os hablaba de Maudite, hoy le toca el turno a otra cerveza de Unibroue, también bastante conocida: La Fin du Monde.

País: Canadá.
Fabricante: Unibroue.
Estilo: Ale triple. ABV: 9%. Volumen: 33cl.

Esta cerveza vió la luz en 1994 a imagen de las triple belgas. Por añadir alguna curiosidad sobre su elaboración, estuvieron 18 meses investigando con una cepa de levadura con la intención de emular la efervescencia tan afamada de la champaña francesa. Además, y según ellos, fue la primera cerveza tipo trapista belga hecha en Norteamérica, cosa que respeto, pero en mi opinión es un claro eslogan comercial (sin que esto le quite mérito a la cerveza).

El nombre de esta viene como homenaje a aquellos primeros exploradores europeos que creyeron haber llegado al fin del mundo cuando se encontraron con América, y de ahí la hermosa etiqueta.

En cuanto a la cerveza en sí, posee un color miel y una espuma blanca cremosa de persistencia media. De aromas destacan las notas cítricas acompañadas en menor grado por otras notas especiadas y ligeramente picantes. En boca, sobresalen en primer lugar unas notas amargas que acaban siendo sustituidas por otras más afrutadas y cítricas. Sensación en boca untuosa (ayudada por notas de levadura) pero no por ello deja de ser tremendamente refrescante y cítrica, con la carbonatación muy bien integrada.

La impresión general es bastante buena. Se parece a una triple belga en lo de la cremosidad y complejidad, pero carece de esas notas más dulzonas propias de este estilo belga. En mi opinión cerveza muy refrescante y sabrosa. Recomendable para aquellos que estén cansados de esas belgas algo empalagosas y dulzonas.

15 feb. 2010

Maudite, una cerveza con tenebrosa leyenda.

Después de comentar ayer algunas curiosidades sobre Unibroue, hoy le toca el turno a una de sus cervezas: Maudite.

País: Canadá.
Fabricante: Unibroue.
Estilo: Strong red ale. ABV: 8%. Volumen: 33cl.

Cerveza elaborada desde 1992 y de la que los elaboradores están muy orgullosos de decir que fue la primera cerveza de Norteamérica que mejoraba con la edad (de echo se congratulan diciendo que su vida se alarga positivamente hasta los 5 años).

Su nombre, Maudite, tiene muchos significados en la cultura del Québec. Uno de ellos hace referencia a la leyenda de "Chasse-Galerie", que aunque la podéis encontrar por algún otro blog y evidentemente en su web, igualmente os comento por ser recurrente. Según la leyenda, ocho leñadores audaces, durante un frío invierno, anhelaban poder estar en casa durante las navidades. Conjuraron al diablo y le prometieron su alma a cambio de ir volando con su canoa hacia su pueblo. Navegando alumbrados por la luz de la luna, uno de ellos quiso liberarlos de la promesa invocando el nombre de Dios, lo cual les de hizo estrellarse contra el suelo. Nunca más se supo de ellos. Malditos, la verdad, si que fueron…

Dejándonos a un lado las leyendas, la cerveza en sí posee un color beige y una espuma de color similar y no muy duradera. Del aroma destacan notas algo frutales y especiadas redondeadas por un fondo algo licoroso. Ya en boca destacan más estas notas licorosas (resaltadas por un ABV que destaca) junto a otras afrutadas. Nota suave a levaduras. El cuerpo medio-alto y la carbonatación contribuyen a una sensación algo sedosa y burbujeante al mismo tiempo.

Cerveza realmente interesante que me evocó a alguna belga de abadía suave.

Unibroue: elaborando cerveza por el Québec.

Esta semana, el blog va a girar alrededor Unibroue, microcervecera canadiense situada actualmente en Chambly (Québec). Así que antes de comentaros las cuatro cervezas que he probado, y por poner en escena a aquellos que no conozcan la micro, os comento brevemente su corta pero intensa historia.

Esta micro empezó cuando dos nativos de esta preciosa región canadiense, André Dion y Serge Racine, vieron el potencial de las cervezas artesanales, allá por los años 90’. Pero se encontraron con el problema de que a principios de esa década era muy difícil obtener un permiso para la elaboración de cervezas en Québec. Con el fin de conseguirlo adquirieron el 75% de La Brasserie Massawippi, una cervecera situada en Lennoxville con dificultades allá por el año 1990, y empezaron distribuyendo sus productos. A finales de 1991 adquirieron el resto de acciones de esta, y en 1992 se convirtieron en una subsidiaria de Unibroue. Tras un cambio de nombre acabaron por fusionarse con Unibroue en 1993 y se trasladaron hasta Chambly, donde siguen en la acualidad. En 2004 fueron comprados por Sleeman Ltd. y esta a su vez por Sapporo, en 2006. Menudo meneo mercantil… Y es que el aumento de la popularidad de Unibroue en los últimos diez años ha coincidido con el crecimiento del microbrewing en Québec.

En cuanto a sus productos, elaboran una amplia gama de cervezas, muchas de ellas bajo el referente belga, ya que no se debe obviar la tradición francófona existente en Québec. Ahí es donde interviene su elaborador, Gino Vantieghem, quien inspirado en sus raíces europeas elabora sus productos de forma similar a muchas micros actuales, es decir añadiendo levaduras en la botella y consiguiendo una refermentación en esta. Esto da lugar, según ellos, a cervezas con un buen envejecimiento. Pero la importancia y por lo que comento la utilización de este método no radica en la novedad (ya que por ese entonces esto hacía muchos años que se hacía Europa) sinó en que fueron de los primeros en utilizarlo en Norteamérica cuando el microbrewing empezaba a expandirse en esas latitudes por la década de los 90’.

Actualmente es una micro más que consolidada y algunos de sus productos, entre los cuales se encuentra la archiconocida La Fin du Monde, poseen numerosos galardones. Esta cerveza junto con la Maudite, la Eau Bénite y la Trois Pistoles, os las iré comentando a lo largo de la semana.

13 feb. 2010

Si fuera por Vid'ma...

Últimamente he estado probando cervezas de toda clase de países, y no es que beba lo que sea sin pensar si vale la pena o no (aunque estas dos que comento hoy podrían apuntar a todo lo contrario). Pero conocer blogs y cervezas que se mencionaban en ellos me ha generado una curiosidad por probar mucha cerveza de países que no conocía unos meses antes. Como si no hubiera ya bastantes cervezas por aquí, pensaréis muchos…

Pues hoy le toca el turno a Ucrania, país que por desgracia pocos conocemos por su cerveza. Y lo peor es que todo es que estos dos ejemplos de hoy no son precisamente buenos para lanzar a más de uno a conocer cerveceramente este país... Por ello recurro a Vid’ma, una especie de mujer-demonio de su mitología con unos poderes sobrenaturales capaces de muchas cosas, por ver si consigue que estas típicas lager se queden por allí y lleguen mejores cosas, que seguro que las tienen. Y lo digo con una fe ciega, porqué hace poco no hubiera ni imaginado que en un país como Lituania se hiciera una cerveza que me sorprendiera y Svyturys me ha demostrado todo lo contrario.

País: Ucrania.

Fabricante: JSC Obolon.

Estilo: Lager. ABV: 5% (Obolon Premium) y 5,2% (Obolon Lager). Volumen: 50cl.


Se trata de dos Obolon, segundo en cuota del mercado cervecero ucraniano. En ambos casos unas típicas lager facilonas y con poco atractivo que no tengan otras del estilo. Y es una pena porqué el comentario que leí de Fivixx sobre la Obolon Oksamytove realmente me atrajo a probar cervezas de esta marca. Además, sabiendo que sus orígenes tienen relación con la República Checa y siendo lagers, se merecían todo mi respeto. Pero todo se esfumó al probarlas ambas. No tengo mucho que decir... Se trata de dos cervezas bastante al uso, refrescantes, malteadas, con un punto final amargo pero lo peor es que tenían un sabor metálico un pelín sospechoso y estaban muy aguadas. Igual tomándolas en cantidades ingentes y con buena compañía se toman fácil pero por desgracia este no era mi caso.


Así que sólo me queda la esperanza de encontrar esta que menciona Fivixx y otras similares, y rezar porqué Vid’ma o cualquier otro ser sobrenatural impida que lleguen cervezas así por estas latitudes y que puedan llegar otras más acordes con esa cultura cervecera centroeuropea que les vio nacer y que seguro tienen pero no llegan hasta aquí.

10 feb. 2010

Una isla desierta en el mar del norte (II).

Si en la entrada anterior os contaba algunas curiosidades sobre la cervecera Nøgne Ø y comenté su Imperial Stout, en este caso le toca el turno a otra de sus cervezas: la Nøgne #100.

País: Noruega.
Fabricante: Nøgne Ø - Det Kompromissløse Bryggeri A / S.
Estilo: Barleywine. ABV: 10%. Volumen: 50cl.

No se exactamente por donde leí que esta cerveza se elabora de forma distinta según el destinto como una IPA (europa) o como una Barleywine (EEUU). Lo mejor de todo es que no os puedo decir exactamente cual es mi caso, ya que en la etiqueta no concreta ninguna de las dos cosas. Pongo lo de Barleywine porqué así es como la tenían en la tienda donde la compré. Si alguien sabe algo más, por favor que lo diga.
Otra curiosidad es que se trata de una cerveza que inicialmente fue elaborada para conmemorar su lote nº100, como queda reflejado en el nombre, sin venta al público alguna, únicamente para los fabricantes. Pero por lo visto la presión popular fue tal, que terminaron por sacarla al mercado (¡mejor para nosotros!).

Anécdotas aparte, la Nøgne Ø #100 es una cerveza de aspecto menos opaco que la Nogne Imperial Stout, con una paleta de colores que va de los marrones a rojizos oscuros, casi cobrizos. La espuma es beige y algo menos cremosa también, pero aún así muy persistente. En cuanto al aroma destacan notas dulces y algo tostadas, acompañadas de un lúpulo realmente amargo, todo bien entremezclado. En boca, a parte de notas amargas y de café se aprecian notas a madera así como algo licorosas pero estas últimas quedan un poco enmascaradas por el amargor (para mi gusto un pelín desorbitado y poco integrado con el resto de matices). Final seco.

Personalmente creo que se trata de una buena cerveza pero en la que quizás el amargor está algo descontrolado e impide que otros matices se expresen mejor. Y el problema no creo que sean los 80 IBUs, ya que la Imperial Stout tiene 75 pero estos no ahogan tanto a los otros matices.

9 feb. 2010

Una isla en el mar del norte (I)

Así es como se sentían Gunnar Wiig y Kjetil Jikiun, dos cerveceros noruegos cuando decidieron poner en marcha Nøgne Ø, allá por el 2002. Y es que isla desnuda es precisamente lo que significa el nombre de la fábrica, idea que tomaron de un poema nórdico para hacer una analogía de la situación cervecera en su país. Es más que conocida su merecida reputación, premios y demás pero realmente no son cervezas que se encuentren en muchos sitios. Quizás de ese modo esta micro (que de tanto crecer en producción igual deja de serlo) consigue tener productos de tan elevada calidad. Poseen una amplia gama de cervezas: 16 de producción regular y otras 19 de temporada o para ocasiones especiales. Como para aburrirse!!!! En mi caso conseguí la Imperial Stout y la #100, y la primera de ellas es la que voy a comentar.



País: Noruega.
Fabricante: Nøgne Ø - Det Kompromissløse Bryggeri A / S.
Estilo: Imperial Stout. ABV: 9%. Volumen: 50cl.



Esta hecha, según ellos, como a los zares rusos (muy aficionados a este tipo de cervezas, y de ahí lo de Imperial) les gustaría tomarla. A ellos no se cómo les gustaban las cervezas pero en mi opinión son pocas las palabras para describir esta maravilla. El aspecto externo es de un negro muy opaco, casi como petróleo, con una espuma muy cremosa y de color ocre. Realmente asusta y tira para atrás si no conoces mucho estos estilos como es mi caso. En aroma es muy compleja, pero por encima de todo destacan notas a café muy amargo y fuerte así como notas tostadas intensas. Además hay notas muy apetecibles a chocolate negro fuerte . Ya en boca, se encuentran todos estos mismos matices (chocolate muy amargo sobretodo) y unas notas a madera (como a licor envejecido en roble). Cuerpo elevado y denso, pero que no hace pesado su alto ABV, el cual se percibe pero no cansa.



Realmente aparenta ser una bomba, por su aspecto, su ABV (9%) y el IBU (75 de nada, gracias en parte a sus lúpulos Columbus y Crystal) pero se hace muy fácil de tomar, eso si, sorbo a sorbo y muy lentamente. Cerveza realmente espectacular como copa. Una pena que no lleguen más fácilmente joyas como esas por aquí.

8 feb. 2010

Éranse una vez tres ratones por Tarragona...

Este verano pasado, en un viaje por la Vall de Boí (pirineos catalanes) me encontré tres botellas de 75cl con tres ratones dibujados: una Farigola (tomillo), una negra y otra 4 maltes. Por ese entonces no conocía mucho el movimiento de artesanales catalanas así que me sorprendí mucho y pensé en la suerte de encontrar estas botellas para mi colección. Ya en casa busqué información sobre estas y resultó que eran de una micro llamada Les Clandestines situada en la provincia de Tarragona y además de las que compré tenían otra: la Rossa (rubia). La verdad que cuando probé la 4 maltes no me gustó demasiado, y la Farigola, aunque la encontré mejor, tampoco era para echar cohetes. La negra la dejé guardada (debido al escaso éxito) y hace un mes conseguí por fin la Rossa, que ahora he probado.

Les Clandestines Rossa
País: España.
Fabricante: Les Clandestines.
Estilo: Ale rubia. ABV: 4% (en su web pone que 3.5%). Volumen: 75cl.

No se si el hecho de haber tomado bastantes cervezas artesanales últimamente ha hecho que me acostumbre a este tipo de sabores, pero la verdad que la Clandestines Rossa me gustó y mucho. Posee ese aspecto turbio habitual en las artesanales y en aroma destacan sobretodo notas suaves a lúpulo y algo más escondidas notas a cereal y levadura. En boca posee amargor medio con algunas notas a levadura (muy suaves). El hecho de tener un cuerpo relativamente bajo, combinado con el poco ABV que posee, hacen de ella una cerveza realmente apetecible y fácil de beber.

Ahora, debido al éxito de la Rossa, no tardaré mucho en probar la Negra, así que ya os contaré.

4 feb. 2010

Regal Christmas

País: Bélgica.
Fabricante: Brasserie Du Bocq.
Estilo: Saison de navidad. ABV: 8,1%. Volumen: 33cl.

Que raro, no? Una cerveza de navidad en este blog…Como no había publicado bastantes ya estas navidades pasadas ;). Pero en este caso una con notas de humor en la etiqueta, que también se agradece para romper con la rutina de etiquetas con iglesias nevadas o Papa noeles típicos en este tipo de cervezas (que también me gustan).

En este caso se trata de una cerveza muy similar a las de navidad que más me han gustado. De aspecto es casi negra (marrón muy oscuro) y con espuma de color café y de persistencia media. De aroma destacar las típicas notas a malteadas y acarameladas así como algo especiadas, junto con notas florales muy similares a la Barbar WinterBok. Ya en boca, cerveza de cuerpo medio-alto, en la que se percibe el elevado alcohol, acompañado de notas dulzonas muy cremosas. Final seco.

Dado que las cervezas de navidad están a caballo entre varios estilos y es dificil etiquetarlas en uno concreto, hago uso de la denominación que hace referencia Pivní en su blog sobre cerveza de degustación, ya que es la típica cerveza con sabores intensos y distintivos y apta para tomarse sola y degustarla poco a poco…Qué placer más grande y qué momentos tan placenteros dan cervezas como éstas…

2 feb. 2010

La Trappe Isid’or

Hace un tiempo ya, allá por el mes de octubre de 2009, cuando aún no tenía el blog en marcha (se estaba gestando en la cabeza…) me encontré con esta “joya” para coleccionistas en el blog de Fivixx. Por aquel entonces la sana envidia coleccionista me corroía: una edición especial conmemorando su 125 aniversario y aún no la tenía!! Pero justo un par de meses después me la encontré en el apetecible catálogo de 2d2dspuma. Una vez superado el subidón de adrenalina, y ya entre mis manos pensé en resistir un tiempo sin probarla y esperar alguna ocasión especial. Al final la tentación ha podido conmigo este fin de semana y aprovechando el frío como excusa por fin la he abierto ;)

País: Holanda.
Fabricante: Bierbrouweij de Koningshoeven B.V.
Estilo: Trapista. ABV: 7,5%. Volumen: 33cl.

Que quede claro que he intentado dejar a un lado todo este afán coleccionista, así como la dichosa sugestión al probarla. Posee una coloración realmente atractiva, entre ambarina y marrón, con una espuma de persistencia media de color tostado. En cuanto al aroma, muy ligero, con unas típicas notas acarameladas y malteadas además de otras notas afrutadas más sutiles. Ya en boca es una cerveza con cuerpo, en la que el ABV se nota pero no llega a ahogar los diferentes matices. Posee unas notas en consonancia con las percibidas en el aroma (ameladas y dulzonas) pero con un punto afrutado muy agradable por el lúpulo. El amargor de este es muy suave, casi pasa desapercibido por las notas dulces, pero está ahí y le confiere un punto muy apetecible. Paso en boca corpulento, debido a la textura cremosa, a la carbonatación y al ABV. Buena cerveza y como comenta Fivixx en la entrada anteriormente citada, se parece muy mucho a su hermana la Triple.

He de decir de antemano que las cervezas de la Trappe no son mis trapistas preferidas, pero esto no quita para reconocer que se trata de una buena cerveza. De momento, y a falta de probar la Bock, es la que más me ha gustado, junto con la Triple.

1 feb. 2010

DeDues, cerveza artesana de tierras volcánicas

Siguiendo con la tónica predominante últimamente,aquí van otras dos artesanales catalanas. Y la verdad que de momento no ha habido ningún chasco importante. Esperemos seguir así…

En este caso se trata de dos cervezas elaboradas en la región de la Garrotxa, tierra de volcanes por antonomasia, dentro de la provincia de Girona (Catalunya). Por tanto el agua utilizada posee una mineralización algo distinta a la habitual. El fabricante lleva ya más de un año en el mercado y como comenta Joexx en su blog, tiene pretensiones muy similares a la Damm Inedit, ya que pretende meterse como una "cerveza de restaurante". Pero de eso mejor ni opino.

País: España.
Fabricante: Cerveses DeDues S.L.
Estilo: Cerveza de alta fermentación. ABV: 5,1%. Volumen: 37,5cl.

En cuanto a la DeDues se han usado cereales en la siguiente proporción:80% cebada y 20% trigo. De aspecto, posee una coloración ambarina con una espuma de persistencia media-baja y de coloración algo tostada. El aroma predominante es dulzón (según la nota de cata de su web “notas intensas a fruta madura como plátano, manzana al horno y membrillo”, pero he de decir que hilando fino se llegan a muchas cosas pero en este caso creo que a tanto no). En boca si destacan más esas notas acarameladas y suavemente tostadas, seguidas de otras suaves a levadura. Paso por boca relativamente cremoso y con muy poca carbonatación (bien integrada). Final ligeramente tostado. Buena cerveza.



DeDues Andante (mismas características que la anterior (ABV 5,1% y 37,5cl).

La DeDues Andante es una edición limitada a 1000 botellas, entre las cuales hay 108 con un tapón corona de edición especial. De su elaboración no se nada, ya que ni en su web ponen nada. En cuanto al aspecto es algo más turbio que la anterior y con una coloración ligeramente más marrón. A diferencia de la otra también posee unas suaves notas amargas en nariz y boca, dejando una sensación más refrescante. Posee cuerpo medio-bajo y una carbonatación también muy bien integrada. Buen punto final amargo.

En mi opinión dos buenas cervezas pero por las notas amargas me quedo con la Andante, aunque odio eso de las ediciones limitadas que hacen continuamente las cerveceras ya que impide que la gente las consiga (allá ellos con sus estrategias de mercado).