28 jul. 2010

Standby...

Esta es una entrada un tanto atípica ya que solamente os escribo para deciros que en principio dejo el blog en Standby durante unos cuantos días, hasta que vuelva de mi periplo cervecero por el norte peninsular.

Me voy a empaparme de la cultura “lupulera” de Carrizo de la Ribera, a beber mucha cerveza por Burgos, León y Asturias, y lo que para mi es más importante, a conocer mejor algunos de los compañeros y amigos cerveceros que he descubierto gracias a esta maravilla de invento que son los blogs.

Ya os contaré que tal la escapada a la vuelta. Mientras, a seguir disfrutando del verano y de la cerveza. Salud!

26 jul. 2010

La Ronda #26. Inventado recetas cerveceras.

Este mes es Jorge, más conocido por todos como Manzapivo, quien nos invita a reflexionar desde su blog en Colombia sobre la siguiente Ronda:

Ya son 26 Rondas que han transcurrido y seguimos adelante con esta iniciativa de conocer las opiniones que generan varios escritores en torno a un tema cervecero en particular. Pues bien, en esta ronda, vamos a poner a trabajar nuestra imaginación para crear una receta totalmente audaz, que sea totalmente inédita (si están en capacidad de trasladarlo de sus mentes a un vaso, sería magnífico), algo que se salga de todo lo convencional y que los más grandes puristas queden escandalizados. Sobra aclarar que este tema no se debe confundir con coctelería o mezcla de cervezas.

Antes que nada, decir que la Ronda de este mes me ha dado más de un quebradero de cabeza, ya que pensar en recetas de cerveza no es lo mío, sino beberlas... Pero bueno, al final ha salido alguna cosa.

Hace poco descubrí una cerveza que pensaba que no existía. Se trataba de una colaboración entre la alemana Schneider y la estadounidense Brooklyn Brewery, los cuales habían hecho una cerveza que podríamos definir de algún modo como Weizen-IPA. Las notas típicas de una cerveza de trigo junto con las notas cítricas, herbales, florales de los lúpulos me pareció que conjugaban muy bien.

Otra cerveza de trigo, pero en este caso que pienso que aún no existe y me gustaría probar sería una Witbier hecha con melón, una fruta que me gusta mucho consumir en verano, y me gustaría ver que tal combina con ese estilo belga.

Siguiendo con los inventos, me gustaría mucho probar una Stout con notas marcadas a chocolate negro, bien fuerte y tostada, pero que además pudiera tener distintos frutos rojos macerados, que aportan ese punto ácido a la vez que dulce (frambuesas, arándanos, fresas…).

Como me gusta mucho probar cervezas novedosas por sus ingredientes, con sabores muy particulares (he probado cervezas con guindillas, setas, hojas de pino, algas, etc…), me gustaría disfrutar de alguna cerveza macerada con hierbas aromáticas típicas de monte mediterráneo (tomillo, romero, orégano, manzanilla, etc.). En este sentido, ya existen cervezas así en el mercado, pero hasta el momento no me ha convencido ninguna, ya sea por no manifestarse claramente las hierbas o bien por ser muy fuertes de sabor y no estar muy equilibradas.

En plan algo más loco, ya que nos ponemos a inventar, y como me gusta mucho la comida japonesa, sería muy curioso probar alguna cerveza hecha con wasabi, un condimento picante y tan característico en ese tipo de comida. Ahora bien, me gustaría que también fuera una receta equilibrada y no una bomba en el paladar…

Ya para terminar, poniéndome algo más selecto, me encantaría encontrar el delicioso perfume de una trufa en alguna cerveza, aunque el problema es que no imagino una cerveza concreta que combine con ella sin ocultar sus matices. Eso se lo dejo a los elaboradores…
Así que... Elaboradores, manos a la obra!

22 jul. 2010

Sobre la cerveza y el clima...

Estaba pensando (las vacaciones es lo que tienen, dan mucho tiempo para pensar…) sobre la asociación de diferentes estilos de cerveza y la época del año en la que serían más adecuados para su consumo. Y es que me parece increíble como una bebida que está hecha con tan pocos ingredientes (poco más que diferentes cereales malteados, agua, lúpulos y levadura) puede amoldarse a tantas situaciones y de forma tan precisa. Por ejemplo, quien no disfrutaría una buena Barleywine en una fría tarde de invierno? O una Wit/Weissbier o una refrescante Pilsen durante un caluroso verano…? Y alguna de las verdaderas (no copias falsas/baratas/edulcoradas...) y muy codiciadas Lambic durante primavera/verano, o esas cervezas belgas (al menos en su mayoría) fuertes y especiadas específicamente creadas para las navidades (Bières de Nöel), o por que no una Porter o Stout por ejemplo para el otoño...? Y así hasta un largo etcétera.

Y lo mejor de todo es que no son reglas para nada estrictas ya que uno se puede tomar perfectamente, y por poner un ejemplo, una IPA refrescante, cítrica y lupulada en verano pero también disfrutarla en cantidad durante el otoño o la primavera (al menos yo lo hago todo el año!).

Sin querer entrar en el dichoso conflicto cerveza-vino más allá de usarlo como un simple ejemplo (me parece más fácil comparar la cerveza con el vino que con el con whisky u otros destilados ya que hay más gente que pueda conocerlo), quien se imagina cualquier vino corpulento (poned Ribera del Duero, Burdeos… o similares) para un día caluroso de verano? Pues ahora imaginaros una cerveza corpulenta, con mucho alcohol, o dulce… No sería acaso más fácil de tomar la cerveza que ese vino? Al menos yo opino que sí. Y para el invierno lo mismo. Ello que no quita que un buen vino sea lo que es. No entro en si sería mejor o peor que una cerveza ya que sobre eso no va esta entrada.

Así que nada, que cada uno siga disfrutando del tipo de cerveza que más le apetezca y cuando más lo desee, pero si alguien se encuentra frente a una “duda existencial”, siempre habrá alguna cerveza ideal para ese momento.

Salud y buena cerveza para todos!

20 jul. 2010

Saison a la italiana…

Aunque seguro que a más de uno le sorprende (en más de una ocasión he reconocido que me apasionan varios estilos belgas), hasta el fin de semana pasado nunca había tenido en mis manos una verdadera Saison (para los que no lo sepan, se trata de una cerveza de temporada, elaborada para ser tomada durante el verano). Cuando llegué a casa, me dispuse a buscar información sobre ella pero cual fue mi sorpresa cuando me enteré de que por lo visto no se trataba de una Saison sensu estricto… Así que de momento tocará esperar para probar alguna (a ver si algún día cae en mis manos alguna de las afamadas Dupont o Fantome, por decir algunas…).

La “saison” en cuestión era una Baladin, concretamente la Wayan, lo que le restó importancia al hecho de que no fuera del estilo esperado ya que por otro lado iba a poder probar por primera vez una cerveza de esta reconocida cervecera italiana.

En cuanto a la cerveza, posee una presentación maravillosa, como si de un buen cava/champagne se tratara (hubiera sido un detalle que tuviera tapón de corcho en lugar de una chapa genérica oculta debajo del plástico del cuello…). En cuanto al contenido, presenta un bonito color dorado con intensos reflejos anaranjados, turbidez media, carbonatación viva y una espuma blanca aparentemente abundante pero de poca duración. En nariz, muy expresiva, presentando notas afrutadas (fruta tropical), especiadas (pimienta) y florales (similar a jenjibre). Además, en un principio me vino un recuerdo “asidrado” pero se desvaneció rápidamente. Ya en boca es suave, levemente afrutada y muy refrescante. Posee unas notas bastante marcadas a pimienta y ligeramente picantes hacia el final, y un suave contrapunto amargo. Carbonatación media-alta y cuerpo ligero (a esto ayudan los 5,8% de alcohol).

Cerveza original, refrescante y sobretodo muy recomendable para esta época.

16 jul. 2010

La cerveza secreta de los pictos.

Hace unos meses os comenté varias cervezas de Williams Brothers Brewing, pero me quedó en el tintero su buque insignia: la Fraoch Heather Ale.


Existe numerosísima información alrededor de este tipo de cerveza (en el enlace os dejo un poema precioso de sir Robert Luis Stevenson sobre ella y su historia). Algunos datos parecen confirmar que es el estilo de Ale más antiguo ya que por lo visto 2000 años atrás ya se bebía. Como muchas otras recetas, con el tiempo se fue perdiendo, pero por suerte a finales de los años 80’ volvió a ver la luz gracias a que una supuesta dama galesa que poseía una receta del s.XVII (en la que se detallaba su elaboración) se puso en contacto con la familia Williams. Su objetivo era recrear la receta que se hizo famosa gracias al rey de los Pictos (un conjunto de tribus que habitaron el norte de Escocia hasta el s.X). Cuenta la leyenda que este monarca se arrojó desde un acantilado después que el rey inglés capturara y torturara a su hijo con tal de conseguir la fórmula de su elaboración. Gracias a la receta de esta mujer, en 1988, Bruce Williams empezó a elaborar de nuevo esta cerveza. Una última curiosidad que os cuento es que Fraoch es el nombre de uno de los innumerables héroes de la mitología gaélica, además de referirse al brezo utilizado en su elaboración.


La cerveza posee la particularidad de estar elaborada, además de flores de brezo, con mirto de brabante, además de la cebada malteada.


Vamos ya con la nota. En aspecto posee un bonito color dorado con reflejos algo más oscuros y una espuma blanca no excesivamente duradera. En nariz se muestra peculiar, con notas afrutadas y florales un tanto extrañas dado mi desconocimiento de estos ingredientes (quizás notas como de frutos rojos mezclados junto a notas de regaliz) además de notas malteadas y de barrica. En boca es suave, con muy baja carbonatación, afrutada y con un final seco, herbal y ligeramente picante. Una cerveza diferente a cualquier otra y que merece la pena probar.

12 jul. 2010

Dejando la cerveza por un día...

Aunque nunca hablo de nada que no sea nuestra querida cerveza, hoy tengo que hacer una pequeña excepción. Aunque más de uno sigamos sin creérnoslo, España es campeona del mundo de fútbol. Nos guste o no, como ya dijo alguien, el fútbol es el opio del pueblo, y aunque anteriormente ya habíamos sido campeones del mundo en muchos otros deportes, de forma individual o por equipos, ningún evento ha logrado tener a tanta gente enganchada al televisor como esta final del mundial de fútbol. Así que ¡enhorabuena y a disfrutar de este triunfo!

10 jul. 2010

V Feria del Lúpulo y la Cerveza.

Aunque se que algunos ya la conocéis, sea por otros bloggers o simplemente por haberla visitado en ediciones anteriores, seguro que queda algún despistado por ahí a quien le interese la siguiente noticia. A finales de este mes, más concretamente el fin de semana del 30 de julio al 1 de agosto, se celebra en Carrizo de la Ribera (León) una feria en la que el lúpulo y su cultivo son los claros protagonistas. Además de charlas y conferencias sobre el “oro verde”, habrá diferentes concursos, demostraciones, conciertos, bailes regionales, etc. La cosa promete bastante…

En su web tenéis mucha más información: http://feriadellupulocarrizo.com/

Así que ya sabéis, a todos aquellos que os terminéis animando... ¡en Carrizo nos vemos!

8 jul. 2010

Aljibes, riadas y cervezas por la Ribera d’Ebre.

Hace unos días, medio agonizando por el bochornoso calor que está asolando la península últimamente, decidí probar una cerveza artesanal catalana de la que no había oído hablar demasiado: L’Anjub 1907. Hoy, por pura casualidad, estaba rebuscando información sobre ella y me he encontrado con una noticia de ayer mismo según la cual la cervecera que elabora L'Anjub (mejor dicho, Susana Carim, uno de los tres componentes) ha ganado un premio que da la Diputació de Tarragona a jóvenes emprendedoras. No le habría dado mayor importancia de la que tiene de no ser porque la cerveza me sorprendió muy gratamente y también porque han apostado por establecerse en una región catalana con una competencia vinícola tan fuerte a su alrededor (Priorat, Montsant…). Así que enhorabuena a los elaboradores por el galardón, y sobretodo por esa estupenda cerveza.

Antes de dejaros la nota quería comentaros que el nombre de l’anjub (aljibe en castellano) hace referencia a las construcciones utilizadas desde antaño para recoger el agua de la lluvia, presentes en la comarca de la Ribera d’Ebre así como en muchas otras zonas con déficit de lluvias. Y 1907 viene a raíz de una histórica riada que anegó las zonas colindantes al río Ebro.

En cuanto a la cerveza en sí, posee un bonito color miel con reflejos ambarinos, una elevada turbidez y una espuma beige esponjosa y consistente. En nariz se muestra muy sugerente y expresiva, destacando notas profundas a lúpulo así como algunas notas afrutadas dulzonas (albaricoque/melocotón?) junto a otras más frescas (manzana?). Además se perciben unas apetecibles notas de galleta. En boca es algo menos expresiva. Entra fluida y ligeramente amarga pero sobresalen pocas notas que no sean referentes al lúpulo (amargas y herbales). Cuerpo medio, a pesar de tener poco alcohol (5,25%). Final seco y duradero. En mi opinión, una muy buena cerveza, muy apta para estos calores veraniegos.

Por lo visto elaboran (o tienen previsto hacerlo) una cerveza de trigo, una tal Blat-ale, pero no se nada al respecto. A ver si alguien sabe algo más...

5 jul. 2010

Rosita se pone picante...

Como muchos sabréis, Cerveses La Gardènia lanzan al mercado de vez en cuando algunas cervezas singulares: Rosita con pétalos de rosa, Rosita Blue, Rosita Picant…

La última de estas, la Rosita Picant, vio la luz por segunda vez el pasado día 23 de abril durante la diada de Sant Jordi (San Jorge), festividad de gran tradición en Catalunya y en la que se suele regalar una rosa y un libro.

Os dejo aquí la información que adjuntan en la contraetiqueta: “Podríamos afirmar que es una cerveza afrodisíaca pues combina los sabores de la malta de cebada y trigo, con cilantro, jenjibre y limón mediterráneo. El color rosa es el resultado de la infusión de flores de hibiscos naturales. Composición: agua, malta de cebada, trigo, azúcar de caña, miel, flor de hibiscos, jengibre, limón, lúpulos, cilantro y levaduras”.
Vamos pues con la cerveza. Posee un bonito color caramelo con algunos reflejos rojizos (en lugar del color rosado que anuncian) coronado con una espuma ligeramente cremosa de color blanquecino. En nariz es bastante expresiva, y destacan unas profundas notas dulzonas, entre caramelo y mermelada de fresas, junto con algunas notas florales y a jenjibre. En boca se pierde mucha expresividad y los sabores están muy atenuados (poca intensidad). Entra suave y con poca carbonatación. Se perciben notas tostadas junto a otras ligeramente cítricas y especiadas más refrescantes. Cuerpo ligero y fluida en paladar. Cerveza interesante pero quizás esperaba más matices, sobretodo en boca. La impresión final que me dejó es de una cerveza algo lineal en boca y con poca correlación con las notas percibidas en nariz. La Rosita Blue que ya comenté me sorprendió muchísimo más.
Para terminar, una gran verdad que también adjuntan en la contraetiqueta… “Recomendación: las bebidas afrodisíacas no pueden sustituir los efectos de una buena conversación pero siempre ayudan a mejorar las relaciones personales”.

Aquí tenéis la chapa conmemorativa:

1 jul. 2010

Lavado de cara estival.

Medio año después de embarcarme en esta aventura digital de los blogs, para ser más exactos 7 meses y 104 entradas después, he decidido darle un cambio de imagen sustancial a este blog. Ya sabéis... Renovarse o morir...
En el fondo mi querido lúpulo sigue siendo el protagonista que corona el blog y en principio todo va a continuar en la misma línea (tengo algunas ideas pero ya veremos como fructifican...).


Aquí os dejo la imagen que hasta ahora había tenido este humilde blog.


Muchas gracias a todos ya que nunca hubiera imaginado conocer a tanta y tan buena gente, ni tampoco esperaba aprender tanto sobre cerveza como he aprendido en estos pocos meses (aunque no deja de ser una minucia en comparación con lo que realmente me queda por aprender).

Gracias a todos y que sigáis disfrutando de lo que realmente importa en todo esto: una buena cerveza. Como dice Chela: Haya salud!