27 feb. 2011

Las mejores del mes: Febrero

Ya estamos a finales de mes y por lo tanto es hora de dar nuestro particular podio. Como ya anticipábamos hace unas entradas, este febrero ha sido un mes de beber mucha cerveza, algunas buenas, otras regulares, pero por desgracia más de las esperables un auténtico chasco. Aún así hay unas cuantas que en nuestra opinión despuntan sobre las demás y que os comentamos a continuación.

Desde Dinamarca se suben al estrado tres Mikkeller: Overall IIPA, L.A. Lager y Texas Ranger.

La primera de ellas, Mikkeller Overall IIPA, como su nombre indica, se trata de una doble IPA, en este caso elaborada en colaboración entre Mikkeller y los también daneses To Øl. Según Mikkel, “se trata de un homenaje a la cultura americana, cuyas cervezas tienen aroma, sabor y estilo, a diferencia de la pseudocerveza de color de orín frecuentemente consumida en Dinamarca”. Yo no me atrevo a decir tanto, pero si queréis la verdad, si al recital de tres heavy-rockers como son en este caso el Amarillo, el Centennial y el Simcoe, aportando los omnipresentes recuerdos de cítricos, pino, resina y notas florales, añadimos frutas dulzonas por doquier, alcohol atado por todos sus cabos y un equilibrio más que notable, la función está más que asegurada.

La segunda, Mikkeller L.A. Lager, es una elaboración destinada para una hamburguesería de Copenhagen de nombre Burger & Bun. En cuanto a la cerveza, sinceramente lo más sorprendente es que sea una lager ya que aparenta tanto en nariz como en boca ser una auténtica Pale Ale con unos apetecibles y sugerentes puntos lupuleros. Quien pudiera encontrar esta cerveza en cualquier burger de la esquina…

La tercera es Mikkeller Texas Ranger, una elaboración para el mercado estadounidense, donde se vende bajo el nombre de Chipotle Porter. Si os decimos que está elaborada con chilis, seguro que más de uno se echa para atrás, pero igual esto cambia si añadimos que estos se ocultan tras un sabroso fondo de chocolate, tostados y ahumados, especias e infinidad de matices más. En comparación con otras cervezas elaboradas con chiles, cayena o similares que hemos probado, esta sobresale claramente por encima de todas ellas. Espectacular de todas todas.

Además de las Mikkeller por fin pudimos probar una Cantillon, más concretamente su Gueuze. Poco os podemos decir sobre este fabricante belga que aún no conozcáis, un clásico entre los clásicos, y es que la fama de sus lambic atraviesa fronteras con total soltura. Tras un tiempo en la estantería aguardando su momento oportuno, y sobretodo tras disfrutar sobremanera de alguna otra gueuze (Girardin a la cabeza de todas ellas), nos lanzamos a por ella. Un maridaje que próximamente colgaremos en el blog, consiguió que esta cerveza astringente, ácida, seca y un punto cítrica, nos diera un momento verdaderamente único.

La siguiente, en este caso bastante singular, vino de las islas británicas. Si me dieran esta cerveza sin etiqueta, solamente con ver su color anaranjado-cobrizo, oler sus puntos de pomelo y limón sobre un fondo también frutal pero más dulzón, y en boca una mezcla de doble IPA con todo su lúpulo y contundencia, pero también con un punto picante y cálido debido al alcohol, así como notas licorosas y mucha fruta como si de una barleywine se tratara, a ojos cerrados hubiera afirmado que se trataba de una cerveza yanqui. Pero no fue así. La perla de 9,5% de alcohol se llamaba Moor JJJ IPA y es que por lo visto no tenían bastante con llamarla doble IPA… En resumen, una sabrosa y rotunda sorpresa.

Ya para finalizar, no nos podíamos olvidar de unas artesanales que nos asombraron. Se trata de dos Bleder, Espurna de Drac y Presen. La primera de ellas, Espurna de Drac, refrescante y ligera (3,5% alcohol), con un punto afrutado aportado en parte por los higos secos que lleva entre sus ingredientes. Sorprendentemente equilibrada y muy apetecible para cuando empiezan a apretar los calores. La segunda, Presen, es una cerveza también interesante ya que entre sus ingredientes incluye zumo de naranja, el cual complementa perfectamente con las notas aportadas por el lúpulo amarillo. Una cerveza sabrosa, con cuerpo y con un interesante contrapunto amargo. Realmente de las mejores artesanales que hemos probado en tiempo.

En resumen, tres danesas, una belga, una británica y dos catalanas. Por este mes ya es suficiente. Veremos que nos depara el marzo.

23 feb. 2011

E la Birra dell’anno 2011 è…

Como ya comentamos aquí, hace unos días se celebraba el Birra dell’Anno 2011, evento organizado otro año más por la asociación Unionbirrai y que tuvo lugar en la población italiana de Rimini.

A continuación os dejamos los resultados de las diferentes categorías así como el mejor birrificio del año.


1) Clara. Fermentación alta y baja. Bajo grado alcohólico. De inspiración alemana.
1º Birrificio del Ducato – Viaemilia
2º La Birra di Meni - Durgnes
3º Birrificio Endorama - Golconda

2) Ambarina y oscura. Fermentación alta y baja. Bajo grado alcohólico. De inspiración alemana.
1º Rienzbräu – La Nera
2º Doppio Malto – Rust Ale
3º La Cotta – Ambrata Doppio Malto

3) Fermentación baja. Alto grado alcohólico. De inspiración.
1º Statalenove - Almamater
2º Rienzbräu - Doppelbock
3º Birrificio Lambrate - Lambrate

4) Fermentación alta. Bajo grado alcohólico. De inspiración anglosajona.
1º Birrificio B94 - Terrarossa
2º Bacherotti - Ambrata
3º Birranova - Linfa

5) Fermentación alta. Lupulada. De inspiración angloamericana.
1º Foglie D’erba - Babél
2º Birrificio Menaresta – 22 La Verguenza
3º Doppio Malto - Bitterland

6) Fermentación alta. Grado alcohólico elevado. De inspiración angloamericana.
1º Piccolo Birrificio Clandestino – Santa Giulia
2º Birrificio Sant’Andrea – Rossa del Gallo
3º San Michele - Carmen

7) Oscura. Fermentación alta. Bajo grado alcohólico. De inspiración angloamericana.
1º Lungo Sorso - Ciculatera
2º Birrificio Geco – Pecora Nera
3º Birrificio Endorama - Milkyman

8) Oscura. Fermentación alta y baja. Elevado grado alcohólico. De inspiración angloamericana.
1º Birrificio Rurale - Castigamatt
2º Birrificio Civale - Imperiosa
3º Bi-Du - Confine

9) Fermentación alta. Elevado grado alcohólico. De inspiración angloamericana.
1º Baladin - Xyauyu 2005 Oro
2º Birra Dell’Elba - 666
3º Birrificio Troll - Geisha

10) De trigo malteado. De inspiración alemana.
1º Birrone - Cibus
2º Biren - Charlotte
3º Manerba Brewery - Hefeweizen

11) Clara. Fermentación alta. Bajo grado alcohólico. De inspiración belga.
1º Bruton - Bianca
2º Birrificio Troll - Panada
3º Birrificio Endorama - Malombra

12) Clara. Fermentación alta. Elevado grado alcohólico. De inspiración belga.
1º Rubiu - Flavia
2º Baladin – Super Baladin
3º Birrificio Un Terzo - Mater

13) Oscura. Fermentación alta. Elevado grado alcohólico. De inspiración belga.
1º Birrificio del Ducato - Chimera
2º Manerba Brewery - Rebuffone
3º Baladin – Nöel Baladin

14) Especiada y con cereal evidente. Fermentación alta y baja.
1º Baladin - Lurisia 6
2º Baladin - Nora
3º Grado Plato - Chocarrubica

15) Ahumada. Fermentación alta y baja.
1º Birrificio del Ducato – Wedding Rauch
2º Birrificio Lambrate - Ghisa
3º B.A.B.B. - Fom

16) Añejada en madera. Fermentación alta y baja.
1º Birrificio del Ducato – L’ultima luna
2º Valscura – Liquentia Barriccata
3º Birrificio del Ducato – Black Jack V.I.S.

17) De fruta. Fermentación alta y baja.
1º Birra Pasturana – Filo Forte Oro
2º Real Beer - Ghirlandina
3º Birra del Borgo - Equilibrista

18) A la castaña. Fermentación alta y baja.
1º San Michele - Norma
2º Mostodolce – Birra di Natale
3º Le Coti Nere – 9 Marroni

19) Ácidas. Fermentación alta y baja.
1º Birrificio del Ducato – La luna rossa
2º Birrificio Menaresta – Birra Madre
3º No hay

20) De miel.
1º Bi-Du – Ley Line
2º Mostodolce - Martellina
3º Birrificio Civale – Punto di Fuga

Premio Especial: Impiantinox.
Birrificio dell’Anno 2011: Birrificio del Ducato.

---------------

Resumiendo por premios, los birrificios más destacados son:

6 premios – Del Ducato
5 premios - Baladin
3 premios - Endorama
2 premios - Bi-Du, Civale, Lambrate, Menaresta, Troll, Doppio Malto, Manerba, Mostodolce, Rienzbräu, San Michele.
1 premio - B.A.B.B., Bacherotti, Biren, Birra del Borgo, Birra Dell’Elba, Birra Pasturana, Birranova, B94, Geco, Rurale, Sant’Andrea, Un Terzo, Birrone, Bruton, Foglie D’erba, Grado Plato, La Birra di Meni, La Cotta, Le Coti Nere, Lungo Sorso, Piccolo Birrificio Clandestino, Real Beer, Rubiu, Statalenove, Valscura.

Si quéreis más información, aquí tenéis el enlace original.

20 feb. 2011

La cerveza del día a día…

DIA I.

Llego a casa y una pila de cajas vacías bajo la escalera me reciben. Parece que hoy ha tocado ordenar la bodega o las botellas vacías que se acumulaban en un rincón. Suspiro y me detengo un momento, aunque mientras subo las escaleras me planteo que lo mejor para mi salud es pensar en positivo. Al menos estará todo ordenado, pienso en voz alta.

Al subir me encuentro que el armario-bodega está lleno a reventar y que al menos tres cajas llenas se acumulan en la puerta… ¿Qué es esto? Me pregunto.

Minutos después conozco la respuesta. “La bodega está muy llena y esto se queda fuera, no hay otra…” ¿Como? El caos en la habitación es evidente, montones de cajas se arremolinan en los espacios más insólitos. Cajas de botellas vacías a las que quitar las etiquetas, cajas para envíos de amigos, cajas con cervezas, cajas con más cervezas…ufff...!!!!

Pero esto no es todo, una mesa llena de etiquetas despegadas y cachivaches varios me esperan en la habitación contigua, y una bañera llena de una mezcla de agua y botellas con etiquetas “a despegar” me esperan en el baño.

DIA II.

Es sábado, por fin un día de relax en mi casa, ¡que bien! (Pensamientos muy equivocados los míos…).

- Hoy tenemos que ir a comprar unas nuevas cervezas americanas… (me dice con cara de corderito degollado…).
- ¿Qué? Pero si no caben en la bodega…
- Ya, pero son imprescindibles… Son cervezas que quizás no podamos conseguir nunca más!!!!
- Bueno, está bien, pero… ¿Dónde las vamos a meter?
- No hay problema, ya he metido unas cuantas en .la nevera para hacer una cata esta noche.

Sábado de descanso a la mierda, bienvenido sábado cervecero…

DIA III.

Por fin llega un puente en el que pegarte un viajecito de unos días.

- Oye,¿qué te parece si nos vamos al sitio X?
- ¿Al sitio X? Bueno, puede estar bien.
- Si, es que tengo ya miradas unas cuantas cervecerías en X, y además por el camino de ida podemos pasar por Y, en donde también he visto que hay una cervecería y una tienda… Y quizás, si te apetece también, podamos desplazarnos unos 50 Km. de nada para visitar Z.

Ok, vacaciones cerveceras, mejor saberlo de antemano. Ya voy preparando el presupuesto…

PD: Un pedacito del día a día de convivencia con un cervecero compulsivo además de adicto al lúpulo. (En tono ironía claro…).

17 feb. 2011

Birra dell’Anno 2011.

Como todos los años desde que se iniciara en 2005, este fin de semana se celebra el evento más importante en cuanto a cerveza artesanal y microbirrifici de Italia se refiere, el Birra dell’Anno, organizado por Unionbirrai.

Este año el evento tendrá lugar entre este próximo sábado 19 y el martes 22 en la población de Rimini (norte de Italia). El evento quizás más interesante, la elección de las mejores cervezas de cada categoría, tendrá lugar el sábado. El resto de días tendrán lugar eventos paralelos organizados por la asociación.

En la elección de las mejores cervezas participan nada más y nada menos que 82 fábricas de cerveza y 386 cervezas.

A continuación os dejo las diferentes categorías del concurso, aunque en este enlace tenéis más detalles.

1) Claras. Fermentación alta y baja. Bajo grado alcohólico. De inspiración alemana (Helles, German & Bohemian Pilsner, Zwickl, Keller, Dortmunder Export, Kolsch).
2) Ambarinas y oscuras. Fermentación alta y baja. Bajo grado alcohólico. De inspiración alemana (Vienna, Marzen, Dunkel, Schwarz, Dark Lager, Alt, Sticke).
3) Fermentación baja. Alto grado alcohólico. De inspiración alemana (Bock, Heller Bock, Maibock, Doppelbock, Eisbock).
4) Fermentación alta. Bajo grado alcohólico. De inspiración anglosajona (Golden, Bitter, Pale Ale).
5) Fermentación alta. Lupulada. De inspiración angloamericana (India Pale Ale).
6) Fermentación alta. Grado alcohólico elevado. De inspiración angloamericana (English/American/Scottish Strong Ale).
7) Oscuras. Fermentación alta. Bajo grado alcohólico. De inspiración angloamericana (Brown Ale, Mild, Porter, Stout, Dry/Sweet Stout/Oatmeal Stout).
8) Oscuras. Fermentación alta y baja. Elevado grado alcohólico. De inspiración angloamericana (Robust/Baltic Porter, Imperial Porter, Russian Imperial Stout).
9) Fermentación alta. Elevado grado alcohólico. De inspiración angloamericana (Barleywine, Old Ale).
10) Cervezas de trigo malteado. De inspiración alemana (Weizen, Dunkelweizen, Weizenbock).
11) Claras. Fermentación alta. Bajo grado alcohólico. De inspiración belga (Belgian Blonde, Blanche, Wit).
12) Claras. Fermentación alta. Elevado grado alcohólico. De inspiración belga (Belgian Strong Ale, Triple).
13) Oscuras. Fermentación alta. Elevado grado alcohólico. De inspiración belga (Belgian Dark Ale).
14) Especiadas y con cereal evidente. Fermentación alta y baja.
15) Ahumadas. Fermentación alta y baja.
16) Añejadas en madera. Fermentación alta y baja.
17) Cervezas de frutas. Fermentación alta y baja.
18) Cervezas a la castaña. Fermentación alta y baja.
19) Cervezas ácidas. Fermentación alta y baja.
20) Cervezas de miel.

Desde este blog ya os hemos hablado de nuestra devoción hacia las artesanales italianas así que esperaremos con ganas los resultados y a ver si algún distribuidor y/o tienda apuesta de forma decidida por ese mercado y podemos probar algunas de las cervezas premiadas.

Para más información: http://www.unionbirrai.it/

16 feb. 2011

Entrevistas. Eduardo Deleuze.

Siguiendo con las Entrevistas, hoy nos vamos a Argentina para conocer más de cerca a Eduardo Deleuze, autor del blog Cervezas del Mundo. Éste lleva en marcha desde 2009 y a lo largo de los dos años que cumple dentro de muy poco, Eduardo va repasando sobretodo las cervezas que va probando mediante sus oportunas, y en mi opinión bastante acertadas, catas. Sin extendernos más, vamós allá con las cuestiones.

¿Hace cuanto y en qué circunstancias empezó a interesarte más en profundidad el tema de la cerveza? Empecé coleccionando chapitas sin prestarle atención al contenido de la botella. Con el correr del tiempo me fui dando cuenta de que habían distintos colores, aromas y sabores entre cada una de ellas. Después de eso empecé a interesarme sobre los distintos tipos y estilos de cerveza y más tarde su elaboración.

¿Qué cerveza supuso para ti un punto de inflexión respecto a todo lo que anteriormente habías probado y te hizo abrir los ojos? Sin duda fue la Chimay azul. Antes de esa cerveza nunca había probado una variedad que tuviera una impronta de la levadura tan marcada y que a su vez fuera la característica principal.

¿Cual es tu estilo o tipología de cerveza favorito? Es un tanto difícil inclinarse por un solo estilo pero creo que mi preferido es el Belgian Strong Dark Ale, pero aunque sea mi favorito no suelo consumirlo tan seguido ya que en Argentina el clima caluroso no lo favorece.

Cita dos cervezas que hayas tomado últimamente: una que te haya sorprendido muy gratamente y otra que te hacia decepcionado. Me sorprendio gratamente una cerveza nacional llamada “Grosa” que es una Golden Strong con unos toques de Brettanomyces. La que me decepciono un poco fue la Mikkeller Barley Wine madurada en roble, quizás la cerveza estaba muy joven pero se le notaba demasiado el porcentaje de candy sugar y eso que a mi este agregado en la cerveza me gusta mucho.

¿Qué cerveza que tengas a tu alcance podrías tomar todos los días sin cansarte nunca de ella? Creo que podría tomar todos los días la Porter de Antares, una cerveza ligera y algo ahumada, muy sabrosa.

Y por el contrario, ¿qué cerveza existe en el mercado que te encantaría poder tomar, pero por disponibilidad, dinero o cualquier otra razón no te es fácil hacerlo? Es sabido que en Argentina casi no llegan cervezas importadas, asique si hablamos de disponibilidad me gustaría tener a mi alcance la St Bernardus Abt 12.

Nombra un lugar relacionado con la cerveza que hayas visitado y que me recomendarías. Te recomendaría San Pablo en Brasil y Santiago en Chile. Ambos lugares me han dejado impresionado con el tremendo auge que vienen teniendo las micorcervecerías y brewpubs como así también una muy variada importación de cervezas.

Y en cambio, ¿qué ciudad y/o país con algún interés cervecero aún no conoces y te encantaría poderlo hacer para tomarte unas buenas cervezas o conocer un ambiente cervecero interesante? Me encantaria conocer Bélgica, Alemania y Rep. Checa.

¿Como sería la cervecería/pub de tus sueños? Si ya existe algo similar, ¿que características posee (carta de cervezas, ambiente, decoración, servicio, etc.)? Si lo crees oportuno nómbrala. De los Brewpub que existen acá en Argentina suelen vender solo sus propias cervezas y lo veo lógico, pero me encantaría un lugar donde poder disfrutar de las variedades de cerveza del establecimiento y tambien una extensa carta de cervezas nacionales e importadas, un ambiente tranquilo y buena calidad de comida que no necesariamente tiene que ser “muy elaborada” o “rebuscada” paras ser sabrosa. 

¿Qué opinión te merece el movimiento cervecero artesanal que tan en boga está últimamente en la península Ibérica? ¿Se está corriendo mucho? ¿Se va avanzando a buen ritmo? En realidad no estoy demasiado al tanto de ese movimiento cervecero, pero por lo que leo en Internet veo una buena aceptación por parte del consumidor ya que he visto muchas ediciones especiales de navidad como así también mucho eventos y festivales, catas, presentaciones de nuevas cervecerías, etc.
Creo que se esta yendo a muy buen ritmo pero a veces veo discusiones principalmente por la “seriedad y profesionalismo” con el que se emprende cada proyecto.

¿Como está la situación de las microcerveceras en tu país (Argentina)? En mi país debo confesar con algo de tristeza que en las microcervecerías reina la improvisación y el perfil amateur. Muchas veces las cervezas se elaboran por personas que solo tienen una experiencia de dos o tres meses y sacan un producto unicamente porque los familiares le dicen que “esta rica”. Por otra parte falta seriedad e inversion en lo que refiere a la parte estructural y de equipos. Aca en Argentina se manejan mucho con fermentadores cilindro cónicos de plástico, enfriadores contracorriente, etc, que no digo que sean malos pero están lejos de ser los mas apropiados. Por otro lado la falta de levaduras liquidas provocan que ya de entrada el perfil de las cervezas tenga una determinada orientación. En fin, falta mucho y el camino es largo, por suerte hay algunos que están haciendo las cosas bien, aunque sean solo unos pocos.

¿Tienes algún proyecto personal en mente o a punto de fructificar relacionado con la elaboración de cerveza? Por ahora y a corto plazo seguir invirtiendo en el equipo, ya sean ollas o fermentadores y principalmente ir reemplazando todo gradualmente por acero inoxidable

Sobre los blogs de cerveza, ¿qué opinión te merecen en general? ¿Echas en falta alguna cosa? ¿Hay algo que no te guste? En general me parecen todos muy buenos, creo que hay para todos los gustos, desde noticias, opiniones, historia, catas, recetas, debates, etc. Realmente me encantaría poder tomar unas cervezas en una gran mesa con los autores de los blogs que leo cotidianamente.

Para ir finalizando, una cuestión relacionada con mi pasión coleccionista: nombra una o varias cervezas que para ti tengan una etiqueta muy lograda, por diseño o por cualquier otra razón. Me gustan muchos las etiquetas de: Kross 5 (Chile) – Antares Altbier (Argentina) – Rockys Revenge (USA) -  Bruegel (Bélgica).

Y ya para terminar, ¿qué proyecto/sueño relacionado con la cerveza te gustaría cumplir personalmente lo antes posible, y si no tienes ninguno, que te gustaría que se cumpliera relacionado con cualquier tema cervecero? Me encantaría tener un brewpub donde vender mis cervezas e ir elaborando estilos acorde a la estación del año y otros estilos de edición limitada. Es algo a lo que apunto en un futuro cercano.


Muchas gracias por tu franqueza, Eduardo. Aunque te parezca increíble (por los quilómetros que nos separan), en unas cuantas microcervecerías de aquí también ocurre lo mismo que citas sobre las micros de tu país. Hay falta de preparación en algunos casos y, según mi opinión, también cierta precipitación por sacar productos que muchas veces están realmente “verdes”. Como tu dices, falta inversión en maquinaria pero también en conseguir mejores productos (levaduras, lúpulos…), aunque entiendo que esto no siempre es fácil, por dinero en el primer caso y distribuidores y/o productores en el segundo. En cuanto a tu cerveza, ánimos, a seguir puliendo y mejorando y a ver si en un futuro puede llegar por aquí junto a muchas otras cervezas de tu continente, ya que de momento son más bien rarezas…

13 feb. 2011

Un gato enamorado de la barrica.

Que Italia es un hervidero de ideas así como un foco de continuas novedades en el mundo de la cerveza desde hace ya muchos años, no creo que sorprenda a nadie. Y es que a pesar de que llevan muchos años compitiendo con una cultura tan arraigada como es la del vino, no son pocos los elaboradores de cerveza que han salido triunfantes con productos realmente reseñables en cuanto a calidad se refiere.

Personalmente empecé a descubrir algunas de las maravillas que el país transalpino nos ofrecía desde hace un año y medio más o menos. Desde ese momento me he ido enamorando cada vez más de su punto de excentricidad y de creatividad, pero también al ver como se pueden hacer bien las cosas desde un principio.

Dentro de la gran cantidad de nombres y marcas que este país arropa, podemos encontrarnos al archiconocido a la par que peculiar Teo Musso y sus Baladin, a las afamadas Birra del Borgo, pero también encontramos muchísimas otras cerveceras realmente interesantes como Barley, Toccalmatto, Civale, Birrificio Italiano, Lambrate, RuRale, además de un largo etcétera.

Hoy os voy a hablar de una de ellas, Revelation Cat (de la cual ya os comenté una de sus cervezas), cuyos productos tuvimos la suerte de conocer el año pasado en la feria de Mediona. Detrás de esta cervecera se encuentra Alex Liberati, propietario también de uno de los templos mundiales de la cerveza por su selección de barriles y cervezas en botella, la Brasserie 4:20, situada en Roma.

Esta cervecera sigue la curiosa y productiva costumbre de elaborar la mayor parte de sus cervezas en las instalaciones de otros fabricantes, siguiendo el modelo con el que otros cerveceros también han triunfado, entre ellos por ejemplo Mikkel Borg y sus Mikkeller.

Como os decía, Revelation Cat elabora cervezas en las instalaciones de varios fabricantes, por ejemplo Proef en Bélgica, De Molen en Holanda o Ramsgate en Reino Unido. También han hecho colaboraciones con algunas de las más afamadas cerveceras del momento, entre ellas la ya citada Mikkeller (Dinamarca) y Port Brewing (USA).

Fruto de estas cooperaciones sacaron una interesante serie, la Single Dry Hop, trabajando junto a tres de los elaboradores de cervezas lambic de mayor prestigio, como son 3 Fonteinen, Girardin o Boon. En esta serie podemos encontrar cervezas lambic elaboradas con diferentes tipos de lúpulo (Amarillo, Saaz, Simcoe, Warrior, Chinook, Nelson Sauvin...).

Pero hoy me quiero centrar más en otra de sus interesantes creaciones, la Woodwork Series, elaborada en las instalaciones de Proef.


La idea de esta serie es muy sencilla, y de hecho cada día hay más cerveceros que están realizando experimentos similares. Alex quiere comprobar el efecto que aportan diferentes maderas sobre una misma base, en este caso una Imperial IPA fuerte y seca de unos 11º de alcohol. En sus ingredientes podemos encontrar una sola malta (Munich), una levadura neutra y un solo lúpulo, el Nelson Sauvin, el cual cada vez más goza de un mayor número de adeptos pese a su lejana procedencia (Nueva Zelanda).


Por un lado se embotella la base sin añejar y por otro lado se deja esta misma base durante 5 días en tres tipos de barricas, con la particularidad de que estas son nuevas. Esto no es algo habitual, ya que normalmente este tipo de experimentos se suelen hacer con barricas que en su interior contuvieron whisky, vinos procedentes de Borgoña, Burdeos o Porto u otros muchos caldos. Según los elaboradores, con estas barricas "vírgenes" se resalta más el carácter de las maderas (que para el caso que nos ocupa son de roble francés, roble americano y acacia).

El otro día tuvimos la oportunidad de comparar la base con los ejemplares de roble francés y americano. Aunque existían pequeños matices que las diferenciaban, la realidad es que estos no eran tantos como se podía esperar. En general, se trataba de cervezas sabrosas, bastante secas y un punto “licorosas” hacia el final, pero a pesar de ello se dejaban tomar bastante bien (a pesar, repito, de sus 11% de alcohol). Nos recordaron a barleywines un punto secas más que a una IPA o imperial IPA. Además, y como es lógico, en los dos casos de barrica se apreciaban una ligeras notas aportadas por la madera nueva (imaginar algo así como astillas de madera mojadas con licor, más o menos…), pero bien es cierto que aquellas cervezas hechas con barricas de whisky o vinos suelen dejar bastantes más matices que en este caso. Así que en conclusión, y según nuestra humilde opinión, el experimento no pasa de ser una mera curiosidad en la que quizás aquellas narices y/o paladares más afinados puedan apreciar una mayor cantidad de diferencias.


P.D. Intentando recopilar las diferentes variedades de esta serie para poder hacer la comparativa, nos encontramos con algunas novedades a destacar. Y es que existe una serie más reciente que la nuestra, con 110 IBU en lugar de los 70 que tenían las tres que he citado. Además, las nuevas poseen 7 días de añejado en barrica en lugar de los 5 que yo os había mencionado, y son algo más oscuras (23,57 en la escala de color respecto a los 15 de las nuestras). En mi opinión, quizás todos estos cambios sirvan para potenciar mucho más las notas de madera que se buscan. Por si fuera poco, además existe otra versión mixta que combina las barricas de roble francés con la de acacia, para rizar más el rizo.

9 feb. 2011

Carbonade flammande y cervezas trapistas.

Siguiendo con la sección de El Lúpulo Cocinero, hoy es el turno de una receta cervecera clásica donde las haya, la carbonade flammande. Se trata de un plato de la región de Flandes, en el norte de Bélgica, y su nombre se podría traducir como carbonada o estofado flamenco.

El ingrediente principal, a parte de la ternera, es la cerveza. Pero a pesar de la gran tradición de este plato, por lo visto no existe consenso a la hora de establecer un estilo “oficial” de cerveza. Es habitual utilizar Oud Bruin o Red Flandres, pero también se usan Bruin, Trapistas, cervezas de frutas y un largo etcétera. Como al final encontramos una receta que utilizaba Chimay azul, y esta suele ser un valor seguro, pensamos en hacer una primera prueba con ella.

Sin más dilación, vamos con la receta.

Ingredientes (4 personas).

- 1 kg de carne de ternera para estofar.

- 2 cebollas grandes.

- 2 botellas de Chimay azul (de 33cl).

- 1 rebanada de pan sin corteza.

- 50 gramos de mantequilla.

- 1 cucharada de mostaza Dijon.

- 1 ramillete de tomillo.

- 2 hojas de laurel.

- 2 cucharadas soperas de harina.

- Sal y pimienta.



Elaboración.

- En primer lugar cortamos la carne de ternera en cubos grandes (de unos 2,5 cm. de lado), y seguidamente los colocamos en una fuente. Vertemos la cerveza y añadimos el tomillo, las hojas de laurel y salpimentamos. Posteriormente recubrimos el recipiente con papel transparente y dejamos marinar la mezcla en la nevera toda la noche.
- Al día siguiente, retiramos la carne de la marinada y dejamos escurrir. Reservamos el líquido para más adelante.
- Pelamos y cortamos las cebollas. Calentamos en una olla la mitad de la mantequilla y añadimos la cebolla hasta conseguir que esté ligeramente dorada.
- Por otro lado, en una sartén a fuego fuerte añadimos el resto de la mantequilla y la carne marinada. Una vez se haya dorado ligeramente, retiramos de la sartén y vertemos en la olla junto con las cebollas.
- Diluimos la harina en un poco de agua fría y también la añadimos a la olla. Removemos unos dos minutos.
- A continuación añadimos el líquido del marinado a la cazuela y cuando alcance el punto de ebullición reducimos el fuego.
- Untamos la rebanada de pan con mostaza y lo añadimos a la carne.
- Tapamos y dejamos que se cocine a fuego lento durante 2 horas y media, hasta que veamos que la salsa alcance una textura suave.
- Rectificamos de sal y pimienta.
- Servimos acompañado de guarnición al gusto. En ocasiones se sirve con otro plato típicamente belga, las famosas “pommes frites” (patatas fritas), pero puede servir cualquier tipo de guarnición ya sea a la plancha o hervido.




Un truco que encontramos por la red es que si la salsa nos queda demasiado amarga, se puede corregir con azúcar morena.

Otro consejo que en este caso si probamos es esperar esperar al día siguiente, como ocurre con muchos guisos y platos similares. Quizás alguno no pueda resistirse, pero os puedo asegurar que de ese modo gana un montón. Probamos el mismo día que hicimos la receta y también el día después, y en este último caso la carne se vuelve más jugosa y tierna, y además, la salsa queda más redonda y sabrosa si cabe.

Aunque al final le dimos unos cuantos vuelcos a la receta, no me puedo olvidar de dar las gracias a Chela por la receta sobre la que empezamos a trabajar, así como por la ayuda y consejos culinarios varios. ¡Un saludo, cocinillas!

Por cierto, en cuanto al maridaje, lo podéis ver en las fotos. Como la receta la hicimos en navidades, un momento tan especial merecía algo también muy especial para beber. Optamos por probar de una vez la archiconocida Westvleteren 12 (gracias, Gabriel) así como la versión que hicieron la gente de Struise de ella, llamada Sint Amatus. Sobre ambas, pocas son las reverencias que puedo hacer, y concretamente sobre la Westvleteren, no será porque no la probamos con bastante recelo por aquello de tener tanta fama…




Más opciones que en nuestra opinión podrían funcionar serían otras cervezas contundentes, sabrosas, algo dulzonas y que envuelvan el plato, ya sean otras trapistas o de abadía, o bien tostadas subidas de alcohol, imperial stout, ales inglesas subiditas….

Espero que os animéis a hacerlo ya que a pesar de que es un plato algo más complejo que los que hasta el momento habíamos publicado, merece mucho la pena el resultado obtenido.

6 feb. 2011

Entrevistas. Txolo.

Después de unas cuantas entradas dedicadas a otros menesteres, hoy vuelve a ser el turno de las Entrevistas. Esta vez hablamos con Jose Antonio, también conocido por su nick, Txolo. Este cervecero  medio valenciano y medio madrileño está detrás de Cervezas La Guindalera, pero quizás os suene más por sus comentarios en varios blogs o por la reciente apertura de su blog propio, Lupuloamansalva. Sin más dilación, vamos con las preguntas.


¿Hace cuanto y en qué circunstancias empezó a interesarte más en profundidad el tema de la cerveza?
No sabría decirlo exactamente, si miro hacia atrás puede haber tres fases. En realidad siempre he vivido rodeado de cerveza, creo que sin mi familia materna Mahou no existiría, deberían ser máximos accionistas honorarios. Aun así, cuando era joven no me gustaba tanto, en los botellones yo era de “kalimotxo”, pero luego me sentaba fatal al estómago y fui pasando a la mítica litrona de Mahou, que es algo muy de los barrios de por aquí. Esa sería la primera fase.
Ya de la profundidad que hablas, diría que hacia los 18 o 19 años por medio de varios amigos que siempre compraban Guiness, Franziskaner y cervezas de las típicas que se venden en el Corte Inglés, además teníamos un colectivo revolucionario y las reuniones para destruir al capitalismo las hacíamos en una cervecería que había en la c/Alcalá de Madrid, la cervecería Seny, que para inaugurar la entrada en vigor del euro tenía una oferta de dos cervezas de importación al azar por tres euros. Esta cervecería en aquel momento nos parecía la caña por todas las cervezas que tenía, aunque ahora veo que no tienen tanta variedad más allá de las típicas. Esta sería la segunda fase.
La tercera y definitiva sería muy reciente. En 2008 estuve viajando de mochilero por el mundo, en autostop mayormente y este deambular me llevó a pasar tres semanas en Bélgica y más de dos meses en Estados Unidos, sólo con nombrar estos dos países os podéis imaginar el impacto que me llevé, a la vuelta sólo podíamos pensar en cerveza

¿Qué cerveza supuso para ti un punto de inflexión respecto a todo lo que anteriormente habías probado y te hizo abrir los ojos? Seguramente las Franziskaner que comentaba de mis amigos y también las Schneider que podíamos tomar en Madrid en la cervecería Thomas en el barrio de la Fuente del Berro. Nos parecía, creo que a todos, cerveza fácil de tomar, mucho más sabrosa y potente que las que tomábamos de botellón o de cañas.

¿Cual es tu estilo o tipología de cerveza favorito? No tengo uno concreto. Me gustan mucho las cervezas de trigo como se puede ver, a lo mejor en opinión de algunos son demasiado similares unas a otras, pero a mi en general no me decepcionan. 
Imagino también que a todos nos irá cambiando con el tiempo, tuve una época de tomar mucha cerveza cañera tipo Kaastelbier o Rochefort 10 y ahora esas cervezas me pegan una bufa que me dejan temblando…
La verdad es que se me hace difícil decir un estilo favorito, pero imagino que siempre puedo beber con facilidad trigo o bien pale ales, aunque esta pregunta me plantea dificultades porque también habría que definir lo que entra en pale ale y sería una discusión de nunca acabar…

Cita dos cervezas que hayas tomado últimamente: una que te haya sorprendido muy gratamente y otra que te hacia decepcionado. Que me haya sorprendido muy gratamente, una que compré por medio de 2d2dspuma, la Mikeller Jackie Brown.
Que me haya decepcionado últimamente, el pasado sábado me cogí una BrewDog 5am Saint en la cervecería El Estribo de Madrid (muy recomendable para los amantes de la cerveza y también de la ginebra) y me llevé un chasco, me la esperaba menos amarga, ¡la fiebre del lúpulo!

¿Qué cerveza que tengas a tu alcance podrías tomar todos los días sin cansarte nunca de ella? Voy a decir una gran verdad. No todos los días, pero muchos días de la semana tomo Mahou Clásica de grifo. En Madrid en determinados bares, por la forma de tirarla, hacen que parezca mejor. Conozco perfectamente las limitaciones que tiene esta cerveza y además es una cerveza cuyos precios bajísimos hacen que en esta ciudad sea difícil meter cualquier otra, lo cuál juega en contra de mis intereses, pero lo cierto es que soy medio madrileño y al final la sangre tira.
Otra gran verdad es que en casa también tengo siempre Mahou Clásica y habitualmente Guiness. El motivo es que son cervezas muy resultonas para las sesiones que hacemos de Super Nintendo y Mega Drive con las visitas.

Y por el contrario, ¿qué cerveza existe en el mercado que te encantaría poder tomar, pero por disponibilidad, dinero o cualquier otra razón no te es fácil hacerlo? La verdad es que muchísimas porque lamentable e inexplicablemente en Madrid, para lo grande que es hay poquísima oferta. Por ejemplo, La Chouffe, no debería ser tan difícil, es (para mí) bastante bebible y aquí no la encuentras así como así. Y digo esta por no decir rarezas.

Nombra un lugar relacionado con la cerveza que hayas visitado y que me recomendarías. Yo me llevé una gran sorpresa con Estados Unidos en el viaje que te comentaba en una pregunta anterior. Era ignorante respecto a la realidad que allí tienen, pensaba que todo era Budweiser y Miller y para nada era así, como ya sabemos todos.
Estando en San Francisco compramos un coche de segunda mano en un suburbio no muy recomendable de la bahía de San Francisco, Oackland (donde también se fundó el Partido de los Panteras Negras, algo bueno tenía que haber) y resulta que nos estafaron. Para animarnos, un tipo que habíamos conocido allí nos llevó a visitar la fábrica de la micro “Speak Easy”. Ahí vimos por primera vez el panorama de ese país. Luego resultó que conseguimos movernos por el país transportando coches para una agencia, esto nos llevó a visitar buena parte del territorio y puedo decir que prácticamente en cada condado nuevo que atravesábamos encontrábamos una o dos cervezas nuevas. No todas eran buenas, pero el panorama era impresionante. Lo recomiendo al cien por cien.

Y en cambio, ¿qué ciudad y/o país con algún interés cervecero aún no conoces y te encantaría poderlo hacer para tomarte unas buenas cervezas o conocer un ambiente cervecero interesante? Me encantaría conocer Inglaterra y la República Checa, posiblemente más este último país. Me llaman mucho la atención las historias que me han contado amigos que han ido por allí, me ponen los dientes largos.

¿Como sería la cervecería/pub de tus sueños? Si ya existe algo similar, ¿qué características posee (carta de cervezas, ambiente, decoración, servicio, etc.)? Si lo crees oportuno nómbrala. Primero vamos a ponernos en contexto. Los madrileños, los medio madrileños y los que llevamos mucho tiempo viviendo en Madrid somos personas que pasamos mucho tiempo en el bar. Existe una gran cultura de bar, el bar de tapas. Pides una cerveza y te ponen una tapa de cocina del lugar. Además de pedir muchas raciones tipo callos o cosas de casquería que se encuentran tanto en las tabernas de toda la vida. Mi sueño sería un local de este tipo pero en el que en vez de tener Mahou, o sólo la Mahou, tengan más cervezas, que tengan más o menos dependiendo del tamaño del local pero por lo menos que tengan seis o siete diferentes y se lo curren.
Un problema que veo es que en las cervecerías de Madrid en las que encuentras cierta variedad, siempre es todo igual. Ni de coña te ponen tapa, más allá de algún fruto seco en contadas ocasiones, y toda la comida es el rollo chucrut, salchichas, hamburguesa y demás. Al final son sitios sólo para entendidillos o gente que quiere innovar un día, pero así no se consigue que la buena cerveza entre en nuestras costumbres. Nuestras costumbres están en el bar de la esquina, el bar de barrio con azulejos, ahí es donde quiero yo la buena cerveza y no en el gueto de los sabios. Yo lo quiero todo, quiero tomar callos a la madrileña y gallinejas con alguna cerveza a la altura de las circunstancias. Y si me pongo, para seguir con mis sueños, había una selección musical que mezclaría folk castellano con La Polla Records.
A veces pienso en montar historias de este tipo pero luego el mundo de la hostelería y sus horarios esclavos me acaban asustando. He podido hablar con varias personas que tienen un local y sigo hablando con gente a ver si se me ocurre como tender hacia eso que busco.

¿Qué opinión te merece el movimiento cervecero artesanal que tan en boga está últimamente en la península Ibérica? ¿Se está corriendo mucho?, ¿se va avanzando a buen ritmo?, ¿está siendo positivo…? Me merece una buenísima opinión que empiece a haber cosas. Creo que está en una fase muy primaria en la que está todo por aprender. Imagino que es el ritmo natural de las cosas.
Aun así no pueden ser todo alabanzas. Egoístamente me interesa que en mi entorno esto se desarrolle más, que florezcan nuevas micros, como consumidor quiero que en un pueblo (Castilla, en mi caso) en el que se come y se bebe bien en general, se beba también buena cerveza. Pero no todo pueden ser palmaditas en la espalda sólo “por ser de aquí”. Intentando mover por Madrid varias artesanales, me encuentro con dos problemas. Uno es evidente, hay que aspirar a fabricar, en términos cualitativos, cerveza mucho mejor y aunque aquí hay cosas decentes lo que hay que buscar son cervezas sobresalientes. Me consta que muchos cerveceros están en esa pelea y se forman para mejorar e igualmente me consta que otros ya se consideran en el final del camino cuando sólo están en el principio. Otra cosa que hay que mejorar son los precios, se que es difícil pero resulta tremendamente complicado avanzar con estos precios. Un hostelero cuando adquiere cervezas de importación las consigue más baratas que las artesanales de aquí. Ponerse al precio de las típicas Cruzcampo, San Miguel, etc. no creo que sea procedente ni conveniente, pero sí habría que ponerse al precio de las que llegan de Bélgica. Un problema que hay es que una Rochefort o una Chimay cuestan igual o menos que las artesanales de aquí y claro, la gente no es tonta. Eso sí, si tienen que elegir, que mejoren la calidad antes que el precio, porque a la gente a la que le gusta lo bueno le da igual pagar un poco más, aunque es lógico aspirar a precios más razonables.
Los que somos cerveceros y con un punto de locura creo que siempre vamos a dar a las artesanales apoyo, difusión y demás, pero hasta que no se mejoren esas cosas es muy difícil que encuentren su espacio. Esta es mi modesta opinión tras llevar varios meses intentando meter muchas cervezas, que me encantan, en el mercado madrileño.

¿Tienes algún proyecto personal en mente o a punto de fructificar relacionado con la elaboración de cerveza? Alguna vez la reina y yo hemos hablado de fabricar cosas, de hecho una vez fabricamos con un amigo una cerveza a la que llamamos “El Empecinado”, porque era una cerveza muy guerrillera. Es una idea con la que hemos fantaseado, lo que pasa es que luego a la hora de la verdad no tenemos tiempo ni espacio ya que trabajamos mucho y vivimos en un micropiso de nuestro barrio. Aun así, es algo que tenemos en mente, quien sabe lo que nos deparará el futuro.

Sobre los blogs de cerveza, ¿qué opinión te merecen en general? ¿Echas en falta alguna cosa? ¿Hay algo que no te guste? Leo desde hace tiempo unos cuantos a diario. El primero que leí fue el de Sursum et Corda, ahora bastante parado, recuerdo que cuando estaba por EEUU conociendo cervezas me dio por buscar foros sobre la materia en castellano, encontré uno en el que escribía Chela y allí había un enlace a su blog en asturiano, cosa que además me encantó porque al ser medio de pueblo valenciano me encantan todos estos asuntos de los idiomas.
Me gusta mucho la función que cumplen, ahora mismo en castellano si alguien quiere informarse sobre cervezas más allá de las típicas sólo tiene el recurso de los blogs. Como siempre se puede mejorar, diré que tal vez se pueda usar la blogosfera angloparlante como ejemplo. Hay demasiada crítica/cata cervecera pero hay poca información, información de lo que se mueve, información de las novedades, de sitios donde adquirir cervezas, donde beberlas, interacción con los fabricantes, temas de cerveza y gastronomía (aunque ahora se habla más de esto, por ejemplo en este mismo blog), eso es lo que echo en falta.
Lo que no me gusta, pues sobretodo que se montan a veces discusiones absurdas. Es algo muy típico del mundo de Internet, la gente se pone muy susceptible con el lenguaje escrito y se “pica” que da gusto por  hablar de si hay tal o cuál estilo, o de si una cerveza merece o no merece ser trapista y cosas así. Me gustaría que cuando alguien lee una opinión con la que no concuerda, simplemente asuma que en el planeta tierra sucede que no todo el mundo piensa igual en vez de ponerse como fieras. Si alguien discrepa de lo que yo digo, m’en fot, no le voy a insultar ni a ponerme nervioso, forma parte del hecho de pensar y opinar.

Para ir finalizando, una cuestión relacionada con mi pasión coleccionista: nombra una o varias cervezas que para ti tengan una etiqueta muy lograda, por diseño o por cualquier otra razón. Soy coleccionista de etiquetas también, así que esto podría dar para mucho. Me gusta mucho la etiqueta de Tyris, me parece muy elegante. También las de Domus, estas incluso tienen un rollo a la vez sobrio y tradicional. Otras que me gustan, en general, las de Brewdog, me gusta mucho la estética. Las de Mikeller, llevan un rollo retro con los colores que eligen, parecen como de la RDA , las de Rogue… hay muchas que están bien. Paradójicamente también me gustan las de De Molen, y digo paradójicamente porque no se han “calfat el cap” pero queda muy resultón. Y Tyris tiene por ahí un proyecto para una novedad cuya etiqueta está chulísima.
Aprovecho para decir que muchas veces se debate sobre el tema de si un artesano debe currarse esta cuestión más o menos y en este sentido quiero decir que yo muchas veces dudo entre dos cervezas y si no tengo ninguna información ni referencia de ninguna al final escojo la que tiene una etiqueta que más me gusta.

Y ya para terminar, ¿qué proyecto/sueño relacionado con la cerveza te gustaría cumplir personalmente lo antes posible, y si no tienes ninguno, que te gustaría que se cumpliera relacionado con cualquier tema cervecero? Además de distribuir más cerveza y vender más cerveza online, para este 2011 nos gustaría abrir en Madrid y en nuestro barrio (La Guindalera) algún espacio donde la cerveza tenga especial protagonismo, porque ya cansa el hecho de que en Madrid nadie apueste por esto. Lo que no sabemos todavía es el formato. También tenemos dudas acerca del tema financiación, en medio de esta crisis y nosotros no tenemos ni idea, pero vaya, esperamos poder sacar algo adelante.


Muchas gracias por tus respuestas pero sobretodo por tu naturalidad, Txolo. Espero que nos veamos muy pronto por Madrid para tomarnos unas birras (sean Mahou o las que sean), aunque conociendo tus raíces, quizás también nos podamos ver por Valencia. Ánimos y suerte con todos los proyectos que te propongas.