27 jun. 2013

Coney Island: espectáculo circense hecho Lager.



Para este mes de junio he pensado en engrosar la ya extensa serie de posts sobre etiquetas con Coney Island. Quizás os preguntareis por qué una serie que solo incluye seis cervezas llama mi atención. Pues la razón es bien simple y es que todas ellas son lagers, lo cual tratándose de una craft estadounidense no es lo más habitual, y lo mejor es que no se conforman con trabajar únicamente los estilos que tantas y tantas cerveceras han elaborado hasta la saciedad. Además, la estética circense presente en todas las etiquetas siempre me ha gustado con lo cual, ¿por qué no hablar de ellas?


En realidad Coney Island es una de las dos líneas de cervezas que elabora Shmaltz Brewing junto con He’Brew. La cervecera se fundó en el año 1996 en Clifton Park, Nueva York, y no fue hasta 2008 cuando las Coney Island vieron la luz. Desde entonces la cervecera ha cosechado numerosos premios por su trabajo con la baja fermentación.


Lager. Fue la primera en ver la luz. Sus números: 5.5% de alcohol, 8 maltas distintas, 6 lúpulos que combinan la tradición europea (Saaz, Hallertau, Tettnanger) con otros americanos (Amarillo, Warrior y Cascade, este último también en dry-hopping), y levadura de pilsner checa.



Mermaid pilsner. Vio la luz el verano de 2009 y se trata de una Pilsner con un porcentaje de centeno y dry-hopping. 5% alc.



Sword Swallower. IPA elaborada con levadura lager. En cuanto a los lúpulos, ni más ni menos que 7 como base (Warrior, Northern Brewer, Palisade, Crystal, Fuggles, US Golding y Cascade) y otros 3 en dry-hopping (Cascade, Crystal y Amarillo), todo ello sobre una base de 4 maltas entre ellas de centeno y trigo. 7.2% alc.



Albino Python. Se trata de una especie de Witbier elaborada con levadura lager. Lleva jengibre, hinojo picado y piel de naranja. 6% alc.



Human Blockhead. Imperial American Bock que sale únicamente en invierno elaborada con 9 maltas, 5 lúpulos y 10% de alcohol. También poseen una versión envejecida durante 5 meses en barricas de Bourbon Buffalo.

 


Freaktoberfest. Se trata de otra elaboración estacional que, tal y como revela su nombre, ve la luz en otoño. Su descripción comercial no tiene pérdida: "Arise & take possession of this bewitching offering of the season. Crafted to lure your spirit's deepest rapture. Conjured to exorcise the grim horrors of the armies of soul-less drafts everywhere". 6.66% alc.




Y hasta aquí todas sus elaboraciones. Espero que os hayan gustado las etiquetas y como siempre suelo terminar estos post, solo nos queda cruzar los dedos para que estas curiosas e interesantes elaboraciones puedan llegar algún día a este lado del Atlántico.

24 jun. 2013

Transformando tu cerveza…



Hoy quiero compartir con vosotros unos curiosos artilugios mediante los cuales podréis transformar cualquier cerveza plana y aburrida en toda una craft... O al menos eso es lo que dicen sus creadores.



Según parece con un solo botecito de estos se puede mejorar el sabor de hasta un pack de 18 botellas de 33cl dependiendo de la cantidad usada. Cada botecito cuesta en Estados Unidos unos $5 (algo menos de unos 4€), y si compras un pack de 2 te ahorras la alucinante cantidad de, atención, ¡10 céntimos!


Aquí os dejo la opinión sobre los susodichos por parte de Norman Miller el autor de Beer Nut, un blog en inglés.

¿Qué os parece? ¿Os animaríais a probar esta especie de “salpimentador” cervecil en esos bodorrios o en las cenas de empresa en las que solo tienen vuestra peor pesadilla en botella?

Si hay alguien que esté realmente interesado en probarlos, aquí os dejo la web del fabricante. Pero si sobrevivís agradecería que contárais qué tal la experiencia…

19 jun. 2013

Mi “Beerano” Cervecero (#MBC13).



Siguiendo con la dinámica de colegueo e intercambio cervecero-digital iniciada hace unos años con la tristemente fallecida Ronda, y relanzada más recientemente con otro formato y un carácter más estacional por Joan (Birraire) con el FFdA o el MCV, os quiero proponer un evento en la misma línea con cuyo nombre, he de reconocerlo, no he quemado muchas neuronas: Mi “Beerano” Cervecero 2013 o #MBC13.

 No podía faltar un logo bien veraniego... ;)

La idea que tengo en mente es que una vez cerrado el verano y para inaugurar el otoño contéis una anécdota o alguna experiencia que hayáis vivido a nivel cervecero durante este verano: una cerveza especial, una foto, un bar, algún viaje, un maridaje, vuestros pinitos en el mundo del homebrewing, conseguir algún objeto de breweriana ansiado…

Al igual que los eventos citados al principio, y a pesar de las recomendaciones que os hago, sentiros totalmente libres a la hora de darle el contenido y el formato que más os apetezca ya que ni mucho menos quisiera cortar las alas ni predisponer a nada. Lo único que si que os agradecería es que todos aquellos que estéis interesados en formar parte de esta patillada (me he apropiado de tu palabra clave, Joanet :P), me lo dijerais a través de los comentarios así como a través de que medio lo haréis para poder confeccionar una lista y tener controlados vuestros futuros posts.

Seguramente os preguntaréis por qué he decidido anunciarlo con tantísima antelación. Pues bien, sabiendo que al llegar la época estival cada cual tiene sus vacaciones en una época, que algunos desconectan de todo esto, y para no pillarme los dedos y que no se quede nadie sin enterarse, he pensado que nada mejor que avisaros con tiempo, y creo que 3 meses no está mal, no? ;)

Así que concretando un poco, el 9 de septiembre, justo dos semanas antes de que termine el verano de forma oficial, lanzaré un recordatorio en este mismo blog y por Facebook para los despistados y/o desmemoriados. Y ya el 23 de septiembre, días arriba, días abajo, que cada cual comparta su post en su blog. Si hay alguien que esté interesado en participar y no tiene blog puede compartir su experiencia en Facebook siempre que me haga saber dónde (sintiéndolo mucho no tengo cuenta en Twitter u otras redes sociales) o en forma de comentario en esta misma entrada o también a través de mi correo (lupuloadicto@hotmail.com). Una vez estén publicadas todas las experiencias confeccionaré un resumen (que puede ser de extensiones bíblicas, lo sé) dando por cerrado el evento.

Y en principio esto es todo. Espero que os resulte interesante y que os animéis a participar. A continuación dejo la lista de los que ya os habéis apuntado.

Participantes.

1. Pau desde "Lupuloadicto".
2. Barón de la Birra desde "El Jardín del Lúpulo".
3. Txema desde "Y creo que he bebido...
".
4. Equipo Birrapedia desde el blog de "Birrapedia"

5. Victor S. desde Facebook.
6. Teddy Beer desde “Rubias,morenas, negras... hablo de cerveza”.
7. Otto Osaki desde Facebook.
8. Oliver desde "Lúpulo y Cebada".
9. JAB desde "La Cerveteca de JAB".
10. Javi Calonge como comentario en Lupuloadicto.
11. Gonzalo y Álvaro desde "Amante del Lúpulo".
12. Gonzalo desde "Humulus Lupulus".
13. Débora y David desde "Observatorio Cervecero".

14. Joan desde "Birraire".
15. Cristóbal desde "Una Bien Fría".
16. Rubén desde "Visual Beer".
17. Mireia y Andrés desde "Cervecearte".
18. Jorge desde "Cerveriana".
19. Martín desde "Fermentando Malta".
20. Guilleli desde "Rock and Monguer".
21. Agustin Zaragoza desde Facebook.
22. Álvaro desde "Petróleos Blog".
23. Raúl desde "Inbirraveritas".
24. Eslem desde "In cervesio".
25. Fran desde "Oh Cerveza".
26. Alejando y Ariel desde "Cerveza Machanga".
27. Patricia y Alberto desde "El gato que bebía cerveza".
28. Artesanoos desde "Artesanoos".
29. Oscar (Duvelfan) desde Facebook.
30. David desde "Homo Lupulus".
31. Diego desde "Una cerveza al día...".
32. Aine y Jota a través del correo.
33. Kuro desde "Lúpulo y Maltas".



¡Ah, y por si alguien desconecta, que tengáis un buen “beerano” cervecero!!

12 jun. 2013

Mediona 2013 - La crónica.



Otro año más y la que posiblemente sea la feria cervecera más grande en todos los sentidos, el gran sábado de junio, el eje sobre el que se han vertebrado tantas y tantas ferias posteriores, Mediona, ha quedado atrás.


Fueron muchas horas de placer rodeados de cerveza y buena gente venida de tantos rincones y por ello no tengo suficientes palabras en mi diccionario para describir lo que significa disfrutar a todos los niveles de esta feria celebrada en l’Alt Penedès. Aún así, y ni que sea por dejar constancia de lo que fue nuestra experiencia y sobretodo por incitaros a visitarla en futuras ediciones si aún no lo habéis hecho, os voy a comentar “más o menos” lo que allí pudimos vivir.

- - -

Si hace cosa de mes y medio os hablaba de mi ligera sensación de insatisfacción por no haber disfrutado en Noblejas tanto como hubiera querido, la previa de Mediona no me hacía ser mucho más optimista dado su terrorífico número (53) de productores. Además, y por añadir más épica al asunto, los partes meteorológicos se empeñaban en aguar la fiesta con anuncios realmente agoreros. Aún con todo, nada evitó que pasadas las 6 de la madrugada tomáramos la carretera dirección Sant Joan de Mediona y tras algunas pequeñas trombas de agua y algún que otro atasco, por fin, poco después de las 10 de la mañana, llegamos.

Dispuestos a pasarlo en grande, cruzamos el puente previo a la llegada a la plaza donde se sitúan la mayoría de los cerveceros, sin dejar de observar el enorme caudal y el vivo color rojizo del río que lo cruzaba por debajo. La tromba de agua que lo había causado era también la responsable de que en la plaza todo estuviera retrasado. Muchos stands ultimando ajustes, la carpa central para el público sin montar, Carlos de Agullons con el ánimo un tanto abatido… Una estampa sin duda difícil de olvidar. Lo más sorprendente, que hablaras con quien hablaras, no faltaba ilusión y ganas de que el día fuera inolvidable. Y puestos a empeñarse, por qué no cumplirlo…

Tras saludar igual que el año pasado a los amigos navarros de Naparbier (es lo que tiene encontrartelos a la entrada de la plaza) y tras dar un par de vueltas de reconocimiento con las que aprovechamos para hablar con unos cuantos elaboradores y también con dos grandes amigos como son el “birrapédico” Txema y el “patillero” Joan Birraire, decidimos empezar a calentar motores ya que por momentos el tiempo mejoraba y las papilas estaban sedientas. El objetivo previo: intentar no pedir más que medias cañas en cada stand para no terminar por los suelos antes de mediodía. Sobre el número de cerveceros previstos a poner el “tick” de visitado, nada, por si las moscas. Y a ello fuimos.

¡Por fin, codo con codo en Mediona!

Tras una furtiva y sorprendente Glops Ale con lúpulo Cascade que nos satisfizo mientras terminábamos el reconocimiento de la plaza, inauguramos la ronda con los viejos conocidos El Oso y el Cuervo (eran de los pocos que ya estaban listos), donde probamos una Vendetta con lúpulo Summit de barril que no nos terminó de convencer, y Oso Negro, una Imperial stout rica y suntuosa que ya conocíamos pero no por ello dejamos de disfrutar. De los también toledanos Domus probamos su Pacific Ale de barril, la segunda colaboración con la gente de Marina pero que en este caso, y a pesar de la tentadora nariz lupulada ofrecida, no nos sacó los colores como en su momento su hermana Lager.


La tercera parada iban a ser los turolenses de Castel, donde vino una de las gratas sorpresas de la feria, tanto por sus cervezas, de las cuales probamos únicamente la Toast (muy bien atada por todas partes, con recuerdos acaramelados, a regaliz, una ligera y suave calidez redondeando una trago nada empalagoso), como también por el trato de Rebeca y Paco, dos valencianos exiliados a tierras aragonesas. Un encanto de personas. Sus números, 4000L/mes y vendiendo desde finales de 2012. Habrá que seguirles la pista, sin duda.


Siguiendo el recorrido geográfico peninsular de oeste a este, llegamos a un clásico que admiro como bien he declarado en más de una ocasión. Hablo de Isaac y sus lagartas Reptilian, de las cuales probamos Cocoa’s Dark Side (una stout rebosante de lógicas notas a cacao, pero terriblemente fácil de beber, muy bien hecha), y Marranada 3.1., una sour envejecida en barrica durante más de 9 meses, elaborada con 7 cereales malteados y sin maltear, y un curioso añadido de hierbaluisa, con notas florales, a frutos rojos como fresa y grosella, carbonatación ajustada y terriblemente refrescante. Sin duda, dos gratísimas revelaciones.

¡Gran, Isaac!

Por esas alturas se nos unió al grupo bloguero otro conocido compañero de faenas, David (Homolúpulus y Labirratorium) junto con su amigo Jose, con quienes compartiríamos gran parte del día. Pero sigamos con la cerveza. Mucho estábamos tardando en visitar a las txapelas andantes, es decir, a los amigos de Laugar, así que a ello fuimos, no sin antes cruzar una mirada complice con Txema, quien me anticipó lo que allí nos esperaba. Probablemente, y en nuestra opinión, la mejor cerveza de todas las que probamos en la feria: Tovarisch, una imperial stout de 11º, envejecida con astillas de roble, levadura de vino… una barbaridad cuya espuma tiraba para atrás por su color oscuro y buen aguante, compleja en nariz y boca como ella sola, mucha madera, ligera acidez que recordaba a un vino tinto y muchos frutos rojos, chocolate, torrefactos… ¡Qué gozo de cerveza y más acompañándola con unos cachos de chocolate negro que se sacó el labirratorio de la chistera! También disfrutamos una muy bien terminada Pale ale, rebosante de sabor y tremendamente fácil de beber, pero tras entrar en el lado oscuro a ver quién se andaba con “rubitas”… ¡Enhorabuena “txapelones”, sois unos artistas!

De haberla dejado una hora la espuma seguiría igual...

Tras despedir a Txema y a su colega Joan Albert, que desgraciadamente tenían que dejar la feria, saltamos al stand situado justo enfrente para visitar al “pulpero” vikingo, Kristian de Popaire. Allí nos aguardaban unos curradísimos tiradores y sobretodo unas grandes cervezas. La primera, una alucinante Treumal, cuya bandera, unos elevados 12º de alcohol, se encontraban alucinantemente bien integrados en un conjunto en el que sobretodo destacaban las notas derivadas del uso de pomelo y naranja, lógicamente ofreciendo muchos recuerdos cítrica y golosos. También probamos una versión de su Tramuntana hecha con café, nuevamente muy redonda y con el café de lógico protagonista. ¡Grande Popaire y no solo por la altura vikinga!

Rica, rica esta Treumal.

Fue entonces cuando nos cruzamos con Dani (CerveTV), quien había dejado sus bártulos por un día y únicamente quería dedicarse a menesteres más lúdicos. Tras separarnos de él momentáneamente todo el contingente bloguero seguimos hacia otra micro de Blanes, Marina. Fue allí donde probamos la tercera cerveza que nos marcó la jornada junto con las anteriormente citadas Tovarisch y Treumal. Se trataba de una versión muy mejorada de Vinya Hop, una cerveza experimental elaborada con uvas y fermentada con levadura de cava, rebosante de recuerdos a uva, madera, cítricos, ligera acidez pero bien compensada, marcada astringencia y sequedad que recordaba a un cava, muy refrescante. Sinceramente, muy curiosa pero toda una señora cerveza. ¡Mi más sincera enhorabuena, “marinos”! El único pero, que con tanto charreteo se me pasó la foto...


El mediodía abrasaba los cogotes y decidimos hacer un alto en el camino para proceder a  uno de esos trapicheos paralelos que no pueden faltar en toda buena feria. Ya de vuelta en la plaza, y tras aguardar una de las numerosas rondas de babeo de los compañeros de comparsa al admirar los encantos británicos de la “brewdoguera” Josie, proseguimos esta vez separados de los citados compañeros. Los gruñidos gastrointestinales pedían algo de sustento así que fuimos para el stand de los navarros Naparbier a disfrutar de su terriblemente adictiva Pils para regar nuestras viandas. También tomamos Aker de barril, muy fresca y rebosante de lúpulo resinoso, pero mucho menos agresiva de lo que me había parecido en botella, la cualme dejó la garganta bien contenta en su momento… A esta conversación y a la comilona se nos unió Birraire antes de que volviéramos a separarnos para continuar nuestro odisea particular.

David y Jose en plena sesión hormonal...
Un tio muy grande con una birra enorme.

Con un ritmo pausado pero alegre seguimos con los amigos asturianos de Cotoya. Diego y Javi “el presi” (por la CAAC) nos esperaban, otro año más sin botellas pero con dos barriles que cumplieron con lo esperado: una Ordinary mejorada con respecto a la versión que trajeron a Noblejas y una curiosa cerveza de castañas, ésta última con un marcado recuerdo a este fruto pero nada pesada de tomar. Dos cervezas muy bien terminadas, sin pegas que ponerle y para beberse sin problemas unas cuantas.


Tras despedirnos y dirigirnos al stand vecino, Rustica Bufona, donde tomamos su torrefacta y rebosante de carácter Export Stout, otra de las también gratísimas sorpresas de la feria, el cielo decidió que la fiesta estaba siendo demasiado plácida. Así que como venidos de la nada, unos nubarrones negros empezaron el espectáculo de lluvia y truenos… ¡Tromba de agua al canto! Todos quedamos refugiados en los stands codo con codo junto con los cerveceros. Pero lejos de amilanarnos, medio escabulléndonos fuimos pasando de unos stands a otros (La Segarreta, Whym, La Pirata, Yakka…) sin dejar de lado el beber, el comprar y, cómo no, la correspondiente petición de etiquetas (que llueva cuanto quiera que uno no se olvida de la colección… ;) ).


Una media hora después de que empezara la tormenta, el cielo empezó a abrirse nuevamente, cuando nos encontrábamos en el stand de otro de los clásicos feriales: Zulogaarden. Pudimos tomar una de sus novedades, Riw-aka 47, una NZ Pale ale de la cual olvidé tomar notas (las cervezas empezaban a acumularse y los despistes también…).

Sin texto, pero con foto...

Entonces fue el momento de visitar a otros conocidos, los “ausetans” de Ausesken, donde no dudamos en pedir su novedad, una IPA muy cítrica y ligeramente resinosa, con final seco y ligeramente astringente, que no se quedó nada timorata pese al recorrido personal acumulado.


Tras saludar a viejos conocidos y conocer alguna gente nueva seguimos el tour cervecero en el stand de la extremeña Jara, junto con el amigo Ivan (5 Titius) y su colega Francesc (Cervesa Poch). En este caso, al igual que con la Zulogaarden, las notas quedaron en fugaces recuerdos mentales, del mismo modo que con las venideras. Pasamos brevemente por La Font del Diable, Holzbräu, Populus (de aquí recuerdo especialmente una terriblemente bien hecha Pale ale) y Far West, para detenernos más tiempo en Birra 08 y hablar con Jordi y Jaume, este último ya lo conocimos el año pasado. Tomamos su edición especial Mediona 2013, muy aromática, fresca y lupuladita y con un curioso toque aportado por el lúpulo El Dorado.

 
 

La tarde avanzaba y el tiempo se nos agotaba y fue entonces cuando nos juntamos nuevamente con David y Jose, y también con Albert Teixidó, en el stand dels gironins de Moska. Allí tomamos (si mis apuntes no fallan con el nombre) Gala de flors, una cerveza elaborada lógicamente con varias flores (hibisco, violeta y saúco), muy fresca y floral (qué si no…), ligera de cuerpo, ideal para cuando las temperaturas empiezan a subir; y Moska d’Estiu, ésta, sumándose a la amplia oferta de cervezas frescas y fáciles de tomar existente en la feria, pero en este caso destacando por su agradable y sugerente lúpulo cítrico y herbal sobretodo en nariz, y mayor protagonismo de cereal y pan en boca, y hacia el final cítrica y un punto seca. Muy bien hecha esta Moska, como coincidimos en opinar con varios más.


Pasaban de las nueve y media y aún faltaban las despedidas, muchas y muy largas, así que decidimos dar por cerrada la jornada juntándonos, cómo no, nuevamente con Birraire en el stand de Laugar. No apetecía marcharse, y menos con tales compañeros, discutiendo de lo humano y lo divino y con una temperatura espectacular. Pero todo tiene su fin y este, con algún doble de Javier Cámara de por medio, fue el nuestro, dando, eso sí, el último abrazo a los mismos que habíamos saludado al principio de esta edición y la anterior, los amigos de Naparbier. ¿Para qué romper con las buenas tradiciones, no creéis?

Evidentemente no podía cerrar el post sin dar las gracias a todos y cada uno con los que compartimos un instante, una mirada cómplice o en definitiva una cerveza. Mi memoria de pez me impide citaros a todos pero permitidme la licencia de felicitar en especial a esa gran pareja que son Montse y Carlos, de Masia Agullons, por llevar a Mediona a un escalafón por encima de todo, consiguiendo que más que una feria donde presentar novedades para beer hunters y coleccionistas, sea la excusa que muchos esperamos durante todo el año.

¡Un enorme placer compartir jornada con dos grandes!

P.D. Tampoco podía olvidarme de agradecer a todos aquellos que aguantasteis mis pesadillas de coleccionista en forma de etiquetas especialmente, pero también en algunos casos en bolsas o cajas de botellas vacías, como los pobres Joan e Ivan.

7 jun. 2013

BirraSo: conjugando música y cerveza.




La gente del Barcelona Beer Festival (BeerEvents), en colaboración con BuenRitmo y HFMN, nos han sorprendido con BirraSo, un festival musical-cervecero con el que pretenden completar la oferta que ya tiene la ciudad en cuanto a cerveza se refiere.


A diferencia de lo que suele ser habitual en estos casos no existe ninguna gran marca cervecera detrás, sino que la organización se ha puesto en contacto con algunas de las mejores microcerveceras para así garantizar una oferta amplia y de calidad a precios razonables.

Con la voluntad de acercar los dos mundos, el cervecero y el musical, varios elaboradores han invitado a algunas bandas musicales para que visiten sus talleres de elaboración y explicarles qué es la cerveza artesanal, cuál es su proceso de elaboración y también hacer allí una edición especial para el grupo y el evento BirraSo.



Fechas.

BirraSo se celebrará durante los días 6 y 7 de septiembre, de 18 a 2h.


Lugar.

Para su celebración se ha escogido el Poble Espanyol (http://www.poble-espanyol.com/), una zona con mucho encanto en uno de los flancos de Barcelona, con capacidad de sobra para celebrar un evento de estas características.


Cerveceras asistentes.

La organización ha logrado reunir a las siguientes 10 cervecerías:

- Anderson Valley (USA)
- As (Barcelona)
- BrewDog (UK)
- CCM - Montseny (Barcelona)
- De Molen (Holanda)
- Fort (Barcelona)
- Guineu (Barcelona)
- Naparbier (Euskal Herria)
- R-115 (Bacelona)
- Steve's (Liverpool-Barcelona)


Bandas.

A nivel musical durante las dos noches pasarán por BirraSo el mejor soul, el funk, el rock de garaje, la música jamaicana y el boogaloo en una mezcla de lo mejor de la música de baile hecha con instrumentos orgánicos.

A continuación tenéis las bandas: The Excitements, Betagarri, Los Chicos, Fundacion Tony Manero, Doctor Calypso, Los Fulanos, The Sweet Vandals, Tokio Sex Destruction, Zeidun.


Entradas.

La entrada para ambos días cuesta 20€ aunque existe una promoción que estará vigente hasta el 30 de junio o hasta que se terminen las primeras 1000 entradas. Con esta promoción las entradas costarán únicamente 15€.

Para crear una comunión mayor entre los cerveceros y la música, esas primeras entradas con descuento se pondrán a la venta exclusivamente en las siguientes cervecerías: Ale & Hop, BeerStore, La Cervecita, Cerveteca, 2d2despuma, Estraperlo - Club del Ritme, Freiburg, Jazz, Resistència, Rosses i Torrades.


Sin duda un evento que promete mucho y con el que por fin se le da mayor importancia a la cerveza en un evento musical de calidad.




Para más información podéis consultar los siguientes enlaces:

Twitter: birraso

5 jun. 2013

VIII Mostra de Mediona.



A estas alturas, cuando sólo faltan tres días para el gran sábado, no creo que quede nadie sin enterarse, pero aún así, y como siempre hay algún despistado, no podía obviar ni que fuera con un minipost el recordatorio sobre la que en mi opinión es la feria con mayúsculas: Mediona.


Algunas razones: más de 50 productores venidos de casi todos los rincones de la península y algunos extranjeros, centenares de cervezas, novedades y ediciones exclusivas que posiblemente no vuelvan a verse, un ambiente increíble en medio del Penedès, una amplia oferta gastronómica, coleccionismo, música en directo, feria de artesanía, posibilidad de quedarse a dormir en un camping, y un larguísimo etcétera.

Los que ya hayáis ido alguna vez sabéis muy bien de lo que hablo. Los que no, sin duda os recomiendo que no os lo penséis más. La veteranía es un grado y ocho años alegrándonos la vida no son una casualidad. ¡Allí nos veremos! ¡Salut i bona birra!

Ah, y si queréis saber lo que se cuece en esta pequeña población de l’Alt Penedès, aquí os dejo los resúmenes de 2012 y 2010.

3 jun. 2013

FFdA #3.



El tiempo pasa volando y seis meses después nos volvemos a reunir para celebrar una nueva edición del evento más patillero de la blogosfera y del mundillo cervecero digital en general. Hablo del FFdA (Finde Fondo de Armario), un evento que nació hace ya un año gracias a l’amic Birraire y con cuyas siglas estamos llamados a abrir nuestros armarios cerveceros, inspeccionar bien el fondo, desempolvar, poner a enfriar y finalmente disfrutar de aquellas botellas a las que no les encontrábamos el momento pese a que nos moríamos de ganas por probarlas.

En nuestro caso, y para esta tercera edición, hemos elegido cuatro botellas con diferentes anécdotas y recuerdos personales asociados, de ahí que se encontraran en lo más hondo del armario acumulando polvo.


La primera de ellas es una maravillosa sorpresa que nos encontramos el pasado verano en nuestra escapada por tierras bretonas, el único puente que hasta el momento he podido trazar entre algunas micros canadienses y Europa. Elaborada por la reputada microcervecera Dieu Du Ciel!, cuyas etiquetas admiro profundamente, se trata de una stout elaborada con cacao y vainilla llamada ocurrentemente Aphrodisiaque, una elaboración que atesora no pocas críticas positivas. Si es la candidata ideal para este FFdA es precisamente porque durante casi un año no había encontrado el momento de abrirla intuyendo que pudiera ser una delicia y probablemente no pudiera volver a probarla.


Pero dejando los condicionales a un lado, este pasado viernes le llegó la hora y sin duda cumplió con lo esperado. Presencia inmejorable con un color negro opaco y una espuma marronácea compacta y de buena retención, muy atractiva en nariz por las esperables notas a cacao, algo de café y vainilla, y sorprendentemente fácil de beber en boca, con la carbonatación muy bien integrada contribuyendo a la sedosidad de la textura, rebosantes notas nuevamente a cacao y en segundo lugar café, vainilla y algo de regaliz negro. Final ligeramente amargo pero nada estridente. Un maravilloso ejercicio de equilibrio y complejidad pese a tener nada más 6,5º de alcohol.


En cuanto a la segunda, la Haandbryggeriet Norwegian Wood, es una cerveza que ansiaba probar desde antes siquiera de empezar a escribir este blog gracias a alguien que también me provocó el mismo deseo por las cervezas ahumadas de Bamberg, y no es otro que Max, el filósofo cervecero argentino. Se trata pues de una cerveza ahumada pero basada en una receta tradicional en la que el malteado se hace a fuego vivo y se le añaden bayas de enebro. Todo esto sumado a que actualmente soy un amante confeso de las rauch y también de todo lo que hacen estos noruegos de “la mano”, y que además se llama igual que una de mis canciones favoritas del famoso cuarteto de Liverpool, me generaba admiración al tiempo que respeto y temor por si tanta aura se convertía en uno de esos temidos chascos en copa. Pero seis o siete meses aguardando en la despensa eran ya más que suficientes así que en este FFdA decidí abrirla.


Nuevamente nos encontramos con un aspecto muy sugerente, en este caso un bonito color ambarino oscuro con ribetes anaranjados, ligerísima turbidez y espuma beige que no tarda en bajar hasta formar un fino anillo. En nariz predomina el carácter de la madera y el ahumado queda reducido a un agradable recuerdo a panceta, nada agresivo, acompañado también por notas a regaliz y caramelo. En boca entra muy fácil, con una carbonatación viva, que no molesta, que ayuda a cortar el ligero dulzor del trago, en el que destacan más las notas a carne ahumada y ligeramente a humo también, caramelo y regaliz, también frutos secos como la nuez, algunos recuerdos cítricos y también como medicinales, como regaliz mentolada, que contribuyen a un final fresco y amaderado. No sé hasta qué punto el tiempo habrá influido en la intensidad del ahumado, pero sin duda se trata de una cerveza muy equilibrada, curiosa por el toque que le aportan las bayas de enebro, y muy compleja. Una auténtica delicia.


La tercera en desfilar es una edición especial de una cerveza belga, la Hommelbier, que me enamoró perdidamente hace unos cuantos años y que tiene mucho que ver en el nombre de este blog. Hablo de Hommelbier Harvest 2012, una tirada limitada de 9000 litros elaborada en plena temporada de cosecha de lúpulo, allá por el mes de septiembre, cuando los conos frescos de Poperinge, la cuna del lúpulo belga, están en su punto álgido. Si ya de por si y sin ninguna otra añadidura esta botellita nos hubiera dado un placer enorme, poder recordar con cada sorbo nuestro último viaje a Bélgica, esa noche fresca de septiembre cenando en Watou con lúpulos recién recolectados colgando de los techos de madera de muchas cervecerías y restaurantes, oler el perfume de sus campos de lúpulo o caminar por esas calles adoquinadas de Poperinge viendo esas insignias metálicas con forma de lúpulo incrustadas en ellas… Creo que os podéis llegar a hacer una idea de por qué cada sorbo de esta joyita fue casi místico.


En copa presenta un bonito color anaranjado muy vivo, con la esperable turbidez de las cervezas belgas, y una abundante espuma blanquecina con buena retención. En nariz destaca lógicamente un sugerente lúpulo, en este caso herbal y cítrico, y más de fondo algo de pan, recuerdos florales y fruta como albaricoque, piel de naranja y un punto a miel. En boca entra muy fresca, nuevamente hacen aparición los ya citados recuerdos aportados por el lúpulo y la levadura, acompañados en este caso por un contrapunto ligeramente especiado, y también algo leñoso, muy agradables. Cuerpo medio y carbonatación viva pero no molesta. Una muy buena cerveza que fusiona la nueva y la vieja escuela en una misma botella.


Y como colofón, una de esas Imperial Stout que se ajustan bien al calificativo de FFdA aunque en este caso fuera otro quien le diera todo el barbecho que lleva detrás. Se trata de una versión de la prolífica De Molen holandesa, concretamente una Hemel & Aarde envejecida en barricas de whisky escocés Bruichladdich ni más ni menos que del ¡año 1972! Solo de pensar que por esas alturas aún faltaban unos cuantos años para yo que asomara la cabeza por este mundo… En fin, una de esas botellas con las que a uno se iluminan los ojos solo de verla, con el cuello envuelto en cera negra para preservar el contenido, elaborada en enero de 2009 con malta peated de la destilería Bruichladdich y envejecida en las citadas barricas antes de ser embotellada en octubre de ese mismo año y desde entonces hasta el pasado fin de semana (unos largos 3 años y 8 meses) ha estado aguardando su momento. Lo peor, que solo contuviera 18cl… pero aún así igualmente se me erizó el vello solo de abrirla, no os digo más.


En aspecto además del profundo color negro que ya anticipa la etiqueta, sorprende que se forme y se mantenga esa espuma marronácea con mayor fuerza de lo esperado. En aroma destacan las notas derivadas a su paso por barrica de whisky, mucha turba, ligero ahumado, licor, uvas pasas y ciruelas, algo de café en el fondo y un contrapunto de vainilla. Maravillosa. En boca entra menos amarga de lo esperado, con una textura sedosa y elevada calidez sin desmadrarse. Aparecen las citadas notas a turba, madera, algo de tabaco también, ligero caramelo y regaliz y caramelo quemado. Lo mejor de todo es que toda esta complejidad se encuentra formando una sinergia y un equilibrio asombroso. Sin duda hacía mucho que no tomaba una I.stout con paso por barrica de este calibre. Una verdadera delicia.


Y así, regodeándonos entre recuerdos, melancolías y una torrefacta oscuridad, y agradeciendo nuevamente a Joan esa bien hallada excusa llamada FFdA, cerramos el pasado fin de semana. Ahora, a esperar otros 6 meses aunque ahora que lo pienso, por el medio habrá un par de eventos más, y sobre uno de los cuales espero hablaros dentro de muy poco;)