5 abr. 2012

Desenmarañando las Altbier y estilos similares alemanes.


Así a bote pronto seguro que al nombrar Alt o Altbier a muchos os vendrán nombres como Schlösser, Diebels o Gatz. Es más, puede que alguno de vosotros conozca de oídas o incluso tenga la suerte de haber podido probar alguna Uerige, Schumacher o Schlüssel. Sea cual sea el caso, la cuestión es que hoy quiero volver a sumergirme en el maravilloso mundo de la historia de esos estilos menos extendidos que gozaron de un pasado más esplendoroso. Así que por segunda vez, y me temo que no será la última, aterrizamos en el país teutón, morada de innumerables estilos.

En cuanto al nombre, Alt se traduciría como “viejo” o “antiguo”, haciendo referencia, según algunas fuentes, al largo trecho que arrastra tras de sí éste estilo. Pero otras fuentes apuntan a que simplemente hace alusión al tipo de levaduras. Ciñéndonos a una de las numerosas definiciones que podemos encontrar, las Altbier serían cervezas originarias de Renania del Norte-Westfalia, región del noroeste de Alemania (de donde también vienen las Kölsch). Son fermentadas y acondicionadas en frío, poseen espuma cremosa y duradera, un trago limpio, un maravilloso equilibrio entre las delicadas maltas y el inconfundible lúpulo alemán, cuerpo medio y final seco.

Yendo a sus orígenes, parece ser que antes de la llegada y expansión de las lagers bávaras, las Altbier de Düsseldorf se llamaban simplemente “bier”, pero tomaron la nueva denominación de “alt” para destacar que se trataba de cervezas elaboradas a la antigua usanza. En la actualidad el pub más antiguo que elabora Alt es el de la cervecera Schumacher, que se fundó en el casco antiguo de Düsseldorf (el Altstadt) allá por el año 1838. Esa misma ciudad es conocida cariñosamente como la barra más larga del mundo, y en la cual encontramos cerveceras como Uerige, Füchschen o Schlüssel, algunas de las que elaboran las mejores Alt de la actualidad según la amplia mayoría de sus seguidores.

En ese entorno mágico que no dista demasiado del clima que hay en Reino Unido, se elaboran éstas cervezas con un tipo especial de levadura ale pero a bajas temperaturas (13-19ºC), dejándolas posteriormente reposar 2 meses como una lager para así dejar que florezcan las delicadas notas malteadas y lupuladas, su sello de identidad. Servidas mayoritariamente en las propias instalaciones de las fábricas y en barril, éstas joyas de 4.7-4.9% de alcohol por lo visto son una auténtica maravilla.

 Barril de Altbier en el pub de Schlüssel (foto tomada de aquí).

Como otros tantos estilos, las Alt poseen variantes y la primera que os voy a comentar es la Sticke Alt, que sería algo así como una versión de temporada, más oscura y fuerte que la clásica Alt de Dusseldorf. Éste estilo actualmente ya reconocido como tal, fue inventado por Uerige, por lo visto, y como tantas otras grandes maravillas de la ciencia, por puro error, y de ahí que fuera una cerveza no disponible para todos los públicos (“sticke” se podría traducir como “secreto”). Y es que en una época en que las cantidades de maltas se medían en cubos, cualquier error por exceso de malta implicaba un necesario ajuste a la alza también de lúpulo y… Sticke lista, ;P. En la fábrica de Uerige se puede disfrutar de esta cerveza limitada dos veces al año, el tercer martes de enero y el tercer martes de octubre, aunque algunos pocos afortunados disponen de la versión en botella de 33cl (como no, en el mercado norteamericano). La Sticke Alt tendría unos 5,5% de alcohol, pero Uerige también posee una versión más subida de tono a la que bautiza como doppelsticke, con unos respetables 8,5%.

 Arriba, Uerige Sticke (sacada de aquí). Abajo la Doppelsticke (tomada de aquí).

Otra fábrica mencionada más arriba, Schumacher, elabora una cerveza similar a la Sticke pero la llaman Latzenbier, y se sirve igualmente dos veces al año, en septiembre y en noviembre. Laztenbier significa literalmente “cerveza de los listones” y por lo visto este curioso nombre hace referencia a una cerveza que en su día estaba restringida únicamente a los monjes y, haciendo contadas excepciones, para gente con muchos posibles. Los barriles que la contenían se situaban arriba de unos listones (latzens) alejando dicha tentación de posibles ojos faltos de liquidez.

 Etiqueta tomada de aquí.

Pero sigamos con las variantes y las curiosidades…

En Hannover, ciudad a medio camino entre Düsseldorf y Berlín, existe una variante que bien podríamos llamar como Hannover Alt, aunque más tradicionalmente es conocida como Broyhan (el apellido del cervecero que estableció el estilo allá por el s. XVI) o Keutbier. Un tercio de trigo y dos de cebada, color marrón ligero y bien lupulada, parámetros muy cercanos a los de cualquier altbier de libro. Actualmente quedan tres ejemplos, todos ellos con un contenido alcohólico muy bajo, entre 2,8-3%. Otra cerveza de fermentación alta en esa zona, es la Mumme, mucho más oscura, alcohólica y dulzona que fue elaborada entre el s.XIV y mediados del XIX. Tuvo mucha aceptación en Hannover pero también en Reino Unido. A partir del s. XVIII el nombre se empieza a utilizar con bebidas de malta sin alcohol, y con esas características es como aún se puede encontrar algún ejemplo en la actualidad, eso sí, repito que muy distinto a las originales.

Volviendo a nuestra querida Renania, concretamente unos cuantos kilómetros al norte de Dortmund, encontramos las Alt Münster. En la población que da nombre al estilo, Münster, existió también la tradición de elaborar Alt en el siglo XX, aunque a diferencia de sus vecinas de Düsseldorf, éstas eran rubias y poseían un inconfundible toque láctico derivado del lagering. Por suerte en la actualidad disponemos de una fábrica que las elabora, Pinkus Müller.

 Etiqueta antigua de la Pinkus Müller Alt Münster (tomada de aquí).

Y para finalizar con este batiburrillo de nombres, una cerveza típica de Dortmund, la Dortmunder Alt, aunque inspirada en cervezas clásicas de ciudades como Hamburgo y otras en su día pertenecientes a la Hansa. Ácida, con el trigo como base y únicamente posee en común con las otras Alt las levaduras de fermentación alta.

Y así, con muchos nombres pero también con algunas anécdotas de varios estilos históricos, espero haberos infundido una pizca de la pasión hacia ese maravilloso mundo de la historia de algunos estilos cerveceros, algo que cada día más se está apoderando de mí.


 Foto de una Altbier (tomada de aquí).

* Aunque algunos consideran que las Altbier son un estilo híbrido (las levaduras son ale pero trabajan a bajas temperaturas), es sobrada la bibliografía que las clasifica como cervezas de alta fermentación. Verdaderamente no me corresponde a mí (ni me interesa) el definir donde encasillarlas, pero no son pocos los que consideran que éstas “ales” teutonas tienen mucho más en común con las ales británicas que muchas otras denominadas como “ales” en la actualidad.

** Algunas fuentes de dónde he sacado la info:
http://www.germanbeerinstitute.com/altbier.html
http://www.germanbeerinstitute.com/Sticke_Alt.html
http://www.germanbeerinstitute.com/Latzenbier.html
http://cerveceros-caseros.org

20 comentarios:

  1. De las Altbier de Düsseldorf lo único que me queda por probar son las dos de temporada, de las demás creo que no me queda ninguna pendiente, incluso en el último viaje pude pasarme por un nuevo brewpub, Zum Kurzer, donde elaboraban una Alt un poco menos pesada y mucho más frutal que las demás. De las demás Alt, es una pena no haber tenido la oportunidad de tomarlas, tendré que programar más excursiones a la zona. Coincido plenamente con las marcas que destacas, por cierto, mi Top 3 particular siempre ha sido Uerige, Schüssel y Schumacher.

    En cuanto a lo de su clasificación, hasta ahora tenía entendido que se les denomina "lager" porque es este el proceso al que se las somete, a pesar de que la levadura sea de fermentación alta.

    Un post estupendo, para variar. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hugo, pues menuda suerte que tienes de haber podido probar todas (o casi) las de Düsseldorf. Teniendo las kölsch prácticamente al lado y el resto de alts, un viaje por esa zona tiene que ser una auténtica gozada (y más teniendo en cuenta aquello de que las kölsch que nos llegan por lo visto no tienen comparación con las de allí).

      Lo de clasificarlas en alta o baja fermentación, pues a gustos, evidentemente el proceso es el que es y las levaduras son las que son. ;P

      Me alegro que te haya gustado el post, sobretodo sabiendo el bagaje alemán que te traes! Un abrazo!

      Eliminar
    2. Si, la verdad es que con el tema de las Kölsch, la diferencia entre tomarlas allí o en otro lugar es incluso mayor que con las Alt. No es que el viaje las destroce, pero sobretodo las mejores (Mühlen o Sünner) pierden bastante.

      El viajar por la zona es sin duda una maravilla, solo 40 minutos de tren separan las cunas de estos dos estilos tan interesantes, cuesta trabajo decidir en qué lugar prefieres pasar el día.

      Saludos

      Eliminar
    3. Es muy curioso cómo pierden algunas cervezas. Como ya hemos comentado alguna vez o es que algunas cervezas son diseñadas para no tener mucho movimiento o es que tampoco interesa que se muevan. Mercados como el checho y el alemán tienen tanta demanda interna que casi les da igual, supongo que esa será la mayor causa de que las buenas pils checas o kölsch alemanas no lleguen y si lo hacen sean en condiciones tan "complicadas".

      La verdad es que debe de ser una gozada viajar por allí ya que 40 minutos es una miseria... En Bélgica ocurre lo mismo, que en menos de 1 hora te plantas en muchos sitios.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Que bueno! Muchas gracias por toda la info! además está muy bien explicado, he aprendido muchas cosas, que no sabía gracias! Aunque las pocas Alt que he catado no me han entusiasmado mucho, creo que, después de haber leído esto, les tendré que dar una nueva oportunidad... Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aniceto, me alegro que te resulte interesante! Yo con las alt también he tenido algunos "roces" pero cierto es que hay cervezas bárbaras. Sin duda me quedo con las ganas de probar esa Münster o las Dortmunder alt, pero también que podamos disfrutar de cervezas de ese triplete que el amigo Embracing ratifica: Uerige, Schüssel y Schumacher.

      Saludos!

      Eliminar
  3. EStupendo post, como siempre. Las Uerige alt y dopplesticke las tenemos en el Laboratorio (nuestra tiendecita) en Ocaña y son espectaculares, valen desde luego lo que pedimos por ellas, seguramente son las mejores de las tres. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias compañeros! Y ya me había enterado de esa remesa de Uerige que habíais conseguido. Menuda envidia! A ver si empezamos a verlas más frecuentemente por aquí!

      Saludos!

      Eliminar
  4. Yo de Alt bier, un estilo que no conozco demasiado y que ahora con este post, conozco un poco mejor he probado que recuerde la Hannen Alt, Gatzweilers Alt y la Schlosser Alt... También se elabora en una zona de Holanda próxima a Alemania, la zona de Venlo. De hecho yo probé la Venloosch Altbier, que elabora la cervecería De Leeuw.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei mestre! Sabía de versiones de los yankies, que como tantas otras veces le dan la vuelta de tuerca a muchos estilos europeos (sobretodo en la costa este, dónde en su día desembarcaron cantidad de alemanes) pero desconocía lo de las holandesas. Me las apunto!! Gracias por la info!!

      Una abraçada!

      Eliminar
  5. (TEDASCUENYOYO) TRA-BA-JA-ZO!!!! ENHORABUENA POR EL ARTÍCULO, GRACIAS POR ILUMINARME SOBRE LAS ALT ( SABÍA LO JUSTITO) AHORA SOLO ME QUEDA CON HACERME CON LAS UERIGE DE ERNESTO, QUE LO DE VIAJAR......PFFFF.....BUENOOOOO..... YATUSABESMIAMOL XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tedascuen, esa Uerige de Ernesto no la dejes pasar! Sobre viajar, pues el tema no está para muchos "trotes"... pero bueno, soñar despierto no cuesta nada, verdad??!! Gracias por tus palabras. Me alegro que el post te haya resultado útil.

      Eliminar
  6. En realidad, tanto Kölsh, Alt y, creo también, Dampfbier, técnicamente hablando en alemania se las llama "öbergariges lagerbier".

    Ron Pattinson tiene algunos artículos muy interesantes sobre estas cervezas:
    http://barclayperkins.blogspot.com/search/label/Mumm
    http://barclayperkins.blogspot.com/search/label/Mumme
    http://barclayperkins.blogspot.com/search/label/Broyhan
    http://barclayperkins.blogspot.com/search/label/German%20beer%20styles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Max, me he acordado de una interesante discusión que tuvisteis Chela y tú con la gente de una web creo que Argentina y en la que hablábais de lager, ale e híbridos y demás al respecto de todo ésto. Gracias por los enlaces. Ron es una enciclopedia, de ello no hay duda.

      Eliminar
  7. Ni idea de que exisitian, fijate tú, todos los dias se aprende algo. La verdad es que la zona de Munster me queda a poco mas de dos horas en coche, habrá que proponerselo a la jefa a ver que opina.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Basquetard,

      Pues la verdad que hay muchísimos estilos que quedan tapados, y más hoy en día que parece que todo son Pale ales (o variantes) o Imp. stout. Por eso de vez en cuando está bien mirar para otro lado, jeje!

      Quedándote a 2 horas en coche no tienes excusa!! Quien viviera tan cerca para probar esas Alt de barril!!!

      Saludos!!

      Eliminar
  8. Muy buena y trabajada entada sobre las alt alemanas y sus variantes. Alemania es un mundo impresionante si hablamos de cerveza, ya que se calcula que hay cientos y cientos (en la wikipedia dice que unos 5.000) de estilos cerveceros. Casi cada pueblo donde se elabora cerveza da lugar a un estilo particular, o al menos a una forma determinada de interpretarlo dando lugar una gama de estilos con un sinfín de matices.
    Las alt las describes muy bien al comienzo de la entrada, y lo cierto es que junto con las Kölsch forman una pareja de estilos un tanto singular, por ser unas cervezas a medio camino entre las ales y las lager, aunque por lo general suelen ser consideradas ales.
    Al final te vas a aficionar a las Kölsch y a las Alt cuando pruebes unos buenos ejemplos de ellas, ya verás. De las alt concretamente me hice recientemente con una Uerige clásica, edición especial 150 aniversario y una Doppelsticke. Fantásticas, sobre todo esta segunda que roza para mi gusto la perfección. Y se pueden conseguir fuera del mercado norteamericano. La próxima entrada irá dedicada a ellas.
    A la que tengo ganas es a la Münster Alt de la Pinkus Müller, que veo complicado verla por aquí, aunque quien sabe... ;) Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JAB, desconocía ese dato tan bárbaro sobre el número de estilos (supongo que la mayoría serán subestilos) germanos. Tremendo! La verdad es que Alemania es un país infravalorado y que sólamente se tiene en cuenta por la famosa Oktoberfest, pero hay cientos de festivales mucho más interesantes, cientos de fábricas que elaboran auténticos cervezones, una gastronomía verdaderamente interesante en cada lander... en fin un país para descubrir y no solo por la cerveza!

      Tengo muchas ganas de probar esas kölsch y alt por allí. La verdad que la gente de Yria tuvo muy buena mano consiguiendoos esas Uerige (que supongo que son de donde las sacaste!). Espero con ganas tu post al respecto!

      La Pinkus, pues he probado 3 de la marca (Mullers lagerbier, la pils y la alkoholfrei) pero por desgracia esa Munster no. A ver si algún día nos la cruzamos!

      Saludos!

      Eliminar
  9. Enhorabuena por el post, una vez más te has sobrado. Las pocas Alt que he probado me parecen cervezas muy respetables, pero sin duda leyendo este artículo me anima a buscar el resto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teddy! Gracias hombre! A ver si con un poco de suerte podemos ver algunas de esas Alt por nuestras tiendas. Y sino me apunto tu método de intercambios para conseguir alguna directamente de allí, que menuda envidia que nos das a muchos, jejeje!!

      Saludos!

      Eliminar