18 jul. 2012

XVI Feria Cerveza Cullera: nuestra experiencia.

Tras anunciaros la 16ª Feria de la Cerveza de Cullera hace más o menos una semana, hoy os vamos a comentar por encima (se intentará…) qué tal nos fue allí.


Sin duda alguna en la actualidad no es lo más común encontrarse una feria de cervezas en la que no haya alguna elaboradora “artesana” detrás (copias burdas – con perdón - a lo pseudo-oktoberfest no cuentan…). Así que poder disfrutar de casi una treintena de cervezas alemanas en botella y otras 10 en barril es algo que solo por el hecho de romper con la norma ya me gusta y sin duda firmaría por tenerlo dos o tres veces a lo largo del año.

Como sería muy largo y tedioso tanto para vosotros como para mí comentar cada una de las cervezas probadas a lo largo de los diferentes días que nos acercamos por allí, simplemente os voy a dejar los nombres de las diferentes referencias que había y algunas fotos de las que probamos, dejando para el final los nombres de las que más nos gustaron.

Sobre estas líneas, uno de los barriles, Dom Kölsch, que me quedé con las ganas de probar. Además había también en barril Rhenania Alt, Schneider Original, Schneider Aventinus, Krombacher

En botella tenían Schlenkerla Märzen, un par de kellerbier (Mönchshof y Schlappeseppel), varias “trigueñas” (Schöfferhofer Hefeweizen, Oettinger Dunkles Hefeweizen y Schneider TAP2 Kristall), una alt (Hannen) y una kölsch (Früh), la doppelbock Hirschbräu Doppelhirsch, un amplio surtido de pils/export/helles (Binding Römer Pils, Ur-Krostitzer Pils, Lübzer Urkraft, Einbecker Urbock Hell, Andechs Spezial Hell, Licher Export, Jacobinus Classic, Apoldaer Glocken-hell, Löwenbräu original), una dunkel (Bergbräu Altstadt Dunkel), y varias curiosidades como Laustitzer Porter, Bosch Braunbier y Mönchshof Landbier. Además, también había varias de esas mezclas que nunca se muy bien como definir (Sternburg Diesel, Oettinger Bier Cola y Schöfferhofer Hefeweizen con pomelo), alguna representante sin gluten (Lammsbräu) y algún refresco de malta. Vamos, que había para probar y no terminartelas…

 Arriba, algunas de las diferentes botellas que fueron rotando a lo largo de los diferentes días.

En cuanto a los precios de las cervezas oscilaban entre 1 ticket (1,80€) y 2 tickets (3,60€), y tenías que comprar/alquilar una jarra de 50cl que valía 3€ (te devolvían el dinero si la retornabas). Los precios para las referencias en barril eran bastante baratos (50cl a 1,80€ no está mal) pero para las botellas para mi gusto estaban un tanto subidos (3,60€ para ejemplares que en su mayoría puede que no sean muy comunes en nuestro mercado pero que en algunos casos concretos sí se pueden conseguir en varias tiendas físicas/online por bastante menos). Pero bueno, en el fondo tampoco están nada alejados de lo que te cobran en cualquier bar medianamente especializado en cervezas.

 Ante la duda, una dunkleweizen nunca falla...

Además de cerveza había una carta correcta de comida, con salchichas, codillos y demás tipicidades germanas, aunque he de reconocer que por precios y calidad, en mis últimas visitas a ferias de este estilo no me suelo dejar ni un euro en lo que respecta a comida.

No se en qué diantres de estilo la metería, pero la verdad es que esta Apoldaer Glocken Hell se dejaba tomar muy bien.

Obviando que no tomamos la Schlenkerla Märzen ya que intento tener siempre alguna en casa, las que más nos gustaron fueron curiosamente las dos de la misma marca Mönchshof (de la cervecera Kulmbacher): la Kellerbier, una cerveza muy recomendable para esta época, con un marcado carácter cereal, ligera y de entrada fácil, muy refrescante; y la Landbier, un “estilo” (si se puede llamar así) cuyas representantes hasta el momento siempre se me habían quedado algo cortas pero esta vez gracias a su predominante toque cítrico, muy equilibrada y redonda y con una carbonatación muy bien integrada me dejó más que satisfecho.


 Arriba la Mönchshof Kellerbier. Abajo una curiosa braunbier, un estilo bastante raro de ver por aquí, y la Mönchshof Landbier.

 

Y ahora voy a romper con esa norma autoimpuesta de no hablar mal de una cerveza. Pero es la cerveza que menos me gustó en la feria (y en lo que va de año…) y no quisiera que en caso de que os toparais con ella pasarais por el mismo mal trago que yo. Se trata de la Lausitzer Schwarzes Porter, un mejunje exageradamente dulzón, literalmente un jarabe acaramelado descompensado, lejísimos de lo que entiendo por Porter sea cual sea su origen. Aún siento escalofríos al pensar en ella… :S

No me gusta señalar, pero...


Y esto es todo. Sin duda las sensaciones generales que nos quedaron fueron más que positivas pese a encontrar una gran mayoría de cervezas de macros al uso. Pero como decía al principio, no es nada habitual encontrarte ferias de este calibre por estos lares ya que por desgracia todo lo que suele unir cerveza y Alemania suele ser más bien un negocio en el que nuestra querida espumosa está de mera invitada y a veces ni eso. Ya estamos esperando la edición del año que viene!

14 comentarios:

  1. tiene muy buena pinta! sobre todo porque reconozco que mi asignatura pendiente es Alemania, creo que no conozco ninguna de las birras que has mencionado, excepto la Schlenkerla, tengo que darle mas caña... Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes la excusa perfecta para el año que viene si estás por aquí, jejeje!! :). La Schlenkerla Märzen es una de mis alemanas favoritas, y otra que no faltaría en esa lista, la Ayinger Doppelbock, la probé el año pasado en esta misma feria así que...

      Si no has probado esta Ayinger que te digo creo que la podrás encontrar fácil en varias tiendas de Madrid, donde me suena haberla visto.

      Saludos!

      Eliminar
    2. sisi, la Ayinger Doppelbock también la he catado! espectacular! jejeje

      Eliminar
    3. Bueno, entonces nada, jeje! Ya tienes los deberes hechos, jejeje!!

      Eliminar
  2. Teneis razón, parece una buena Feria, y no las típicas de ahora que sólo se puede beber Paulaner y más caro que en el bar de al lado.
    Me la apunto para el año que viene, buen plan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, no está al nivel de otras ferias locales que tienen lugar en Alemania pero al menos un pedacito sí, jejeje!! A ver si podeis acercaros el año que viene! Saludos!

      Eliminar
  3. Qué envidia me das Pau! ya conoces mi pasión por Alemania, su gastronomía y por supuesto sus cervezas, y leer todo lo que has podido encontrar en Cullera ha sido un ejercicio de autocontrol para no comerme la pantalla. Me llaman poderosamente esa Oettinger y la kellerbier de Mönchsof. Y te agradezco el comentario sobre la acaramelada "porter" Lausitzer. Según la describías me han recordado a los "jarabes" de glucosa de la Neuzeller. Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje!! Sí, ya se de tu germanofilia! Hubiera estado bien que pudieses haber venido pero con el ferión de Noblejas que tenías entre manos el sábado... :P. La kellerbier me gustó mucho y la landbier de la misma marca creo que también te hubiera gustado. Sobre la Lausitzer, pues me recordó mucho a aquella otra que comentas, la Neuzeller Schwarz... menudos dos jarabes, :P. Saludos!

      Eliminar
  4. De las que bebiste he probado dos, Mönchshof Kellerbier y Lausitzer Porter. Por suerte tomé la primera días antes de la segunda, porque cuando cayó la porter no tuve más remedio que cortarme la lengua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff!! Menuda experiencia la de Lausitzer... La pedí con ilusión por ver que ofrecía y a duras penas le dí varios sorbos... La Kellerbier te gustó?? Para mí estaría no tiene nada que envidiar a la gran Hacker-Pschorr 1417. Saludos!

      Eliminar
  5. Me haf puefto los dientef largoffff!!!!!

    Muy buena pinta (salvo la Lausitzer...apuntada queda por si cruzamos nuestros caminos) todo en general, en especial esa Aventinus de barril...a la cual hubiera permanecido pegado en caso de haber acudido a la feria ya que sin duda es una de mis cervezas favoritas.

    Por supuesto la Celebrator (y todas las cervezas de Ayinger en general) también merece capítulo aparte. En fin, voy a poner a enfriar una Celebrator que aún me queda del pedido de Cervezalandia...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje!! Saltó otro germanófilo... :).

      Sobre la Aventinus, pues no... snif, snif!! Una de mis alemanas favoritas de lejos pero había que elegir entre reprobarla de barril o elegir algo nuevo, así que me tuve que contener... Con la Celebrator, en caso de haber estado, ahí me hubiera dejado llevar ya que se deja ver menos y me parece soberbia jeje! En fin, que me has dado más envidia con esa Celebrator... ufff!!

      Saludos!

      Eliminar
  6. Un evento muy interesante para los más cerveceros! Yo el otro día estuve en la antigua cervecería Moritz de Barcelona, Dias DeNorte, disfrutando de una cervecita fresquita y unas buenas tapas del norte. Ideal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y estuviste de casualidad o porque trabajas allí? Es que tu nombre y el enlace al que este lleva...

      Saludos!

      Eliminar