3 nov. 2014

Doris Engelhard, la última monja maestra cervecera de Europa.


Hoy quiero dedicar unas líneas a Doris Engelhard, un personaje cervecero que demuestra la gran importancia histórica que han tenido las mujeres en la elaboración de cerveza y que pese a no acaparar los flashes de sus homólogos Mikkel Borg, Sam Calagione o Teo Musso, entre otros, su historia y labor es también muy interesante ya que se trata ni más ni menos que de la última monja maestra cervecera de Europa, labor que compagina con su su fervor por el rezo en la abadía de Mallersdorf, en Baviera. Que no os engañe su aspecto ya que su historia y sobretodo su forma de pensar no os dejarán indiferentes.




---

Nuestra protagonista llegó en 1961 a Mallersdorf, una población situada unos 100 km al noreste de Munich, tras terminar la educación secundaria para entrar en una escuela llevada por la abadía de la población. Según palabras suyas quedó tan impactada por las hermanas que decidió que quería llevar una vida religiosa. Pero su padre, pese a ser católico, pensó que el convento no era la mejor opción y que en su lugar debía ganarse la vida trabajando con sus manos. Por ello, y pese a que Doris siempre había querido estudiar agricultura, tras recibir la propuesta por parte de la directora de hacerse cargo de la cervecería, no dudó en aceptar.

Localización de Mallersdorf.

Kloster Mallersdorf.

Como en tantos otros lugares de Alemania y especialmente en Baviera, la población de Mallersdorf está íntimamente ligada a la cerveza. De hecho aquí se elabora cerveza desde el siglo XII, en el que antaño fuera un monasterio de monjes benedictinos y que en 1869 fue reconvertido en el actual convento franciscano.

Pero volviendo con Doris, ésta empezó su aprendizaje sobre elaboración de cerveza en 1966 bajo el tutelaje de la anterior maestra cervecera, quien había estado elaborando en la abadía durante más de 30 años. En 1969 la hermana Doris terminó los estudios y desde entonces hasta hoy día, nada más y nada menos que 45 años, ha estado a cargo de la cervecería.

Foto tomada de aquí.

La jornada diaria de Doris, al igual que la de sus hermanas franciscanas, empieza con el canto coral sobre las 5:30 de la mañana, con la excepción de los domingos, día que se levanta sobre las 3 de la madrugada para elaborar cerveza, llegando así a  producir unos 3000 hl. anuales.

Foto tomada de aquí.

Como decía al principio, Doris es la última monja maestra cervecera en Europa ya que otra hermana de Ursberg más veterana que ella fue reemplazada recientemente por un maestro cervecero más joven. Según Doris, a parte de ellas dos también existía otra cervecería llevaba por monjas, en Scönbrunn, pero esta abadía cerró hace 30 años.

Foto tomada de aquí.

Preguntada por su opinión al respecto de que la cerveza sea una bebida alcohólica y por tanto genere situaciones conflictivas Doris no tiene reparo en reconocer que “me encanta beber cerveza. Es la más pura de todas las bebidas alcohólicas. Es una bebida muy saludable, siempre que no la sirvas de forma insensata”. De hecho está tan segura del beneficio de beber cerveza que recomienda tomar diariamente 1,5 litros a los hombres y 75cl a las mujeres. Ella misma no se acuesta sin tomarse su ración diaria, alrededor de medio litro, todas las noches.

Foto tomada de aquí.

Sobre la cerveza que produce, afirma que no existe ningún secreto y que cada lote es distinto, desmitificando al mismo tiempo el hecho de que las cervezas hechas actualmente en abadías se basen en recetas medievales.No puedo imaginar cómo alguien podría tomar esta cerveza si estuviese hecha con recetas antiguas y tradicionales, como sugiere a menudo la publicidad. Es ridículo. Cada año la cebada es distinta y tiene que ser procesada también de forma distinta, y no tenemos el mismo tipo de cebada hoy que tiempo atrás”.

Foto tomada de aquí.

Elabora cervezas diferentes dependiendo de la estación, desde maibock, doppelbock, zoigl, helles... Pero curiosamente no elabora un estilo tan asociado a Baviera como son las Weissbier ni tampoco Dunkel. Todas ellas recetas comparten la característica de no estar tratadas con conservantes, por lo que la cerveza no viaja bien y solamente se puede degustar en las proximidades de la abadía. Doris comenta “hay clientes que se quejan de que la cerveza se haga mala a las 4 o 6 semanas pero la cerveza tiene que disfrutarse tan pronto como sea posible, no guardarla muchas semanas ya que le cambia el sabor. La cerveza es un producto fresco”.

Ya para finalizar, la hermana Doris nunca pensó que su servicio como monja la llevara a ser maestra cervecera pero afirma “como escribió San Benedicto, Dios puede ser glorificado con todas las cosas, también con cerveza”. Y termina afirmando con satisfacción “lo bueno de este trabajo es que uno trata con cosas vivas: levadura, cebada, la conexión con los clientes. Lo volvería a hacer de nuevo”.

Foto tomada de aquí.

Y aquí termino el post, pero como también de curiosidades vive el hombre no quería despedirme sin compartir con vosotros la siguiente foto. Hace algo más de un año, en el periplo veraniego cervecero que pudimos disfrutar por Baviera (a los que no siguierais la serie aquí os dejo el enlace), pudimos comprar la cerveza que produce la madre Doris Engelhard, eso sí, sin conocer toda la historia que hay detrás.

Prost!!!

Algunas fuentes de información:

- http://www.faz.net/aktuell/beruf-chance/mein-weg/doris-engelhard-die-nonne-und-das-liebe-bier-1979498.html

- http://www.bier-tour.de/bayern/niederbayern/straubing-bogen/klosterbrauerei-mallersdorf/ 

32 comentarios:

  1. Que maravilla Pau! y os envidio como siempre a ti y a tu mujer, por el viaje y por poder disfrutarla!.

    Una pena que sea monja, porque la frase ¨ella no se acuesta sin tomarse su ración diaria de medio litro¨ … .Lo dicho !ay que rico, una pena que sea monja jeje

    Fuera bromas, Genial post como siempre Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que me enteré de la historia de Doris hace poco y en una foto vi la botella y tras rebuscar entre las fotos del viaje y ver que era la misma te puedes imaginar la alegría.

      Lo de pena que sea monja, bueno, mientras haga birra buena... Es como los trapenses, que recen lo que quieran mientras nos den esos cervezones a buen precio, jejeje!

      Muchísimas gracias Dani! Me alegro que te haya gustado el post! Un abrazo!

      Eliminar
    2. Amm joderte llevaste la sorpresa al tiempo de beberla ejje que grande!
      Lo de decir que es una pena que sea monja lo decía por no poder casarme con ella ehh jajaja que rece me daigual, como si tengo que rezar yo tamb!!

      Un abrazo

      Eliminar
    3. Jajajajaja!!! Casarte con ella?? Jajajaja!! QUÉ GRANDE, DANI!! Jajaja!! Desde luego quitando las complicaciones del rezo, no es un mal partido en lo que respecta al suministro de cerveza diaria.... jejeje!!!

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Enhorabuena por la entrada, me ha parecido verdaderamente interesante...

    El factor humano suele ser casi siempre el ingrediente más determinante...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que su historia es muy interesante y tiene que ser una auténtica gozada conocerla en persona... Como bien dices, la cerveza sin las personas que están detrás no tiene ningún sentido.

      Saludos!!

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho la entrada Pau, y me encantaría conocer a esta mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho Álvaro. La verdad que yo pensé lo mismo, que tiene que ser una gozada conocerla y que te explique tantas y tantas cosas... Un abrazo!

      Eliminar
  4. Felicidades por la entrada. Curiosa e interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! La verdad que uno nunca deja de sorprenderse en este maravilloso mundo. Saludos!!

      Eliminar
  5. Molt bona entrada Pau! Creo que todos los que la hemos leído tenemos ahora ganas de probar esta cerveza :-). Interesante personaje, Doris Engelhard. Sería muy interesante poder compartir alguno de esos 1,5 litros diarios con ella :-). Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moltes gràcies Joan! Pues tendré que pedir comisión a Doris si le aumentan las ventas, jejeje! ;-). Ahora en serio, creo que como dices sería muy interesante conocer más de cerca a esta mujer, y no me importaría cumplir con su dosis diaria por los alrededores de Mallersdorf, jejeje!! Una abraçada!!

      Eliminar
  6. Gran entrada dedicada a una mujer con protagonismo en el mundo de la cerveza. Buena filosofía la de la monja cervecera. Ahora bien, ese litro y medio diario de cerveza se refiere seguro a cerveza de bajo contenido alcohólico (por debajo de 6º) jejeje ;). Habrá que probar las cervezas que hace esta mujer. Con ese amor y esa dedicación hacia la noble profesión de maestro cervecero, la cerveza tiene que estar buena por fuerza. Levantarse nada menos que a las 3 de la mañana!!! Tú mismo podrás darnos referencias directas de la cerveza que tomasteis. Un abrazo Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorprende ver, al menos a mí así lo hizo, la forma tan abierta y tan actual de pensar que tiene esta mujer, viviendo y estando en los menesteres que la ocupan más allá de la cerveza.

      Sobre las cervezas, he estado buscando la nota de cata pero aún no la he encontrado. Creo recordar que nos gustó, pero tras el atracón de Helles que bebimos el verano pasado por allá, quitando unas cuantas marcas, las demás no las recuerdo con tanta exactitud, jejeje!

      Un abrazo Juan!

      Eliminar
  7. Lo de que cada año es distinta la cerveza es algo que más de una vez me he planteado, aunque imagino que hoy en día se tenga un control del tratamiento de la cebada, lúpulos y levaduras, no dejan de ser "plantas" que no tienen por qué ser iguales año tras año. Otra cosa es hasta qué punto son tan diferentes como para notar grandes diferencias en la cerveza :-)
    Interesante entrada, como siempre ;-)

    Un saludo Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del cambio de la cerveza año tras año, es que tiene toda la lógica del mundo... El año pasado por ejemplo la cosecha de Hallertau en Alemania si no recuerdo mal fue mucho más pobre por unas tormentas... de hecho cuando llegamos los campos iban muy retrasados... Un año de más calor, de más frío, de más lluvias... Por suerte esto no es mecánico y cuadriculado...

      Grandes diferencias está claro que no las podremos percibir, pero la gente que la toma todos los días por ser la cerveza que tienen al alcance y es barata, posiblemente nos dirían que si notan cambios...

      Gracias Adrián!! :P. Un saludo!

      Eliminar
  8. Realmente curiosa la historia de esta mujer. Pero eso de 1,5 litros de cerveza diaria... como le diga eso a mi médico me encierra. Me gustaría probar esa cerveza algún día.
    Muy buena entrada Pau!
    Saludos crack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joer, si al final entre todos conseguiréis que me sonroje y todo con tanto piropo, jejeje! Muchas gracias Gonzalo!

      Pues lo de 1,5L, díselo a los checos... que deben beber eso pero por minuto, jejejejeje!! Desde luego no es lo mismo tomar esa cantidad de helles, pils, weiss o dunkel que de I.stout o IIPAs...

      A ver si rescato la cata que le hice a la cerveza porque la verdad no recuerdo nada de ella...

      Un saludazo crack!

      Eliminar
  9. Post interesante : finalmente de cierto modo es una vuelta a los orígines de hacer cerveza cuando se consideraba que era una de las muchas cosas que se tenía que hacer en la cocina, a saber estaba dentro de los trabajos diarios de la mujer. Por eso es una pena que haya tan pocas cerveceras en el mundo, porque las que conozco (por ej. Anne De Ryck) suelen tener una filosofía un poco distinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Ilse. Desconozco en profundidad el caso de Anne, pero imagino a lo que te refieres de la filosofía distinta. Supongo que es lo mismo que la cervecera de Urthel, Hildegard Van Ostaden... Si no recuerdo mal hay alguna otra cervecera más (creo que Eutropius) que detrás tienen también mujeres al cargo, casualidad (o no) que varias sean de Bélgica... Un saludo!

      Eliminar
    2. En Holanda también creo que hay unas...pero es verdad que hay pocas, igual porque hacer cerveza es limpiar mucho y ya estamos harto ;-) Ciao, Ilse

      Eliminar
    3. Jajajaja!! No creo que la razón sea esa... jejeje! Pero ciertamente cada vez vuelve a aumentar la presencia de la mujer en los "fogones"... Ojalá aumente todavía más! :-D

      Eliminar
  10. Muy interesante aportación... Esta mujer lleva tanto tiempo haciendo cerveza como yo sobre la faz de la tierra!!! En cuanto a consumo debemos estar casi a la par... si el higado continúa fuerte... la pillo... ahora bien!! Quien pillara la oportinidad de charlar con ella en torno a una excelente cerveza como las que parece ha elaborado! Chapeau de nuevo por la historia mestre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moltes gràcies, mestre! La verdad que su ritmo parece fácil de alcanzar, pero a ver si llegamos hasta entonces con la vitalidad que parece desprender esta mujer... Salut!!

      Eliminar
  11. Jeje había leído el artículo del periódico pero creo que no mencionaban la cervecera. Mucho más completo el tuyo, y buenísimo el final con la foto de tu propia cosecha :-D!

    Me hizo mucha gracia la señora monja recomendando un consumo de 1.5 litros de cerveza al día. Para que luego tengan que venir los de Stone a salvar la cultura cervecera alemana...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me extrañaba que no conocieses la noticia... La cervecita cayó gracias a los geniales Landbierparadies que me la recomendaron entre muchas otras...

      Jajaja! Lo que yo me pregunto es si recomienda esos 1,5 litros cuanta gente habrá por encima de la media... jajaja! Tu mismo nos lo podrás decir... ;). Un abrazote, Diego!

      Eliminar
  12. Grande Doris! Es una satisfacción que encuentre la realización en su vida de religiosa y elaboradora cervecera, con esa pasión debe ser una gozada verla trabajar, charlar y probar su cerveza. Me ha gustado mucho el artículo, es una persona que vale la pena que tengamos conocimiento de ella.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo creo yo también y por eso no dudé compartir la historia. Pasión y mucho trabajo, algo en lo que deberíamos fijarnos todos en cualquier faceta que deseemos emprender. Saludos Cristóbal!

      Eliminar
  13. ¡Muy interesante sin duda alguna!

    Genial entrada con un gran argumento, interés y rompedora puesto que normalmente, la elaboración cervecera siempre se le atribuye a los hombres, cuando en la antigüedad eran las mujeres quienes la fabricaban.

    Mención especial a su "dosis diaria", pues eso es un culto y el resto son tonterías jajaja

    ¡Saludos Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje!! No es muy común escuchar a alguien de su posición no ya lo de beber tal cantidad sino simplemente beber... Lo del papel de las mujeres vs los hombres es algo que no sé porque sigue siendo un debate cuando existen decenas de textos que avalan la importancia capital de la mujer y han salido ya en decenas de publicaciones... En fin, muchas gracias Benji y saludos!!

      Eliminar
  14. MUY BUEN POST COMPADRE. ME DAN GANAS DE CONOCERLA Y TOMARNOS UNAS PINTAS. ME IMAGINO QUE A ESTAS ALTURAS ESTA MUJER, POR UNA VIA O POR OTRA, HABRÁ CATADO MUCHAS BIRRAS, PERO ME GUSTARÍA VER SU REACCIÓN CON UNA IPA CONTUNDENTE, UNA IMP- STOUT O UNA LAMBIC JEJEJEJE.
    1,5 LITROS TAMPOCO ES TANTO CHICOS, IMAGÍNATE QUE TE PIMPLAS UN BOTELLÓN DE 66 CL PARA COMER Y CENAR, PUES CASI LO TIENES YA JEJEJE.
    SALUDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jorgi! La verdad es que sí, a todos nos ha dado un buen rollo esta mujer, quizás por lo de monja, quizás por la edad... pero es que sobretodo tiene una cara de buena! Jejeje!

      Lo de haber probado estilos, no te creas, que aunque difícil vete a saber e igual ha probado más de esos estilos de lo que parece... jejeje!!

      Lo de la "tasa diaria", como decía por arriba, más que por la propia cantidad lo veo peligroso por el alcohol asociado... No es lo mismo esa I.stout que tu mencionas que una helles o una bitter, jejeje!

      Saludazos Jorge!!

      Eliminar