18 may. 2015

#LaRonda33. La realidad cervecera de tu (mi) ciudad.


Justo cuando falta una semana para el lunes 25 en que publicaré el correspondiente resumen de esta trigésimo tercera edición de #LaRonda, os quiero dejar mi particular opinión aún reconociendo que se me hace algo extraño eso de contestarme a mí mismo.

¿Cuál es la realidad cervecera de tu ciudad y qué razones crees que hay detrás de ello (para bien y para mal)? ¿Crees que en tu ciudad existe una correspondencia entre la oferta de locales con buena cerveza (tiendas, bares, restaurantes...) y un público que la demande?

Como muchos sabéis vivo en Valencia, una de las zonas que lleva años siendo puntera en cuanto a número de microcerveceras solo por detrás de Catalunya, pero donde curiosa y sorprendentemente ni la oferta de bares, ni de tiendas, ni de ferias ni tampoco la respuesta del público ha empezado a moverse (y póngase eso de “moverse” varias veces entrecomillado) hasta hace muy, muy poco. Sea por la razón que sea, la realidad es la que es y mientras en Asturias, Navarra, o en tantos sitios que no levantan la voz más de lo necesario trabajan mucho cada día apostando por un producto desde años atrás dando una respuesta envidiable, aquí en Valencia no solo cuesta ver una oferta atractiva y de calidad sino que los pocos que la ofrecen no logran captar a un público suficientemente amplio y diverso dando como resultado eventos en los que casi siempre nos vemos las caras los cuatro de siempre.

Quizás desde fuera la realidad se ve algo distinta y por eso me gustaría desmitificarlo un poco en estas líneas. Frases del tipo “últimamente en Valencia estáis que lo petáis, eventos, bares… no os quejaréis” me las han hecho llegar amigos de diferentes puntos en más de una ocasión, y eso en mi opinión es fácilmente explicable por el impacto y la visibilidad de redes sociales, webs y demás, pero también por la idiosincrasia del pueblo valenciano, dado a exteriorizar y vender hacia fuera cuan grandes somos (¿os suena la America’s Cup, la Formula 1, l'Aeroport de Castelló, la Ciutat de les Arts…?) cuando a la hora de la verdad muchas veces ni somos tan buenos, ni tan bonitos y además las cosas muchas veces se hacen a medias, como por salir del paso y hacer caja rápida para luego lamentarnos llorando y buscando los porqués.

La oferta crece y hay varios bares y tiendas ofreciendo cerveza de calidad, incluso algunas miniferias que aunque no sean la repanocha al menos nos permiten citarlas. Pero sea por lo que sea, porque no sabemos llegar a ese público o porque no hay suficiente gente dispuesta a pagar por un producto más caro teniendo un bar en cada esquina ofreciéndole cubos de 5 quintos con tapa a precios irrisorios, la cuestión es que cuesta ver crecer esto de la cerveza más de lo que uno desde fuera pensaría que debiera ser. Y así, cuando nos visitan aficionados o elaboradores foráneos a Valencia esperando un edén, frecuentemente se llevan una impresión menos halagüeña de lo esperado y se extrañan de que no haya un movimiento mucho mayor para el número de habitantes que tenemos

Tampoco quiero ponerme excesivamente pesimista ya que tenemos razones para esperanzarnos en lo cervecero a medio plazo, pero aún estamos muy lejos de una situación que nos lleve a dar saltos de alegría. Son muchos años como consumidor viendo que esto “parece que por fin pinta bien” pero al final no termina nunca de arrancar, aunque tratando de ser un poco positivo creo que con mucha insistencia y trabajo la cosa puede cambiar poco a poco, ya que el nicho de mercado está por explotar. La duda quizás sea saber durante cuánto tiempo habrá que seguir picando piedra...

¿Cómo explicas que Barcelona tenga una realidad cervecera como tal?

Sin duda existen muchísimos factores que han influido en ello (apuesta por lo local, el nacionalismo, la situación geográfica cerca de Europa...) y aunque es muy aventurado y atrevido pretender resumirlos todos ellos en unos pocos párrafos, personalmente creo que si la cerveza ha explotado en Barcelona básicamente es porque hay muchas personas con una mentalidad abierta y dispuesta a encajar nuevas propuestas al tiempo que intentan ser lo más profesionales en aquello que se proponen sin miedo al fracaso. No pretendo comparar unos  sitios con otros, ya que gente así la hay en todas partes, pero la experiencia de años viendo como se trabaja allí me demuestra reafirma en mis pensamientos y de hecho no hay más que ver como Barcelona (porque tampoco es justo extender esa realidad a toda Catalunya cuando no es así) es lo que es: vanguardia y ejemplo en muchos ámbitos como la gastronomía, la moda, el arte, la arquitectura… Y por supuesto también la cerveza.

Los juegos olímpicos del 92, celebrados y puestos como ejemplo dentro y fuera de nuestras fronteras, cambiaron una mentalidad algo derrotista en muchos ámbitos e hizo que la ciudad pasara de estar de espaldas al mar a estar de cara a él, en lo literal y también en lo metafórico, asumiendo que podían tomar la delantera en aquello que quisieran. Y este hito hace veintitantos años cambió por completo la ciudad, la forma de venderse hacia fuera y por ende la forma en que la gente la percibe.

En lo cervecero también van muchos años picando piedra, asociaciones pioneras como Humulus Lupulus, las primeras micros, las primeras ferias de productores (Mediona cumple este año la friolera de ¡10 años!), bares y tiendas apostando por calidad cuando en otras partes siquiera alguien se atrevían a ir más allá del sota-caballo-rey de las belgas y alemanas de importación, o montando un festival como el BBF cuando nadie se atrevía a montar algo realmente profesional, o abriendo hace menos el Biercab y tirando la casa por la ventana con un proyecto tremendamente arriesgado aún teniendo las caras que tiene detrás y siendo exitoso desde el minuto uno, o cuando salió un festival de música como el Birra So acercando la cerveza a otro tipo de público, o los tours cerveceros en autobús por la ciudad… Etc, etc, etc... Creo que es significativo que los nuevos locales que surgen, lejos de tener miedo y pensar “aquí ya hay locales, mejor me voy lejos”, en esa milla de oro cervecero barcelonés que es el Eixample, siguen saliendo más y más locales acrecentando y completando una oferta no solo de calidad sino muy diversa, coexistiendo cuando los límites razonables parecerían indicar que esto es inconcebible.

¿Crees que Madrid tiene un panorama cervecero acorde con su tamaño? ¿Cómo explicas que aparentemente cueste tanto de arrancar mientras que en zonas como Navarra o Asturias por ejemplo, tengan un panorama cervecero aparentemente más vivo para su número de habitantes inferior?

Todo lo que digo de Barcelona desgraciadamente no se si podría decirlo de Madrid. Aunque es igualmente aventurado y atrevido tratar de opinar desde la distancia, y aunque sé de buena tinta que la cosa está cambiando últimamente, me reafirmo en el pensamiento de que en Madrid cuesta mucho más de lo que debería, algo similar a lo que ocurre en Valencia pero a lo grande. Y no sólo lo digo yo o amigos de fuera de Madrid, sino así me lo hacen saber cerveceros de allí o gente que ha tratado de penetrar el muro que parece existir montando proyectos que no han terminado fraguando.

No me explico como sigue sin triunfar un proyecto de festival grande y verdaderamente profesional que atraiga a gente de todas partes y lo más exitoso sea una feria (con todos los respetos y sobretodo admiración) en un bar, l’Europe, con tantas limitaciones. Tampoco comprendo cómo no hay 10 veces más bares de los que hay apostando no solo por esa minoría de beer geeks sino que vaya con cerveza de calidad sin estridencias a por ese nicho de la cañita perfectamente tirada de Mahou que tanto parece constreñir el avance. Y lo mismo diría a la hora de aparecer muchas más microcerveceras y que estas ofrezcan un producto más atrevido… Etc, etc, etc…

Así que lo siento por todos esos amigos y conocidos que comentan que últimamente el panorama madrileño está empezando a crecer. Desde la libertad que me da la distancia, creo que aún siendo eso cierto es justo exigir una realidad muchísimo más rica y abierta que la actual. Ser positivos, por supuesto; esperanzarse, también; crecer bien y pasito a pasito, claro que sí; pero conformarse y sobretodo echar campanas al vuelo antes de hora desde luego creo que aún no es el momento.

Sin querer ahondar en las cansinas y odiosas comparaciones, creo que la gente en Madrid debería dejarse de esa autocomplacencia y dar un puñetazo en la mesa planteándose no ya el por qué en lo cervecero Barcelona pertenece a una liga en la que juegan otras ciudades como Roma, Londres o Copenhagen por ejemplo, sino por qué Madrid no es capaz de ofrecer una oferta cervecera en conjunto que se acerque a la de Asturias o Navarra o incluso Valladolid con 10 veces menos de población.

Como excepción claramente quedan las tiendas especializadas, lo único que en mi opinión se salva de la quema brindando una oferta interesante, variada y con bastante calidad. Pero la cerveza no puede ser solo eso, vivir de las novedades y de las frikadas. Eso debe ser un extremo del cuadro, lo que le da color y luce, pero el fondo y la sustancia deben ser los locales que apuesten por la cerveza el día a día y para todos los públicos, sin miedo al fracaso, ya que los locales que viven de beer geeks o hipsters son pan para hoy y hambre para mañana, hasta que pasen de moda o simplemente estos consumidores se cansen.

Así que resumiendo y para terminar cortando un poco con la línea dura y crítica del post me gustaría que cada cual, con su realidad social y cultural, queriendo copiar el ejemplo de otros (o no) según les parezcan aplicables en su realidad, y asumiendo que el día a día es duro en sitios aún en lugares donde pensamos que todo es color de rosa, que nos dejemos de excusas y de autocomplacencia y trabajemos porque la cerveza no se quede en ámbitos aislados de entendidillos y nos pongamos de una vez las pilas para que la cerveza de calidad trascienda esas barreras llegando a todo un grueso de gente potencial muchísimo más amplio.


¡Salud y buena birra!

30 comentarios:

  1. Bueno, veo que voy a ser el primero en contestar (luego no te quejes eh? :-p).
    Voy a dejar de un lado lo de Barcelona, porque como te dije, no vivir allí y no visitarla desde hace muchos años, me deja un poco de lado a la hora de comentar con cierto criterio. También te digo que simplemente creo que allí la cerveza llegó antes, y no creo que haya tanta diferencia en cuanto a emprendedores o gente que se pueda lanzar, con Madrid. Pero dejemos esto a un lado :-)

    Creo que te equivocas en cierta manera con tus palabras que hacen referencia a que nos conformamos en Madrid. Por un lado, que es el punto de vista del consumidor (el único al que pertenece la mayoría que se pasa por aquí o el resto de blogs), creo que somos bastante críticos (cada uno a su manera), e intentamos movernos bastante, "pedimos más", pero tampoco creo que esté en nuestras manos el que esto cambie radicalmente de un día para otro. Sino tú no estarías oyendo eso de "como os lo montáis en Valencia", "nos estáis adelantando, en Madrid nos estamos quedando atrás", vamos que quejar, nos quejamos ;-)
    Y ciertamente creo que Madrid no está ni mucho menos dormida, como muestra puedes leer varias de las rondas de los blogueros madrileños, donde se anuncian nuevas aperturas de locales, bares de siempre que se atreven con algunos grifos extra, y donde la realidad cervecera va cambiando poco a poco (o mucho, según lo mires).
    Lo de las ferias es cierto, se echa en falta algo más grande, se intentó en su día pero parece que lo de los permisos aquí está jodido... será cuestión de tiempo que entren por el aro. Tampoco Barcelona en esto es que destaque desde hace décadas. No se me malinterprete (ya sé que no lo harás), pero el BBF lleva cuatro años, está muy bien sí, pero es bastante reciente, relativamente.

    No voy a entrar a comparar la calidad de las cervezas de un sitio u otro porque me parece que no tiene sentido, porque sé que hay buenas y malas en todas partes, Barcelona y Madrid incluidas :-)

    Respecto a la comparación con Roma, me guardo mis impresiones para el blog, ya charlaremos sobre ello ;-)

    Un saludo Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho tu comentario pese a las discrepancias que me separan. Precisamente lancé esta Ronda para eso, para debatir con respeto cada uno desde su punto de vista, con nuestras diferencias y discrepancias.

      Lo que dices de Barcelona, de que "simplemente llegó antes" es un hecho, la cosa es preguntarse por qué eso fue así. Igual no me expliqué bien, pero es lo que preguntaba que explicarais y que pocos os habéis lanzado a tratar de explicar, independientemente de que conozcáis el panorama cervecero o no de haber ido (internet acerca a cualquiera por lejos que viva).

      Sobre Madrid, me autoafirmo en que sí os conformáis ya que lo que extraigo de varios blogs escritos por gente de Madrid (la única y clara excepción es Teddy, ya que creo que muchos lo decís por lo bajini, jejeje) es que la cosa va bien, que aunque hay cosas que faltan se va mejorando. No digo que Madrid esté dormida (sé de sobras que no es así porque os leo a todos), solo que está adormecida, como un oso perezoso en lugar del oso con garra y fuerza, o así debería ser para los habitantes que viven allí. Cambia demasiado poco a poco aún hoy en día.

      Eso que me dices de que en Barcelona la cerveza llegó antes debería hacer preguntarse a muchos ¿por qué no ocurrió igualmente en Madrid? Yo creo que no hay nada mejor para crecer que conocer las causas y los condicionantes que lo han impedido hasta la fecha. Y claro que hay gente emprendedora (no he dicho lo contrario) pero me has de reconocer que en Madrid y fuera de lo cervecero hay muchos ámbitos en los que Barcelona es puntera... Mira sino lo que se ha tardado en ver un número de restaurantes con estrella Michelín por ejemplo (un campo relacionado con el consumo como la cerveza) mientras que en Catalunya estaban algunos de los mejores del mundo...

      Y claro que Barcelona no destaca desde hace décadas, pero esa actitud "bueno, tampoco es que Barcelona destaque desde hace tanto", como excusándose en "bueno, tampoco estamos tan mal" debe cambiar en mi opinión. En un día no se cambia el mundo, pero la actitud más atrevida y agresiva debe aparecer ya o de lo contrario dentro de unos años estaremos hablando de lo mismo con pocos cambios significativos.

      Espero con ganas esas impresiones de Roma... ;)

      Un saludo Adri!

      Eliminar
    2. Curiosamente, tú estás de acuerdo con lo que dice Teddy, y yo no tanto, como le he dicho en su blog. Eso no quiere decir que yo no me moje, sino que no estás de acuerdo con lo que digo y que lo que él dice concuerda más con lo que tú piensas ;-)
      Yo no me tengo que preguntar por qué a Barcelona llego antes Pau, ni creo que nadie deba hacerlo. Llego antes, ya está, es así y no creo que deba sacarse mucha más punta de eso. Cada ciudad destaca por unas cosas y flojea por otras, como algunos citan por ahí, en Barcelona falta ambiente, falta esa cultura de bares (al menos es lo que me hacen sentir muchos), ¿por qué? pues porque no todas las ciudades ni sus gentes son iguales. Me repito en mis argumentos, pero da la sensación de que buscas que digamos que Barcelona es mejor, y sinceramente, no lo pienso así, simplemente creo que es diferente, como pasa con el resto de ciudades del mundo y que, en definitiva, es lo mejor que hay, diversidad :-)

      Siento discrepar de nuevo contigo, pero te aseguro que no nos conformamos ;-)

      Un saludo!

      Eliminar
    3. Hablar a través de comentarios es complicado, por lo espaciado de cada respuesta y porque no hay inmediatez tan necesaria en temas como este. Si en una charla en una barra de bar ya hay malentendidos figúrate aquí... ;).

      Pero dejemos a Barcelona de lado. No sé por qué te da esa sensación que quiero que digas que es mejor (en lo cervecero yo lo creo, pero es una opinión), solo te daba argumentos para apoyar mi postura sobre la apertura de Barcelona que creo que ha sido el principal catalizador del asentamiento de la cerveza. Hablando solo de lo cervecero, me pregunto las causas por las cuales Madrid tiene lo que tiene y no tiene algo mejor. Olvidemos a Barcelona ya que cada uno tenemos unas preferencias y una forma de percibir cada ciudad (e intuyo que lo que dices de Roma debe ir por ahí...) y hablemos solo de Madrid. ¿De veras no te causa ni siquiera curiosidad saber por qué cuesta tanto arrancar? Al menos yo cuando critico algo (al igual que dices que tú lo criticas en este caso) intento preguntarme por qué es así y qué soluciones hay, y a eso es a lo que iba con el post, intentar llegar a alguna conclusión. No busco batallitas A vs B, ya que los hechos son los que son, se perciben desde fuera (miras Ratebeer y te sale todo lo que hay en Madrid y en cualquier otra ciudad). Me preguntaba por las razones que algunos desde la distancia igual no somos capaces de entrever y sí se mascan entre bambalinas.

      Y me alegro que no os conforméis, pero te vuelvo a chinchar y espero que esas críticas podamos verlas traducidas en algo que me "obligue" a revisitar Madrid más pronto que tarde, más que nada porque ya sabes de una botella que se nos pudrirá a este plan... jajaja!

      Un saludo Adri!

      Eliminar
  2. Interesante esa reflexión sobre los Juegos del 92, sin duda un hito importantísimo que visto desde la perspectiva que otorga el paso del tiempo fue un detonante de la Barcelona moderna.

    En cuanto a lo de Madrid, la verdad es que no conozco el tema. En cuanto al cañeo de Barcelona, comparado con el de Madrid, no tenía nada que ver. En mi opinión, la ciudad estaba carente de un "modelo propio", como si tenían desde hace años muchas otras ciudades importantes de España, lease: Logroño, Zaragoza, Donosti, Bilbo y, por supuesto, Madrid. En barna te ibas a tomar una mediana y fiesta.

    Desde hace unos años, a la par que evolucionaba la ciudad, se volvió a lo clásico de toda la vida, la bodeguilla, y apareció un nuevo modelo, el bar chic donde hacemos el brunch (que queda más guay que el vermouth). A esa novedad es a la que se abrazó Barcelona, y de ahí quizás la rápida aceptación de la cerveza artesanal, como algo nuevo, chic, antisistema, etc...

    Del modelo "tradicional" de tapeo, el bar de toda la vida, podemos rescatar a unos pocos representantes, encabezados por el bar Tomás de Sarriá, que parece sacado de la Castellana. Por lo demás, el tapeo de bar en bar nunca ha estado en la mente de los barceloneses, que se sentaban en un garito, y se tomaban las birras y tapas que fuera antes de irse a casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Rul!

      La Barcelona que conozco nunca ha sido una ciudad de tapeo. Hay muchos sitios clásicos donde puedes comerte una tapa (ese Tomás es una maravilla y sus bravas inconmensurables, pero tiene poco más que eso), pero no he percibido nunca zonas o círculos donde el tapeo fuera una religión como si ocurre en Madrid, Donosti, Logroño, Cádiz... Con los años y más pensando en el turista han aparecido muchos locales un tanto forzados con el tema del tapeo pero salvo excepciones no arraigan. En lugar de eso tiene cabida ese modelo de local base transformado con influencias modernas y ahí aprovecha para entrar la cerveza como bien comentas. Locales como Biercab, Ale&Hop, L'Espumossa, La Cerveteca, locales como el Brew Home... son un buen ejemplo de ello.

      Curiosamente, en Valencia tampoco hay zonas con muchos bares de tapeo y la cerveza le cuesta entrar, porque el ir de "cañas", aunque no goza de la reverencia de otros lugares, sí tira mucho.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Lo de Madrid es un caso muy peculiar ya comentaré en el blog, no creo que sea tan malo como lo pintan unos pero si que por población debería haber mas vida cervecera. Valencia siempre pense que estaba mejor de lo que comentas... veo microcervecerias, brewpubs, locales con muchos grifos... pero por lo que cuentas parece que yo tenia una visión algo erronea.

    Un saludo Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Andrés! Espero con ganas tu reflexión y la de Jorge Solana también (no sé si falta algún otro de Madrid, creo que no). Espero no haberme explicado mal, no digo que el panorama de Madrid sea malo (no se si esa aseveración la dices por mí) sino que debería ser mucho mejor. No todo son extremos, puedes no ser muy bueno pero ello no te lleva necesariamente a ser muy malo. ;-)

      Lo de Valencia, pues el problema es que han salido antes los locales que la gente, hay mucha más oferta que demanda y por ello algunos no pueden ofrecer lo que les gustaría y se diluyen ilusiones y proyectos a priori interesantes. Por ejemplo tienes los dos mejores bares con una oferta en general buena pero no siempre tan atrevida de lo que nos gustaría a muchos. Sobre Brewpubs, los hay, pero salvo alguna excepción puntual ofrecen la misma cerveza que embotellan, es decir, no son verdaderos brewpubs con rotación y cervezas exclusivas, sino una mera prolongación de una microcervecera. El panorama no es malo, lo destaco varias veces, pero tampoco es tan y tan bueno como algunos que me preguntan desde fuera me hacen entender con sus halagos.

      Un saludo Andrés!

      Eliminar
    2. Lo de "tan malo como lo pintan" iba un poco en la linea algo derrotista tal vez, que parece que desde el propio Madrid piensan siempre todo allí es malo o muy regular. Cuando llegas a Madrid de fuera siempre te lo pintan de una manera no muy positiva incluso los propios madrileños y luego cuando vives aquí te haces tu propia idea y como todos los sitios tiene cosas maravillosas y cosas mejorables.

      Extrapolando esto a lo de las cervezas, los beer geeks que llaman algunos se quejan mucho a veces y sin que el panorama sea el mejor hay movimiento y hay cada vez mas oferta en todos los aspectos.

      A Valencia tengo ganas de ir en plan visita cervecera y espero que poco a poco la cosa crezca en todos sitios, muchas veces es mejor ir despacio y con buena letra.

      Un saludo Pau!

      Eliminar
    3. Puede que tengas razón, que en ocasiones todos somos muy exigentes y queremos más y damos una impresión distinta a la real. La mejor forma de comprobarlo es visitar cada lugar, sin duda.

      En Valencia puedes comprar cerveza buena en tiendas y beber buena cerveza en un par de bares pero cuesta ver un grueso de gente realmente interesada en lo que toman. En uno de los mejores bares directamente cuesta ver gente (no solo "freaks" sino gente de cualquier tipo) y en las tiendas van los de siempre más allá de casos puntuales que buscan regalos más que interesarse por lo que compran. Paso a paso, esperemos que la cosa mejore.

      Tengo ganas de leer tu aporte.

      Un saludo Andrés.

      Eliminar
    4. Creo que hay que buscar formas de mejorar las cosas pero no mirar solo lo negativo.

      En Madrid a veces te encuentras solo "frikis" en según que eventos pero en los locales del centro hay de todo.

      Mi aporte lo termino de subir... espero no haberme olvidado nada de lo que tenía pensado exponer.

      Un saludo y ánimo que con esta ronda vas a tener trabajo.

      Eliminar
    5. Completamente de acuerdo con tu primera frase. Criticar de forma constructiva seguro, la sensación que me daba de algunos textos que he leído era algo más positivo de lo que por lo visto hay.

      Esta tarde sin falta te leo. Seguro que merece la pena. Y sobre el resumen, menudo trabajazo... pero espero que merezca la pena!!

      Un saludo Andrés!!

      Eliminar
  4. Comparto algunas de tus reflexiones pero discrepo en otras. No voy a entrar a defender a uno y criticar al otro, creo que como comentan mis compañeros de Madrid se vende también una imagen mala, que a mi entender no me parece tanto, falta mucho obviamente, queremos más por supuesto, pero al menos en lo poco que hay se ve calidad y eso es importante, ya no solo son Domus, Cibeles o Sagra (lo digo por cercanía).
    Lo que me sorprende es lo que comentas de Valencia, por lo que veo ahí es un poco lo contrario que Madrid, ahí abren locales y a veces cierran por falta de público, aquí sin que haya una gran demanda sí hay la sensación de que faltan locales.
    En lo referente a una feria importante en Madrid... eso sí que es un caso perdido, no por falta de ganas, sino por falta de organización.
    Saludos Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, también está bien discrepar alguna vez. De lo contrario sería todo un poco aburrido, no? ;)

      Es posible que Madrid venda una imagen que no se corresponde con la realidad, no lo sé. De cuando estuve hace 2 años a ahora el panorama no ha cambiado tanto y las pocas novedades me las he leído bien en blogs de quienes sois de ahí o me las han contado amigos que viven en la zona. Por supuesto que no hay calidad, pero posiblemente no tanta (o mejor dicho en suficiente número de fuentes distintas) como sería esperable.

      En Valencia no es que abran y cierren continuamente (aunque varias tiendas y micros han cerrado por falta de tirada y otra gente están aguantando como pueden) pero es cierto que la demanda no es muy grande más allá de los típicos que se mueven a todas partes, pero de ellos es imposible que viva no solo un negocio sino todos los que hay.

      La feria de Madrid, os tenéis que poner las pilas. No solo de Madrid sino de todas partes es lógico que Madrid pueda atraer por situación geográfica y por volumen propio que mueva...

      Saludos Gonzalo!

      P.D. Pensaba que me atizarías más... El "asturiano" me ha dado más fuerte... Jajajaja! ;)

      Eliminar
    2. Puedes quitar las comillas, asturiano de la cuenca y nieto de minero... cuidadín!!! jajajaja

      Eliminar
    3. Estos Don Pelayo de hoy en día cuan venidos a menos están... Jajajaja!!

      Eliminar
  5. Suscribo cada una de las líneas referentes a Madrid. Como yo digo: mucho 'lirili' y poco 'lerele'. La verdad es que resulta deprimente que Madrid no esté a la altura de otras ciudades como ya comentas; máxime cuando se elaboran buenas cervezas.

    En Valencia me resulta raro. Leo algunas entradas de locales que se abren pero luego no sé qué continuidad o éxito tienen. Será por oferta...

    El panorama cervecero en BCN no debe ser comparado con ningún sitio (al menos aquí en España). Allí se juega otra división en la al resto de ciudades, y a Madrid concretamente, le queda mucho, muchísimo por llegar. A saber si lo hará :-(

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Jose!

      Sobre Madrid, pues bueno, me parece triste que así sea. Hablando con algunos de vosotros me habíais transmitido esa sensación pesimista pero como últimamente desde blogs y redes sociales tenía una impresión algo más halagüeña pensaba que estaba cambiando más... Simplemente es trabajo, José, hace falta que la gente se lance a currar por nuevos proyectos. No es fácil, y más saliendo de la que hay, pero existe potencial de sobras en Madrid. Puedes quedarte en el camino pero si lo intentas siempre te quedará la buena sensación de que al menos lo intentaste, y hay gente en ese sentido que se está moviendo pero hacen falta más.

      Lo de Valencia, de momento los que han salido en el último año siguen ahí, pero ni el público al que atraen es un número grueso y en caso de alguno el cliente que va muchas veces les da igual tomarse una que otra cerveza, simplemente consumen "cerveza artesana" como podrían tomarse un cóctel...

      Un abrazo, Jose! Y a ver si dentro de uno o dos años esto que hablamos ha cambiado suficientemente para bien.

      Eliminar
  6. ASTURIANU 30-LEVANTINOCHÉ 40, BOLA DE PARTIDO PARA EL TIO DE LA COLETA XDDDDDDD
    NO, SI AL FINAL EL PROBLEMA VAN A SER LAS TAPAS ¡A QUE LAS QUITAN! NO JODAAAAS, NO JODAAAAS JIJIJI.
    YO SI QUE VEO BARCELONA POR ENCIMA DE MADRID, SOBRE TODO DESDE ESTE DOMINGO XP ( QUE HOSTIA ME VAN A DAR JUJUJU )
    EN LO CERVECERO TAMBIEN, AQUÍ FALTA APERTURA, FALTA ALGUNA MICRO QUE OTRA, COMO TU BIEN DICES, MAS ATREVIDA Y LO DE LAS FERIAS NO TIENE PERDÓN DE DIOS. PERO POCO PODEMOS HACER PAU, MAS ALLÁ DE DIFUNDIR CULTURA CERVECERA A VER SI CUATRO GATOS SE PICAN Y PRUEBAN, BIRRANGELIZAR EN NUESTROS ENTORNOS CERCANOS Y TRATAR DE CONSUMIR LO QUE PODAMOS EN LOCALES O TIENDAS ESPECIALIZADAS PARA QUE SEA RENTABLE.
    YO CREO QUE EN GENERAL SI HA SUBIDO EL NIVEL, PERO HACE FALTA MAS.
    UN SALUDO Y MAÑANA TE PUBLICO, CREO XP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con lo que comenta Jorge, creo que los que vivimos aquí tratamos de movernos bastante, pero ya estamos hablando de temas que se escapan de nuestras manos, ojala dependiera de nosotros…
      En lo referente a una feria importante, como ya he dicho, eso sí que no lo veo a corto plazo, no hay más que ver lo que pasó el pasado año, montan la de thielman y justo coincidiendo el otro sector monta la MBW, por no hablar de las cerveceras que se dejaron fuera o que se les cerraron las puertas en las narices.
      Ahora también digo que personalmente prefiero que abran 4 bares a que se haga un festival grande, para eso prefiero irme una vez al año a algún país de Europa, y el resto del año tener bares donde disfrutar de buenas cervezas

      Saludos!

      Eliminar
    2. Otro que está de acuerdo...
      Pau, a ver si nos explicas cómo podemos hacer nosotros que esto cambie a mejor, desde nuestras casas o nuestros blogs. Porque por pedir no es, y por dejarnos nuestros cuartos en todos los eventos cerveceros que hay en Madrid tampoco es. Mención a parte de la difusión de todos los saraos que se celebran en bares o ferias...
      Como bien dice Jorge, a parte de intentar convencer a unos cuantos amigos para que prueben cosas diferentes, organizar alguna cata, dar la chapa y en mi caso incluso animar a alguno a hacer cerveza en casa (¡y lo he conseguido!), no se me ocurren muchas más cosas...
      Y con lo que se comenta de ferias y demás, como le dije a Teddy y como leo también por aquí, prefiero que abran unos cuantos bares más, repartidos en más zonas de Madrid, que un festival. Primero hay que crear afición y luego vendrá lo demás, de poco sirve hacer ferias si al final nos vemos los cuatro de siempre y algún despistado más, eso a mi personalmente no me aporta gran cosa. Pero cada uno tiene sus preferencias, yo desde luego, prefiero tener más oferta, en más sitios y con más grifos, que seguir igual y tener un festival cervecero grande. Además, viendo los grupos que se ven por Madrid, primero tendrían que ponerse de acuerdo ellos (y no dejar fuera cerveceras como La Quince, por ejemplo...), y no hacer ferias "de unos" y ferias "de otros". Pero aquí vuelvo al primer punto, esto tampoco está en nuestra mano ;-)

      Eliminar
    3. El contingente centro al ataqueeerrr... Jejejeje! Cómo sois, eh? En un cara a cara os echáis atrás, canallas, pero os lanzáis en tropel, jajaja! Vamos pues por partes...

      Jorge, más allá de lo futbolístico (Baaaaarça!! Jajaja!) es indudable que
      en lo estrictamente cervecero hay una realidad, y ahí no hay donde rascar ni comparar. Pero como le decía a Adri, ok, no comparemos, centrémonos en Madrid... Vosotros no podéis hacer el papel de nada, no me refiero a "vosotros", que debéis ser consumidores sin más... Otra cosa es que ayudéis de forma desinteresada difundiendo, compartiendo eventos y demás... Eso ayuda y mucho...

      Pero no hablo por vosotros... O sí, pero más en el sentido de gente que se lance a por proyectos. Parece que haya miedo, que la gente no se atreva, que estén/éis atenazados para montar una feria. Mira Yria en Noblejas, mira los de Colmenar... ¿Por qué no salen más así? Desconozco en profundidad esos líos de papeleos y permisos que impiden hacer nada en Madrid pero si Madrid ciudad es un problema para ferias, no hay otras soluciones en los alrededores? Y en tema bares? Me niego a creer que no hay una sola persona con capital para abrir un bar del tipo que sea y meta unos grifos... Si aquí en Valencia ha ocurrido, en Málaga por ejemplo hay 2 o 3 barazos que han salido en 1 año o año y medio... cómo no va a ser así en Madrid?

      Eliminar
    4. Y ahora Gonzalo y Adri, igual no me he explicado bien. No personalizo en vosotros individualmente, en la gente de Madrid con blog... Hay vida más allá de vosotros, jejejeje! Por supuesto que vosotros (como tantos otros en Madrid o en otras ciudades) nos dejamos nuestro sueldo, nuestro tiempo y nuestro hígado yendo a todos los saraos, comprando en tiendas, bebiendo en bares... Pero hablo en general de la gente de Madrid. Si en Valencia somos los que somos, haciendo una regla de tres (aunque no deba ser necesariamente así) en Madrid debe haber ¿3, 4...6 veces más? A eso voy. Sin que sirva de precedente pero creo que puede ayudar a explicarlo... ¿Cuántos blogs cerveceros de gente de Madrid hay? ¿Cuántos surgieron hace más de 3 años? Sin que tenga que ser representativo, siempre me sorprendía que había blogs desde Asturias, Burgos, Navarra... pero ninguno de Madrid hasta hace unos pocos años... Y no es porque la cerveza no llegara a Madrid, ya que bares clásicos de la zona Bilbao por ejemplo estaban allí desde hace años...

      Hace falta más gente con ganas de montar saraos, que quiera abrir bares sin tener miedo así como festivales... Tiendas ya tenéis pa aburrir de momento jejeje!

      Sobre lo que comentáis de bares antes que festivales... Bueno, personalmente pienso que todo suma... Mira Mediona, 10 años... Hace 10 años en Catalunya había pocos bares realmente atractivos... Así que salió antes la feria que el bar... Yo creo al revés de lo que comentáis, que una feria tiene un público potencial más grande y puede dar a conocer más que un bar, que al final irán beer geeks o algunos de forma temporal... Es mi opinión, claro.

      Un saludo!!

      Eliminar
  7. Veo que pones a Navarra como referente en varias ocasiones, y no salgo de mi asombro. Si a ti te dicen que Valencia se mueve, y te parece que no, el caso de Navarra es el mismo pero multiplicado por cuatro... No sé qué te hace pensar que Pamplona, porque hablar de navarra es casi un insulto, es cervecera, porque desde luego, la realidad es otra y bien distinta... en breve mi post, desde el punto de vista de alguien que lleva en el mundillo 10 años luchando, y ve que con el trabajo realizado en todo este tiempo no ha hecho sino plantar unas pocas semillas. ¿Cuándo recogeremos la cosecha? Quizás esta tierra yerma solo sirva para plantar vides...(parezco El Quijote!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, y me reafirmo en lo dicho. Considero un referente a Navarra por tener en una ciudad pequeña como Pamplona una cervecería como el Manneken, una tienda como la Vinoteca que si no me equivoco monta saraos todos los meses, otras como la Beer Kupela... ¿Y qué te parece el bar de Napar que abrirá en nada? Pero por si fuera poco, micros que dan que hablar y siempre para bien como Napar (según muchos la mejor de la península) o Sesma... Y si sumamos Marbel, Txiquita, Mitika, Morlaco (de las que no puedo opinar por no haber probado, pero al menos las hay...). ¿Y te suena de algo Cervebel o Exbel? Creo que la realidad del día a día puede ser dura, ya nos explicarás tú mejor, y es cierto que igual muchos venden bastante más fuera de Navarra que dentro (importadores, microcervecerías...) pero dime tú a mí que eso no es atractivo... Que puede haber más, seguro, como en Valencia, pero si Pamplona tiene unos 200.000 hab., qué debería ser exigible a poblaciones como Sevilla con 700.000, Zaragoza con 666.000, Murcia con 440.000, Palma de Mallorca 427.000, Alicante 332.000... Granada, Córdoba, Vigo, A Coruña...

      Un saludo, Iker!

      Eliminar
    2. No si todo lo que dices es cierto, y no te voy a negar que la oferta es excepcional... comparada con otras ciudades más grandes. El problema es que, hace ya tiempo que pese a que el sector está en auge, y la cerveza va cogiendo fuerza poco a poco, la oferta es claramente superior a la demanda... pero no me sigas tirando de la lengua que si no mi post no se lo va a leer nadie!;P

      Eliminar
    3. Jajajaja!! Nada, lo de la oferta claramente superior a la oferta es una realidad aquí en Valencia, en Madrid... Muchos picamos piedra y cuesta mucho conseguir que la gente se anime... Pero paciencia... Bueno, a tí igual no te la pido, que ya llevas... jejejeje! Espero con ganas ese post! Un saludo!

      Eliminar
  8. Buen artículo, Pau. Ahora ya he publicado mi aportación ya he podido leerlo.

    En general estoy de acuerdo con lo que comentas, si bien mi esmena vendría por la parte de la profesionalidad. No creo que se trabaje la cerveza con más profesionalidad en Catalunya; hay de todo, pero en mi opinión no destaca respecto a otras zonas, que con la experiencia piloto al este peninsular han podido sacar proyectos empresarialmente más bien armados desde un principio. Te cojo, no obstante, la mentalidad abierta de Barcelona y sus ciudadanos, que posibilita que las cosas pasen; es innegable.

    Para mí, y como ya comento en mi post, tiene que ver mucho con que aquí se lleva trabajando desde 1994, y lo de cocer a fuego lento.

    Lo de Valencia lo hemos comentado mucho, pues hace unos años yo era de los que te comentaba que parecía que la cosa estaba muy animada. Espero que poco a poco lo consigáis. ¡Y no seas tan pesimista con tu tierra! :-)

    Salut mestre!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Molt bones Joan!

      Sobre lo de la profesionalidad, es cierto que no podemos hablar de que haya más o menos que en otros lugares, pero mi experiencia a la hora de trabajar con cerveza y también en otros ámbitos como la docencia, es otra forma de funcionar. Sin ir más lejos, en Valencia la comparación se queda por los suelos a la hora de hacer las cosas bien... Son muchos años viendo como funcionan aquí y desgraciadamente muchos prefieren hacerlo, y luego ya veremos... Sin planificar, sin plantearse si no hay formas mejores... Solo hacerlo...

      Como explica Txema en su post, en Valencia se pasa de la nada al todo, y desgraciadamente también viceversa... Así que habrá que dejar pasar un tiempo para ver hasta qué punto hay o no hay poso... No es ser pesimista, hombre, jejeje! Es que son muchos años viendo que nos pasamos del blanco al negro como una veleta sin ton ni son...

      Salut company!

      Eliminar