4 feb. 2016

#LaRonda39: Cervezas ácidas en el Barcelona Beer Festival 2016.


Aunque durante las últimas semanas me faltan horas para casi todo, también para mantener el blog mínimamente actualizado, no me gusta dejar de lado las buenas costumbres. Una de ellas es el avance colaborativo que hacemos todos los años los diferentes blogs sobre las cervezas que estarán presentes en el Barcelona Beer Festival, este año además bajo el paraguas de #LaRonda.


De entre el extenso listado de cervezas disponibles en el BBF16 he querido elegir a cinco cerveceras que me gustan especialmente y que tienen en común (más allá de estar situadas todas ellas en Europa) el hecho de trabajar estilos marcadamente ácidos y/o elaboraciones envejecidas en barricas. Sin más, os dejo con la Brasserie Cantillon (Bélgica), Brasserie Franches Montagnes (Suiza), Tilquin (Bélgica), Brekeriet (Suecia) y Loverbeer (Italia), y las cervezas suyas que se podrán degustar en el Barcelona Beer Festival 2016.

--- Brasserie Cantillon ---

Tenía que empezar este post con la que es mi cervecera productora de lambic favorita y también una de las cerveceras en general que más admiro del mundo. Fundada en 1900 por Paul Cantillon y Marie Troch, actualmente se trata de la única productora de lambic afincada en Bruselas. En sus inicios funcionó como tantas otras cerveceras mezcladoras, comprando la producción a otros elaboradores y “simplemente” mezclándola según sus propias recetas. No fue hasta 1938 cuando Cantillon empezó a producir su propia lambic pero con la llegada de la Segunda Guerra Mundial la producción fue muy irregular, hasta el punto de casi llegar a parar, y durante los años de posguerra fue aún peor. Sobre 1950 la situación empezó a mejorar, alcanzando el máximo de producción en 1955, y ya en la década de 1960 la demanda de lambic empezó a caer nuevamente. Con esta situación y habiendo fallecido Paul en 1952 y Marie en 1958, su hijo Robert decidió vender su parte a su hermano Marcel, cuya hija, Claude, se casó con Jean-Pierre Van Roy.

A finales de los 60' la fábrica toma un nuevo rumbo bajo la comandancia de los Van Roy. Inicialmente empezó a endulzar sus Gueuze para agradar a los gustos de la época pero viendo que las pérdidas continuaban allá por el año 1978 decidieron abandonar esta práctica apostando por lambic auténticas y abriendo su fábrica al público, visitas que ayudaron a equilibrar los gastos.

Jean-Pierre y Jean Van Roy. Foto tomada de aquí.

Con el aumento de ingresos, Jean-Pierre tomó algunas medidas para mejorar la calidad como por ejemplo interrumpir la venta a tiendas que almacenaban las cervezas en posición vertical. En 1989 Jean-Pierre incorpora al negocio a su hijo Jean, quien, como él, no tenía más experiencia ni conocimientos sobre elaboración de cerveza que la que había ido aprendiendo en la propia fábrica. En 2009 Jean-Pierre elabora su último lote aunque había cedido las riendas de la fábrica a su hijo en 2003.

Jean, menos estricto que su padre, empieza a producir lotes experimentales y también incorpora frutas no autóctonas, llevando la fábrica hasta la situación actual, en la que la cervecera no solo es estable económicamente sino que la demanda es muy superior a la oferta, vendiendo alrededor de todo el mundo y por ello el aumento de la producción para 2016-17 de la que ya os hablamos por aquí.

Jean manipula los albaricoques utilizados en la Fou Foune,
una cerveza que empezaron a producir en 1999. Foto tomada aquí.

En el BBF2016 se podrán degustar las siguientes tres cervezas:

- Kriek. Una de las cervezas que Cantillon produce de forma habitual, elaborada con cerezas Morello, una cereza agria importada de Turquía que se añade en cantidades de 200 gramos por litro de cerveza lambic de 2 años y antes de embotellar se mezcla con una pequeña proporción de lambic joven para obtener un extra de azúcares para la segunda fermentación. Alcanza los 5% de alcohol.

- Rosé de Gambrinus. Junto con la Kriek, la otra cerveza de frutas de producción regular de Cantillon, en este caso con frambuesas que se añaden en cantidad de 200 gramos de fruta por cada litro de lambic de 2 años. Dado que las frambuesas belgas no aportan mucho color y por un problema de suministro en la campaña 2004-05, empezaron a utilizar frambuesas húngaras, que aportan más color y la producción es más estable. Al igual que la Kriek, también alcanza los 5% de alcohol.


- Rhubarb. Como algunos ya sabréis, Cantillon elabora un lote especial cada año desde 2008, que se presenta a escala mundial en el conocido como Zwanze Day. Ésta en concreto es la recreación de la primera elaboración para el Zwanze de 2008, una lambica con adición de ruibarbo.

--- BFM (Brasserie des Franches-Montagnes) ---

La segunda fábrica de la que os quiero hablar es BFM, fundada en 1997 y situada en las montañas del noroeste de Suiza (Franches-Montagnes, de ahí el nombre de la cervecera). Su cervecero, por Jerôme Rebetez, empezó sus pasos en este mundo ganando primero un concurso de homebrewers y posteriormente obteniendo la ayuda económica para montar una fábrica al ganar un programa de TV para jóvenes emprendedores. Tras muchos problemas, muchas pérdidas económicas y con unas cervezas con bastante mala fama debido a la mala decisión de trabajar con un mayorista que cuidaba más bien poco de sus productos, casi arruinado envió todas las existencias de su actual estrella, la Abbaye St. Bon Chien, a los Estados Unidos. Pero esa decisión tan arriesgada le valió un artículo en el New York Times en el cual la calificaban como “la mejor cerveza envejecida en barrica del mundo” , artículo que marcó un punto de inflexión en el devenir de esta pequeña cervecera suiza. Desde entonces BFM ha dejado de ser un productor desconocido para el público europeo más especializado aunque sus precios elevados y la poca producción que nos llega por aquí impide mucha gente conozca como debiera la enorme calidad de sus cervezas, especialmente las envejecidas en barrica.

Jerôme junto a sus reconocibles botellas de 33cl con tapón mecánico.
Foto tomada de aquí.

En el BBF2016 podremos encontrar:

- Abbaye Saint Bon Chien. La cerveza que citábamos y que le lanzó a la fama, una cerveza ácida de 11% de alcohol fermentada con levadura de vino, envejecida durante un año en barricas de roble que previamente contuvieron vino y en las cuales tiene lugar la acidificación de la cerveza. Tras este tiempo se mezclan diferentes lotes obteniendo el producto final, que suele ir etiquetado con la añada dado su buen potencial de envejecimiento.


 - La Saison √225. Una Saison inspirada en una receta original del s.XVIII, ligeramente ácida, envejecida durante 4-5 meses en barricas de roble que contuvieron previamente su St. Bon Chien. Alcanza los 6% de alcohol.

--- Gueuzerie Tilquin ---

Si Cantillon es una institución dentro de las cervezas espontáneas, podríamos decir que Tilquin y su cervecero Pierre Tilquin son la juventud personificada puesto que la fábrica se fundó en 2009 (aunque no empezó a operar hasta 2011), siendo la última cervecera en unirse al Horal (del que ya os hablamos por aquí) y siendo también la única cervecera que embotella lambic que ha empezado su negocio durante los últimos 15 años.

A día de hoy es la única mezcladora de lambic situada en Valonia, y digo mezcladora y no productora ya que utiliza las bases de otros productores de lambic como Boon, Lindemans, Girardin o Cantillon, al igual que hacen otras mezcladoras de lambic como De Cam o Hanssens.

El artífice de estas cervezas, Pierre Tilquin, comprobando las barricas.
Foto tomada de aquí.

En el BBF podremos encontrar:

- Gueuze Draft version. Se trata de una mezcla de mostos provenientes de Boon, Lindemans, Girardin y Cantillon, que se mezclan en las instalaciones de Tilquin tras envejecerlos previamente durante 1 y 2 años. Se elabora a partir de lambicas de poco alcohol, de hecho el producto final alcanza los 4,8% de alcohol.



--- Brekeriet ---

Desconocida aún para muchos, esta cervecera sueca ha ido ganándose poco a poco su merecido prestigio hasta el punto de por ejemplo ser una las cerveceras invitadas en la edición de 2014 del reconocido Borefts Beer Festival organizado por De Molen, en los Países Bajos, festival que reúne a la flor y nata de las cerveceras europeas.

Los tres hermanos y socios fundadores. Foto tomada de aquí.
Allá por el año 2012 tres hermanos (Fredrik, Christian y André) se lanzaron a la aventura montando una fábrica situada a las afueras de Malmö, aunque en 2015 se trasladaron un poco más al norte, a la población costera de Landskrona. Su particularidad es que en todas sus elaboraciones utilizan el Brettanomyces además de otros microorganismos salvajes, y también incorporan frutas a muchas de sus recetas

En el BBF se podrán degustar:

- Hallon. Sour Ale de frambuesas fermentada con levaduras salvajes y bacterias lácticas a la que se le añaden frambuesas desecadas y congeladas para dar una segunda fermentación. 6% alcohol.


- Sour White. Cerveza de trigo ácida con Brett y ácido láctico, algo así como una variación de una Berliner Weisse. 5% alcohol.

--- Loverbeer ---

Y cerramos este quinteto de la oda a la acidez y el envejecimiento en barricas con la italiana Loverbeer, cervecera fundada en 2010 por Valter Loverier (sí, el nombre de la fábrica es un juego de palabras con el apellido del cervecero) después de hacer sus pinitos en el mundo del homebrewing y de ganarse los halagos de auténticos referentes del mundo cervecero. Con sus cervezas trata de fusionar la cultura cervecera flamenca con ingredientes locales propios de una región vinícola como es el Piamonte: como ciruelas Ramassin, uvas Barbera o Freisa, envejeciendo las cervezas en barricas de roble… Por último, sus botellas, que poseen un packaging más propio de un vino como en tantas otras cerveceras italianas modernas, son fácilmente reconocibles por sus coloridas etiquetas.

Valter Loverier. Foto tomada de aquí.

En el BBF estarán disponibles:

- Madamin. Cerveza ambarina fermentada en barricas de roble. 5,7%.


 - Saison de L’ouvrier. Saison fermentada con levaduras salvajes tomadas de la piel de uvas Barbera, y además contiene una pequeña cantidad de trigo sin maltear y un dry-hopping de East Kent Goldings, madurado todo ello en barricas de roble. Sobre esta base existen algunas variaciones a las que añaden tomillo, cerezas o flores de violeta, entre otros ingredientes.

-----

Y hasta aquí esta entrada de presentación que espero que os haya picado la curiosidad tanto a quienes tengáis pensado asistir al BBF como también a todos los demás. Sin duda desde aquí os recomiendo que si os cruzáis con alguna de estas u otras elaboraciones de las cinco fábricas mencionadas no dejéis pasar la oportunidad de probarlas. Palabra que es toda una experiencia.

Por último, al equipo del BBF quiero agradecerles nuevamente su apuesta por los blogs de cerveza para anunciar sus cervezas, pero también desearles toda la suerte y darles la enhorabuena por conseguir algunas cervezas no precisamente fáciles de conseguir.

Sin más, y sin saber cuándo tendré tiempo para armar un próximo post…

Salut!


16 comentarios:

  1. Excel.lent! Aquest article fa venir molta sed!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el meu cas ha sigut així... quin tros de cerveseres totes elles! Salut Miquel!

      Eliminar
  2. Impresionante aportación, por las cervezas comentadas, que me encantan y por lo bien documentada que está. Enhorabuena.

    Yo de esta ronda me he quedado fuera, en enero estuve bastante ocupado y me desentendí bastante del correo y redes sociales, así que no me enteré a tiempo.. y como el BBF me pilla un poco lejos pues tampoco estoy mucho por la labor... para la próxima ronde me reengancho.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel. Me alegro que te haya gustado el aporte. Tratándose de las cerveceras que son resultó un placer escribir la entrada :).

      Sobre la Ronda, pues una pena, seguro que algo nos hubieras aportado interesante. Yo tampoco tengo confirmada mi asistencia pero cualquier excusa es buena para escribir, jejeje!

      Un saludo y gracias por tu comentario Miguel!

      Eliminar
    2. Por supuesto hablar de estas cervezas siempre es un placer... eso sí, me vas a obligar a documentarme bien cuando escriba sobre alguna de estas que tenía previsto algún post, jeje.

      Bueno seguro que de la lista de cervezas hubiera encontrado alguna de la que comentar alguna anécdota y aunque no soy muy de festivales si estuviera más cerca seguro que me pasaba a beber unas birras.

      Saludos

      Eliminar
    3. Jejeje! Pues nada, a ver si otra edición te animas... será por fábricas que conoces de primera mano con tanto viajecito jejeje!

      Sobre festivales, al final lo que dices es la forma mejor de disfrutarlos... habiendo como hay una oferta tan diversa y de calidad como la de Barcelona no tiene sentido encerrarse en el festival, al menos así lo veo yo jeje!

      Saludos Miguel

      Eliminar
  3. Pues qué quieres que te diga..., que estoy salivando como un cochino?. Creo que no. Creo que estos fabricantes se merecen mucho más.

    De los únicos que no he probado nada son de Brekeriet. Aún estoy dentro de esos "muchos" que no la conocen. Mientras no sea de los "pocos", jejeje

    En fin. Que muy buena entrada. No se podía esperar menos de ti, ni por la entrada (por todos sabido) ni por el estilo dedicado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose. Me alegro que te haya gustado la entrada y que te valga para ponerte a buscar Brekeriet y disfrutarlas. La verdad es que éstos últimos no se han movido mucho por la península, principalmente porque sus cervezas no son muy baratas, como ocurre con BFM... Y si no hay un público precisamente grande para marcas como Alvinne, BFM u otras como Loverbeer, pues imagínate siendo caras... Es una pena, pero bueno, las envejecidas en barricas cuestan lo que cuestan... Lo importante es tenerlas presentes y si se tercia darles una oportunidad, que en tu caso es más fácil estando enamorado de las "ácidas" ;).

      Un abrazo y gracias Jose!

      Eliminar
  4. Completa entrada, sí señor :-)
    Aunque la verdad es que a estas cervezas no me acerco mucho, y mira que pruebo, pero quitando un pequeño escarceo con una Rodenbach (aquella de la foto), el resto no me motivan.
    No sé si has probado la lambic de BIIR, a los que les gustan hablan bien de ella, el otro día estuve en una cata y mi vaso se lo bebieron mi chica y una amiga, a ellas sí les gustó :-D

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Adri!

      Tenéis mucho mérito los que como tú, tras no hacer buenas migas con este tipo de cervezas en un primer instante, seguís y seguís intentándolo. En mi caso fue un amor a primera vista, pero hay mucho de aprendizaje adquirido... Realmente no hay que forzarse a nada, aunque es cierto que estas cervezas tienen también muchos adeptos y existe como una presión no escrita por que te gusten ("no voy a ser el bicho raro que no sepa disfrutar de esas birras que tanta gente admira"). Lo mejor es dejarse de historias y de presiones y a poder ser probarlas en compañía... Hay gente que con el tiempo encuentra una que le gusta y ese es el inicio de un amor a largo plazo que termina en muchos casos en pasión desenfrenada. Pero si no es tu caso, y pruebas y no hay forma, pues nada, será por cervezas... jejeje!

      De Biir he probado dos lámbicas (una Oude Gueuze y una Kriek) y la verdad es que me gustaron pero para realmente enamorarme quizás le faltaba un "punch" algo más salvaje (por llamarlo mal y corriendo, jejeje). Es curioso lo de las lámbicas y el paladar de muchas mujeres... Hay excepciones, pero en un primer impacto y a ciegas sin saber lo que les vas a dar la experiencia me demuestra que hay más mujeres que responden bien que hombres... y a la larga ya se equilibra... Genética pura, intuyo... :P.

      Menudo rollazo te he soltado... Jajaja! Un saludo Adri!

      Eliminar
  5. Me parece que este año me acercaré por el bbf :D
    Abraçada i gràcies per participar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja em pensava que el primer comentari era teu! Disfruta de tu experiencia si finalmente te animas... me han dicho que merece la pena... ;)

      Abraçada!!

      Eliminar
  6. Pau hablando de ácidos jajajaja, un día te vas a quemar con tanto ácido.
    De las que comentas me quedo con Abbaye Saint Bon Chien, una de la smejores cervezas que probé el año pasado, tengo pendientes las Brekeriet que me llaman mucho.
    Saludos y disfruta del BBF!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! De pequeño siempre quería chucherías de esas ácidas, me encantaba chupar limones... debo tener genes de bacterías acéticas en mi ADN jajajaja!!

      Bon Chien es una maravilla y Brekerieten general son caras pero hay algunas de 75cl que me han dejado sin palabras.

      Al BBF seguramente no pueda ir, aún no lo sé seguro pero va a estar complicado con el follón que tengo entre manos jejeje!

      Saludos Gonzalo!

      Eliminar
  7. Ey, hace mucho que no actualizais el blog
    se esperan nuevas reseñas lupulares
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ezequiel. Mi situación personal ha cambiado y el tiempo y las ganas para mantener actualizado el blog escasean :). Lo siento. Muchas gracias por tu interés. Saludos!!!

      Eliminar