20 mar. 2011

Un perro yankie aficionado a la cerveza belga.

El otro día, escudriñando por la red me topé con algo de lo que os quería hablar hoy.

Quizás os suenen las cervezas belgas ‘t Smisje. Para los que no, se trata de una de las cerveceras artesanales más pequeñas de Bélgica (200 Hl./año) y sus elaboraciones lógicamente son codiciadas por limitadas además de porque algunas de ellas se elaboran con ingredientes peculiares (flores de tilo, dátiles frescos, semillas de mostaza, melissa, endrinas, miel…). Por desgracia para aquellos que queremos probar todo este tipo de rarezas, desde principios de 2010, Johan Brandt, el cervecero, decidió dejar de hacerlas todas ellas, únicamente mantener la cerveza de navidad, Smisje Kerst (que podéis ver en las etiquetas adjuntas a continuación) y así centrarse en una blonde con carácter lupulado llamada Smiske. Una verdadera pena…


 
Estas de la foto de arriba son la nueva blonde.

Pero evidentemente con el título del post ya os habréis imaginado que os quería hablar de algo más. A parte de la cerveza, una de mis múltiples aficiones son los cómics, y buscando información sobre ‘t Smisje encontré que algunas de sus antiguas etiquetas son obra de Bill Coleman, un ilustrador aficionado a la cerveza afincado en Brooklyn. El curioso perro narigudo protagonista de estas, de nombre Salty Dog, también aparece en una serie de viñetas, historietas y tiras cómicas con la cerveza como coprotagonista, que en mi opinión son realmente divertidas. En el blog de Bill, A broken Heart and a Glass of Beer, que por desgracia no se actualiza desde abril del año 2010, podéis ver algunas de sus creaciones, aunque posee muchísimas más.

Así que he pensado publicar algunas de ellas, evidentemente con la traducción más abajo, para aquellos que no controlen mucho del idioma de Shakespeare. Aquí va la primera:

AÑEJADO EN BARRICA.

1. En algún lugar de Bélgica…
- ¡Esos pitufo-americanos están consiguiendo cervezas especiales que no podemos conseguir en nuestra patria! ¡Eso es pitufudamente injusto! ¡Hay que hacer algo!

2. Mientras tanto, en los EEUU…
- Ok, Salty, has estado de aprendiz unas semanas por lo que deberías estar preparado para hacer este lote por tu cuenta!

3. - ¡Me tengo que ir ahora! ¡Nos vemos esta noche!
- ¡Enseguida me pongo a trabajar!

4. - ¡Esto es genial! Tengo que empezar!… ¡Oh! El teléfono está sonando…

5. - ¡Caramba! ¿Quiere un pedido especial para Bélgica? Deje que lo anote…

6. Esa noche…
- ¡Uf! Salty! ¿Qué hiciste? ¡La cervecería huele muy mal!

7. - ¡Ey! ¡Lo hice muy bien! ¡Tenemos un pedido especial desde Bélgica, el país de la cerveza! Quieren un lote único, con un tratamiento especial…

8. - Y ese olor, ¡es de los barriles de salmuera que pedí para el añejado en barrica!

Espero que os haya gustado. Próximamente, más entregas.

7 comentarios:

  1. Ja he tornat mestre del meu exili!! No sabia de la teua afició pels còmics...

    ResponderEliminar
  2. Se't trobava a faltar, crack! Sobre els comics, Tintin, Asterix i demés companyia belga, així com tota la familia del TBO espanyol, donen fe de la meua afició... I per no parlar de manga japonés...

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo, lupuleros, con las fallas pasadas... y con la visita especial de la pareja asturiana... algún día me los presentaréis, seguro que son gente muy maja...
    Bueno, vuestra entrada me ha sorprendido muchísimo, las etiquetas son sensacionales, me las he ampliado y, luego, el còmic fabuloso... muy logrado chavales, sobre todo gracias por la traducción, porque una es de francés y ya se sabe, però siempre me han gustado los buenos còmics, empar

    ResponderEliminar
  4. Empar, pues para conocerlos no hay más que montar el viajecito para Asturias... Por mi encantado repetir experiencia...

    Sobre la entrada, me alegro que te sorprenda, pero tampoco es para tanto, creo yo... Rebusca por aquí y por allá... Ya que dices eso de los buenos cómics, te mando un reto, ya que eres de francés, a ver si encuentras algún cómic, viñeta o demás en francés y que hable de cervezas!!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Pues es una pena, porque las 't Smisje era una de las cerveceras belgas, que figuraba entre las pendientes a catar, y ahora se reduce a la especial de Navidad. Una lástima. Junto con lo de la Unibroue que comentamos hace algunas semanas, uno no gana para disgustos. Afortunadamente hay cervezas para rato. Por cierto, vaya casualidad que en tu post hables del perro narigudo de la 't Smisje, y yo en el mío hablara del volador de la Flying Dog, jejeje.
    Ah! el comentario anterior eliminado era mío. Releyendo vi que tenía una errata.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  7. Si, es verdad, una auténtica pena. Pero bueno, siempre queda la posibilidad de viajar a Bélgica ya que en alguna cervecería seguro que las tienen.

    Sobre lo de Smisje y Flying Dog, es que estamos obsesionados con los animalejos, lo que yo te diga...jajaja!

    Saludos!

    ResponderEliminar