22 may. 2012

Kriptonita servida en un vaso de cerveza.


¿Alguien sabría decirme qué diantres es esto? Parad mucha atención y conteneros las ganas de leer el siguiente párrafo… ¡Hay premio para el que acierte!


Bueno, mentía. Con tanto recorte no hay presupuesto para premios así que sintiéndolo mucho paso directamente a la explicación.

No, lo de la foto no es un batido de lúpulo con dos mil y pico IBUs, aunque el cambio de color que en su día le di al blog hiciera creer a más de uno que algo así formaba parte de mi dieta matutina. Tampoco se trata de una pequeña muestra de la maltratada y contaminada hasta el extremo agua de l’Albufera de València, aunque doy fe que perfectamente podría serlo por su aspecto…

Evidentemente, se trata del contenido de una cerveza, bueno, más bien de la parte final de ésta con los posos que quedaban en el fondo de la botella. Tenéis que reconocerme que el aspecto no es para nada apetecible pero confiad en mi palabra (escribo el post días después de probarla y de momento mi salud sigue igual…) si os digo que el “experimento” no estaba para nada mal. Curiosa sí, pero merece la pena probarla.

A muchos seguro que os suena Danny Prignon. Es hablar de saisons y de cervezas belgas estacionales y su nombre suele sonar por alguna parte. Elabora cervezas muy curiosas, con ingredientes más o menos comunes en las cervezas belgas como la miel, el coriandro o el chocolate, pero también con regaliz, pimientas varias, chili, orégano, flores como el diente de león y… té verde, que es el caso que nos ocupa. Hablo evidentemente de Brasserie Fantôme, una cervecera que en su día (y así continúa la cosa) me maravilló enormemente con su inconmensurable saison y que hace unos días me sorprendió con esta Magic Ghost, una cerveza elaborada con té verde.


Se trata de una sour ale curiosa, empezando por el aspecto. Y es que al servirla en la primera copa me quedé esperando el peculiar color verde (notad la diferencia entre las diferentes fotos), pero de mitad botella hasta el final el color verde kriptonita apareció haciéndome plantear si “eso” servido en copa sería bebible.

 Ella no lo tenía nada claro…

Nos encontramos ante una cerveza con muchos recuerdos a manzana así como a limón y en menor medida a grosella y a fruta tropical como el physalis. También encontramos notas como a madera cruda, y una acidez importante que deja una sensación muy seca y astringente.


En definitiva, una frikada que va más allá de los aparentes artificios, muy pensada para el mercado yankie (auténticos fans de Fantôme) y quienes la encasillarían en ese artificio llamado funky beer pero a cuyo nombre no le termino de ver el sentido, aunque eso ya es tema de otro post…

17 comentarios:

  1. Sólo había bebido una vez cerveza verde.... una Berliner especial de esas... pero de ésta no tenía ni idea... habrá que probarla... aunque viendo la cara de la gata, ja ja ja!!! Por cierto hoy nuestros posts son bastante coloridos, cada uno con su color!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei mestre, pues yo justo la Berliner weisse la probé sin aspérula, que es el jarabe que se le añade para darle color verde. La pobre gata no se quería ni acercar (y no te creas que la cara de la Lúpula era muy distinta... jaja!!!).

      Salut!!

      Eliminar
  2. Jojojo la verdad es que el poso de la primera foto es tremendo... todavía no le he dado a ninguna de esta gente, ya tengo curiosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego, lo de la primera foto es para morirse (y por el aspecto además de verdad... XD). No lo dudes y si puedes hacerte con la "normal", que es la de etiqueta blanca y negra, hazlo. Hay algunas otras que no me han gustado tanto pero un amigo que de esto sabe bastante me dijo que las Fantôme viajan muy mal y de hecho por eso Danny no da una mayor distribución a la demanda tan bestial que tienen.

      Eliminar
  3. el tio este es un genio, a mi me encantan las birras suyas que he probado, aunque esta no he tenido el placer, por cierto. Tampoco sabía que a los yankees les molaban tanto y la verdad es que, nose porque, pero no me lo imaginaba...Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aniceto, la verdad es que a mi también me chiflan sus birras, concretamente la saison es una de mis belgas favoritas. Lo de los yankees, piensa en lo locos que andan tras las sour y las espontáneas en general. No me acuerdo donde lo vi pero por lo visto exporta más a USA que a la propia Europa, donde nos quedan los "restos" (aunque menudos "restos", jejeje!).

      Saludos!

      Eliminar
    2. Por eso es tan difícil y tan cara de conseguir! No tenía ni idea... como dices es lógico, con todo lo que parece que les molan las cosas ácidas, jejeje pero es que incluso en Bélgica es difícil de conseguir (relativamente, claro) aunque si que es mucho más barata... igual que hay que acercarse un poco por las Ardenas...

      Eliminar
    3. Una escapadita por las Ardenas sería lo propio, ya que estoy más que seguro de que si aquí están como están, allí pueden ser algo bárbaro, como ocurre con tantas y tantas cervezas. Lo que no entiendo es la distribución a los USA si el transporte las perjudica... pero la pela es la pela, supongo... jejeje!

      Saludos!

      Eliminar
    4. ahí tienes razón, si el viaje les perjudica, a los USA debería llegar hechas Laiker...

      Eliminar
    5. Pero del mismo modo que las Cantillon u otras por el estilo... Como no sea porque invierten en un transporte refrigerado y controlando todo bien para que lleguen como toca...

      Eliminar
  4. Ostras, lupuler@s! Me parece conocer el gesto de la gata -mixeta- ante un aroma raro... no sé cómo olería, però aquí por mi pueblo ese verde es el mismo que el "tarquim" o "llépol" -se parece a 'llúpol'= "lúpulo", no? que crece dentro les las acequias, ah ah ah..., empar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Muy bueno eso de llépol vs. llúpol vs. lúpulo... buena relación...

      Eliminar
  5. Alucino, y doy por hecho que esto acabará en el Top mensual :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! No hombre... a tanto no llega!! Eso lo dejo como curiosidad del mes más bien...

      Eliminar
  6. Lo del batido de lúpulo concentrado puede ir bien para hacer algunos cócteles quizá, con mucho hielo picado y algún destilado seco como la ginebra. Lo dejo caer...;) En cuanto a la "frikada" de la gente de Fantome, me deja con la boca abierta. No me esperaría jamás una cerveza de esas características. La verdad es que las cervezas de esta gente me encantan, y su saison es sencillamente espectacular, de lo mejor que he probado en mi vida. Así que no has hecho nada más que despertar mis ansias de curiosidad por probar esta rareza. Dónde dices que la has conseguido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del batido del lúpulo si funciona, lo patentamos juntos, eh? es que me has dado la idea al mencionar precisamente "lo que no era" el contenido de lo que aparece en la foto. Salu2!

      Eliminar
    2. Jejeje! Me apunto la idea de ese concentrado de lúpulo, pero vete yendo ya para el registro de la propiedad por si acaso... ;P.

      La cerveza la compré hace ya meses y la tenía en casa perdida por el armario (hubiera sido perfecta para el post de Birraire, jeje).

      Saludos!

      Eliminar