31 mar. 2015

Frikicata en La Boutique #05.


A punto de cerrar este mes de marzo me apetece compartir con vosotros mis impresiones sobre las últimas cervezas que probamos en la quinta “friki-cata”de La Boutique de la Cerveza, en Valencia.

Después de la cata vertical de las Gouden Carolus Cuvée Van de Keizer Blauw (de la cual no publiqué ninguna crónica en este blog pero podéis ver algunas fotos aquí), retomamos la dinámica habitual de degustar diferentes cervezas especiales sueltas sin ninguna ligazón entre ellas, aunque en este caso, y sin buscarlo ni quererlo, han coincidido ser todas del norte del continente americano. Sin más os dejo con las notas de degustación.

---

Pero antes de empezar, y como en anteriores sesiones de cata, el amigo Quique, cervecero casero bajo el nombre de Mitja Galta, se sacó de la manga otra nueva elaboración suya en este caso llamada Yasodara, una cerveza con arándanos y flor de azahar, flor que dejaba las características notas perfumadas en nariz pero en boca dejaba notas más bien cítricas, amargas como a hoja de naranjo y a la cuales se le unían las notas a baya, frutos rojos y ligeramente secas.

Empezamos la “sección oficial” con una The Commons - Urban Farmhouse Ale, una Saison de Portland con 5,3% ABV muy floral en nariz, además de notas cítricas, un punto herbal, a pimienta, acereal crudo y paja, miga de pan, con un final seco y ligeramente amargo que deja una sensación muy fresca. Una elaboración muy conseguida, ligera, resfrescante y redonda que perfectamente podría pasar por elaboraciones europeas.

Seguimos con otra elaboración del otro lado del Atlántico, esta vez la canadiense Le Trou Du Diable - Le Coq, una cerveza de centeno envejecida dos años en barricas de vino Banyuls a la que se le añaden 450 libras de cerezas agrias durante un mes y que alcanza los 7,5% ABV. De color ambarino en copa, rebosa notas a cereza, así como recuerdos lámbicos, acéticos, ofreciendo un conjunto muy vinoso, ligeramente acre, pero armonioso. Una elaboración interesante y más amable que las clásicas lámbicas con cereza, menos ácida y con más protagonismo de la madera.

En el extremo noroeste del continente americano, en ese reducto territorial que parece robado de Canadá pero perteneciente a los Estados Unidos, Alaska, y más concretamente en Anchorage, se fraguó la Mikkeller - Invasion Farmhouse IPA, una “Farmhouse IPA” con Brettanomyces  y 8% ABV que ofrece muchas notas a fruta tropical como fruta de la pasión y guayaba, limón, notas resinosas, amargor notable aunque bien compensado al igual que el alcohol, ni rastro. Como única pega que el Brett estuviese mucho menos evidente de lo que da a entender el nombre del “estilo” (si es que existe tal…).

Para la siguiente elaboración proseguimos con otra estadounidense, en este caso en el otro extremo del Atlántico, en el estado de Maine: Oxbow - Arboreal. Según su web se trata de una American Sour Ale fermentada en barricas de Bourbon con Brettanomyces y Lactobacillus y envejecida 6 meses en barricas y con 8,5% ABV. Servida en copa en nariz seducen las arrolladoras notas a coco y en menor medida también a vainilla así como algo de caramelo y también licorosas del bourbon, aunque en boca son las notas lácticas, a yogur, grosellas y fresitas del bosque las que dominan, dejando el bourbon y la madera más en segundo plano y tornándose algo vinosa en el trago. Elaboración muy compleja y que gustó bastante, especialmente a quien escribe ;).

Proseguimos con la canadiense Flying Monkeys - Paranormal, según su web una Imperial Pumpkin Ale de 10% ABV elaborada con calabaza asada y una mezcla de especias compuesta por canela, jengibre, nuez moscada y pimienta de Jamaica. En nariz ofrece notas muy golosas, como a pastel de calabaza con todas las citadas especias, especialmente canela, pero también notas a miel, galleta de jengibre, bizcocho, caramelo, pero en boca toda esa intensidad no perjudica lo más mínimo a la bebibilidad, siendo fresca y poco empalagosa gracias al jengibre cortándolo todo y dejando un punto floral y ligeramente seco agradable. Compleja, intensa y ni rastro del alcohol. Sobre el papel tenía muchos números para ser la que menos gustara y en cambio de los 9 asistentes a la cata solo hubo una persona que la calificó como “su peor cerveza” de la noche, lo cual dice mucho de un tipo de cerveza que siempre suele acaparar bastantes “collejas”.

A continuación le tocó el turno a otra canadiense, Le Bilboquet - Corriveau Impériale, una Imperial Stout envejecida 3 meses en barricas de Bourbon y 9% ABV. En copa ofrece notas a toffee, bourbon (más licoroso y menos especiado que en la Oxbow), y chocolate, con un equilibrio digno de elogio aunque quizás los amantes del estilo echamos en falta algo más de esa complejidad y carácter que muestran muchas estadounidenses del estilo también envejecidas en este tipo de destilado.

Y para finalizar le tocó el turno a otra canadiense de los “monos voladores”, la Flying Monkeys The Chocolate Manifesto, una “Imperial Milk Stout” en este caso de 10% ABV pero en este caso sin envejecer y en cuya receta incluye chocolate de la empresa canadiense ChocoSol, afincada en Toronto. En copa es un festín de notas, desde chocolate con leche, a crema de licor tipo Bayleys, bombón de licor, como también mazapán, almendra, leche… con el alcohol muy bien compensado. Un auténtico copón dulce para finalizar una velada estupenda que gustó aunque en algún caso mencionamos el hecho de que fuera un punto excesiva en todos sus atributos menos en el alcohol que como comentaba quedaba bien integrado.

---



Y con esta octava cerveza dimos por cerrada esta quinta sesión copada por cervezas norteamericanas. Como conclusión, las más aclamadas fueron la Corriveau para tres personas, la Arboreal para dos y la Mikkeller también para dos. Sorprendentemente la Corriveau y la Mikkeller también fueron las que menos gustaron para tres personas en cada caso. En mi caso las que más disfruté fueron, en este orden, Oxbow, Manifesto y Paranormal. Ya se sabe, para gustos…

A ver lo que nos depara el mes de abril, pero hasta entonces,

Salut!

16 comentarios:

  1. Joe macho me has puesto a salivar con la descripción de la Oxbow Arboreal... y eso a pesar de mi alemanización ;-)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sensacional esa Oxbow, será difícil que se caiga de las mejores del año y eso que aún vamos por marzo... jajaja!! Aunque no te creas, que de tanto en tanto me vienen recuerdos de aquellas "holzfass" en el Hirschgarten o la Asam tomando el solecito en Weltenburg y me entra un mono de Alemania... jajaja!! ;)

      Un saludazo, padrazo ;)

      Eliminar
  2. Tengo la Manifesto en casa y me da a mi que me voy a relamer con ella... cualquier día de estos me pego el festín jajajaja

    Un saludo Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje! Si te gustan las I.stout algo más dulces vas a disfrutar como un enano... Ya contarás cuando te animes... Nosotros la disfrutamos como enanos :D. Un saludo Adri!

      Eliminar
  3. Solo he probado la de Mikkeller y la Manifesto la tengo en la nevera, del resto me llam mucho mucho esa Corriveau Impériale, a ver si me hago con ella :)
    Muy buena sesión!
    Saludos Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué opinión te merecieron la Mikkeller y la Manifesto? La Corriveau en mi caso se me quedó algo corta, muy rica sin duda pero para tener barrica de bourbon y el alcohol me quedo con otras muchas estadounidenses. Saludos Gonzalo!

      Eliminar
    2. La Mikkeller a pesar de no ser muy fan de esas combinaciones de Bretts e IPA me gustó bastante quizás sea porque el brett no era exagerado. La Manifesto todavía sigue en cola de reproducción ;)
      Saludos Pau!

      Eliminar
    3. Bueno, ya se sabe... para gustos colores! Es una gran cerveza, no hay duda, pero quizás por el hecho de prometer tanto con el Brett (y no olvidemos, el elevado precio...) me esperaba más. La Manifesto intuyo que te gustará ;). Saludos Gonzalo!

      Eliminar
  4. No veas que peaso de cata tan chula!
    Menos la Chocolate Manifesto, que me empalaga ya la descripción, el resto me parecen unas cervezas de lo más interesante.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pasamos genial, como siempre, las cervezas fueron la excusa para disfrutar :D. Sobre las cervezas, hubo para todos los colores, más contundentes, más ligeritas, barricas, ácidas... Para todos los gustos, jejeje! Saludos Rul!

      Eliminar
  5. Esta frikicata ha resultado con cervezones complejos y, como veo, con disparidad de opiniones, lo cual muestra lo rico que es este mundo y que no dejaron indiferente a nadie. Seguro que los debates en torno a ellas debieron ser muy instructivos ;)
    Mitja Galta es ya un clásico en estas sesiones, desde luego Quique es un crack!
    saludos y felicidades por esta cata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sobre el papel siempre son cervezones, pero muchos coincidimos que quizás esta fue la cata en la que el nivel general fue más alto. En otras catas hubo cervezones puntuales que destacaron pero en esta hubo para todos los gustos.

      Las charlas, las batallitas y las risas, como siempre, lo mejor de la cata, jeje! Ah, y los "experimentos" del crack de Quique... por supuesto!! Jejeje!!

      Saludos Cristóbal!

      Eliminar
  6. Gran parte de las cervezas es la primera vez que las oigo nombrar. Interesante sesión cervecil, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Hugo! La verdad es que fue interesante, más incluso que otras veces en la que esperábamos todos más. Un saludo!

      Eliminar
  7. CERVEZAS MUY CURIOSAS, SI SEÑOR. ¿POR QUE SERÁ QUE YO TAMBIEN TENGO UNA MANIFESTO EN CASA CHICOS? XDDDDD
    LA DE MIKKELLER LA VÍ EL OTRO DIA EN TIENDA Y NO ME SEDUJO MUCHO, IMAGINO QUE EL PRECIO NO ACOMPAÑARÍA CLARO.
    APETECIBLES, AUNQUE LA LE COQ SOLO LE FALTAN QUE LE DÉN UNA PALIZA, PORQUE LA HAN HECHO DE TODO A LA POBRE JEJEJE, REDIOS, CEREZAS AGRIAS, MANDA COJONES JEJEJEJE.
    UN SALUDO PAU FRIKIADICTO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Pues nada, viva Manifesto... a disfrutarla todos!! :D.

      La Mikkeller en mi opinión es un poco cara para lo que contiene... intuyo que el hecho de ser de Alaska encarece el precio con tanto ir y venir.

      Jajaja! La "Le Coq" ha quedado muy rica, aunque tampoco es para caerse de espaldas. Las cervezas agrias por ejemplo también se usan en las Kriek belgas (las espontáneas de verdad). Me quedo con otras ácidas con frutas, mismamente cualquier belga medianamente decente.

      Un saludo crack!! :D

      Eliminar