10 dic. 2015

Glühbier o cerveza caliente para combatir el frío.


Imagen tomada de aquí.
Aunque este año parece que el frío va y viene según se le antoja, estamos ya muy próximos al comienzo del invierno, época en la que apetecen más todas esas cervezas con cierto carácter y cuerpo. Y precisamente si hay unas cervezas ideales que cumplen estos requisitos esas son las Glühbier, que hoy os queremos presentar brevemente y también os dejamos una receta bien sencilla para que os animéis a hacerlas en vuestra casa.

Las Glühbier son una bebida muy popular en los típicos mercadillos navideños de países como Alemania, Bélgica o R. Checa y como gran particularidad es que son cervezas que se toman calientes. Sí, habéis leído bien, calentadas y no a temperatura ambiente.

Foto tomada de aquí.

Foto tomada de aquí.

Como base para las Glühbier alguna gente utiliza cervezas más dulzonas como las kriek más comerciales en Bélgica, mientras que en países como Alemania utilizan Bock oscuras, cuyo carácter maltoso y dulce, un mayor cuerpo y también un contenido alcohólico más elevado funcionan a las mil maravillas con la mezcla de especias. Y es que esta última característica, las especias, es la segunda gran particularidad de estas cervezas además de tomarse calientes. Al igual que el glüwein o vino caliente tan típicamente consumido entre noviembre y enero en estos mercadillos navideños, las Glühbier se elaboran con diferentes mezclas de especias y frutas como el anís estrellado, la canela, el jengibre, la naranja, las cerezas… dando como resultado una bebida cuyo sabor no pasa desapercibido, muy intensa pero también muy reconfortante.

Algunos ejemplos comerciales de Glühbier.

Una vez presentadas, tal y como os anticipábamos a continuación tenéis una receta de glühbier tomada de ésta página para que podáis probar a hacer vuestra glühbier en vuestra casa y también de paso engrosar esa sección tan intermitente que es la de El Lúpulo Cocinero.


< INGREDIENTES >

- 1 litro de cerveza Bock*
- Una pizca de nuez moscada, cardamomo, canela en polvo
- 3 clavos de olor
- 1 pieza de anís estrellado.
- 1/2 rama de canela
- 1/2 vaina de vainilla
- 9 cl de zumo de limón
- 14 cl ron negro
- 250 ml de zumo de cerezas
- Jengibre azucarado
- 6 cucharadas de azúcar morena
- 1 cucharada y media de miel

* Como cerveza puede valer cualquier Doppelbock como la Weihenstephan Korbinian o la Ayinger Celebrator, pero también una Weizenbock como Schneider Aventinus pueden ser estupendas opciones.

< ELABORACIÓN >

- Calentamos la cerveza hasta que alcance los 60ºC. Importante que no llegue a hervir.
- Sacamos el contenido de la vaina de vainilla y lo añadimos a la cerveza junto con todos los demás ingredientes y lo cocinamos a temperatura constante durante unos 15 minutos.
- Antes de servir en los vasos retiramos la rama de canela, el anís estrellado, el clavo y el jengibre. Opcionalmente y según los gustos que tengáis, también podemos añadir algo más de zumo de cereza o un poquito de ron.

---

Aunque la receta es bien sencilla y diría que más que cocinarla lo más complicado pudiera ser conseguir el zumo de cereza o el jengibre azucarado, para todos aquellos que no seáis muy amantes de los fogones existen algunos preparados que se pueden añadir directamente a la cerveza y así elaborar una Glühbier. Uno de ellos es este para la Schneider Aventinus Glühbier, una bolsita que contiene una mezcla de ingredientes típicos para las bebidas para la navidad como corteza de limón, anís estrellado, canela, clavo, cardamomo y jengibre, las cuales por lo visto funcionan estupendamente con la TAP6.


Y antes de terminar, quisiera recordaros este enlace de enero de 2013 en el que ya os hablamos de nuestra primera cerveza alemana bebida tras calentarla, la Aktien Heisses Böckle.


Y hasta aquí este post para aquellos cerveceros más frioleros y también curiosos. Esperamos que os animéis con la receta y sobre todo si os cruzáis con alguna de estas bebidas por algún mercadillo no dejéis pasar la oportunidad de probarlas.

Auf Ihr Wohl! / Salut!

20 comentarios:

  1. Interesante artículo Pau, a ver si me animo a probarlo ;)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya resultado interesante. Si te animas con la recetita ya nos contarás :). Saludos Gonzalo!

      Eliminar
    2. Ahora que voy a estar unos días en Alemania y Bélgica voy a ver si la encuentro y pruebo. Gracias por la recomendación.
      Un saludo!

      Eliminar
    3. Estupendo, te viene que ni pintado! Aprovecha y ya nos cuentas... y sino, ya de vuelta, te animas con la receta en casa :).

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Maravilloso artículo, a ver si me animo a elaborarlo!
    Tuve oportunidad de tomarme unos glüwein en Bélgica en un puesto aleman, pero no estos glübier.
    Se agradece el aporte! Grande Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Tu si que eres grande Dani! Anda que menuda envidia ese viajecito por Bélgica que te marcaste! Ya nos contarás si te animas con esa glühbier crack!! Un saludazo!!

      Eliminar
  3. buenas, hace dos semanas estube en Munich y lo que se servia en los puestos era vino caliente, afrutado y con mucho alcohol para mantener el cuerpo caliente, ideal!!! Que pena que no sirvieran cerveza.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nacho! Menuda gozada ese viaje a Munich! El vino que dices supongo que será ese glühwein. No gusta a todo el mundo pero para el frío sienta estupendamente jejeje! Precisamente en mercadillos como en Munich u otras ciudades bávaras como Nürnberg deberías haber podido probar estas glühbier... qué pena! Un saludo y ya tengo ganas de leer tu crónica. Un saludo!

      Eliminar
  4. Tomo nota de la cerveza. La receta no tanto, pero si surge ya sé dónde encontrarla.

    Un abrazo y gracias por la info.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje anda que me dirás que la receta es complicadita... jeje! Cerveza no hace tanto había por algunos sitios de la Liefmans... aunque tampoco era muy frecuente todo sea dicho. Sea como sea a ver si cae una cosa u otra José! Un abrazo!

      Eliminar
  5. Otra gran entrada, siempre que paso por aquí termino aprendiendo algo nuevo, y en este caso además lo puedo llevar a la práctica...

    Un saludo crack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Jon! Me alegro que te haya gustado. Todos aprendemos de todos, esto es lo bueno de ser tantos y de tantos lugares distintos... cada cual aportamos nuestro granito de arena :-).

      Sobre la receta, a ver si te animas. Fácil e ideal para estas fechas!

      Otro saludazo para tí!!!

      Eliminar
  6. Sí que he bebido Gluhwein, y mi compañero de blog compartió piso con un Ucraniano que desayunaba eso, pero nunca me he topado con una botella de Gluhbier... y me gustaría, ya lo creo. Imagino que se parece a Grzane Piwo polaco, cerveza caliente con especias. ¿No?

    Muy interesante, como siempre, y encima con receta incluida. ^^ ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hugo!

      Pues no he probado ni conozco eso polaco que mencionas pero sobre el papel pinta muy similar... es una cerveza tomada caliente con especias... Imagino que variarán las frutas y las especias pero más allá de eso es la misma idea, sí.

      Tela, beberse glühwein para desayunar... Menudo estómago, jajaja!!

      Me alegro que te haya gustado el post. A ver si te animas con la sencilla recetita :).

      Un abrazo Hugo!

      Eliminar
  7. PUES LA VERDAD ES QUE NO ME APETECE NI GOTA TOMARME UNA CERVEZA CALIENTE POR MUCHO FRIO QUE HAGA Y POR MUCHAS ESPECIAS QUE LLEVE JEJEJE, PERO BUENO, EL COMPONENTE CULTURAL ME APETECE MAS. SALUDOS "CALUROSOS" PAU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje! Todo es ponerse... a priori tomar vino tinto calentado no suena muy agradable y está bastante rico. Mira lo poco que te gustaban las lambic y ahora empiezas a pillarle el punto... Hay momentos para todo ;). Saludos Jorgete!!

      Eliminar
    2. EY EY EY, EMPIEZO A "TOLERAR" O A "APRECIAR CUALIDADES". DE AHÍ A PILLARLAS EL PUNTILLOOOOO XDDDD

      Eliminar
    3. Jajaja ya verás ya... en nada serás mr. Alvinne y junto con Adri Rudimentaria Cantillon iréis de la mano jajaja... tiempo al tiempo... ;)

      Eliminar
  8. Aunque tarde, pero por si vale de algo, aquí en Suiza, específicamente en Berna,he probado la Glühbier, el lugar se llama Altestramdepot y es donde están los famosos Osos en Berna (por si alguien conoce). Mi opinión, ni caliente ni tanta fruta y especias. Para mi pesada y empalagosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Como otras cervezas extremas, gustan mucho o muy poco. En mi caso disfruto de este tipo de bebidas especiadas pero también depende de momentos... Un saludo!

      Eliminar