29 oct. 2015

15 geniales etiquetas de Pumpkin Ale (2015).


Foto tomada de aquí.
La fiesta de Halloween está a la vuelta de la esquina y si el año pasado os mostrábamos hasta 26 Pumpkin ales distintas, este año no queremos faltar nuevamente a la cita. Por ello a continuación os dejamos otras 15 elaboraciones cuyas etiquetas son auténticas obras de arte en papel pertenecientes a un estilo tan asociado al otoño como es el de las Pumpkin Ale. ¡Disfrutadlas!

----















Salut!

* Todas las etiquetas tienen sus respectivos derechos de autor.

26 oct. 2015

Novedades desde Crusat (oct’15).


Hoy quiero compartir con vosotros las impresiones de las últimas muestras de la distribuidora barcelonesa Crusat, empresa que una vez más vuelve a confiar en este blog para daros a conocer algunas de sus últimas incorporaciones. Sin más, os dejo con las notas de la Harviestoun Orach Slie, la Fyne Ales Sanda Black IPA y la Brooklyn Sorachi Ace (en formato 33cl, ya la había en 75cl).

La primera de ellas es la escocesa Harviestoun Orach Slie, una lager perteneciente a su serie de envejecidas en barricas, concretamente en este caso en barricas de la destilería Glenfarclas, de Speyside.


En copa snifter ofrece un bonito color dorado brillante, ligeramente anaranjado, completamente transparente, con una carbonatación viva de burbuja de tamaño medio que asciende formando una espuma no muy abundante pero si persistente en una finísima capa blanca compacta. En nariz destaca claramente su carácter maltoso, acaramelado y un punto vago a fruta de hueso madura, confitura de naranja amarga y bizcocho borracho, acompañado todo ello por notas avainilladas y a frutos secos que recuerdan su paso por madera. En boca entra muy equilibrada y con un trago muy limpio, algo blanda de carbonatación para lo que aparentaba en copa, como un whiskey muchísimo más ligero, con todo lo citado ya en nariz, añadiendo al conjunto un punto a cereal, una ligera calidez alcohólica bien integrada en el conjunto y agradable, y una textura ligeramente sedosa. Cuerpo medio. Al tomar temperatura muestra un notable carácter cítrico, cortado por un final ligeramente amargo y seco. Una cerveza realmente muy interesante, muy bien balanceada tanto en aroma como en boca, sin extremos que desentonen, ideal para disfrutar como copa, con mucha más calma de lo que una cerveza de baja fermentación con tan poco alcohol y de ese color apuntarían a priori. Maestría la de Harviestoun.

Proseguimos con otra escocesa, en este caso la Fyne Ales Sanda Black IPA.


Servida en copa snifter nos ofrece un color negro impenetrable, coronado por una espuma beige consistente y de buena retención, con una burbuja muy pequeña. En nariz se aleja de los estándares esperables en una clásica black IPA de corte estadounidense, el lúpulo es menos protagonista de lo esperado y aparece en forma de un punto cítrico, a bayas como grosella y también muy sutilmente fruta de hueso, así como también recuerdos leñosos y vegetales de carácter británico. Todo ello se entremezcla con una base menos torrefacta de lo que su aspecto vende, con algo de bizcocho, sutil caramelo quemado y algo también de grano de café, un punto torrefacto también y regaliz, pero todo ello con una intensidad baja. Ya en boca posee un trago aparentemente muy fácil y bebible, con una carbonatación viva pero de burbuja muy pequeña y nada molesta, pero rápidamente aparece ese amargor y esos torrefactos que anteriormente se esperaban, y destacan hacia el final junto con las notas leñosas y a bayas citadas anteriormente muy persistentes. Vuelven a hacer presencia las notas a bizcocho ya citadas y destacan sobre todo hacia el final algunas notas a frutos secos aún verdes, como almendras y nueces tiernas y también algunos recuerdos vegetales, que acentúan la sensación de sequedad final. No tiene una base maltosa destacable que compense tanto torrefacto y amargor, el cuerpo es muy bajo y ofrece un trago ligeramente desequilibrado. Así que resumiendo, en mi opinión se trata de una cerveza fácil de beber, con un marcado punto amargo y vegetal, ligeramente falta de fondo así como un tanto desequilibrada.

Por último vamos con Brooklyn Sorachi Ace, según palabras de la cervecera neoyorquina se trata de una Farmhouse ale con dry-hopping del lúpulo japonés Sorachi Ace, que da nombre a la cerveza y que es un cruce entre el Brewer's Gold inglés, el japonés Beikei no.2, y el checo Saaz.


Servida en copa ofrece un color amarillento apagado, con una turbidez baja sin posos, carbonatación media de burbuja minúscula que asciende formando una espuma blanca persistente que no tarda en quedar en una fina capa. En nariz es muy golosa, ofrece mucha fruta, por un lado cítrica como limón y hierbas aromáticas (terminamos concluyendo algo así como el eneldo) así como un punto ligeramente floral, sobre una base de fruta más madura como melocotón y naranja, además de algo de levadura y pan. También ofrece un punto alcohólico. En boca posee un trago muy fácil y elegante con la carbonatación muy fina, ligerísimamente sedosa en paladar. Nuevamente aparecen las citadas notas cítricas acompañadas en este caso por vagos recuerdos a fruta tropical como mango y maracuyá, sobre una base maltosa con caramelo como protagonista pero muy bien equilibrada e integrada en el conjunto que deja ser protagonista al lúpulo cítrico y herbal, con un trago fresco y muy bebible. Pese a tener 7,2%, del alcohol ni rastro más allá del cuerpo medio. El amargor está presente pero de una forma muy elegante, marca de la casa. Como conclusión, estamos ante una cerveza muy redonda a la que quizás se le empieza a intuir un punto de oxidación al lúpulo (personalmente lo detecto en este tipo de cervezas por ese punto a naranja amarga y sobremadura), muy agradable y elegante pero que no termina de entusiasmar.

Y hasta aquí las notas de estas tres cervezas de corte actual, todas ellas interesantes pero especialmente me gustaría destacar el trabajo con la Harviestoun, que pone las lager en el lugar que merecen con un lavado de cara actual pero sin aspavientos. Por último agradecer nuevamente a Crusat el detalle de mandarme las cervezas.

Salut!

22 oct. 2015

#LaRonda36: El precio de la cerveza en los bares.


Este mes es Adrián desde Cerveza Rudimentaria quien nos invita a reflexionar en #LaRonda sobre el precio de la cerveza en los bares de nuestra ciudad, incluyendo en ese importe no solo el propio coste de la cerveza sino también otros aspectos como el servicio que se ofrece en el bar, el cuidado adecuado del producto, etc.

Lo cierto es que voy por cervecerías menos de lo que me gustaría por el hecho de vivir a cierta distancia de la ciudad de Valencia. Por ello, cuando salgo, tengo que reconocer que suelo mirar más bien poco el tema del bolsillo… No se me entienda mal, ni me sobra el dinero ni me gusta despilfarrarlo, pero por mis circunstancias vitales actuales cuando me apetece salir prefiero centrarme en pasarlo bien y en disfrutar y no ir comparando los precios, salvo que aquello que me interese tenga un coste realmente excesivo. Soy de los que piensa que lo único que puede pasar al final si la cuenta está fuera de lugar es que no repita visita, con lo cual tampoco es un problema que tenga mucho más recorrido.

Desconozco al detalle los precios que se mueven en general en otras ciudades pero en este mundo global en el que todo se sabe a golpe de click, no hay más que moverse un poco por las redes sociales para llegar a la conclusión o la sensación de que los precios en Valencia son bastante razonables comparados con Barcelona y Madrid.


Forges.

Los dos bares que más frecuento en la capital del Turia, el "Ölhops" y el "Valencia on Tap", creo que tienen precios bastante ajustados para lo que marca el mercado, entendiendo por “el mercado” las dos ciudades donde se genera un mayor movimiento: Barcelona y a cierta distancia Madrid. Por concretar un poco (y tras comprobar expresamente los precios para este post), en esos dos bares las referencias de cerveceras locales (valencianas como Zeta, Spigha, Tyris…) suelen venderse en una horquilla de 2-2,5€ la caña (25-28cl) y 3-4,5€ la pinta (50cl), las españolas a 3-3,5€ la caña y 4-5,5€ la pinta, y las internacionales (dependiendo del caso, lógicamente, pero generalizando…) a 3-4€ la caña y 4-6€ la pinta. Además, en Valencia on Tap (y hasta hace poco también en Ölhops) tienen un tamaño de copa intermedio que da mucho juego si se te queda algo corta la caña o no te apetece beberte una pinta entera.



Habrá quien considere que estos precios tampoco son baratos, pero en mi escala de precios pagar 6€ como por ejemplo he pagado por una pinta de una Triple IPA de Põhjala de 12 “graditos”, o 4,50€ por una pinta de Coronado Sock Knocker (sí, sí, leéis bien, 50cl de ese birrote por 4,50€…), son precios no solo asumibles sino más que correctos por no decir directamente bajos para lo que algunos cobran por ahí.

De todos modos esto que algunos seguramente veréis como un edén, en el fondo esconde un tremendo hándicap con el que tenemos que pelear todos aquellos que vendemos cerveza u otros productos al público en bares, tiendas, restaurantes… aquí en Valencia. Y es que hay una frase que siempre flota en el ambiente cuando hablas con propietarios de muchos locales: “ya, si es barato, pero el grueso de la gente en Valencia no acepta precios mayores…”. Y esto sería tan respetable si no fuera porque se cae por su propio peso al ver que la gente paga lo mismo o más en tantos locales del centro por la botellita de "piensa en verde"...

Pero volviendo con los bares, vaya por delante que cada uno en su casa es libre de poner los precios que quiera, faltaría más, y no voy a ser yo quien tenga que pedir explicaciones ni decirle a nadie como tiene que llevar su bar. Mientras haya quien lo pague pues genial y como consumidor no voy a quejarme por ello, simplemente como decía antes no iré o no repetiré si algo no me convence y ya está. Nada más. Al igual que no me quejo normalmente poniendo en la piqueta a todas aquellas cervezas que me disgustan tampoco creo que debamos exigir lo que tiene o no tiene que cobrar un bar ya que esto de los precios es mucho más complicado de lo que alguna gente ve (o quiere ver...). Existen mermas y se tira no poca cerveza al servir, las cervezas se oxidan, hay que limpiar instalaciones de grifos, hay barriles con problemas que no siempre se reembolsan, hay que pagar la conservación en frío, hay vasos que se rompen, lavavajillas… etc, etc, etc… Y conste que no defiendo precios abusivos ni mucho menos, sino trato de hacer entender que opinar es muy fácil, pero hay cosas que se nos escapan y hay relativizar todo un poco y no hablar por hablar sin conocer un poco más a fondo de lo que se habla.

Por otro lado, algo que no me gusta es cuando se usa el argumento de que ciertas ciudades son más caras y por ello los precios son los que son… A ver, los alquileres cada cual sabrá lo que paga, pero Valencia sin ser Nueva York ni París tampoco es un pueblo perdido en medio del monte… Posiblemente alguien que viva en Munich o Praga se reiría de esos “precios de risa” que comentaba de Valencia y le parecerán excesivos de todas, todas. Pero en el mundo que vivimos, tal y como está el nivel de vida y los precios que se pagan en otras partes, en mi opinión son precios sino baratos al menos si asumibles. Hace horrores que no voy a un local a tomarme una copa, pero recuerdo pagar precios mayores por un cubata y ni las cantidades de bebida, ni la calidad de esta ni tampoco el servicio eran los más deseables.

Así que resumiendo, creo que en lo que a bares con buena cerveza se refiere, Valencia es una ciudad barata para su tamaño. Y no solo hablo de beber, sino también es barata para salir a comer, para dormir en buenos hoteles (esto último eso dicen amigos que vienen por aquí…) y en general para el ocio. Quizás esto se explique porque aún con tantas Formulas 1 y America’s Cups, con tantos flamantes edificios nuevos pero ya en ruinas y pagados a precio de oro, o los aeropuertos convertidos en pistas de carreras para liebres… y un largo etcétera, Valencia no deja de ser una ciudad con mentalidad de pueblo pequeño donde desgraciadamente las apariencias cuentan mucho pero a poder ser que estén costeadas a precio de saldo.

Salut!

19 oct. 2015

#MBC15: Ganador mejor post Mi Beerano Cervecero 2015.


Hoy por fin damos carpetazo a Mi Beerano Cervecero 2015 (#MBC15). Tras mes y medio dándoos la brasa y después de cerrar el concurso de fotografía la semana pasada, hoy toca dar el premio al mejor post. Y sinceramente no nos lo habéis puesto fácil. Entre los 32 aportes que en su mayoría fueron publicados en blogs hubo para todos los gustos: entradas cómicas, crónicas de viajes, catas, anécdotas varias… pero sobre todo muchísima cerveza. Si a alguien de vosotros se os pasó leer el resumen en su momento, aquí tenéis el enlace.


Al igual que el año pasado, además de citar al ganador del mejor post también quisiera mencionar algunos blogs cuyas entradas, por una u otra razón, me parece que merecen ser destacados a pesar de no resultar ganadores. Todos los post me han gustado por unos detalles u otros pero creo que es justo reconocer el trabajo de estos tres:

- Joan desde Birraire me tocó la fibra con su crónica de una anécdota con las que todo buen beer-hunter quisiera poder contar. El suyo no fue el post con más cervezas, ni tampoco el más largo (y eso ya tiene mérito viniendo de alguien que no suele escasear precisamente a la hora de “arrejuntar” palabras…), pero consiguió emocionarme con su anécdota en Cantillon.

- Andrés y Mireia desde Cervecearte vuelven a repetir podio de honor un año después en este caso con un particular birra-leaks. Es para troncharse, no dejan títere con cabeza y nos adelantan las nuevas modas cerveceras que están por llegar. Chapeau, pareja!

- Jorge Cerveriana necesita de muy poco para hacernos reír hasta desencajar la mandíbula y en este caso lo hizo (también repitiendo podio como el año pasado) al montarse una historieta realmente original con la que nos explicó las artimañas de cierto grupúsculo de “magos” durante un fin de semana que prometía mucho y que con tanta varita terminaron todos un poco revueltos… Mejor leedlo vosotros mismos para entenderlo, y si aun así seguís sin pillar nada le preguntáis a George Dynamo (a.k.a. Jorge Tamariz para los menos duchos en estos mundos… xD).

Y una vez hechos todos los preámbulos vamos con el ganador del premio al mejor post de Mi Beerano Cervecero (aquí podéis poner un redoble bien fuerte de tambor…):

¡¡JOTA Y AINE DE BIIRKONNEN!!


El año pasado estuvieron a punto de ganar con un cómic realmente divertido y trabajado, pero este año ni cortos ni perezosos repitieron la fórmula pero aderezando un texto con los 7 pecados capitales cerveceros que no tiene desperdicio. Me reí a pierna suelta leyendo su texto ingenioso, original y muy bien ligado. Aquí tenéis el enlace a su entrada.

Así que para ellos se va el premio con los 50 euros a gastar en la tienda online de Zombier Cervezas.


Muchísimas felicidades a los flamantes ganadores y a todos los demás muchísimas gracias por participar. Siento mucho que mi presupuesto para BBC (buenos birrotes y concursos) este año no dé para más premios pero espero que lo hayáis pasado bien escribiendo vuestros textos. ¡¡Prometo el año que viene volver con más y mejores premios!!

¡Salud, y de corazón, a todos los participantes, muchísimas gracias!

15 oct. 2015

#MBC15 Fotos ganadoras concurso fotográfico.


Después de tantos anuncios, recordatorios y convocatorias; tras tantas fotos mandadas, seleccionadas y votadas; por fin podemos anunciar cuales han sido las tres fotos ganadoras del Concurso de fotos Mi Beerano Cervecero 2015 (#MBC15).


Pero antes que nada quisiera agradecer a todos aquellos que participasteis mandando vuestra foto pero también a todos aquellos que votasteis por alguna de las fotos ganadoras o habéis compartido el concurso en vuestros muros personales y páginas de Facebook. Reconozco que he quedado muy gratamente sorprendido por la respuesta de este año ya que habéis superado con creces los números de 2014. En la edición 2014 de Mi Beerano Cervecero (la segunda edición pero la primera vez que lanzábamos el concurso) recibimos 89 fotos de las cuales sacamos 15 finalistas que terminaron recibiendo un total de 259 votos. En esta edición 2015 hemos recibido un total de 256 fotografías y las 30 fotos finalistas seleccionadas han acumulado la friolera de 1222 votos. Así que reitero mi enorme agradecimiento a todos los que participasteis en Mi Beerano Cervecero 2015 de algún modo. A todos, muchísimas gracias.

Y tras todos estos prolegómenos vamos a lo que más os interesará los implicados (aunque seguramente ya lo habréis comprobado una y mil veces… ;-) ), que es el resultado de las tres fotos ganadoras.

1er premio: Victor Rechac con 223 votos.


Podrá disfrutar de una cena maridaje con cerveza por valor de 50 euros en una de las siguientes 8 cervecerías: Biercab (Barcelona), Hop Scotch (Málaga), Irreale (Madrid), Malte (A Coruña), Manneken Beer (Pamplona), Maquila Bar (Sevilla), Olhöps (Valencia) o Sevebrau Tavern (Villanueva de la Serena, Extremadura).



------

2º premio: Carlos Álvarez de Cea con 191 votos.


Podrá disfrutar de un vale de 25 euros de consumo en cerveza en una de las siguientes 9 cervecerías: Biercab (Barcelona), El Lúpulo Feroz (Oviedo), Hop Scotch (Málaga), Irreale (Madrid), Malte (A Coruña), Manneken Beer (Pamplona), Maquila Bar (Sevilla), Sevebrau (Villanueva de la Serena, Extremadura) o Valencia On Tap (Valencia).


------

3er premio: Rosa Nando Esparza con 147 votos.


Recibirá una botella de 75cl de la cerveza St. Bernardus 12 Oak Aged, detalle de la tienda online Estucerveza.com.


---

Los tres ganadores hoy mismo recibiréis un email en el que os indicaremos como proceder para poder disfrutar de vuestro premio.

Y aquí termina el concurso de fotografía Mi Beerano Cervecero 2015. Esperamos volver el año que viene con más y mejores premios y también con varios cambios que se nos han ido ocurriendo. Hasta entonces, si tenéis cualquier consejo o recomendación constructiva, por favor os agradeceríamos que lo hicierais a través de los comentarios del blog, de la página de Facebook o por email. Muchísimas gracias por adelantado.

Y por último recordad que este próximo lunes os informaremos del ganador del concurso al mejor post cerrando así Mi Beerano Cervecero hasta el año que viene.

Salut!

8 oct. 2015

Blue Moon, celebrando sus 20 años con etiquetas limitadas.


Ya sabéis la importancia que le damos en este blog a la imagen de las cervezas y muy especialmente a los diseños de sus etiquetas. En este sentido queremos compartir una noticia de la cervecera estadounidense Blue Moon, afincada Colorado, que cumple este año su 20º aniversario.



Para conmemorar esta efeméride, este pasado verano pidieron a 20 artistas que diseñaran una etiqueta para su popular Witbier con el tema central de una luna azul, como no podía ser de otro modo.



A continuación tenéis las 20 etiquetas.

Brian Andrew Jasinski 
Caleb Morris

Carlos Donjuan

Carrie Bloomston

Christine Lee

Conrad Garner

Demetris Washington

Donald Ross Scribe

Erik Abel

Erin Lux

Hyesu Lee

Lindsey Bolin Lowery

Nick Dahlen

Rich Pellegrino

Richard Wilson

Robert Hodge

Sania Glysic

Trek6

Victor Roman

Wayne Shellabarger

Todas estas etiquetas aparecieron en lotes de 12 cervezas y la cervecera también creó un evento en Facebook para que la gente votara su top 10. Finalmente Blue Moon decidió premiar con 20.000 dólares a uno de estos artistas, Conrad Garner.


¿Qué os parecen las etiquetas? ¿Y la idea de celebrar así un aniversario? ¿Alguna otra preferencia como ganadora? Desde luego hay para todos los gustos...


Todas las imágenes tienen sus respectivos derechos de autor y han sido tomadas de la web de Blue Moon.