14 oct. 2010

Lúpulo extremo en tierras escocesas…

¿Aún hay alguien que no conozca a los escoceses de Brewdog? La verdad, lo dudo mucho. Lo bien cierto es que estos tipos llegaron como quien dice el otro día (2007) y han levantado una buena polvareda en muy poco tiempo. No me voy a meter en si sus formas son mejores o peores, ni en si todo lo que sale de sus manos es marketing o pura provocación. Creo que todos más o menos ya hemos ido dejando nuestras opiniones sobre todo esto por los diferentes blogs. Si hoy escribo una entrada sobre estos elaboradores es para hablar sobre una de sus cervezas, ya que en ocasiones es tanto el revuelo que les rodea que quizás obviamos lo que hay detrás de toda esa agitación.

Hoy voy a comentar la Hardcore IPA, una cerveza no precisamente fácil pero que aún me da gratos calambres cuando pienso en ella, un par de semanas después…

Si se supera el impacto inicial que la etiqueta pueda ejercer sobre nuestra mente (“Hardcore IPA” y sus 9,2% son suficientemente duros para tirar atrás a más de uno) podremos disfrutar de su aspecto sensacional, con un color ambarino surcado por unos reflejos anaranjados más claros, una turbidez media (menor de la que me esperaba) y una espuma cremosa y duradera de color beige intenso. Pero la batalla empieza ahora… En nariz es una bomba expresiva, dominando por encima de todo unas notas intensas y profundas en la que destacan por encima de todo notas resinosas y aceitosas del lúpulo, ligeramente punzantes y herbales, sobre un ligero fondo malteado escondido tras todo ese lúpulo. Primer golpe certero que deja a uno con una extraña sensación: apetecible pero no por ello menos traumática… Las papilas empiezan a salivar desesperadas por recibir el primer trago, y no se trata de dejarlas sufrir… En boca entra con mucha fuerza, con notas florales levemente picantes y otras notas acarameladas muy ligeras que rápidamente dan paso a un fondo más amargo, resinoso y otra vez punzante, pero no seco. En este punto pueden ocurrir dos cosas: o te gusta o no... No hay más. En los primeros tragos aparenta menos alcohol del que su etiqueta hace gala, aunque evidentemente los efectos igualmente aparecen más tarde… Cerveza de cuerpo medio alto (más bien tirando para lo segundo), que al ir cogiendo temperatura se va haciendo más y más viscosa dando un sensación un tanto empalagosa.

En mi opinión una cerveza realmente impresionante si te gustan las IPA tipo americanas, como es mi caso, con lúpulos para dar y tomar. Un tanto dura, agresiva e incluso si se quiere algo extrema, pero se disfruta estupendamente bien tomándola muy poco a poco. Ahora bien, tampoco voy a engañaros, una sola se puede tomar bien, pero me temo que dos…

Por cierto, por si a alguien le interesa, los duendes verdes que hacen gala de sus encantos en esta cerveza son Centennial, Columbus y Simcoe.

15 comentarios:

  1. no em deixa comentar res, ho ha esborrat tot, empar

    ResponderEliminar
  2. Muy buena pinta, si señor, me gustan las cervezas fuertecitas.

    Tendré que probarla! ; )

    ResponderEliminar
  3. Empar, prova-ho de nou. No és la primera vegada que el Blogger aquest falla...

    Pepe, buena "pinta" y nunca mejor dicho... por lo de británico... jajajaja... que chiste más malo que he soltado, XD... Pues si te gustan las fuertes aquí vas a tener donde sacar jugo...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Muy rica cerveza.

    Ayer mismo la tome cenando. Y te puedes beber un par sin problemas hombre jaja.

    Por cierto, que nadie se lo tome a mal pero el calificativo "Hardcore" en este caso si se corresponde y mucho con su contenido.

    Un saludo,
    Gabriel

    ResponderEliminar
  5. Gabriel, y luego eras tu el que me decía que yo bebía mucha cerveza... jajaja! Si eres capaz de tomarte dos seguidas de esta como quien no quiere la cosa...

    Han pasado ya 2 semanas desde que me la tomé y sigo pensando en el aroma a resina y aceite de lúpulo que desprendía... Pfffff que delicia... Me tomaría otra ahora mismo...

    ResponderEliminar
  6. Hombre, yo no bebo todos los días. Uno si y otro no mas o menos. Eso si, cuando me pongo no me bebo una solo, hago microcatas con Marya de 3-4 cervezas.

    ResponderEliminar
  7. Es una de las que espera turno en mi nevera!!! Pero temo como se me puede hinchar el pie el día que dé cuenta de ella!!!

    ResponderEliminar
  8. Gabriel, me ha gustado eso de las microcatas cada 2 días... Por cierto, recuerdos a Marya... Nosotros hacemos lo mismo pero intensivo los fines de semana, 3-4 por sentada (comer, cenar, comer...). Entre semana poca cosa...

    Txema, otro que tal con la Hardcore en la recámara... Que pasará para que tantos estemos tomando esta cerveza...? ¿Alineaciones astrales? Jajaja! Más bien creo en la alineación de distribuidores y tiendas (Ramón, 2d2d...), jajaja!

    Txema, pues haz como nosotros, compartida... Y si no hay forma pues piensa en la cantidad bárbara de lúpulo que tiene... Seguro que eso contraresta de algún modo tanto alcohol...

    ResponderEliminar
  9. No, si el alcohol no me da miedo!!! A lo que teme mi dedo gordo es al lúpulo!!!! Quien teme al lúpulo feroz!!!!

    ResponderEliminar
  10. La llevo viendo varios días en Líquidos, pero lo cierto es que tengo la despensa a tope y entre esa y Paradox al final me decidí por la segunda. Para otra ocasión me la llevaré de todas formas.

    ResponderEliminar
  11. Txema, es que el lúpulo, y más si es "Hardcore" da para muchos hinchazones, jajajaja!

    Embracing, pues después de tomar la Paradox en Burgos y ahora tomar la Harcore... Para mi no hay color... Y eso que la primera no es moco de pavo...

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  12. A mí no me gusta demasiado (me supera tanta intensidad) pero me parece perfecta técnicamente. Para quitarse el sombrero.

    ResponderEliminar
  13. Es verdad que es un tanto extrema en todo, pero quizás por eso me gusta tanto. Puro masoquismo "lupulero".

    ResponderEliminar
  14. Que pasada las doble IPA, yo me pongo bastante con este tipo de cerveza. Double Dog de Flying Dog, Hercules Doble IPA de Great Divide y Hardcore IPA de BrewDog. Menudo tridente, madre mía... Yo soy lúpuloadicto también, cuando me tomo una de estas pienso "por el amor de dios esto es enfermizo", pero disfruto con el dolor.

    ResponderEliminar
  15. Jejeje! Yo tambien soy un enfermizo de este tipo de cervezas. Antes me volvían loco las IPA básicas de unos 6º, pero desde que descubrí ese trío que comentas y alguna que otra (la DeMolen Amarillo por ejemplo) ha cambiado "mi vida"... Menudos enganchados que estamos hechos, jajaja!

    ResponderEliminar