15 ene. 2011

Apfelstrudel y Hoppin’ Frog Christmas.

Hoy volvemos a vestirnos de El Lúpulo Cocinero para hacer una receta clásica de Centroeuropa, concretamente de Austria y el sur de Alemania: el apfelstrudel.

La idea de maridar este plato surgió tras probar una cerveza de navidad americana, la Hoppin’ Frog Christmas, hace ya varias semanas en Málaga, y como comentamos brevemente en su momento, esta cerveza es muy especiada (entre sus ingredientes figuran la canela, el jengibre y la nuez moscada). Pensamos que como esta cerveza se hace un poco empalagosa y puede cansar un poco tomándola sola, utilizarla como acompañamiento de un plato tan dulce y especiado como es este apfelstrudel podría ir bien.

Vamos allá con la receta.

Ingredientes:
1 masa para hojaldre.
500g de manzanas.
30g de pasas.
30g de nueces.
30g de azúcar.
30g de pan rallado.
30g de mantequilla.
1 cucharada de canela en polvo.
1 huevo.
Azúcar glasé.


Preparación:

Pelamos y despepitamos las manzanas (preferiblemente de la variedad Reineta por la textura que toman al cocinarlas, aunque como se puede apreciar en la foto no las encontramos en el supermercado). Las cortamos en pequeños dados y las mezclamos con las pasas, las nueces (troceadas), la mantequilla, el azúcar, la canela y el pan rallado. Precalentamos el horno a 200º.


Extendemos bien la masa de hojaldre para que quede bien fina. Una vez bien estirada, la colocamos sobre el banco enharinado (o directamente sobre un papel de horno).


Ponemos el relleno en un extremo de la masa, doblamos los bordes para que se pueda enrollar bien sin salirse y con un poco de mantequilla fundida pintamos los bordes para que se peguen bien. Luego enrollamos con cuidado.


Pintamos por encima con huevo batido y lo colocamos en una fuente de horno. Horneamos a 200º unos 25-30 minutos, hasta que la masa quede dorada.


Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar glasé. Servir templado.



En cuanto al maridaje, nos gustó bastante (aunque quede mal decirlo), ya que era difícil que las notas de canela y ese punto de jengibre presentes en la cerveza no funcionaran con el postre. Además, el alcohol relativamente elevado (8,6%) también aportaba suficiente cuerpo. Por ponerle un pequeño pero, quizás a la cerveza le faltaba un punto de dulzor para no quedar tan escondida tras todo el azúcar de las pasas, y las manzanas.



Pensamos que otros maridajes que podrían funcionar con el postre serían las cervezas de trigo tipo witbier por su punto afrutado (naranja) y especiado (coriandro) o las weissbier alemanas. También podrían funcionar muchas cervezas de navidad belgas por el elevado contenido en notas dulces y especiadas, y también aquellas cervezas de frutas que sean dulzonas y no muy ácidas.


¿Se os ocurre algún otro?

21 comentarios:

  1. A una Wit o una Weissbier un strudel de manzana las mataría. Yo lo veo mejor con una Dunklesweizen, alguna Barley Wine u Old Ale y quizás una Baltic Porter.

    ResponderEliminar
  2. Max, gracias por las ideas.

    La verdad que al escribirlo también pensé eso que comentas de las Wit y las weissbier por el tema de la poca graduación y su ligereza tan característica, pero queríamos probarlo antes de descartarlo. Pensamos que al tener esa textura característica (las que no están filtradas)y sobretodo ese punto afrutado, podrían hacer frente al postre, pero es verdad que quizás esa dunkle que comentas, por ese punto más subido y algo tostado que aporta, sea una mejor opción para hacer frente a tanto dulce. Otra de la familia que quizás vaya bien sería una weizendoppelbock por tener más cuerpo, no crees?

    La barleywine, ¿que es lo que pensaste para utilizarlas como maridaje? La verdad que si tienen un punto dulzón y normalmente tienen mucho cuerpo, con notas alcohólicas, licorosas y demás. Creo que esta es una opción realmente interesante ahora que lo pienso.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que la clave acá está en el azúcar. Mejor sería usar manzanas más dulces y menos azúcar, ¿o quizás azúcar morena?

    Acá se come mucho strudel, y me gusta más cuando no son tan dulces y la manzana (con algo de su acidez) se sienten más.

    Sabés con qué otra lo veo bien? Con una Dopplebock Dampf, creo que quedaría genial si la servís a temperatura ambiente....

    ResponderEliminar
  4. Ok, tomo nota. Las manzanas reineta són más dulces que esas de la foto y eran la opción que teníamos pensada, pero dentro de las pocas variedades que encontramos fueron las que me terminaron convenciendo. La idea del azúcar moreno también me ha gustado, aunque quizás tengas razón que más vale la pena usar manzanas dulces que añadir azúcar en exceso.

    Si no es tan dulce y la manzana es algo ácida como dices que también conoces, igual hasta alguna cerveza de fermentación espontánea podría ir bien, no se... igual alguna Gueuze o similar.

    Intentaré ver si hay manera de conseguir esa doppelbock que me comentas.

    ResponderEliminar
  5. Una Geuze? No no creo que iría bien, chocarían mucho. Una Oude Bruin belga (así se llaman esas cervezas oscuras medio ácidas?) o esa madurada en roble con el retrato de la duquesa (no me puedo acordar ahora cómo se llama), irían fantástico también.

    ResponderEliminar
  6. La gueuze, o incluso afinando, una Oude Gueuze no la descarto del todo como opción, aunque se de las notas un tanto estridentes... La Oud Bruin creo que si sería otra opción a probar, y concretamente la Duchesse de Bourgogne (que creo que es la que dices) podría ser una por ser tan dulce. Si es que al final el postre lo maridaremos con todo el repertorio de estilos habidos y por haber...

    ResponderEliminar
  7. Justamente acá está lo interesante y divertido de los maridajes con cerveza. Son tantos los tipos de cerveza que hay, incluso con las variaciones dentro de un mismo estilo, que las posibilidades son enormes. A esto, claro, le tenemos que sumar el tema de los gustos personales, lo que funciona para mí, a lo mejor no funciona para vos, y viceversa.

    Por otro lado, esta discusión no está teniendo en cuenta el hecho de que es muy probable que el strudel que hace, por ejemplo mi mujer (fantástico, dicho sea de paso) sea completamente diferente al que hicieron ustedes. O sea, los maridajes que estamos sugiriendo están basados en nuestras respectivas experiencias strudelísticas (o quizás debería decir strudeleras, no sé).

    ResponderEliminar
  8. Pau,entro en tu blog casi todos los dias,asi que no se que te extraña.Si conteste lo que digo Max sobre este post en el de Gabriel fue porque necesito bajar al portatil conectarlo y ponerme en internet explorer para poder entrar interactivamente en tu blog,me pasa en todos menos con el de Gabriel,por eso suelo contestar mas alli.De todas maneras no te quepa duda que te lo habria comentado al venir.Como dije no vas mal encaminado y no comparto lo que dice el filosofo ya que la TAP 5 y TAP 6 son cervezas weissen y alemanas ambas que maridaqn perfectas con este postre,por no decir la eisebock de 12º, ahi si que el alcohol deja de ser un inconveniente,ayer no la comente pues pense que algun entendido saldria con que es una cerveza bock y efectivamente es estilo bock pero de trigo aleman que es lo que tu has sugerido en la primera entrada asi que buen postre y buena sugerencia,la wit si que es dificil que fuera bien.

    ResponderEliminar
  9. Ramón,

    Estamos hablando de dos cosas distintas. Cuando digo Weissbier arriba, me refiero, por ejemplo, o algo como Paulaner o Franziskaner , o, ya que estamos con Scheider, a la TAP 7 o TAP 1, o sea, más o menos lo que la mayoría de la gente se imagina cuando se habla de Weissbier, y sin querer poner palabras en su boca, creo que Pau hablaba de lo mismo.

    TAP 6 es la conocida como Aventinus, que según su fabricante es una Weizendopplebock y, estoy de acuerdo, iría de maravillas con este postre.

    TAP 5 es la conocida como Hopfenweisse, también Weizendopplebock, una birra deputamadre, que la verdad no sé si me gustaría tanto para acompañar un strudel.

    Sea lo que sea, estábamos hablando de cervezas diferentes. Igual, como digo arriba, lo de los maridajes es una cuestión personal.

    ResponderEliminar
  10. Ramón, todo aclarado. No me acordaba de lo de tus problemas para comentar en blogger.

    Sobre las Weissbier si es verdad que me refería más a las de trigo típicas del tipo Schneider TAP7 (la tal Original) y al repensarlo si que es verdad que quizás se quedaban algo cortas de fuelle frente a tanto dulce. Ahí reconozco que me quedé un poco escueto al citar "weissbier" y no explicar que me refería a las weiss alemanas más comunes del mercado. Mea culpa.

    La tap6 de Schneider creo que es la más acertada por alcohol y por cuerpo y sabor. La 5 tampoco no la termino de imaginar por eso del lúpulo mezclado con el postre dulce pero si tu lo dices será cuestión de probarla. Cuestión de probar o de gustos.

    ResponderEliminar
  11. Victor La Torxa. Pues yo tambien prefiero una cerveza de alta graduacion para un postre bastante dulce,y mas, si ablamos de especias tan aromaticas y potenciadoras de dulzor como es la canela.Tambien descartaria de momento una cerveza cargada de lupulo para un postre que solo nos aporte dulzor,y digo de momento porque como bien sabes Pau estamos en pruebas, asi que cuando quieras probar el helado de Rip Tide con crema fria de leff negra le buscamos con que maridar,de momento he pensado una cerveza que nos de calor, algo como una de las cristmas fuertes,tu que dices?ya hablamos¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Víctor, del apfelstrudel de momento no descarto lo del lúpulo a pesar que inicialmente no me convence nada juntarlo con tanto azúcar. Quizás una Great Divide Hercules, con tanto azúcar y alcohol pero evidentemente también con mucho lúpulo sería una opción interesante con la que hacer una prueba. Si no sale bien, me temo que postres con lúpulo seguirán siendo algo pendiente.

    Lo de tu postre ya iré a probarlo próximamente y a ver con que cervecita lo combinamos. Lo de la christmas no lo descarto pero así a bote pronto me pega alguna stout (imperial quizás...) o tostada subidita de alcohol... Veremos a ver que tal sale la mezcla! Hablamos!

    ResponderEliminar
  13. Mmm... apfelstrudel. Qué rico! Mi postre favorito sin duda de la gastronomía germana, y si es acompañado de una bola de helado de vainilla, con el pastel aún caliente, ya es sublime. Para mi el maridaje ideal para este postre podría ser una imperial stout, una porter, o incluso una misma stout, como la de la británica Titanic, que tiene un toque de chocolate, frutos secos y frutos rojos que la hace un complemento perfecto del apfelstrudel, compensando el dulzor del pastel y restando acidez a la manzana. Creo que sería un buen complemento.

    ResponderEliminar
  14. JAB, la verdad que esa opción de la bola de helado es algo realmente sublime como tu dices. Me encanta hacer lo mismo con los brownies de chocolate acabados de sacar del horno... Mamma mía, como me estoy poniendo al pensarlo...jeje!

    Esa Titanic que comentas pinta muy pero que muy bien... Lo que no se es donde conseguirla. ¿En Madrid la podeis conseguir fácil?

    ResponderEliminar
  15. ¿ habéis probado con un vaso de leche?

    ResponderEliminar
  16. Fivixx, ¿frío o caliente? ¿Con azúcar o con sacarina o sin nada? ¿Desnatada, semi o entera? Hombre, que esto también es un dilema existencial... Jajaja! Qué tío...

    Un abrazo, asturiano!

    ResponderEliminar
  17. Si desdeluego que una stout o imperial no le quedaría mal, pero me gusta cuando intento buscar el maridaje para un plato, que sean diferentes y que combinen armoniosamente sin que los ingredientes de estos sean similares, y pensando que hablamos de un helado que nos deja la boca helada y eso influye en el sabor, por eso pensé en una cerveza fuerte y con alguna especia poderosa.
    Aunque este helado es de una stout me ha salido mas amargo de lo esperado y eso que no le he añadido mas lúpulo, no se porque, aunque creo que puede ser al romperle la estructura a la cerveza al trabajarla y congelarla .Pero bueno poco a poco , prueba tras prueba y con mis catadores de ayuda conseguiremos y no lo dudo, algo verdaderamente muy especial, como no podía ser menos para cervezas especiales y gente especial¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  18. Efectivamente, también podría ir bien una trapense oscura, una cuádruple especiada, por ejemplo, como alternativa diferente.
    Por cierto Pau, la Titanic la traje directamente de un viaje de Inglaterra, junto con otras no muy fáciles de conseguir en España, como la Cain's y la Hobsons. Desconozco si alguna de las páginas inglesas de compra de cervezas por internet reparten fuera de UK. Quizás en Amazon, (aunque a algunos les sorprenda) en la sección de alimentos y bebidas, es posible que la tengan, y al menos en otros productos, sí que reparten a España. Otro tema es que compense el precio final.

    ResponderEliminar
  19. ¿Lo probastéis con cafe de cagada de civeta? mezclado con leche de la que apunta Fivvixx ( caliente en invierno y fria en verano añadiría yo) puede ser más que interesante

    ResponderEliminar
  20. Victor, a ver si este viernes nos pasamos y nos zampamos ese postrecito y algo más, jejeje!

    JAB, la verdad que ya me extrañaba que la pillaras por aquí ya que no me sonaba esa Titanic. Voy a buscar por la red, aunque dudo que pida por envío, teniendo tanta oferta de otras cosas por ciertas tiendas más cerquita. De todos modos, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  21. Chela, el café en cuestión no me suele sentar demasiado bien, y si es una "cagada" de café pues imagínate...

    ¿Pero tan mala tirada está teniendo la leche por Asturias con la crisis actual que quereis hacerme tomar el postre con un vaso de leche de las narices por las buena o por las malas? Jajajaja! Y ya que estamos con regionalismos, Rosana me dice que antes lo mezcla con orxata de Alboraia que con esa dichosa leche dels collons, jajaja! (por cierto, la orxata, bien fría, en verano y en invierno).

    ResponderEliminar