28 jun. 2011

Mejores cervezas del mes: Junio.

Aunque no paro de darle vueltas, aún no se como ha pasado tan rápido. Sin apenas darme cuenta nos hemos plantado a finales de junio! De las últimas y deseadas lluvias primaverales hemos pasado a un tórrido calor, sudores desbordantes incluidos; de corregir exámenes como posesos, a la más absoluta calma hasta septiembre (si todo va bien…). Pero dejémonos de historias y vayamos con la cerveza. En ese sentido, este mes ha sido bastante atípico. Habitualmente, la Lúpuloadicta y un servidor no solemos pensar mucho en qué cervezas escoger. Simplemente nos plantamos delante del armario y nos dejamos llevar (generalmente por exceso más que por defecto). Pero este junio, con el estrés y el endiablado incremento de las temperaturas, da como resultado un nivel de lo bebido que roza mínimos mínimos históricos.

Si seguís leyendo este post, probablemente pensaréis que todo esto es un sinsentido porque las cervezas que aparecen más abajo no son precisamente una porquería. Pero quitando éstas, lo bebido ha sido mucha lager aburrida y demasiado poco reseñable. No, no me ha dado demasiado el sol, ni me he vuelto loco, ni tampoco me he convertido a Satán (o eso creo...). Simplemente se ha presentado así, aunque durante el próximo julio nos pensamos tomar una líquida y adundante revancha…

Sin más rodeos, vamos con las mejores cervezas.

Empezamos el mes con muchas ganas y de ahí que la primera en caer fuera una Great Divide 16th Anniversary que aguardaba demasiados meses en el fondo del armario. Con un precioso color anaranjado, rebosaba aromas cítricos, a frutos secos, algo de biscuit y un punto de vainilla. En boca, pese a su corpulencia, destacaba por su equilibrio, con unas apetitosas notas afrutadas y algo florales, algo del lógico alcohol y notas licorosas, mucha madera, y un final amargo, picante y seco. Redonda y sencillamente excelente.

Poco después cayeron las que si no me equivoco son nuestras primeras “black IPA”. La primera, una danesa (aunque elaborada por los noruegos Nøgne Ø), Beer Here Dark Hops. Muy sabrosa, con los lúpulos compensados exquisitamente bien por un delicioso fondo tostado y cuya textura tremendamente sedosa nos enamoró rápidamente. De Beer Here me han gustado mucho casi todas sus cervezas (llevamos 11 distintas en la chistera y una sola decepción…), pero esta sin duda se lleva la palma. La segunda black IPA es la yankie, Southern Tier Iniquity. A diferencia de la anterior, en esta destacaba claramente el lúpulo por encima de todo, detrás del cual había un moderado contrapunto malteado suficiente para amortiguar. También sabrosa y sorprendentemente fácil de tomar.



El sábado 11 de junio en que se celebraba la Feria de Mediona, para compensar la tremenda envidia que nos recorría el cuerpo por no haber podido ir, nos tomamos una Agullons Setembre. Sabíamos la fama que atesoraba la susodicha y por ello la tomamos intentando dejar posibles sugestiones positivas a un lado. Pero no sirvió de nada tanto esfuerzo en resistirnos ya que irremediablemente quedamos atrapados entre sus garras. Tras admirar su maravilloso aspecto anaranjado brillante, empezaron a seducirnos en nariz unas sugerentes notas afrutadas, manzana, frutos rojos, herbales, y todo junto al típico contrapunto habitual en las cervezas espontáneas (no hace falta que hablemos de mantas de caballo, corrales y demás, ¿verdad?). En boca entraba muy fluida, sin apenas carbonatación. Sabor suave en el que destacaban las mismas notas afrutadas tipo fresa, frutos rojos y manzana, algo dulzonas (muy poco) y con un final ácido nada intenso. Nos recordó mucho a un cava semiseco. Bastante más fácil de beber que sus homólogas belgas y menos agresiva. Sin querer desmerecer a nadie, está a años luz de cualquier artesana de la península que hayamos probado. Simplemente sublime. Ahora entiendo que la tuvieran en Moeder Lambic

En este junio también nos decidimos a tomar por fin una de las pocas Stone que teníamos por casa. Como con el anterior caso, no creo que haga falta introducir a este fabricante de USA dada la enorme fama que le precede… La elección fue una Stone Cali-Belgique IPA. El apelativo de Belgique se entendía rápidamente por la enorme cantidad de fruta y sus notas dulzonas. Detrás de toda esa ambrosía aparecía el otro apelativo, “Cali”, con unas notas cítricas y un punto resinosas venidas del lúpulo, aunque menos agresivas de lo esperado (viniendo de los padres de la magnífica Arrogant Bastard, cualquier cosa imaginable era poca…). Para rematar la jugada, una textura sedosa y una carbonatación más que ajustada, daban en conjunto un sorbo insuperable.

Las últimas cervezas del mes llegaron hace a penas unos días. Hablo de dos danesas de Evil Twin. La primera es Evil Twin Before, During and After Christmas Beer (menudo nombrecito que se marcaron los tipejos…). Pese a lo que aparenta, de navidad no tiene más que el nombre, ya que dentro se escondía una explosión de lúpulo cítrico, fruta tropical y algo de notas resinosas. Pese al alcohol (10%), el lúpulo y la fruta, se dejaba tomar con bastante facilidad.

La otra de la casa que os comentaba es Evil Twin Ale 404, una cerveza con una etiqueta bastante mejorable (al menos para mi gusto), también con mucha fruta y un contrapunto floral bastante curioso más que posiblemente debido del uso de una planta, el Ledum groenlandicum. Bastante más sabrosa y redonda de lo que aparentan sus 6,6% de alcohol.

Antes de cerrar este post, y en relación con la Evil Twin Christmas mencionada unas líneas más arriba, no sé si alguno de vosotros sabríais decirme qué posible relación tiene la navidad de los países nórdicos (o concretamente de Dinamarca) con el lúpulo, ya que con la Mikkeller Red & White que probamos en diciembre, también nos pasó que era más bién una doble IPA que una cerveza de navidad.

Y así cerramos el junio. Ahora que hago balance entre tanta nota de cata me doy cuenta que este mes, salvando la excepción de Agullons Setembre, todas las cervezas tienen el mismo factor común, el lúpulo. Tres muestras de Dinamarca y otras tantas venidas de USA. ¿Pura casualidad o una mala pasada del subconsciente?

Veremos qué nos depara el julio…

5 comentarios:

  1. Las mejores que he probado este Junio han sido tres caseras Beernotcelona i las tres de Holzbrau.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no he probado ninguna de ellas pero me queda el consuelo de tener alguna de las que muestras en la nevera esperando su turno.... Qué calor y yo sin poder tomar cerveza hasta el jueves noche!!!!

    ResponderEliminar
  3. Lo que daría yo por la Great Divide... ¿esa de precio qué tal andaba? ¿Rondando los 10 euros? Los demás aspectos ya los has dejado claros, traidor xD

    ResponderEliminar
  4. Alex, no conocía Beernotcelona. Holzbrau si, aunque del año pasado en Mediona.

    Txema, y no hay manera de hacer alguna "cañita" al aire...? Jeje!!!

    Embracing, no recuerdo bien el precio pero iba por esos derroteros (10 aprox.). Y yo traidor??? Pobre de mi... ;P

    ResponderEliminar
  5. Hola me alegro q te gustara la BEERNOTCELONA!
    Es una cerveza que hice para Mediona,al igual que la heisenberg ipa y una bitter.
    Haber cuando puedo ofrecer mas cosas.
    Bernat

    ResponderEliminar