4 jul. 2011

Una birra bien yankie.

Hoy estamos a 4 de julio y por si todavía quedaba alguien que no lo supiera, entre otras efemérides se celebra el día de la Independencia de los Estados Unidos de América. Pese a que no son pocas las razones principalmente ideológicas que me alejan de este país (capitalismo y belicismo compulsivo a la cabeza de ellas), tampoco se pueden negar las evidencias y es bien justo reconocer que independientemente de ello habría muchos campos con un agujero importante, entre ellos el de la cerveza, de no ser por mucha gente de esta nación. En este sentido, nadie puede desmentir la más que gigantesca contribución gestada al menos durante los últimos 30 años, mucho más allá del frecuentemente acaparador lúpulo.

Pero volviendo a la fecha, y para puntualizar con una pincelada histórica (no se diga que la cerveza está reñida con la cultura ;P), este mismo día de 1776, con George Washington como comandante en jefe del ejército, los EEUU declaran la independencia a Gran Bretaña, concretamente en 13 de sus colonias de la costa este. Tras la larga batalla, por fin termina la guerra y Gran Bretaña reconoce el nuevo estado en 1783.


Desde este blog, como ya sabéis que siempre buscamos cualquier excusa para tomar una buena cerveza, brindamos con una estupenda Southern Tier Imperial Gemini, una cerveza elaborada en la costa este, y más concretamente en Lakewood (New York). Aunque sea una excepción por venir de esta zona (recordemos que la cuna del lúpulo mayoritariamente se asocia a la costa oeste), lleva al lúpulo por bandera y anoche nos sirvió como excepcional compañera para una grasienta y deliciosa barbacoa.


¡Que viva la buena birra yankie, venga o no cargada de lúpulo!

11 comentarios:

  1. Anda, pues no lo había pensado, pero parece la perfecta ocasión para tomarme la única usana que tengo ahora en mi despensa, la IPA imperial de los amigos de Great Divide :-D.

    Gracias por la idea, Lupuloadicto!

    (estos de Souther Tier, tengo algunas apuntadas en la lista de cosas por beber, a ver si tengo suerte y doy con alguna :-)

    ResponderEliminar
  2. Deigote,

    Pues si, no es mala ocasión para esa G. Divide, jeje! (supongo que te referirás a Hercules doble IPA, no?).

    Sobre Southern, como ya le dije a JAB en su blog, me gustan muchísimo casi todas las cervezas de esta cervecera, sobretodo las versiones en botella grande.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo también tengo para esta semana una IPA pero la mía mucho más clásica, de las geniales St. Peter's. No sé muy bien por qué pero ultimamente me atraen mucho las marcas más veteranas tanto alemanas como belgas o inglesas. Estoy volviendo a los origenes :)

    ResponderEliminar
  4. Embracing,

    A mi también me ha pasado eso que comentas con las inglesas, que últimamente pocas veteranas me decepcionan. Está bien no perder los orígenes, jeje!

    ResponderEliminar
  5. Creo que comprendo ese retorno a los origenes. Modas orquestradas por importadores. Yo sigo esperando un alud de cervezas bavaras, frankonias, txecas,... buenas bonitas y baratas.
    Puedo desmentir los de los 30 años contribuyendo a la cultura cervecera de los usanos. A partir de los 90 empezó el boom. O sea los primeros 20 años 70-90 eran pocos, en los siguientes empezó la revolución. Son datos objetivos. contrastables.

    ResponderEliminar
  6. Alex,

    No se hasta qué punto son intereses de los importadores o demanda de unos consumidores sedientos ante un mundo que desconocían y les seduce cada vez más. Cierto es que cada vez es más fácil traer yankies y encontrarlas por las tiendas y cervecerías porque hay más gente que las trabajan, y probablemente eso satura el mercado impidiendo entrar a otras muchas cervezas como esas que comentas. Comparto plenamente eso de que no son pocas las cerveceras europeas más que interesantes, y yo también espero ese alud, pero de ahí a decir que hay mucho bueno, bonito, y sobretodo barato... como alguien diría, haberlas, haylas pero...

    Lo de los 30 años de cultura de USA que comentas es totalmente compatible con lo que digo. De hecho en todo los los sitios en que se habla de esos inicios se citan muy pocos nombres y apellidos. Y también que la revolución más cuantiosa no empezó hasta más adelante. Pero que hace entre finales de los 70 y principios de 80 empezó algo importante que se ha ido gestando durante 30 años hasta llegar a la actualidad, momento en que se ha convertido en algo gigantesco, es algo objetivo. Toda revolución tiene un principio y un desarrollo sin los cuales, aunque parezcan poco importantes, el resultado final no sería el que es, no crees?

    ResponderEliminar
  7. Me mola el buen rollo que leo.
    Que no se importen estilos clásicos alemanes baratos variados solo depende del interes del importador. Cualquiera puede ir a qualquier almacen de cervezas alemán i traerse birrotes clásicos a menos de 2 eur/L gastos incluidos.
    Yo no he visto revoluciones desde que el hombre aprendió a usar el pulgar. Lo que nos llega de usa es su desarrolo no sus principios y aquí en Spain, Txequia, Francia estamos en el principio, decidiendo que es lo que nos gusta. Italia no sé. Y el resto de europa sigue como siempre elaborando y consumiendo la cerveza que les gusta.

    ResponderEliminar
  8. Alex, es cierto eso que comentas de traerse alemanas, ya que hay mucha cerveza más que interesantísima, pero las modas ya sabes como son, cuando no es todo belga, luego todo lúpulo americano, luego no se... Es cuestión de que alguno apueste de una vez y seriamente por esas europeas de calidad.

    Lo de las revoluciones, hombre, todo es relativo pero no estoy tan de acuerdo en que en Txequia estén en los principios... Igual no ha tocado tanto la fermentación alta (hablo con conocimiento vago del tema, eh?) o la espontánea pero desarrollo si hay detrás. Y en Francia pues tienen sus estilos que te parecerán más o menos interesantes pero también tienen su tradición (B.d.garde en el norte, alsacianas, bretonas...). Italia ha crecido mucho y muy rápido y puede servir de ejemplo por proximidad. No sé, tampoco soy tan categórico, jeje!

    ResponderEliminar
  9. Solo me referia a que las micros que estan empezando en Francia i Txequia, han aparecido hace muy poco

    ResponderEliminar
  10. Alex, ok, puntualizado queda. Sobre micros, pues Francesas hay algunas más que interesantes creadas en los últimos 6-7 años y en cuanto a la Rep. Checa, desconozco las micros más allá de lo que nos cuenta Max.

    ResponderEliminar
  11. Yo lo cierto es que siempre he sido más de cervezas alemanas y belgas, porque son las que más he bebido con diferencia, junto con las británicas, pero he de decir que las americanas de un tiempo a esta parte me han atraido con fuerza, y poco a poco voy probando más y más marcas. La mayoría de ellas me han parecido de un nivel muy alto, cervezas muy complejas y bien elaboradas (ayudado eso sí por las recomendaciones de cerveceros en foros y demás). Es verdad que últimamente los importadores y las tiendas de cervezas se están centrando mucho en el mercado USA, y están dejando un poco de lado las cervezas british y las alemanas, donde hay auténticas maravillas. No sé si será una cuestión de moda o hay alguna razón de tipo económico-comercial. Otros países para mi son un tanto deconocidos en el terreno de las cerveceras artesanas, como el caso de Italia, de la que sé por muchos comentarios que fabrican cervezas muy interesantes, pero que por desgracia no llegan a España con facilidad. Lo mismo sucede con las francesas, y es una pena, porque hay cervezas hechas por nuestros vecinos que merecen la pena, en especial para mi gusto las alsacianas, pero al parecer las distribuidoras no apuestan por ellas por el momento. Cada país suele hacer las cervezas que gustan a sus habitantes. En el caso de los USA, se han dedicado a imitar y perfeccionar los estilos europeos, y han elevado a la máxima potencia a las IPA. No sé si se puede calificar como revolución lo sucedido allí, sobre todo, durante las últimas 2 décadas, pero sí que ha tenido una relevancia manifiesta, a mi parecer, en el desarrollo del fenómeno de las microcerveceras, que se está viviendo actualmente en otros países, entre ellos el nuestro.

    ResponderEliminar