30 mar. 2011

Las mejores del mes: Marzo.

Ya estamos a finales de mes y por tanto llega nuestro podio particular. Este Marzo no se presenta muy heterogéneo en cuanto al país de procedencia ya que las elaboraciones venidas desde los EEUU no se echan en falta precisamente (5 de las 7 reseñadas).

Desde California llegan unas Green Flash que se aúpan muy arriba en el pedestal. Quizás fueron sus etiquetas, en mi opinión de un gusto un tanto singular, pero no se por qué razón no esperaba mucho de ellas. Ignorante de mí, creía que serían unas cervezas corrientes y molientes, pero bendito desconocimiento porque las tres que probamos, West Coast (IPA), Hop Head (Red Ale) y Barleywine, además de darnos unas geniales opciones de maridaje que próximamente publicaremos en El Lúpulo Cocinero, nos dejaron realmente embelesados. Especial mención merece la West Coast (IPA), muy aromática, equilibrada y fácil de tomar pero con todo lo deseable en una yanquie lupulada. Aún sueño con ella…


Días después le echamos el guante a una de las últimas cervezas checas que conseguimos hará unos meses. En su momento varias Opat, Krakonos, Breznak, Chodovar y unas cuantas más, a pesar de la forzada predisposición positiva hacia ellas (no nos van demasiado las lager, como ya sabréis), fueron una verdadera decepción. Quizás en ello tuvo que ver el que llevaran las fechas algo cortas o que no fueran los mejores ejemplos de la marca, no lo sé, pero una tras otra cayeron en saco roto. Pero dejando estas decepciones a un lado, la cuestión es que conociendo la fama de una de ellas, Pardubicky Porter, la guardamos a la espera de un mejor momento. Lo que no me podía llegar a imaginar es el éxito que esta dama vestida de negro nos tenía preparado. Muy sabrosa y repleta de notas de fruta madura, chocolate y unos puntos tostados y ligeramente ahumados. Un auténtico placer e ideal para acompañar postres.

Tras esta nos lanzamos a probar una rareza venida desde Bélgica. Se trataba de una elaboración de 3 Fonteinen, con lo que la decepción quedaba reducida a una mínima posibilidad. Sabéis de nuestra afición a las cervezas de fermentación espontánea (lambic, gueuze…), y también a las cervezas oscuras, sabrosas y con carácter (imperial stout sobretodo…) por lo que una mezcla de lo primero con lo segundo merecía al menos un punto de atención. La susodicha, de nombre Zwet.be, es una cerveza oscura de fermentación mixta en la que aparece el indomable Brettanomyces aportando sus inconfundibles notas, las cuales acompañan sorprendentemente bien al resto de la comparsa (chocolate y café, tostados…). Cerveza curiosa y sorprendente que no podía faltar en el podio.

Y para terminar el mes, dos cervezas cuyos estilos son ahora mismo y desde hace algunos meses nuestra verdadera perdición: Imperial IPA e Imperial Stout.

En cuanto a la Imperial IPA, se trata de Left Coast Hop Juice. Al igual que las Green Flash, también viene del paraíso lupulero yanquie, California, como no podía ser de otra forma. Su etiqueta ya merecería un 10, pero es que el contenido no se queda atrás. Sobre un sabroso y sólido fondo malteado, aparecen unos lúpulos muy aromáticos y tremendamente adictivos. A pesar de sus 9,4% alcohol, está lejos de ser una bestia de lúpulos descontrolados y un tanto empalagosa, como ocurre con alguna Imperial IPA estadounidense, lo cual se agradece. Una delicia para aquellos que somos adictos a las florecillas verdes.

Y para finalizar, un portento venido de Ohio, situado en el medio oeste del país, cerca de los grandes lagos. Se trata de B.O.R.I.S. (entiéndase el juego de palabras, Bodacious Oatmeal Russian Imperial Stout) The Crusher, de Hoppin’ Frog. Quitando Struise y algunas otras europeas (De Molen, Mikkeller, Amager…), cuyas imperial stout no las puedo comparar con nada por un amor casi platónico, esta es la mejor del estilo que hemos probado en mucho tiempo. Una textura increíblemente sedosa y apetecible a través de la cual llegan unas sabrosas notas de chocolate y café. Y lo mejor de todo es que de estridencias ni hablamos, pese a sus 9,4% alc. Asombrosa. Por cierto, sin que ello sirva más que de apunte, ahora entiendo la razón por la cual se llevó la medalla de oro en el Great American Beer Festival de 2008. ¡¡¡Que vivan los zares rusos y sus maravillosas Russian Imperial Stout!!!!

Bueno, pues hasta aquí este mes. Veremos que nos depara el abril.

27 mar. 2011

In Memoriam: Beer Hunter.

Tal día como hoy, hace 69 años, en Wetherby, un pueblo cercano a Leeds (UK), nació el gran maestro Michael Jackson. Periodista y escritor, pocos le consideran únicamente como tal, ya que su pasión por la cerveza y el whisky, su forma de transmitirla, así como todo el extenso y denso trabajo que dejó tras de sí, le alzan mucho más arriba, sin ninguna duda por merecimientos propios, hasta el inalcanzable título de leyenda.


Desde aquí, levantamos una pinta en su memoria.

25 mar. 2011

¿Nos vamos a Bélgica?

¿A quién no le apetece ahora mismo irse de cervecitas? Un servidor desde luego no se lo pensaría con tal de visitar cualquier templo cervecero, y menos si este se encuentra en la magnífica Bélgica, ¿no es eso cierto, Salty Dog?


1.
- Me encanta pasar el tiempo en un buen bar local como este, pero en mi reciente viaje a Bélgica estuve en algunos de los mejores bares del mundo.

2.
- Como el Gans In Huise, un maravilloso café rústico con una gran selección de cervezas, entre las que se incluyen estupendas ediciones vintage!

3.
- El Hopduvel, en la gran ciudad de Gante. Un pub con una atmósfera especial y una buena selección.

4.
- El Bier Circus de Bruselas, con una estupenda selección de cervezas de toda Bélgica!

5.
- El increíble Delirium Café, también en Bruselas, donde puedes elegir entre 2.000 cervezas de todo el mundo!

6.
-En la ciudad de Brujas está el Brugs Beertje, un lugar maravilloso y refinado en el que tomarse las mejores cervezas belgas!

7.
¡Qué interesante! ¿Y donde más?

8.
- ¡Eh, Salty! ¡Despierta!

--------------------

Qué bueno es soñar despierto... Pfff!!! Y qué ganas de tomarme unas buenas vacaciones…

El cómic es de Bill Coleman (2005) (http://abrokenheartandaglassofbeer.blogspot.com/). Todos los derechos reservados.

23 mar. 2011

Brewpub estadounidense en Valencia.

Hace un tiempo que teníamos pendiente esta entrada en el blog, y el catalizador necesario fue la visita de los amigos asturianos hace un par de fines de semana.

En pleno Eixample de la ciudad de Valencia, ubicado dentro de una de las zonas típicas para salir como es Cánovas, concretamente en el nº10 de la calle Salamanca, se sitúa un local con un nombre cargado de tantas connotaciones cerveceras como es Portland Ale House.


Se trata de el primer brewpub de la ciudad y además poseen una pequeña gama de cervezas en botella, un tanto comerciales sea dicho de paso también, de la que se sobresalen unas relucientes Anchor Brewing. En cuanto a las cervezas que elaboran y que podemos degustar en el local poseen al menos 3 variedades de barril realmente apetecibles, de las cuales os hablaré en otro post para no hacerlo muy largo. Únicamente os adelanto unas fotos:



En cuanto al local, está vertebrado alrededor de una larga barra y posee un estilo de decoración que podríamos definir grosso modo como rockabilly, lo cual ya es un punto a favor al menos en nuestro caso. Paredes forradas de madera, cuadros y carteles variados, más madera, buena música, más madera, y un ambiente realmente agitado pero a la vez sorprendentemente acogedor. Ah, por si no había quedado suficientemente claro, mucha madera… El mobiliario por lo visto está traído directamente de los EEUU.


Suele estar frecuentado por gente mayoritariamente extranjera, sobretodo Erasmus. De ahí que uno de los puntales del local sea la celebración de eventos tan variopintos como son Halloween, navidades, superbowl, día mexicano (¿?), acción de gracias, día de San Patricio, y muchísimos más. Además, si te gustan los deportes (sobretodo el fútbol americano) en días de partido aquí te puedes sentir como en casa…

En cuanto a los conductores del local encontramos a Mike y a Moritz. El primero, norteamericano (de Portland, Oregón), el segundo, un español emigrante a los EEUU. Una curiosa pero interesante mezcla. Distinguir a Mike entre la marabunta no es tarea complicada (los rasgos de pistolero pelirojo del far-west lo delatan) y merece la pena charlar un rato con él, siempre que se pueda salvar la distancia del idioma, ya que Mike no se prodiga mucho en la lengua de Cervantes.

En cuanto a Moritz se encarga de la elaboración de las cervezas y normalmente está metido en la fábrica. La empresa encargada de la elaboración posee el nombre de Stone Castle Brewing y se localiza en el polígono de La Cañada, en la población de Paterna, a las afueras de Valencia (aquí téneis un enlace de la localización).

Por cierto, según cuenta la “leyenda” (por desgracia no probamos para dar fe de ello), las hamburguesas, evidentemente al estilo americano, son un auténtico espectáculo, así como sus sándwiches de “pollo borracho”, así que ya tenéis una excusa más para visitar el local.

Con este local ya podemos añadir felizmente otra opción a la cada vez más amplia e interesante oferta cervecera de Valencia y alrededores.



PORTLAND ALE HOUSE
C/ Salamanca, 10, Valencia.

20 mar. 2011

Un perro yankie aficionado a la cerveza belga.

El otro día, escudriñando por la red me topé con algo de lo que os quería hablar hoy.

Quizás os suenen las cervezas belgas ‘t Smisje. Para los que no, se trata de una de las cerveceras artesanales más pequeñas de Bélgica (200 Hl./año) y sus elaboraciones lógicamente son codiciadas por limitadas además de porque algunas de ellas se elaboran con ingredientes peculiares (flores de tilo, dátiles frescos, semillas de mostaza, melissa, endrinas, miel…). Por desgracia para aquellos que queremos probar todo este tipo de rarezas, desde principios de 2010, Johan Brandt, el cervecero, decidió dejar de hacerlas todas ellas, únicamente mantener la cerveza de navidad, Smisje Kerst (que podéis ver en las etiquetas adjuntas a continuación) y así centrarse en una blonde con carácter lupulado llamada Smiske. Una verdadera pena…


 
Estas de la foto de arriba son la nueva blonde.

Pero evidentemente con el título del post ya os habréis imaginado que os quería hablar de algo más. A parte de la cerveza, una de mis múltiples aficiones son los cómics, y buscando información sobre ‘t Smisje encontré que algunas de sus antiguas etiquetas son obra de Bill Coleman, un ilustrador aficionado a la cerveza afincado en Brooklyn. El curioso perro narigudo protagonista de estas, de nombre Salty Dog, también aparece en una serie de viñetas, historietas y tiras cómicas con la cerveza como coprotagonista, que en mi opinión son realmente divertidas. En el blog de Bill, A broken Heart and a Glass of Beer, que por desgracia no se actualiza desde abril del año 2010, podéis ver algunas de sus creaciones, aunque posee muchísimas más.

Así que he pensado publicar algunas de ellas, evidentemente con la traducción más abajo, para aquellos que no controlen mucho del idioma de Shakespeare. Aquí va la primera:

AÑEJADO EN BARRICA.

1. En algún lugar de Bélgica…
- ¡Esos pitufo-americanos están consiguiendo cervezas especiales que no podemos conseguir en nuestra patria! ¡Eso es pitufudamente injusto! ¡Hay que hacer algo!

2. Mientras tanto, en los EEUU…
- Ok, Salty, has estado de aprendiz unas semanas por lo que deberías estar preparado para hacer este lote por tu cuenta!

3. - ¡Me tengo que ir ahora! ¡Nos vemos esta noche!
- ¡Enseguida me pongo a trabajar!

4. - ¡Esto es genial! Tengo que empezar!… ¡Oh! El teléfono está sonando…

5. - ¡Caramba! ¿Quiere un pedido especial para Bélgica? Deje que lo anote…

6. Esa noche…
- ¡Uf! Salty! ¿Qué hiciste? ¡La cervecería huele muy mal!

7. - ¡Ey! ¡Lo hice muy bien! ¡Tenemos un pedido especial desde Bélgica, el país de la cerveza! Quieren un lote único, con un tratamiento especial…

8. - Y ese olor, ¡es de los barriles de salmuera que pedí para el añejado en barrica!

Espero que os haya gustado. Próximamente, más entregas.

17 mar. 2011

¡Feliz día de San Patricio!


Hoy 17 de marzo se celebra el día de San Patricio, patrón de Irlanda. Se trata de una fiesta con mucho arraigo en este país, aunque como buenos emigrantes que fueron los irlandeses esta también viajó junto a sus maletas hasta sus muchas tierras adoptivas (EEUU, Reino Unido, Canadá, Argentina…).

En los EEUU, como ocurre con otras festividades, posee una mayor pompa y tirón comercial. En la foto de abajo podéis ver como se encontraba el río Chicago teñido de verde en 2005.


Desde este blog, con la evidente proximidad hacia el color verde que engalana el día (dejando de lado el verdadero fondo religioso del festejo y centrándonos en lo que la cerveza representa para Irlanda), nos sumamos a la celebración brindando con una buena pinta. Por cierto, según algunas informaciones la cerveza también debe vestirse de color verde, ¡así que agudizar el ingenio!

Aunque no tenga mucho que ver con el tema, ayer, como anticipando la fiesta, llegó nuestro segundo pedido desde tierras inglesas (que no irlandesas…) gracias a la inestimable ayuda de un amigo que todos conocéis, por lo que aprovecho el post para enseñároslas (alguna no aparece en las fotos ya que pasó a mejor vida…).

Aquí arriba tenéis unas cuantas yanquis… Dogfish (90 min. y Palo Santo), una colaboración de Dogfish con la italiana Birra del Borgo (My Antonia) y dos Goose Island (Matilda y Père Jacques).

Sobre estas líneas otras yanquis pero en botella grande… Brooklyn Local 1 y 2, Sierra Nevada Hoptimum y la 30th Anniversary.

Por si no hubiera bastantes que cruzaron el “charco”… Anglers, Ballast Point, Odell (5 Barrel e IPA), junto con una sueca, Carnegie Porter.

Y para finalizar tres inglesas a las que les tengo muchas ganas… Thornbridge Jaipur (que ya nos habían recomendado unos cuantos), Marble Chocolate y Oakham Citra.

Por cierto, que conste que para celebrar este día brindamos con una buena pinta irlandesa, O’Hara’s.

El dibujo del duende verde con las cervezas está tomado de aquí y la foto del río Chicago de aquí.

14 mar. 2011

Mucho más que cerveza.

Este pasado fin de semana ha sido verdaderamente completo, intenso y fructífero en cuanto cerveza se refiere. Nos fuimos de ruta por unas cuantas cervecerías de Valencia y alrededores, tomamos muchas cañas y pintas por aquí y por allá, comimos y cenamos todos los días fuera de casa como si estuviéramos de vacaciones, y siempre con alguna cerveza en la mano.

Y todo esto con el tiempo lluvioso que azotó estos lares durante toda la semana, además del ajetreo y griterío que había por todas partes debido a las cercanas Fallas. En cualquier otra situación similar lo más probable es que nos hubiéramos quedado en casa.

Pero no fue así. Y en el fondo si escribo esto es porque no es muy frecuente que tras tanta cerveza de lo que menos quiera acordarme sea precisamente de la cerveza y de los sitios que visitamos. La razón principal de todo recae en la visita que recibimos desde un lugar que más que nunca consideramos nuestra segunda tierra: Asturias. Directamente desde Oviedo venían dos amigos realmente incomparables, Vanessa y Andrés, o Lúpula y Lúpulo (Feroz) respectivamente.

Tras conocerlos el pasado verano y después de enamorarnos profundamente de su tierra astur, de su rica cultura cervecera y de toda su gente, su visita fue justo lo necesario para que este sentimiento se acrecentara mucho más.

Así que por un día no quiero hablar de cerveza y solamente deseo mandarles un fuerte abrazo a esa pareja tan encantadora y cercana, que los afortunados asturianos pueden disfrutar todos los días en ese edén de la cerveza llamado El Lúpulo Feroz.

Gracias camaradas por darnos un fin de semana tan especial en todos los sentidos y esperemos reencontrarnos muy pronto en vuestra Asturies o en algún punto intermedio, haya o no cerveza de por medio. Mientras la morriña hacia vosotros y hacia vuestra excelente tierra irá en aumento.

P.D. Bueno, en el fondo no podía dejar la cerveza de lado así que aquí os dejo un botón, entre las cuales se encuentran dos afamadas británicas, Tracquair, que hacía tiempo que quería probar, dos Porterhouse que vinieron bien recomendadas, así como una Cotoya 1080 con la etiqueta nueva que me hizo mucha ilusión, elaborada por Diego, otro compañero astur.


Aquí otros regalitos de mi otra pasión a parte de la cerveza, los quesos. En este caso son de Valles del Oso, los cuales, tras releer el estupendo post que Chela les dedicó en su momento en el blog de la CAAC, ando loco de ganas por probarlos.


Y para finalizar, la etiqueta de conmemoración del 1er aniversario de la cervecería El Lúpulo Feroz (en 2008), tras la cual andaba mucho tiempo ya.

10 mar. 2011

Mejillones a la Cantillon Gueuze.

Después de unas cuantas entradas volvemos con el Lúpulo Cocinero  y una receta sencilla y arquetípica como pocas. Como ya va terminando la temporada del mejillón (la tan manida regla de “los meses con erre”), ¿que mejor que darles un homenaje? Así que hoy es el turno de unos moules a la bière (mejillones a la cerveza), una receta típica del norte de Francia y de Bélgica, aunque es en este último donde ha tomado mayor popularidad. La cerveza elegida es una Gueuze, un néctar que no deja indiferente a nadie para bien o para mal, pero que en nuestro caso, como ya hemos repetido en múltiples ocasiones, nos causa una profunda y absoluta devoción.

Ingredientes (4 personas).
-1 Kg. de mejillones.
-1 nuez de mantequilla.
-2 troncos de apio.
-2 chalotas.
-Perejil o cilantro.
-200 ml. cerveza gueuze.


Preparación.
- Limpiar los mejillones en agua fría y eliminar los que estén abiertos o rotos.
- En una cazuela se derrite la mantequilla a fuego lento. Después se añade el apio y la chalota cortados en porciones pequeñas y se deja rehogar todo unos 5 minutos hasta que esté dorado.
- Añadimos la cerveza y esperamos hasta que esta empiece a hervir. Entonces se añaden los mejillones y el perejil y tapamos.
- Dejamos que se hagan los mejillones (de 5 a 7 minutos, hasta que se abran), removiendo de vez en cuando.
- Servir los mejillones. Se pueden tomar únicamente con la salsa o bien servirlos con otro acompañante recurrente belga, las patatas fritas, conformando así las moules-frites.


Aunque en Bélgica se toman en raciones de 1 Kg. por ración, hemos pensado hacer esta receta como entrante, por aquello de no terminar todos haciendo cara de mejillón.

El maridaje, no por obvio deja de ser verdaderamente afortunado. Como ya anticipamos en la entrada de las mejores cervezas de Febrero, una Cantillon Gueuze fue la “sacrificada” para el ágape. ¿Qué mejor para desvirgarse de una vez con esta mítica cervecera?


Por cierto, que lo de la regla de las erres con el mejillón era una excusa (aunque bien cierta) para lanzar el post, ya que si bien sirve para el mejillón de Galicia, no puedo decir lo mismo con nuestra querida y deliciosa clòtxina valenciana, con la que justo ocurre lo contrario (está en temporada durante los meses sin erre, sobretodo a principios de verano) ;P

7 mar. 2011

Cerveza venida desde Alaska.

Como ya comentamos hace unos días, queríamos inaugurar una sección en la que presentar algunas cerveceras de alrededor del mundo cuyo factor común, además de que elaboraran cervezas interesantes, fuera que sus cervezas tuvieran etiquetas atractivas para el coleccionista, de ahí el recurrente nombre de Etiquetas de Cerveza.

Para empezar queríamos hacerlo con una fábrica situada a bastantes kilómetros de aquí, concretamente en Alaska (EEUU). La razón principal, aunque pueda parecer lo contrario, no es por aquello recurrente de “cuanto más lejos mejor”. No. En realidad queríamos empezar con esta cervecera situada en la tierra del sol de medianoche porque algunas de sus elaboraciones poseen una fama más que sobrada entre los cerveceros de alrededor del mundo y concretamente dos de ellas, la Alaskan Amber y la Smoked Porter, además, han conseguido infinidad de premios como podéis ver en este enlace .

La cervecera, Alaskan Brewing Company, apareció en escena en 1986 y fue la primera en hacerlo en Juneau (en el sur de Alaska) tras la famosa prohibición del alcohol, aunque a esas alturas ya existían otras 66 fábricas en el resto del país.

Marcy y Geoff, los propietarios, empezaron esta aventura tras rebuscar entre cuantiosa información hasta que finalmente tropezaron con un registro de la ya extinta Douglas City Brewing Co. (1899-1907) en el cual se incluían los ingredientes que utilizaban. Pero además encontraron un artículo de prensa que describía su forma de elaboración, con lo cual a Geoff le picó algo más que la curiosidad. Esa primera cerveza es actualmente su Alaskan Amber, elaborada con maltas ahumadas en madera de aliso (de un modo similar a las rauchbier germanas, aunque en este último caso se usa madera de haya) y además se le añaden brotes de un abeto autóctono.

De este modo tan peculiar empezó la historia de este fabricante, y en la actualidad se ha convertido (según anuncian en su página) en la cervecera más premiada en la historia del Great American Beer Festival, un auténtico referente.

Del mismo modo que su Amber, el resto de su repertorio de cervezas pretende reflejar características similares a las que gozaron sus hermanas espumosas durante la época de la fiebre por el oro, hará casi 100 años..

Vamos pues allá con algunas de sus cervezas y sus etiquetas.

Elaboraciones disponibles durante todo el año.

Amber (Alt, 5.3% alc., 18 IBU). Esta premiada cerveza que anteriormente comentábamos refleja en su etiqueta una cruda realidad con la que se encuentran todos los comerciantes de Juneau y es que la zona está aislada en cuanto a carreteras se refiere,por lo que todo el transporte se hace vía marítima o aérea.

IPA (IPA, 6.2% alc., 55 IBU). Aunque parezca increíble, una tierra aparentemente tan inhóspita como Alaska también posee una zona de surferos. Como es lógico estando en USA y más aún por encontrarnos en el oeste, cuna de muchas cerveza yanquies famosas por el lúpulo, también se disfruta de una IPA. Dicha zona se encuentra a tan solo unas 200 millas al norte de Juneau.

White (Wheat Ale, 5.3% alc., 15 IBU). Se trata de una versión de las witbier belgas y en su etiqueta homenajea a otra gran joya “blanca”, en este caso del océano ártico, el oso polar.

Stout (Oatmeal Stout, 5.7% alc., 28 IBU). Hasta el año 1998, esta stout no se encontraba entre la gama de cervezas habituales de todo el año. Es un homenaje a la vida tranquila rodeada de naturaleza que puede llevar cualquiera que tenga la oportunidad de gozar de estas tierras.

Seasonals (de temporada).

Summer (Kölsch, 5.3% alc., 18 IBU). En su etiqueta, esta Kölsh hace homenaje a uno de los buques insignia de la fauna de la zona, la orca, “perseguida” por las incansables embarcaciones de turistas ataviados de sus cámaras de fotos que tan frecuentemente surcan estas aguas durante el verano.

Winter (English Old ale, 6.4% alc., 27 IBU). En esta cálida y aromática cerveza de temporada se utiliza abeto Sitka en su elaboración. En su etiqueta podemos ver las águilas calvas que se agolpan en estos abetos para dar caza a la última carrera del salmón antes del invierno.

Ediciones limitadas.

Smoked Porter (Ahumada, 6.5% alc., 45 IBU). Esta cerveza robusta y ahumada elaborada con 5 maltas distintas es la joya de la corona de Alaska Brewing. Se lanza en ediciones muy limitadas cada 1 de noviembre y soporta muy bien el añejado en botella. De hecho por lo visto no son raras las catas verticales con ejemplares de hasta 10 años de antigüedad.

Pilot Series. Se trata de una serie de cervezas verdaderamente limitadas que únicamente se pueden conseguir en los 10 estados de Alaska y durante un período limitado de tiempo. Envasadas en elegantes botellas de 65cl, hasta el momento han desfilado por esta serie una lupulada Imperial IPA (8.5%, 60 IBU), una oscura y no menos lupulada Double Black IPA (8,5%, 70 IBU), una curiosa cerveza de trigo con frambuesas (6,5%, 20 IBU), una contundente Barleywine (10.4%, 60 IBU) y una potente Baltic Porter (9.8%, 53 IBU). La lástima es que algunas de ellas ya no se elaboran. A continuación podéis disfrutar de sus etiquetas.


Ya para terminar sólamente nos queda desear, sabiendo la dificultad que ello entraña, que alguien se lance a traer algunas de estas joyas y podamos disfrutarlas.

Toda la información y etiquetas están sacadas de su propia página web.

4 mar. 2011

Aguardiente de lúpulo.

Buscando información sobre otros menesteres no directamente relacionados con la cerveza, el otro día me topé con una curiosa receta que quería compartir con vosotros.

Se trata de una receta muy sencilla que no lleva mucha elaboración, aunque por contra si necesita bastante tiempo de espera. Aún así supongo que a los amantes de licores y aguardientes les llamará la atención.

Aguardiente de lúpulo.

Ingredientes.
1,5 litros de orujo seco.
25 flores de lúpulo.
3 cucharadas de azúcar.

Elaboración.
- Meter las flores de lúpulo en un recipiente y espolvorear el azúcar por encima.
- Dejar macerar 2 días.
- Regar las flores con el orujo.
- Cerrar de nuevo el recipiente y dejarlo al sol 20 días. Agitarlo con frecuencia.
- Dejar reposar un mes en la bodega.
- Colar el preparado y dejar que envejezca 2 meses más antes de consumir.

Espero que alguien se anime a hacerla y si es así no dudéis en comentar que tal la experiencia. A mi de buenas a primeras ya se me ocurre probar con diferentes lúpulos (yanquis, ingleses, alemanes, checos…) y comparar las posibles diferencias.

La receta está sacada del libro Liquori d'erbe e grappe medicinali, de Markus Kobold y publicado por Giunti Editori en 1999. La foto es mía, sacada durante la Feria del Lúpulo de Carrizo de la Ribera, en julio de 2010. No hace falta decir que todos los derechos están reservados.

1 mar. 2011

Joyas de papel.

No creo que haya muchos que a estas alturas aún desconozcan mi afición (o más bien casi obsesión) por esas pequeñas joyas de papel que son las etiquetas de cerveza. Unas creaciones interesantes (siempre hay excepciones…) que engalanan las botellas además de cumplir la función básica informativa. Son esas pequeñas maravillas que muchas veces te seducen hacia una compra casi compulsiva sin a penas pensar en precios, estilos y demás características. Los que sean coleccionistas ya saben a lo que me refiero.

Quizás aquellos más reacios a amasar dentro de sus casas todo tipo de “cachivaches inservibles” les cueste entender que unas etiquetas, chapas, posavasos o tantísimos otros objetos de breweriana (la lista es casi interminable), puedan determinar una compra en perjuicio de otras cervezas sobre el papel más interesantes.

Si, quizás no son pocos los que afirman tan categóricamente aquello de "yo me limito a comprar una cerveza únicamente por su contenido". Pero pensándolo bien, ¿quién no se ha dejado llevar alguna vez por una marca conocida a la hora de elegir alguna cerveza simplemente porque otras de la misma le gustaron en su momento? ¿Y quien no se ha tomado alguna vez una cerveza por ser de su pueblo/región/zona cuando sabía de antemano que probablemente no sería un elixir de los dioses? ¿O a caso tampoco os habéis tomado una cerveza porque os la recomendó un amigo, familiar o conocido?

Si, ya se que todo esto, al igual que las etiquetas de cerveza, en realidad no debería influir lo más mínimo en la decisión de tomar o comprar una cerveza, pero no son pocas las ocasiones en las que esto ocurre, al menos en mi caso.

Para mí (y supongo que para la mayoría que podáis estar leyendo esto) el hecho de tomarme una cerveza es un momento de puro placer, así que ¿qué hay de malo en dejarse llevar por todas aquellas pequeñas cosas, como diría un sabio, que rodean a nuestra preciada espumosa? Total, si el contenido falla, siempre nos quedará la etiqueta…

Por cierto, con tanto entusiasmo casi se me olvida que desde hoy en adelante, con la misma intermitencia que caracteriza otras secciones del blog, hemos pensado en inaugurar otra sección con un nombre de lo más original que os hayáis encontrado nunca: Etiquetas de cerveza (por cierto, Fivixx, esto de uno u otro modo es un homenaje a tu estupendo blog). En ella comentaremos brevemente algunas cerveceras interesantes y/o poco conocidas (al menos para nosotros) cuyo factor común será, además de unos productos atractivos, el tener unas etiquetas realmente curiosas, elegantes, o simplemente distintas o más trabajadas de lo habitual. Como siempre, ya sabéis que cualquier idea en los comentarios o por el correo será bienvenida.