28 jun. 2012

Mejores cervezas del mes: Junio'12.


Pocos días después de entrar en el verano y a falta de poco para cerrar un mes de junio en el que el calor está apretando que da gusto, es hora de hacer balance y ver cuales han sido las mejores cervezas que se han cruzado en nuestro camino durante estos 30 días tan intensos. Y es que al extenso repertorio de cervezas artesanas bebidas primero en Benissa y poco después en Mediona, hay que sumarle un no menos interesante muestrario de cervezas foráneas y locales bebidas en casa, así que la tarea para elegir las mejores se presentaba a priori bastante complicada. Por ello, y para no ser demasiado repetitivo ya que en su momento detallamos ampliamente las experiencias vividas y bebidas en ambos festivales, he pensado comentar únicamente las cervezas que he tomado en casa y dejar para el final una especie de corolario con las artesanas que  me dejaron más gratamente sorprendido en ambos eventos. Así que no me extiendo más y vamos con las elegidas.

La primera de ellas es una cerveza a la que le tenía muchísimas ganas y que pudimos conseguir en Benissa gracias a la gente de Yria. Se trata de la alemana Uerige Doppelsticke, que servida en el característico vaso tipo becher (o al menos es lo más parecido a ello que tenía por casa) muestra un bonito color marrón con reflejos color miel y granate, carbonatación y turbidez media, todo ello coronado por una espuma esponjosa y de burbuja media/grande de rápida formación y buena retención. En nariz se muestra muy compleja y con gran intensidad, percibiéndose notas malteadas sugerentes, chocolate, frutos secos, pero también pasas y en un segundo plano el inconfundible y apetecible toque de lúpulo teutón, entre leñoso y algo herbal. Surcando todo lo anterior aparecen pinceladas cítricas, a hoja de tabaco y también un punto alcohólico más en el fondo. En boca entra ligeramente cremosa, contundente y con el alcohol tomando protagonismo pero sin desbordar. Acompañan notas malteadas agradables, caramelo y frutos secos, un punto a café, y a lo largo del trago aparecen las citadas notas a lúpulo que ayudan a dejar una sensación final algo cítrica, áspera y seca. Amargor medio y cuerpo medio-alto. En conclusión una cerveza robusta que quizás pegaría más con otras épocas menos cálidas pero que aún así disfruté como un auténtico enano. Sin duda una de las mejores cervezas alemanas que he tenido ocasión de tomar.

Más acorde con esta calurosa época tomamos la reconocida y neozelandesa Epic Mayhem, gracias al gran detalle de un buen amigo barcelonés. Se trata de una cerveza cuyo color va del ambarino al dorado viejo, con una carbonatación de burbuja pequeña, turbidez baja, y que forma una abundante espuma beige de burbuja minúscula y bajada lenta. En nariz se muestra menos explosiva de lo que imaginaba, pero al mismo tiempo es muy sugerente, repleta de fruta cítrica, limón, naranja, melocotón, manzana, y algo de fruta tropical con su toque especiado característico. En boca entra suave, con una carbonatación pronunciada y chispeante pero no molesta. Vuelven a aparecer las mismas notas afrutadas descritas con anterioridad, cítricas y de fruta tropical, a las que se juntan unas atractivas notas resinosas. Amargor que va de menos a más sin llegar a ser excesivo. Una cerveza verdaderamente redonda y que puede funcionar estupendamente tanto para disfrutarla lentamente como para tomarte dos o tres pintas sin quedar excesivamente perjudicado (6,2%).

Siguiendo con el lúpulo vamos con una cerveza a la que le tenía bastantes ganas, pero al mismo tiempo algo de respeto por si a caso no quedaba satisfecho dado su elevado coste (rondaba los 10€ la botella de 75cl.). Me refiero a la Guinea Pigs 95, una cerveza de la cual había leído muchas reseñas y quería comprobar por mi mismo cuan ciertas eran. En aspecto tengo que reconocer que me embaucó con facilidad, con un precioso color ambarino rojizo y reflejos anaranjados, turbidez media, y una espuma cremosa abundante, de burbuja pequeñísima y muy buena retención. En nariz se ofrece verdaderamente atractiva, con el lúpulo como lógico protagonista obsequiando con notas a fruta tropical, piña, mango, así como resina y un punto de naranja, sobre un buen fondo malteado en el que se perciben notas a caramelo, bizcocho y ligero chocolate. Muy sugerente e interesante. En boca entra ligeramente cremosa, con carbonatación fina que deja una sensación chispeante. El claro protagonista vuelve a ser el lúpulo, resinoso y con notas a naranja y limón, que dejan un amargor importante a lo largo de todo el trago. Por detrás, además del toque que le da la madera, se encuentra una buena base malteada que vuelve a sustentar todo el lúpulo, en forma de frutos secos, bizcocho y ligero caramelo. Cuerpo medio-alto. Final amargo, seco y resinoso. En mi opinión se trata de una cerveza que aparenta ser una bomba de lúpulo (en cierta medida lo es…) pero que sorprende por lo bien atada que está, escondiendo espectacularmente bien el alcohol y sin cansar en ningún momento. Un auténtico cervezón. ¡Enhorabuena chicos!

Y como creo que ya está bien de verborrea, vamos con el corolario de artesanas citado arriba del todo en el que quiero dejar constancia de aquellas cervezas que me dejaron más que satisfecho en Benissa y Mediona.

- Reptilian Marranada 2.0 (barril). Aunque hace no demasiado tiempo que las sour/wild ales no gozaban de muchos adeptos, auténticas joyas como esta de Isaac o la Setembre del gran Carlos de Agullons están empezando a cambiar las preferencias de muchos. Una pena su naturaleza experimental y que no podamos volver a reprobarla de momento (Isaac, algo podremos hacer al respecto…). En mi opinión una de las mejores de Mediona.

Arriba, el alma mater con el barrilete mágico.

- Cotoya Siderale (barril). Cómo homenajear a la sidra asturiana con una cerveza de forma verdaderamente magistral.
- Guinea Pigs Flow (barril). En Benissa pudimos dar buena cuenta de la barbaridad que es esta cerveza. Una botellita espera pacientemente a ser consumida con la tranquilidad que da una buena mesa, alejados del trajín habitual de los festivales.
- Naparbier Janis Porter y Naparbier Pilsner (barril). Creo que no deber haber nadie en toda la península que no haya quedado deslumbrado ante la maestría de estos cracks pamplonicas tan majos. Particularmente se me acaban las palabras para describir el gozo que siento cada vez que pruebo algo suyo.
- Spigha Voramar (barril). Si la tuviera de cerca de mi casa sería sin duda una de las cervezas que repetiría día tras día durante el verano.
- Marina Vinya Hops (barril). Una curiosidad que podría haberse quedado simplemente en eso si no fuera por el buen hacer de estos hermanos de Blanes. Me muero de ganas por poderla tener en botella.


- Domus Europa. Cómo olvidarse de los lúpulos americanos y hacer una cerveza lupulera cojonuda.
- Yakka. Una de las más gratas sorpresas de Benissa con un buen nivel y amplio portafolio.

Y con este batiburrillo artesano-cervecil damos por terminado este mes. Veremos qué nos depara el próximo julio. A los que os vayáis de vacaciones, a disfrutar. Los que no, aquí nos tendréis dando el lúpulo... ;P

17 comentarios:

  1. Como te has puesto este mes :-). Algunas de las que comentas estarían en mi ranking mensual si lo hubiera. Más allá de la Marranada 2.0, que ya dejé claro ayer en el post que no me había dejado precisamente indiferente, creo que de las que comentas me quedo especialmente con la Naparbier Pils.

    Y me quedo con las ganas de la SiderAle asturiana y la Mayhem neozelandesa. Que pena la de los cerveceros que no podemos probar todo lo que queremos, ¿verdad? :-)

    Salut Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... este mes he bebido artesanas para dar y tomar... jejeje! Entre las que tomé en los festivales de Benissa y Mediona, y las que compré para casa... Buff!!

      La Cotoya a ver si tienes ocasión de probarla aunque me temo que por el hecho de ser algo experimental no se si tendrás mucha suerte... Habrá que presionar a Diego, jejeje!

      Salut Joan!

      Eliminar
  2. Puf! Vaya cervezones! Le tengo muchas ganas a la Siderale y a la Marranada, que se está hablando mucho de ambas, pero parece que me voy a tener que esperar un poco. Me alegro de que te gustase la 95 de Guinea Pigs, a mi me encantó! y la Lfow ni te cuen! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Siderale y la Marranada están levantando pasiones. Como le decía a Birraire, lo malo es que no se si se repetirán, aunque viendo el éxito sería lo propio...jeje!

      La Guinea 95, brutal!! La verdad es que sí! La Flow, como habrás visto en el corolario final, también la probé en barril y me gustó muchísimo, ahora falta probarla en botella, que está bien guardadita en la bodeguita...jeje!

      Saludos!

      Eliminar
  3. Bueno, veo que coincidimos en gran parte de nuestros gustos. La Uerige Doppelsticke es una cerveza excepcional. A mi me cautivó desde que la probé por primera vez. Aquí Ernesto y nuestro amigo y beerhunter particular (David Gago), consiguieron traer una cerveza colosal. En cuanto a la Guinea Pigs, si te ha gustado la 95, prepárate para la Flow. A mi me pareció soberbia. De las que comentas y no he podido probar le tengo ganas a la Marranada 2.0, la Naparbier Pilsner que no se pudo probar en la feria de Madrid, y las murcianas Yakka. Ah! y por supuesto esa rareza neozelandesa, que tan buena pinta ofrece. De más lejos no la has podido buscar, jejeje. Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocía lo de que la Uerige había llegado gracias a David... Pues nada, mil gracias a él! Un hacha! Jeje!

      En cuanto a las Guineas, la Flow me gustó muy mucho de barril, más que la 95, así que en botella espero que no me decepcione, jeje!

      Sobre la Marranada, como le decía a Aniceto, estará complicado repetir, pero la Naparbier Pils de barril y las Yakka seguro que antes o después te las cruzas!

      Saludos!

      Eliminar
  4. Fantástico mes te has pegado canalla, mucho mejor que el mío aunque, te aviso de antemano, vamos a coincidir en alguna birra...es lo que tiene ir a Benissa y tratar con las gentes de Yria también... a mi retorno del exilio alicantino lo podrás comprobar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei mestre! Bueno, no me puedo quejar... mucho entre lo que elegir, jeje! En cuanto a las coincidencias, me temo que ya se por dónde van los tiros... ;P. A ver con qué me sorprendes con tu post, canalla... y guárdate alguna cosilla para la QTL, que yo ya tengo alguna cosa con la que espero sorprenderte... :).

      Salut mestre!

      Eliminar
  5. Qué maravilla la Uerige, lo que habría dado por probarla... y ya que estamos siendo exigentes, seguida de la Latzenbier de Schumacher :)

    De Naparbier yo tampoco me canso, la Pils de botella es cada día mejor (sin haber sido nunca mala), y la de barril es brillante. Y eso por no hablar de su Amber Ale.

    En cuanto a las demás nacionales, me faltan todavía, y eso es imperdonable. ¡Pero es que aquí no llegan, y las Flying Dog me cuestan menos de 2 euros! xD Me aplicaré, me aplicaré.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje! Me apunto a esa causa por la Latzenbier... soy presa fácil de cervecitas interesantes...jeje!

      Qué envidia... Naparbier de barril para el día a día, snif, snif... No estás para quejarte, no... XD. Con el calor que está dando estos últimos días las agradecería y bien... bufff, la amber...

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Enhorabuena por la gran selección de cervezas. En muchas de ellas coincido contigo, tanto en notas de cata como dentro de una selección para ocupar un ranking de mejores cervezas mensuales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teddy! Gracias hombre! La verdad que estoy muy contento por las cervezuelas probadas. Ahora bien, si nos ponemos a ver quien la tiene más larga creo que me quedo con esos surtiditos de envíos con los que nos das envidia casi cada mes, jejeje!! Saludos!!!

      Eliminar
  7. Impresionante elección, sobre Pigs ya sabeis mi opinion, mucha curiosidad por probar esa primera cerveza me ha llamado mucho la atención, y la domus europa ya la subire pues nos gusto mucho tambien, solo con malta y lupulos europeos, menuda eurocopa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alberto, la verdad que las Guinea las probé antes de barril y ya sabía lo que me esperaba en esa botellita, jeje! Pero aún así quedé muy gratamente sorprendido! La Domus Europa también muy muy buena! Saludos!

      Eliminar
    2. Si jejeje de barril fue la primera que me tome en el amca así que empece disfrutando!!

      Eliminar
  8. Gracias por la mención, Pau. Habrá que repetir la siderale que la promoción ya la tenemos.

    Para dar un poco de envidia, acabo de volver de düsseldorf y viendo la diferencia que hay entre las alt embotelladas o en keg que nos llegan hasta aquí y los barriles que sirven allí por gravedad sin refrigerar ni gas añadido, no quiero imaginarme lo que será un sticke en el schumacher. ¿en que época decías que se servían?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diego! De nada hombre! Menuda envidia... Düsseldorf... buff!!

      La Schumacher Latzenbier salía en septiembre y en noviembre.

      Saludos!

      Eliminar