13 sept. 2013

Viaje por Baviera (2): Nürnberg.


Una de las múltiples escapadas que disfrutamos por Baviera tuvo como destino Nürnberg (Núremberg para los amigos), una ciudad del sur de Franconia situada a unas dos horas en coche al norte de Munich. Cosas de la vida, parte de nuestro viaje por Baviera coincidió unos días con la escapada de un grupo venido desde Madrid y que contaba entre sus integrantes a los “labirratorios” David y Álvaro, así que decidimos compartir jornada birrera todos juntos en esta bonita ciudad.

Pero previamente y antes del encuentro, para dar sentido al hecho de habernos pegado la paliza de conducir en coche desde Valencia hasta Baviera, nos pasamos por el que según muchos es el mejor gretränkemarkt ya no solo de Franconia sino también de toda Baviera: el Landbierparadies.


Medio escondido en una callejuela cerca de la estación de tren se encontraba este auténtico edén: más de 300 cervezas, de las cuales y aunque parezca increíble como mucho habría 4 o 5 marcas que conocíamos, todas de fábricas locales, de producción muy pequeña… Lo dicho, un paraíso que me dejó sin capacidad de reacción así que no dudamos en pedir consejo al amable dependiente. ¿El resultado? 60 botellas directas al maletero…




Tras esto nos olvidamos del coche y nos dirigimos hacia el centro, más concretamente a la cervecería Hütt’n, donde nos juntamos con el resto del citado grupo. Previendo la intensa ronda que nos aguardaba a lo largo del día nos pedimos un surtido de salchichas realmente muy ricas (aunque lo mejor estaba por llegar…) y así amortiguar el alcohol venidero.


La primera ronda de cervezas fueron Hütt'n Spezial y Krug Dunkel, ambas de barril. La primera, terriblemente bien hecha, con una carbonatación viva pero maravillosamente integrada, muy cerealosa, cítrica y con un refrescante lúpulo herbal. La segunda, bonito color rojizo, rebosante a recuerdos acaramelados, toffee, ligero cabé, pero sorprendentemente de entrada muy fácil en parte gracias a que también tenía la carbonatación muy bien integrada.

Qué jarrita más chula la de Krug, no os parece?

A continuación tomamos una Wichert Landbier Dunkel, una ahumadita escandalosamente rica, con los recuerdos a carne ahumada nada empalagosos, muy ligerita y de trago refrescante por el lúpulo herbal y rebosante de sabor, y Hutt’n Pils, destacando en aroma el lúpulo noble y trago de mediano amargor y fresco, ambas de barril.

Qué escándalo de Rauchbier (izq.)...


Tras esta segunda ronda tocaba ir pensando en ir al siguiente destino, la Hausbrauerei Alstadthof, situada justo enfrente.


En este edificio, o más concretamente en el encantador y acogedor biergarten situado en la parte posterior, nos tomamos, tras una larga espera eso sí y alguna metida de pata de una camarera falta de rodaje, una de las mejores cervezas del viaje y la mejor schwarzbier que he tenido ocasión de probar, la Alstadthof Schwarzbier. Además también pudimos probar su Rotbier (cerveza roja) y la Helles.

Aquí uno se podría quedar horas en plan contemplativo...

La Schwarz, como decía, alucinante, con muchos recuerdos a regaliz, café, pero de entrada fácil, muy fluida y de cuerpo ligero, con un posgusto larguísimo y una textura sedosa que me hace soñar despierto solo pensar en ella… Una pasada. La Rot, dulzona, con el caramelo y la fruta madura como principales protagonistas, y la Helles muy suave, en nuestra opinión la más flojilla de las tres, pero aún así no desmerece un ápice el buen nivel de los caldos aquí servidos.

Menudo tridente...

Se iba haciendo la hora de comer así que tras las compras en la pequeña tienda de la cervecera situada a la salida del local nos fuimos al Goldenes Posthorn, donde disfrutamos de las que sin ningún tipo de duda fueron las mejores salchichas de todo el viaje: las famosas y locales Nüremberger Rostbratwürst, pequeñitas como dedos, rebosantes de sabor a brasas y tan adictivas y fáciles de tomar que cinco de los seis comensales no dudamos en pedirnos una bandeja de 12 unidades por cabeza, acompañadas, como no, de un poco de ensalada de patatas y regado por unas Tucher Pils, Dunkel y Weisse, siendo ésta última la mejor de las tres. ¡Qué festín nos dimos!


Unas salchichas de otro mundo... 

Llegaba la hora de quemar algunas calorías y aunque el sol abrasador no invitaba demasiado a ello nos terminamos animando con un paseo relajado por los alrededores del castillo y así pudimos admirar la preciosa panorámica de la ciudad.

Ningún rincón de la ciudad estaba falto de encanto.

Ya de nuevo en la parte baja de la muralla nos dirigimos al Café Wanderer, un local pequeñito y con mucho encanto, pegado sobre las mismas paredes de la muralla y en cuya terraza disfrutamos de su cuidada y sugerente carta de cervezas.

De mayor quiero trabajar ahí... 


No tengo palabras para describir el gozo que sentimos al escuchar este himno mientras tomábamos éstos birrotes al atardecer…


De las 9 cervezas que tomamos y podéis ver en las dos fotos de arriba destacaría por encima de las demás la Huppendorfer Zwickel, un punto de inflexión con respecto a todas las otras cervezas del día, turbidita, bastante carbonatada, con un agradable y adictivo toque a cereal, refrescante como ella sola y con solo 4.6%. Vergonzoso que en Ratebeer la califiquen con un ¡52! En fin… También fue destacable según mis apuntes la Meister Vollbier, una dunkel muy bien terminada y rebosante de sabor, aunque el resto de contendientes no desmerecieron un ápice.

Y así, disfrutando de unas buenas cervecitas viendo como el sol bañaba de color rojizo los preciosos edificios del centro histórico nos despedimos del grupo abrumados por la inesperada belleza de esta ciudad y sus no menos sorprendentes zumos de cebada. Sin lugar a dudas, Nürnberg fue una de las más gratas sorpresas del viaje y os la recomiendo a todos los que visitéis Baviera.

Foto de grupo...

26 comentarios:

  1. Qué gozada descubrir tantas y buenas cervezas en un sólo día. Lo que me ha hecho gracia es que después de llevar varias, la frase de "se iba haciendo la hora de comer..." jajaja eso es aprovechar la mañana.
    Estupendo viaje, esperamos nuevas entregas y tomo nota de esos sitios tan suculentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había que aprovechar la mañana, tu lo has dicho, jejeje! ;). Para mí, un punto de parada obligatorio, Nürnberg, increíble ciudad. Gracias por tus palabras, espero que te gusten igualmente las siguientes entradas. Saludos!!

      Eliminar
  2. Vaya sorpreson de ciudad, no tenía ese concepto de Nuremberg y la verdad que es para tenerla muy encuenta.

    Gracias Pau por descubirnos semejantes tesoros escondidos jejeje

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Rubén, así fue Nürnberg, una sorpresa mayúscula! De verdad que la recomiendo totalmente a cualquiera que se anime a visitar Baviera. Gracias a tí por tus palabras, me conformo con que os sea útil a alguien, jeje! Saludos!!

      Eliminar
  3. Menudo festín os habeis pegado!!! No conozco Nuremberg, pero vistas las fotos y las birras me lo apunto como ciudad recomendable. Lo de la compra de las 60 birras ya me lo había dicho Álvaro de Labirratorium jejeje, supongo que encima a muy buen precio.
    Por cierto,¿A quien le toco la putada de tener que conducir jeje?
    Saludos Pau!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que no entiendo como siempre que se habla de cervezas en Baviera se lleven el protagonismo únicamente Munich y Bamberg ya que hay muchísimo más y Nürnberg es de hecho un auténtico "must". Lo de los precios, ridículo, 60 birras por 42€... y hasta el momento no me he llevado ni un solo chasco! Habrá que ver el porqué aquí pagamos de 2 a 3€ por tantas cosas que no pocas veces terminan por el fregadero...

      En cuanto a conducir, pues la Reina Lúpula, como tantas otras veces, tuvo que sacrificarse sin beber tanto... ;).

      Saludos Gonzalo!!

      Eliminar
    2. Que vivan todas las reinas lúpulas que se sacrifican en viajes y escapadas cerveceras varias :-)

      Eliminar
  4. Cachis... Voy a tener que volver a ir, eh...

    Por cierto, de esas 60, cuántas quedan :-D?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué vida más dura la tuya... "¿Dónde podría repetir: Nurnberg, Andechs, Aying, Weltenburg...?" ;).

      De las 60, pues no te sabría decir... Jajaja!! Alguna hay guardada para una Oktoberfest en casa :P.

      Un abrazaco!!

      Eliminar
  5. No se pueden leer estas cosas a la hora de comer, madre mía!!

    Pues yo también me apunto Nürnberg, uno siempre prepara viajes a capitales conocidas, y estas recomendaciones vienen muy bien :-)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Bueno, en el post de Munich me cebé más con la comida, aquí "solo" fueron las mejores salchichas del viaje... ;). Me alegro si te sirve en un futuro viaje. Para tu información, en Nurnberg también tienen un keller o un biergarten (no recuerdo ahora) de Kuchlbauer, con lo cual la oferta es aún mayor de lo expuesto :).

      Saludos!!

      Eliminar
  6. Buah Pau, una vez más, recuerdos y más recuerdos. Corroborar todo lo que dices...Landbierparadies una auténtica pasada...y en el centro de la ciudad. La pena es que las chicas que había no hablaban inglés. La variedad de cervezas es abrumadora, y como bien dices, todas de pequeñas fábricas de la región...y el surtido de jarras para los amantes de la cristalería era para flipar...y el de placas antiguas....etc, etc. No has comentado nada de los precios....jajajajaja, eso, de risa...pero auténticamente de risa. Nosotros cuando estuvimos ninguna pasó de 1 euro incluyendo el puto pfand...impresionante.

    Por desgracia, los días en los que estuvimos allí, el Hutt´n estaba cerrado por vacaciones con lo que nos pasamos de acera y tb fuímos al Altadsthof...precioso patio.

    Coincido contigo...a pesar de que Munich es Munich y me parece soberbia, Nürnberg tiene ese encanto de ciudad más pequeña...e incluso, para los que nos gusta la fotografía, ofrece más que Munich a mi modo de ver.

    En fin, una zona de Baviera para repetir, sin duda alguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña compartir sensaciones, Oscar! La pena, como ya te dije, que no pudiésemos coincidir por aquellos lares... ¡Qué rabia!

      Como le decía a Humulus, los precios de Landbier son para ponerse a llorar... La media nos sale a 0,7€ por botella y eso que tuvimos que pagar el pfand de una caja ya que no llevábamos suficientes... Aquí que me hablen de impuestos, de dificultades de conseguir insumos, pero que estos cerveceros francones puedan ganar pasta con esos márgenes (no hay que olvidar que no se mueven de ahí), es para hacernos reflexionar un buen rato...

      Una pena que no pudieseis visitar el Huttn, una pasada tanto en birras como para comer!!

      Totalmente de acuerdo con lo de Nurnberg vs. Munich, dos grandes ciudades pero la primera tiene algo de especial.

      Quien pudiera vivir por allí... (suspiro profundo...).

      Un abrazo!!

      Eliminar
  7. Gran sorpresa lo de Nürnberg con tanta variedad de cervezas. Y dónde te dejaste todas las fotos de las comilonas??? o es que allí sólo bebísteis.

    Un abrazo

    PD: por cierto, ahora entiendo la foto del maletero del coche a la vuelta de vuestro viaje que publicaste en FB (creo recordar...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Las comilonas también estuvieron presentes, aunque quería centrarme algo más en la cerveza que en Munich ya que el nivel en Franconia es alucinante! Tantas cervezas y ninguna decepcionante... algo que no he encontrado en ninguna otra parte!

      Y sí, jejeje! Nürnberg tuvo gran parte de culpa que el maletero volviera hasta arriba :P.

      Un abrazo Jose!

      Eliminar
  8. Tremendo... y yo que cuando visité aquella ciudad, creo que apenas tomé una Tucher y punto... ay aquellos años de pardillo cervecero!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje!! Así es mestre... Todos hemos viajado a sitios en los que de haber estado enganchados por esos entonces a la birra otro gallo hubiera cantado... En fin, hay que aprovechar y compensar ahora, no? ;)

      Eliminar
  9. ¡Muy bien cerealoso! ;-) Menuda envidia, de nuevo, el getränkemarkt; aunque este mucho más que el anterior. Esas cajitas tan bien puestas con las referencias "desconocidas" son una tentación. Tenemos pendiente hablar largo y tendido del verano, y espero feedback de las 60 birritas que pillasteis.

    La metida de pata de la camarera... ¿os rociaron con birra? Respecto a Ratebeer, vergonzosa en general la poca solidez en la valoración de las lagers.

    Y en cuanto al encuentro, veo que te juntas con gente muy chunga :-). Salut i enveja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bufff... un feedback de esas 60 birritas podría hacerse muy largo y me temo que algo tedioso... Aún así seguro que más adelante saco algún post con las mejores que haya probado tanto por aquellos lares como ya aquí en casa :P.

      La camarera de Nürnberg, pues nada, que primero se tiró media hora sin atendernos, luego después de tomar nota trajo unas que no le habíamos pedido... En fin, un mal día lo tiene cualquiera pero ella en concreto tenía pinta de repetir de tanto en tanto... ;).

      Lo de Ratebeer y las alemanas (no solo las lager) es algo que por mucho que intento sigo sin comprender. La única excepción, todo aquello que lleve el apelativo de Doppelbock o Eisbock... Se ve que las cervezas con 5% tienen poco interés para los Ratebeerianos... En fin...

      Salut Joan!!

      Eliminar
  10. Joder Pau, qué gozada de viaje.
    Ya veo que lo tuyo es la investigación de nuevos sabores y aromas en el mundo cervecero. Podrías hacer una o dos tesis en este campo.
    Martin, fermentandomalta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje! Bueno, me alegro que haya alguien que realmente valore el gran trabajo de investigación en lugar de pensar que nos tiramos 2 semanas zampando y bebiendo como cosacos... ;). Me alegro que te gusten las entradas del viaje, muchas gracias Martín!! :)

      Eliminar
  11. UN POST DE ESOS QUE HACEN BABEAR, LUPULOCEREALICO AMIGO JAJAJAJAJA. VAYA PALABRO TE HAS INVENTADO JAJAJAJA.
    TE DOY LA ENHORABUENA POR LIMITARTE A "SOLO" 60 BIRRACAS, AUNQUE HABIENDO 300, LA MAYORÍA DESCONOCIDOS, YO HUBIERA LLEGADO A LAS TRES CIFRAS CON ESOS PRECIOS, SEGUUUUUURO.
    Y ENCIMA TE ENCUENTRAS CON LOS LABIRRATORIOS, SUERTUDO, QUE ERES UN SUERTUDO........POR TENER A TU REINA LÚPULA QUE TE ACOMPAÑA Y TE AGUANTA, JAJAJA.
    SALUDOS NENES!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Bueno, ya se que por precios la cosa hubiera tenido que ser mucho más escandalosa, pero sabiendo que iban a ser 60 birras en cada tienda que entraras igual te hubieras comedido... Aunque quizás también tengas un coche más grande que mi Megane... Ahí cabe lo que cabe, na más... ;).

      La reina Lúpula es eso, una reina... así que reverenciémosla, jejejeje!!!

      Saludos Jorgecín!

      Eliminar
  12. Ya me mantuvieron al tanto mis esbirros de vuestras aventuras por tierras germanas, jajaja! De Nürnberg decir que es una ciudad preciosa, increíblemente bien reconstruida, respetando fielmente cómo era el aspecto medieval de la ciudad antes de los bombardeos de la II Guerra Mundial. Absolutamente bonita y encantadora. Sorprende ya que por desgracia es célebre por haber ser sido sede de los multitudinarias muestra del fanatismo nazi, y hay mucha gente que ignora que es una ciudad que merece mucho una visita dentro de lo que es Franconia, al norte de Baviera. Por dos veces he estado allí, y me quedo con sus excelentes salchichas, que se pueden comer por docenas. Tienen un gusto muy peculiar, totalmente diferentes al resto de salchichas alemanas. Y si hablamos de cervezas, la Tucher, entre otras la tomé por litros cuando estuve por aquellos lares. Pero tienen luego cantidad de pequeñas y desconocidas marcas con excelentes referencias de todos los estilos (dulken, schwarzbier, weizen...) es interminable. Y los precios sorprendentemente "baratos"... esto da qué pensar, la verdad ;). Esperando con avidez los siguientes posts. Un abrazo Pau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tus palabras sobre Nürnberg... Una auténtica pasada! Lo de las salchichas de allí es algo muy curioso, como bien dices no se parecen en nada a las típicas brat, bock... würst. Los precios de las cervezas, totalmente fuera de nuestro mercado... alguien está fuera de onda y me temo que no hay que buscar muy lejos... ;). Me alegro que te haya gustado el post! Otro abrazo para tí, Juan!!

      Eliminar