21 sept. 2015

#LaRonda35: Macros y micros ¿enemigos o amigos?


Tras el parón de agosto retomamos #LaRonda, este mes convocada por Gonzalo de Humulus Lupulus, para opinar sobre el dueto macrocerveceras y microcerveceras, sobre si deben ser enemigos íntimos o amigos de conveniencia, analizando también los últimos movimientos de las grandes cerveceras  en el sector “craft”.

Antes de nada quisiera hacer una pequeña reflexión al respecto de los términos macro y micro, ya que a pesar de usarlos con frecuencia creo que deberíamos plantearnos si son los más adecuados no solo en este momento en el que las diferencias numéricas entre ambas son abismales en muchos casos sino en un futuro próximo en el que no pocas “micros” actuales seguro alcanzarán ciertos volúmenes de producción medianamente elevados. No me gusta este dueto de grandes vs pequeños, como tampoco el término artesana por las lagunas que ofrece por ejemplo al contraponerse a esas supuestas “industriales” (¿todas las cerveceras son industrias no?) que tienen un tamaño grande pero cuyo producto en ocasiones también es más que notable (¿alguien se atreve a decirme que Weihenstephan es menos buena por su gran tamaño o por no autodenominarse “micro”…?). Entiendo que por comodidad tendemos a etiquetar todo, pero hay veces que esas etiquetas no son del todo acertadas y creo que en este caso concreto deberíamos plantearnos otro tipo de denominación.

Dicho esto, no entiendo por qué deben ser enemigos aquellas empresas del mismo sector más allá de la lógica competencia de mercado. Campañas como las de alguna gran cervecera en contra de las “micros” tratando sobretodo de mantener su trozo de pastel no va a impedir que la gente termine por conocer una realidad mucho más diversa e interesante. Además, pienso que querer asustar al público tiene un efecto rebote y a la larga provocará que más gente quiera conocer esa realidad. Desprestigiar de forma obcecada y generalizar con total desconocimiento sobre todo lo que les viene encima me temo que es una salida equivocada, y creo que la unión de fuerzas a base de talonario como en tantos casos ha ocurrido por ejemplo en USA (Founders, Goose Island, Firestone Walker...) tiene mucho más sentido.

Por otro lado, y queriendo desmarcarse de estas campañas ganándose por el camino unos cuantos fieles de lo artesano, hay otras grandes cerveceras que parecen querer ir de adalides de la “cerveza artesanal”, en mi opinión más por querer acaparar mercado que por realmente creer en las bondades de productos distintos y más interesantes. No hay más que ver cualquier anuncio de la “penta-estrellada” donde lejos de destacar sus escasas bondades organolépticas se suman al tan de moda marketing emocional con odas a esa amistad lubricada con cañas y sumando cuantos personajes famosos sea necesario.

Dicho esto, a día de hoy el papel que puedan jugar estas cerveceras vestidas de “craft” en el mercado peninsular no creo que sea muy distinto al de algunas cerveceras alemanas como Kostritzer, Paulaner u otras (un tema del cual ya hablamos en este enlace), que sacan cervezas que suene a “artesano”, nombrando estilos e ingredientes, y sobretodo (salvo honrosas excepciones) vistiendo la mona de seda aunque el contenido siga siendo eso, una mona. He escuchado que existe algún proyecto que parece querer ir más allá, pero como todo, hasta que no lo vea y sobretodo hasta que no lleve un recorrido, no puedo creerme nada, por atrayentes que suenen esos cantos de sirena.

A la pregunta de si las “grandes” pueden tener miedo de ver cómo crece la cerveza de calidad hasta el punto de ver amenazado su nicho de mercado, personalmente creo que no, ni dudo que esto ocurra a corto plazo a una escala verdaderamente relevante. Un producto de calidad como el que ofrecen algunas cerveceras a un precio más ajustado y bien movido en redes de distribución bien armadas (uno de los puntos en los que seguimos muy atrasados) terminará haciéndose su lugar más allá de los locales especializados, pero desgraciadamente hay que tratar de ser realistas y puede que para las más grandes ahora mismo todo esto no sea más que muchas moscas incómodas que le quitan cuatro migajas de la superficie de su gran pastel. Y no quiero que suene derrotista ni pesimista, pero querer que en dos días se cambie todo esto quizás es precipitarse, y sino mirad todos los años que llevan en USA picando piedra para conseguir que las “craft” arañen una cuota de mercado del 11% entre las más de 3400 cerveceras consideradas como “craft” por la Brewers Association. Que sí, que por algo se empieza, pero entendamos que el camino requiere de mucha paciencia, mucho trabajo y esfuerzo y sobretodo dar un salto en lo que a profesionalidad se refiere en muchos casos.

Salut!

8 comentarios:

  1. Tienes mucha razón Pau, pero para hacer camino lo primordial es echarse a andar. A ti que te mola el monte, estarás conmigo que para subir a la cima lo suyo es subir a tu ritmo.

    Poco a poco todo se regularizará, quedando las mejores entre las mejores y acabarán por profesionalizarse a medida que el mercado se lo permita.

    Miedo no, pero que las mirarán de reojo atentos a ver que pasa, seguro.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raúl! Sin duda, hay que andar para avanzar, y eso es exactamente lo que digo en las últimas líneas. Lo único es que debemos ser conscientes de eso, de que hay que andar, mucho, y a paso firme, que las carreras al sprint terminan rápido y dejan paso a otra cosa...

      Viendo de unos años para acá, no hay color, hemos avanzado un montón, en calidad media de cervezas, en locales, entrando en sectores donde antes parecía utópico... Así tenemos que seguir, solo quería dejar claro que hay que ser constantes.

      Sobre el miedo de las grandes, creo que lo ven de reojo como tu dices, se mueven pero en el fondo si nos paramos a pensarlo un segundo estarás conmigo que no peligra un porcentaje precisamente elevado de su venta... Cuantos bares, terrazas, pubs, discotecas... deberían cambiar su producto para arañar un 5%? Complicado... Por eso hablo de poco a poco y con paso firme...

      Saludos Raúl!

      Eliminar
  2. Respecto a tu reflexión sobre los términos “micro, macro, artesana, industriales…” comparto tú opinión al 100%… yo pocas veces utilizo el término “cerveza artesana”, que me parece poco acertado y tendencioso (espero no perder amigos por esto). Aunque para entendernos…

    En general comparto tus opiniones y hay una cosa que pasamos por alto, muchas veces estamos tan metidos en ciertos estilos y tendencias que obviamos u olvidamos la verdadera escala en la que nos movemos… la unión de todo el movimiento “artesano” para las industriales es del tamaño de un grano… eso sí, en el culo, porque supura mucha pus y está creciendo rápidamente… hay que extirparlo antes de que crezca más, pero no creo que les parezca una amenaza real.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tiendo a utilizar industriales,macros y micros demasiado aún así porque en el sector todos lo hacen y al final se pega, pero otra cosa es que me guste demasiado... Como bien dices, para entenderse sin muchas explicaciones y no tener que ir matizando...

      Estoy contigo en tu segundo párrafo, todo lo exageramos porque lo vivimos desde dentro, y aunque por suerte el alcance cada vez llega a más sectores, todavía la cerveza de calidad se limita a ciertos ámbitos, por lo que las grandes, por mucho que queramos y nos miremos el ombligo, nos miran de pasada... Veremos lo que depara el tiempo.

      Saludos Miguel!

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con que las pequeñas cerveceras o las cervezas de calidad no tienen hoy en día mucha fuerza, sobre todo por que los canales de distribución están controlados por las grandes. Pero de pocos años aquí, la cerveza de calidad ha pegado un bum espectacular. Es fácil mirar a eeuu para ver el progreso que han tenido, pero no creo que sea comparable. El otro día mi padre me decía que prefería una kelel que una elaborada por mi, por qué se la bebe más fácil. Mi respuesta fue que a mí abuelo también le gusta más el vino a granel que un crianza de calidad.
    No creo que en este país tengamos que mirar a eeuu, ya que una revolución similar ya la hemos tenido con el vino, y muchos la estamos esperando en el vino. Y creo que habrá empresas que verán el filón e invertirán.
    Ahora bien, ¿tanto como para arañar un buen pedazo de la tarta? Eso solo el tiempo lo dirá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Sobre la distribución de la cerveza de calidad, no hay duda, pero aún así la forma en como se mueve es muy rudimentaria, no hay verdaderas redes de distribución estables... Se dejan de recibir cervezas y no por no producirse sino por mil y una razones que no vienen al caso.

      Lo de USA no es comparable, solo digo que en ocasiones tendemos a ver las cosas de forma más exagerada de lo que debiera, y si allí el porcentaje crece sin parar pero aún así es muy pequeño, aquí imagínate. Soy el primero que me dejo llevar por el éxtasis y la ilusión, pero hay que tener los pies en el suelo y saber que nos queda muchísimo por recorrer.

      Lo que comentas de las empresas que inviertan, es cuestión de tiempo... Hasta hace poco la cerveza quedaba en ambientes mucho más concretos pero cada vez suena más y no tardarán en llegar inversores con ganas de apostar por algo distinto y con tanta proyección. Aún así, me temo que la tarta seguirá siendo de los mismos, al menos a simple vista... Esperemos que no, pero el tiempo dirá.

      Un saludo y gracias por tu reflexión!

      Eliminar
  4. El problema es el que has comentado en el último párrafo. Nos faltan 40 años, casi nada, de andadura del movimiento "craft" como los tiene los EEUU. Una vez lleguemos al nivel no sólo de calidad sino de distribución y muchas otras cosas más que tienen ellos es cuando las grandes podrán plantearse si suponen una amenaza o no.

    Mientras tanto..., tú lo has dicho. A picar piedra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose. Es que es eso, lo del tiempo, no visto como algo negativo sino como simplemente un hecho: nos falta mucho madurar todo en muchos ámbitos, producción, venta, distribución, que le llegue al público... A picar piedra, que por ahora la piedra es relativamente blanda...

      Un abrazo!

      Eliminar