23 nov. 2015

La cerveza en “Crimen y castigo”, de Dostoyevski.


Hoy me apetece hablaros de Crimen y castigo”, una de las obras más destacables del escritor Fiódor Dostoyevski y también de la literatura rusa en general, un texto en el que no faltan las referencias a nuestra querida espumosa de cebada y que ha inspirado a diversos productores para crear algunas cervezas muy interesantes.

Imagen tomada de aquí.

Llegué a este libro por pura casualidad, eligiéndolo de una de esas colecciones que recoge innumerables obras de referencia de la literatura universal y que tristemente acumulan polvo en la estantería de la casa de mis padres.

En cuanto al libro (no temáis, que no va ningún spoiler...), narra la historia de Raskolnikov, un joven estudiante sumido en la más extrema miseria, situación que lo lleva al aislamiento y a la reclusión, pasando sus días reflexionando dentro del pequeño cuchitril en el que vive. Un día le llega una carta de su madre en la que le da a conocer el futuro enlace de su hermana, situación que le provoca aún más desesperación ya que piensa que este enlace con un hombre pudiente tiene como objetivo poder seguir enviándole dinero. Lleno de ira, confusión y angustia, Raskolnikov planea y ejecuta un terrible crimen que desencadena en su interior una verdadera lucha interna, sumiéndolo en el delirio y la enfermedad. A lo largo de la novela se cruzarán en su camino numerosos personajes, todos ellos marcados por la pobreza y la miseria que afectaran a sus decisiones pero finalmente Raskolnikov deberá aceptar su destino y el castigo apropiado para tan cruel crimen.

Imagen tomada de aquí.

Sin duda Crimen y castigo constituye una de las obras más reconocidas de Dostoievsky y también de la literatura universal dado el extremo realismo de los personajes, algo que se explica en parte porque el autor vivió la pobreza en sus propias carnes y también el cautiverio en Siberia.

Pero dejando la literatura a un lado y centrándonos en la cerveza, tal y como os comentábamos en la obra no faltan las referencias a nuestra querida espumosa y a continuación os dejamos tres de estas citas.

¿Te acuerdas de Zosímov? Te ha examinado muy atentamente y en seguida ha dicho que no era nada grave, un ataque a la cabeza algo así, una alteración de los nervios. La alimentación era escasa, ha dicho, con poca cerveza y sin rábanos picantes, y de ahí la enfermedad; pero no es nada, todo pasará.

Raskolnikof bajó la escalera sin vacilar. No había entrado nunca en una taberna, pero entonces la cabeza le daba vueltas y la sed le abrasaba. Le dominaba el deseo de beber cerveza fresca, en parte para llenar su vacío estómago, ya que atribuía al hambre su estado. Se sentó en un rincón oscuro y sucio, ante una pringosa mesa, pidió cerveza y se bebió un vaso con avidez. Al punto experimentó una impresión de profundo alivio. Sus ideas parecieron aclararse. “Todo esto son necedades” se dijo, reconfortado. No había motivo para perder la cabeza. Un trastorno físico, sencillamente. Un vaso de cerveza, un trozo de galleta, y ya está firme el espíritu, y el pensamiento se aclara, y la voluntad renace. ¡Cuánta nimiedad!

“Pero ¿qué hay allí? ¡Caramba, té! ¡Y cerveza, media botella de cerveza fresca!” Cogió la botella, que contenía aún un buen vaso de cerveza, y se la bebió de un trago. Experimentó una sensación deliciosa, pues el pecho le ardía. Pero un minuto después ya se le había subido la bebida a la cabeza. Un ligero y no desagradable estremecimiento le recorrió la espalda. Se echó en el diván y se cubrió con la colcha. Sus pensamientos, ya confusos e incoherentes, se enmarañaban cada vez más. Pronto se apoderó de él una dulce somnolencia. Apoyó voluptuosamente la cabeza en la almohada, se envolvió con la colcha que había sustituido a la vieja y destrozada manta, lanzó un débil suspiro y se sumió en un profundo y saludable sueño.

---

Tanto la obra “Crimen y castigo” como su protagonista han inspirado varias cervezas, como es el caso de la Imperial Stout llamada Raskolnikov, con 10% de alcohol y elaborada por la micro rusa Craft Brew Riots.

Foto de la izquierda tomada de aquí y foto derecha de aquí.

También con el nombre de Raskolnikov tenemos una Baltic Porter con miel y maltas ahumadas elaborada en este caso en colaboración entre las danesas Svaneke y Beer Here y la estadounidense Hill Farmstead.

Foto de la izquierda tomada de aquí y foto de la derecha tomada de aquí.

Por último tenemos estas dos cervezas que la californiana Stone lanzó en 2013 llamadas “Crime” y “Punishment” (crimen y castigo respectivamente en inglés). Por un lado “Crime” es una versión de la Lucky Bastard (que a su vez es una mezcla de la Arrogant Bastard, la Double Bastard y la Oak Aged Arrogant Bastard) envejecida en barrica de bourbon y elaborada con pimientos picantes. Por otro lado tenemos “Punishment”, que usa como base la Double Bastard y también está elaborada con pimientos picantes y envejecida en barricas de bourbon. Tal y como ellos las definen “son simplemente un postre para cualquier masoquista que se burla del picante y se atreve probarlo”.

Foto tomada de aquí.

Y hasta aquí este post con tintes literarios que espero que os haya gustado y que además de incitaros a dar un trago a una buena cerveza espero que también os anime a leer esta obra maestra donde no falta la cerveza.

Salut!

22 comentarios:

  1. Gracias por el post! Nunca lo había relacionado; tuve mi idilio con Dostoievski no hace tanto, que devoré su obra después de descubrir El Jugador. Muy recomendable si no la has leído. Abraçada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Mikel! No he leído El Jugador. Apuntado como próximas lecturas. Abraçada!!

      Eliminar
  2. No he leído el libro, pero la entrada, como siempre muy interesante, igual me animo y todo y me hago con alguna obra de bueno de Fiódor... :)

    Un saludo Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jon. "El bueno de Fiódor" es uno de los grandes escritores rusos de todos los tiempos junto con Tolstoi y algunos más. Leerte este libro con todas las citas que hace a nuestra querida cerveza lo hace aún más atractivo si cabe. Un saludo!

      Eliminar
  3. Un estupendo artículo, la literatura y la cerveza, buen maridaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier. Me alegro que te haya gustado. Y por añadir algo, al dueto que citas añadiría música y ya... :). Un saludo!

      Eliminar
  4. Felicitarte por este magnifico post, como todos a los que nos tienes acostumbrados. Me gustaría contactar contigo, pero en el apartado contacto no aparece tu email.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandro. Con tanto piropo vais a volver rojo el fondo verde, jejejeje!

      Sobre el contacto, acabo de comprobarlo y sí, tiene una imagen con el email lupuloadicto@hotmail.com. Espero tu mensaje. Un saludo y gracias!

      Eliminar
  5. Cerveza y literatura en un sólo post, maridaje con éxito seguro. Un gran clásico que como muchos otros debería leer, y si hace referencia a la cerveza es un punto más a favor. Sobre las elaboraciones, difíciles de conseguir pero sería una delicia probarlas.
    saludos Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, Cris! A una buena cerveza y un buen libro solo le añadiría una buena música de fondo y ya tienes un pack redondo. En cuanto a las cervezas, cualquier Imperial Stout inglesa que rinda homenaje a esa rusia zarista también vendría bien (Sam Smith por ejemplo :) ). Saludos Cris!!

      Eliminar
  6. Jajaja!!!, te puedes creer que tengo una entrada preparada también relacionada con un libro?. En mi caso no me centro en las citas al pie de la letra en las que aparece nuestra bebida favorita sino que va en relación con una de las secciones de mi blog.

    Por otro lado, gracias por acercarnos a Fiódor D. del cual no conocía nada pero que puede ser una buena lectura para un futuro no muy lejano.

    Un abrazo Pau

    PD: por cierto el autor del libro, el cual voy a comentar, al igual que en tu caso es otro gran conocido dentro de su país, de hecho es el más importante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sorpresas te da la viiida, laaa vida te da sorpresaass, ay Dios!!"... Jejejejee! Genial coincidencia José. Espero con ganas ese post tuyo. Por apostar por algo, diría que el autor en tu caso es inglés o danés... no me preguntes por qué la intuición, jejeje!

      Anímate con el libro... además con tu amor por las I.stout seguro que encuentras buena pareja de baile para este libro ;).

      Un abrazo José!

      Eliminar
    2. Meeecccc, ni británico ni danés. XDD

      Eliminar
    3. Jajajaja! Ni idea entonces Jose... Estadounidense, no puede ser ya otra cosa... xDDD Aunque yéndote para donde vas... mmmmm... jajajaja!!

      Eliminar
  7. En cuanto a lo literario no voy a meterme mucho, he leído autores rusos, a Dostoievky en particular y "Crimen y castigo" en particular quedó a medias en mi juventud y ahora no es buen momento para su existencialismo exacerbado.

    Así que, me centro en la segunda parte, sobre todo en la primera cerveza y me doy cuenta que siento un gran vacío en mi estómago cuando hablo de cervezas rusas, a parte de las Baltica en todos sus números poco más he probado.

    En cuanto a la entrada, te podría decir lo de siempre, siempre nos sorprendes, por lo menos a mí.

    Saludos Pau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje! Muy cierto... Todo libro tiene su momento... Hay libros que por ejemplo te obligan a leer durante la adolescencia y son bastante difíciles de mascar pero con algunos años más la cosa cambia...

      Sobre las cervezas rusas en particular... Pues así es Miguel, desgraciadamente no nos llega prácticamente nada (cierto que la Baltika 6 es una estupenda Baltic Porter)... pero tiempo al tiempo. Mira ahora con las estonas Pohjala... Todo llega, amigo!

      Me alegro que te haya sorprendido la entrada y espero que para bien... jejeje!

      Saludos Miguel!

      Eliminar
  8. Siempre he escuchado este autor por todos lados, mucho prestígio sus ibras mundialmente conocidas, y siempre he tenido la pelusilla de leer algo suyo, concretamente esta de crimen y castigo.

    Al leerte, me has convencido! A ver si me hago con el libro(cuando termine un par que me quedan)
    Muy interesante el post y las birras tampoco las hubiera relacionado!

    Un placer leerte como siempre maquinote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dani!

      Bueno, hay que entender este libro como lo que es... A ver si os animo a leerlo y os pasa como a Miguel (Baúl) jajaja! Si lo lees ya me dirás ;).

      Un saludo y gracias por tus palabras, Dani!

      Eliminar
  9. las dos Stone es lo peor que he probado en mi vida, intomable, desagradable al máximo, excesivamente picosa, la detesté y le sigo guardando mucho odio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno saberlo... la verdad es que tienen una imagen que hace suponer que el precio no será barato... Stone ya sabemos muchas veces a lo que juega, o bien cervezones o bien marketing puro y duro... Una pena en este caso. Saludos Eslem!

      Eliminar