6 jun. 2010

Maryland: entre Porters y periodistas gonzo.

Hoy os voy a comentar otra de las Porters americanas que Txema me pasó recientemente. Se trata de una Flying Dog, fabricante situado en Maryland que pocos cerveceros no conocerán, ya sea por la extravagancia de sus etiquetas (de Ralph Steadman), por sus curiosos nombres o bien por las cervezas propiamente dichas (aunque sea dicho de paso, todas ellas no son excesivamente fáciles de encontrar). Concretamente, la que os voy a comentar es la Gonzo Imperial Porter, dedicada a Hunter S. Thompson , el creador del periodismo Gonzo. Frases como la siguiente lo autodescriben:
En cuanto a la cerveza, se muestra seductora con un sugerente color negro y una espuma beige esponjosa aunque poco duradera. Se presenta potente en nariz, muy malteada, con notas tostadas y a fruta madura pero al mismo tiempo licorosa y quizás algo excesiva de alcohol. Mi pareja pescó unas curiosas notas de agua salada muy similares a las que ya comenté en la Oesterstout. En boca dominan también esas notas tostadas, a café así como a caramelo, aunque posee un interesante contrapunto final amargo relativamente persistente que le da mayor corpulencia. Junto a todo esto también se perciben algunas notas apetitosas de chocolate negro. Cerveza de cuerpo bastante elevado, y a ello contribuyen en gran medida los 7,8% de ABV (para mi gusto quizás destacan demasiado tanto en nariz como en boca). Impresión general bastante positiva a excepción de esto último comentado.

7 comentarios:

  1. De Flying Dog no me gustó mucho ni la Gonzo ni la Horn Dog (la Barley Wine), sí me encantaron las tres Pale que probé, buenísimas todas. Si podés conseguir Raging Bitch (genial nombre), no la dejes pasar.

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota, Max. A parte de esta Gonzo sólamente he probado la Snake IPA y la Biere de Garde, aunque la Snake creo que no estaba en condiciones, así que la reprobaré... Tengo guardada una Double dog, que es Pale ale (supongo que esa la habrás probado) así que haciendote caso debe de estar bastante bien.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Menudos cervezones que estás reseñando últimamente, la mayoría de ellos los tengo además en el punto de mira (y otros, como la Oesterstout, los he añadido al verlos por acá)

    ResponderEliminar
  4. La probé, y publiqué la reseña en su momento. Espectacular la Double Dog.

    ResponderEliminar
  5. Embracing, la Oesterstout es tan curiosa como difícil de conseguir. Aunque supongo que ya sabrás de que tienda la pillé... Sobre lo de los cervezones, consigo lo que puedo, aunque puestos a pedir, las que habeis comentado en Hipos últimamente (sobretodo las importadas alemanas) me han dado envidia sana a raudales, sobretodo por las etiquetas...

    Max, ya leeré tu reseña. La verdad que apunta maneras esa Double Dog.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  6. No leas la reseña! Tomala sacá tus conclusiones y después sí, si querés date una vuelta, es la mejor manera de disfrutar de una cerveza nueva, sabiendo lo menos posible sobre ella.

    ResponderEliminar
  7. Si, Max, eso iba a hacer. No me he explicado. Normalmente no suelo anticipar lo que voy a tomar para así poder disfrutar y sorprenderme más. Después de tomarla ya me pasaré por tu reseña ya que seguro has "pescado" detalles que se me habían pasado desapercibidos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar