2 feb. 2011

Catando la Escocia más transgresora en Valencia.

La tarde/noche de ayer fue más propia de un fin de semana que de un martes de principio de semana. Teníamos cita a las 20h en la cervecería Ruzanúvol, para una cata de varias Brewdog organizada por La Boutique de la Cerveza.

Como últimamente viene siendo costumbre, sabíamos la hora de comienzo pero no la de finalización. Además, si a ello le sumamos que nos juntábamos unos cuantos amigos (entre los cuales, algunos somos coleccionistas compulsivos) pues más que por la cata en sí o su ajustadísimo precio, el principal pretexto era el de reunirnos.

El comandante de la velada en esta ocasión era Ramón, de Cervezalandia, quien consiguió que en todo momento el evento fuera interesante y transcurriera de forma distendida. No hubo excesivos tecnicismos ni mucho menos esas flores blancas del Himalaya, sillas de montar o recuerdos a tarta de la abuela que a alguno tanto le gusta asociar a las catas ;P.

Las cervezas, a diferencia de la anterior vez, si siguieron un orden lógico, con las más suaves y menos amargas para empezar y creciendo poco a poco en amargor, alcohol y cuerpo. Como podéis encontrar reseñas de cada una de ellas a porrillo por la red (incluso alguna en este mismo blog), simplemente os dejo unas fotos y unos breves comentarios.


Empezamos por la suave y equilibrada 77 Lager. Seguidamente el lúpulo yanqui entró en escena sin tapujos, a través de la Trashy Blonde y la Punk IPA. A continuación apareció uno de los éxitos de la noche, la 5 A.M., una excelente amber ale sobrada de fruta y de lúpulo tanto en aroma como en sabor. Con las papilas gozosas y fácilmente sugestionables, hicieron aparición las más lupuleras de la noche, aptas únicamente para aquellos enganchados al lúpulo más americano. En primer lugar entró la Hardcore IPA y posteriormente una colaboración de Brewdog con Mikkeller, I hardcore you, que integra la Hardcore IPA de Brewdog con la I beat you de Mikkeller, ambas Imperial IPA. Con el paladar de algunos un poco maltrecho (el de otros pidiendo más lúpulo…) llegó la última de la noche, la Paradox Smokehead, una estupenda versión de su rica imperial stout, la Paradox, pero hecha en colaboración con Smokehead, elaboradores de whisky escocés.

Aquí arriba tenéis la Brewdog & Mikkeller I hardcore you.

A pesar de lo interesante que estuvo la cata en todo momento, debo decir que hubo un pequeño pero, y es que el local estaba demasiado abarrotado y a duras penas se podía escuchar nada. Había mucha gente cenando o tomándose cervezas alrededor de los que hacíamos la cata y en ocasiones costaba seguir el hilo. Además, esto impidió que hubiera más contacto entre los diferentes asistentes, cosa que se hubiera agradecido.

Una vez terminó la cata, como no había precisamente prisa por salir (el frío tampoco es que animara mucho a ello) y algunos no queríamos terminarnos la estupenda copa de Smokehead, decidimos quedarnos a cenar en Ruzanúvol. Aquí iba a venir una de las sorpresas de la noche, ya que algunos esperábamos con ansia que pincharan el barril de Lambrate Ortiga en este local desde hacía semanas, y por fin lo pudimos disfrutar. Una cerveza agradable y suave en la que el lúpulo también tenía mucho protagonismo.

 Aquí arriba tenéis a Giovanni y la Ortiga de barril.

Sin darnos cuenta se nos hicieron las tantas, pero Giovanni aún nos tenía un último detalle preparado en forma de varios limoncellos caseros y una crema del mismo, venidos directamente de Italia. ¡¡Que ricos!!

Y así terminó otro intenso, interesante y muy amistoso encuentro cervecero.

Como siempre, no me puedo olvidar de Vicente de La Boutique, sin el que nada de esto hubiera sido posible (precio inmejorable incluido), de Ramón por su charla, modestia y pasión (y de rebote, de Rosa por el apoyo logístico en forma de 5 A.M. entre otros despistes del capitán ;P), de Giovanni por soportarnos hasta las tantas y de Txema, Víctor y pareja así como a todos en general por la estupenda velada.

7 comentarios:

  1. Fue un placer una jornada como esa rodeados de excelentes cervezas y mejores compañeros de mesa. Poco que añadir, simplemente destacar lo buenos que estaban los bocatas y esa improvisada cata de limoncellos!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues si Pau y Txema,vosotros lo habeis dicho todo, buena velada la de anoche si señor, esperamos poder repetir pronto!!!!!!!

    p:he probado la ipa elaborada con amarillo.

    ResponderEliminar
  3. Txema y Víctor, un placer estar compartiendo velada con gente tan maja como vosotros.

    Txema, los bocatas!!! Es verdad!! Un despiste. Para dejar constancia, el de Speck estaba sublime!!!!

    Victor, supongo que te refieres a Sènia, no? Y que tal estaba? Ya me has picado la curiosidad!!!!

    ResponderEliminar
  4. Que envidia!

    En mi visita me quede con ganas de pillar ese barril de Ortiga.

    Bueno, ya estoy en casa recuperandome y queda menos para volver a visitaros.

    G.

    ResponderEliminar
  5. Gabriel, la verdad que solo nos faltabas tu!!! Jejeje! La Ortiga estaba rica, rica, pero tranquilo que por lo visto no es la única cosita que se quieren traer de barril en Ruzanuvol...

    De venirte, aunque ya te lo he dicho en privado, mejor te lo repito ya que si no ya te veo pronto por aquí... jejeje! Primero cuídate y recuperate bien, así disfrutarás más la visita, que mucha novedad me parece que te vas a encontrar de color negro azabache...jajajaj! (que te voy a decir que no sepas...).

    ResponderEliminar
  6. Negro azabache!!mmmmmmmmm que cabr.......!!!jajajaja
    creo seber que es!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja! Pues nada, ya sabes, a esperar tocan...

    Un abraç!

    ResponderEliminar