10 ago. 2011

Cerveza vs. tabaco. Ni tanto ni tan poco...

La semana pasada tuvimos una interesante charla con una amiga fumadora. Entre otras cosas hablamos sobre cerveza y tabaco (sobre tabaco más bien discutimos...). Y justo hoy estaba pasando las placenteras horas vacacionales veraniegas frente a la pantalla y me he topado con este interesante cómic de la genial Emily Sauter el cual se lo dedico especialmente a esa amiga que tantas veces soporta mis broncas anti-nicotínicas. Como solemos hacer con Salty Dog, abajo tenéis una traducción.


1.
Chica - No se porque la gente fuma cigarrillos…

2.
Cerebro - Lo dice alguien que se bebe el doble de la dosis recomendada de alcohol.

3.
Chica - ¡Eh! Es diferente… fumar… vaya…

4.
Chica – Tengo un vecino – buen chico – que producía porno softcore (porno suave) en los 90’…

En el dibujo, mientras suena “jazz suave” -  Oh… oh, chico! Házmelo…

5.
Chica - … y todas las mañanas me despierto por culpa de su repulsiva tos seca… Esa tos de fumador le obliga a tomar aire constantemente.

En el dibujo, el vecino tosiendo penosamente.

6.
Chica – La cerveza no me provoca ruidos asquerosos a diario.

7.
Cerebro – Solo te hace un poco de barriga… jode tu memoria… daña tu hígado…

8.
Chica – Ok, ok, cerebro. Reduciré la cantidad…

9.
Cerebro – ¿Y qué crees que piensa tu vecino cuando tose cada mañana?

----------------------

Reconozco que en ocasiones los no fumadores y más aún los ex-fumadores somos algo cargantes con el tema del tabaco, pero es que no soporto tomarme una buena cerveza (entre otras mil cosas más) rodeado de una asfixiante nube tóxica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario