7 ene. 2013

Brochetas de cordero con Samuel Smith Winter Welcome.



Ya se sabe que con el invierno tendemos a refugiarnos más en casa. A cada uno le da por una cosa y a nosotros, además de beber cerveza, cómo bien sabéis, nos encanta cocinar. Una de las recetas que más nos gustó estas pasadas navidades, y que nos sirve de paso para recuperar la olvidada sección de El Lúpulo Cocinero, es la que os detallamos a continuación, sacada de un libro pero modificada ligeramente, en la cual se usa una cerveza de temporada como ingrediente, la Samuel Smith Winter Welcome, y también la empleamos como maridaje.


Ingredientes (para unas 10-12 brochetas).

 En la foto podéis ver los ingredientes para 2 personas (4 brochetas).


< Para las brochetas >
- 1/3 taza de aceite de oliva
- 1/2 cucharadita de canela
- Jugo de 1 limón
- 1 cucharadita de hojas de romero frescas, sin tallos y picadas
- 1 diente de ajo picado
- 1 kg de carne de pierna de cordero deshuesada, limpia y cortada en cubos de 2,5cm de lado.
- 3 peras maduras y firmes, sin corazón y cortadas en trozos similares a los de la carne.
- 2 pimientos rojos sin semillas y cortado en cuadrados de 2,5cm de lado.
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
- 1 cucharada de aceite de girasol.

< Para la salsa >
- 1/2 pinta de winter ale acaramelada y ligeramente especiada.
- 2 cucharadas de azúcar morena.
- 2 cucharadas de mantequilla cortada en trozos
- Sal y pimienta negra recién molida.

Procedimiento.

1. Mezclar en un bol el aceite de oliva, la canela, el zumo de limón, el romero y el ajo. Añadir la carne y revolverlo todo hasta que ésta última quede bien pringada.
2. Dejar marinar durante unas 3 horas en el frigorífico. Pasado este tiempo recuperar la carne y desechar la marinada.
3. Descorazonamos las peras y las cortamos en cubos. No es necesario quitarles la piel. Limpiamos también los pimientos rojos y los cortamos en cuadrados del mismo tamaño que la carne y las peras.
4. Juntamos la carne, las peras y los pimientos en un bol y salpimentamos. Luego ensartamos alternativamente los ingredientes en pinchos de madera (son preferibles a los de metal porque éstos últimos cuecen la carne en exceso y no nos interesa).
5. Para la salsa reducimos la cerveza hasta la mitad, unos 2 o 3 minutos, en un cazo. A fuego lento añadimos el azúcar moreno y removemos hasta que quede bien integrado con el líquido. Retirar del fuego y añadir la mantequilla. Remover bien hasta que quede bien uniforme. Sazonar con sal y pimienta.
6. Una vez la salsa hecha o al mismo tiempo ponemos los pinchos a dorar en una plancha con un poco de aceite de girasol. Tienen que alcanzar un color marrón dorado y por dentro no estar demasiado hechos. De 2-4 minutos por cada lado del pincho debería sobrar.
7. Servir la salsa en pequeños recipientes o verterla por encima de la carne ya emplatada, según gustos.



Maridaje.

En cuanto al acompañamiento, tengo que reconocer mis temores previos. Pensaba que una carne de sabor tan marcado como suele ser la del cordero, además, en este caso aderezada con hierbas y especias, sería un hueso muy duro de roer para una cerveza con tan poco alcohol (6%) como es la Samuel Smith Winter Welcome. De hecho fue una cerveza muy bebible, pero afortunadamente gracias a sus notas acarameladas así como a frutos secos hizo frente al plato mucho mejor de lo esperado. Una de las claves creo que fue que la carne no quedara muy hecha, con lo que el sabor no fue tan fuerte. En conclusión uno de esos maridajes que no dudaremos en repetir otros años durante ésta época. Muy rico.



Para finalizar, no nos queda más que animaros a hacer la receta. Realmente es muy sencilla ya que el trabajo más tedioso como limpiar la carne os lo puede hacer el carnicero. Eso sí, en caso de lanzaros a la cocina, contad que tal os ha resultado.

Y… ¡Bon profit!

12 comentarios:

  1. Se echaba en falta esta sección, Pau. Muy buena pinta esta receta, me la apunto y a ver si la hago algún día que tenga un poco de tiempo.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iker, la verdad es que yo también echaba de menos publicar alguna receta. Por supuesto y aunque no haya aparecido ninguna por el blog, hemos seguido haciendo de cocinillas, jejeje! Ya me dirás qué tal si la haces. Un saludo!

      Eliminar
    2. Tiene muy buena pinta!!!!empar

      Eliminar
  2. Pues excelente plato...sencillo y con una pinta increíble...tan buena o más que la etiqueta de la Samuel Smith, jejejeje. Habrá que probarla.

    Prost!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas mr. Duvel!!! La verdad es que la receta es muy sencilla de hacer y da muy buen resultado. La Samuel, muy rica, como tantas otras elaboraciones de la marca!

      Prost!!

      Eliminar
  3. Rico rico rico... espero invitación!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes donde está mi casa... tu trae birra y nos hacemos un piscolabis fácil. ;)

      Eliminar
  4. Imponente presencia tienen esas brochetas. Qué recetas os marcáis! Sí señor! En cuanto al maridaje, cierto es que con una cerveza de una graduación no muy elevada, las hierbas y especias pueden comerse la cerveza, pero por el estilo sí que encaja. Me alegro de que saliera bien. Una cerveza curiosa la Winter Welcome, con su etiqueta diferente cada año, por lo que imagino que no faltará en tu pedido navideño habitual, jejeje. Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas JAB! Pues sí, el maridaje nos hizo dudar hasta última hora y casi lo cambiamos, pero por suerte no fue así ya que funcionó estupendamente. Y sí, no se me escapa cada año su cambio de etiqueta, jejeje!!! Saludos!

      Eliminar
  5. Vaya pinta!!!, en este caso no hay color, me quedo con las brochetas. Sólo ver la foto y se me hace la boca agua... (y eso que acabo de cenar...)

    Enhorabuena por la receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la otra "pinta" también tiene buena "pinta", sobretodo al probarla... Qué juego de palabras más pobre... Jejeje!! Muchas gracias Teddy!

      Eliminar