31 ene. 2013

Mejores cervezas del mes: Enero’13.



No hace nada os hablábamos de aquellas cervezas que más nos sorprendieron a lo largo del pasado 2012 y casi sin darnos cuenta nos hemos plantado en el último día de enero, con lo que esto implica: hacer balance de las mejores cervezas que han desfilado por nuestras copas.


La primera parte del mes estuvo monopolizada casi sin excepción por cervezas de temporada, elaboraciones navideñas e invernales de las cuales ya os dimos nuestro particular podio en la interesante propuesta de los colegas Observatorio Cervecero. El resto del mes no ha sido tan prolífico pero aún así hay un cuarteto que brilla con luz propia.


En primer lugar, hablar de Sint Bernardus es hacerlo de toda una institución en Bélgica. Pero hasta un clásico cómo éste sabe adaptarse a los nuevos tiempos, y cómo ejemplo, St. Bernardus Tokyo. Para quien crea (cómo yo lo hice a bote pronto) que se trata de un simple lavado de cara pensando en coleccionistas, sin duda se equivoca. Y mucho. Muchísimo. Los numerosos cambios y las referencias al mercado japonés de la cuidada presentación de ésta botella de 75cl. esconden en su interior una de las mejores witbiers que he probado jamás. Y eso es decir mucho para alguien que adora las cervezas de trigo. Tras admirar el arquetípicamente suntuoso y suculento aspecto, nos maravilla su nariz, rebosante de lógicas notas a trigo y ésteres afrutados así como notas cítricas, pero curiosamente no se perciben los clásicos toques a coriandro. En boca, lo esperable, plátano, pan, naranja, textura cremosa...pero con una redondez encomiable, un ligero especiado por la levadura, muy elegante, acompañado por un punto herbal lupulado muy fresco que termina por pulir una cerveza sublime dentro del estilo. Alucinante.


Pero no abandonemos el océano Pacífico y bajemos un poco más hacia el sur, hasta ese paraíso terrenal, y también cervecero, llamado Nueva Zelanda. Hasta el momento son pocas las muestras que nos llegan desde allí, aunque algunas de ellas con mucha calidad. Si de lúpulo hablamos, ésta maravillosa isla es un edén: Motueka, Nelson Sauvin, Pacific Gem, Pacific Jade, Riwaka... Numerosas variedades que se han convertido casi en un clásico entre las elaboraciones actuales. Por ello no es de extrañar que existan joyas cómo la Mike’s Organic IPA, una de las mejores cervezas probadas en los últimos meses en lo que a lúpulo se refiere. En aspecto, bonito color anaranjado, turbidez media-baja, espuma beige cremosa y persistente. En aroma, una explosión de fruta (piña, limón, manzana, uva, lichi, un ligero toque a melocotón), terrosa y resinosa, todo ello sobre una buena base de biscuit. Muy sugerente. En boca entra muy fuerte el lúpulo, otra vez con notas a fruta tropical, pero dominan más los cítricos y los recuerdos resinosos muy persistentes, que junto con una cierta calidez proveniente del alcohol y un final resinoso y seco, hacen de ella un auténtico cervezón para disfrutar lentamente de cada sorbo. Tratándose de lúpulo ya se sabe que nada cómo hacerlo cuanto más fresca, mejor, y mejor aún sería hacerlo en un paraíso cómo es Nueva Zelanda, pero por el momento nos conformaremos con una humilde butaca en el salón ;).


La “rareza” del mes viene desde Dinamarca, lo cual es prácticamente decir el nombre del elaborador: Mikkeller. Pero a diferencia de las “inmundicias” de las que os hablábamos hace tan solo unos días, Orange Yuzu Glad I said Porter, un pequeño petróleo elaborado con naranjas Yuzu, es una auténtica revelación. Su color negro azabache opaco y la espuma marronácea muy cremosa y persistente nos anticipan un buen festín, pero es en nariz dónde empiezan las gratas sorpresas, con notas cítricas, naranja, limón, confitura de naranja amarga, piel de pomelo… y de fondo, torrefactos y algo de café. Muy sorprendente al tiempo que sugerente. En boca vuelven los cítricos pero rápidamente dejan paso a los torrefactos, café así como también en menor medida cacao. Final seco, muy medicinal, como astringente, pero también fresco. Textura sedosa realmente deliciosa, carbonatación media y cuerpo medio-bajo que dan como resultado final una cerveza muy curiosa pero muy fácil de beber, refrescante y bien compensada. Aunque un tanto dado a los experimentos raros, hay que reconocer que de tanto en tanto Mikkel se saca alguna joyita de las manos.

Es una pena que no salga entera la peculiar tira cómica de Keith Shore.

Y cerramos el círculo del citado cuarteto como lo empezábamos, con el edén cervecero belga. La culpable es Liefmans Goudenband, una cerveza que aún cruzándose numerosas veces en nuestro camino no habíamos caído en sus tentadoras fauces hasta hace varios meses, y desde entonces ha estado aguardando su momento adecuado, hace unos pocos días. Todo lo que pueda decir de ésta cerveza es poco y todos los calificativos que había leído de ella, más que merecidos. Se trata de una oud bruin asombrosa, realmente bien atada por todos los flancos, rebosantes notas avinadas, uva tinta, cereza y frambuesa, vinagre de módena, mucha madera vinosa, manzana verde pero también limón en menor medida. Al tomar temperatura aparece un toque láctico que la termina de redondear. La acidez, bien compensada, la carbonatación, presente en su justa medida pese a que la frágil espuma y poco persistente apuntaba a que fuera menor. Una cerveza excelente envuelta con una presentación inmejorable… todo ello a un precio realmente ajustado. ¿Se puede pedir algo más?



Y así, con un par de belgas, una neozelandesa y una danesa, termina nuestro particular podio de este mes. Veremos qué nos deparan los próximos meses.

18 comentarios:

  1. Comentarios al respecto :P:
    - de la Tokyo y de la Goudenband hacía tiempo que las conocía, y estoy totalmente de acuerdo. Hace casi un año que probé la Tokyo en barril, y la Goudenband lleva acompañándome años (ah, y si no has probado la Cuvée Brut, es aún mejor)
    - La de Yuzu, por contra, no me pareció gran cosa...
    - ¿¿¿¿de dónde has sacado esa neozelandesa???? Mira que yo solamente he pillado 8 Wired (que no son moco de pavo, dicho sea de paso...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos por partes, jejeje!
      - Sobre la Tokyo no puedo más que felicitarte por haber podido probar tal joya de barril. ¡Qué suerte!
      - En cuanto a Liefmans, apuntada queda la recomendación. No dudes que la buscaré con ahínco.
      - De la Yuzu eso que me comentas es lo que esperaba de ella antes de probarla, que sería un chasco, pero fue justo lo contrario, una gratísima sorpresa.
      - Ah, y la neozelandesa la conseguí de las tierras del pa amb tomàquet, jejeje!! Un barero con muchas tablas tiene la culpa... creo que imaginarás de quien se trata, jejeje!

      Saludos!

      Eliminar
  2. La Goudenband es la única que he probado y realmente ya ni la recuerdo. Sé que me gustó... Las otras son desconocidas para mi paladar... pero he visto una chapita que m'ha gustao mucho... ya tú sabes... Viva kiwilandia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, dichosos chaperos... obsesionados con el vil metal... Con lo limpio y lo romántico que es el papel (ahora también adhesivo...), jajaja!! Ya la tienes guardada, mr. Kiwi!!

      Eliminar
  3. Genial selección. La Tokyo a punto estuvo de colarse en mis premios birraire 2012, pero fue una de las que saltó en el último momento. En todo caso, es un 10 de birra.

    La Goudenband... hoy ha salido precisamente un vídeo en el que estoy sufriendo lo mío por no mostrar el éxtasis interior que sentía mientras la degustaba, jajaja. Gran clásico al nivel de las mejores, ¡y encima barata!

    Las demás... habrá que buscarlas. Esa NZ tiene realmente muy buena pinta :-). Salut Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda! ¿Con lo que te gustan las wit no metiste la Tokyo entre las mejores del 2012? Explíquemelo usted, sr. Birraire, jejeje!

      La Mike's es una auténtica pasada. Si te la cruzas por tu tierra natal no dudes en conseguirla :).

      Salut Joan!

      Eliminar
  4. Por fin vuelve esta sección!!!, me alegro por ello...

    La Tokio realmente deliciosa. Las otras no las he probado pero me llama bastante la atención la de Mikkeller al igual que la 'kiwi'.

    Enhorabuena y graias por enseñarnos semajantes cervezas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas José! La verdad es que sí, con la excepción del post de las mejores del año, no publicaba en esta sección desde el pasado septiembre. Me alegro de que te guste la vuelta y que te pueda resultar interesante :).

      En cuanto a las cervezas, la Tokio ha cosechado muy buenas sensaciones entre todos los que me han hablado de ella, y es que no es para menos. Las demás, si puedes probarlas a ver si te causan la misma opinión!

      Gracias por tus palabras y un saludo!

      Eliminar
  5. Me quedo con la Goudenband, es una maravilla como huele a madera, y lo que comentas tú, muy vínica, absolutamente deliciosa y con una acidez que viene muy bien después de una sesión de dulzonas Imperial Stouts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Álvaro, la Liefmans es alucinante tanto como copa por si sola cómo también para "cortar" y cambiar a otro rollo como bien comentas. Aunque siendo estrictos te deberías decantar más por la petrólea porter, no? ;)

      Eliminar
  6. Sigo dudando, de tu paladar. No voy de mal rollo. Intento endender tus aplausos a cervezas lácticas i cervezas medicinales, pero no los comparto. Sigo sin entender porque te gustan cervezas con defectos aunque el elaborador los consiga.
    Alex

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alex, lo que yo no entiendo es que pese a ignorar tus continuas impertinencias sigas queriendo tener tu momento de gloria. El mundo blogger va muchísimo más allá de ésta web, y cómo te he dicho otras veces, si te gusta lo que digo o cómo lo digo, pues bien, y sino pues casi que mejor. Ésta es la última vez que entro en tu juego. Ah, y de buen rollo... ;)

      Eliminar
  7. Bueno, es probable que mucha gente no considere un defecto la acidez en determinadas cervezas, sobre todo si se elaboran con esas características (premeditadamente) durante generaciones y son disfrutadas y consumidas por todo el mundo.

    De todas formas, es muy probable que incluso las porters y stouts fuesen bastante ácidas hace un par de siglos, es lo que tiene la barrica, y desde luego yo no me atrevería a simplificar llamándolo defecto.

    Desde luego sabes lo que te vas a encontrar cuando compras una cerveza de este género no es una sorpresa como ocurre con esas aceitunazas tan omnipresentes últimamente, y que conste que a veces mejoran a algunas cervezas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tu respuesta más que acertada sólo añadiría que cada cual se beba lo que más le venga en gana. Si los defectos son cervezas cómo Goudenband, cuanta gente andamos equivocados, jejeje! Y que así siga... Ya les gustaría a muchos sacar "cervezas defectuosas" cómo esa...

      Eliminar
  8. La Goudeband es una gran cerveza, un tanto diferente a lo que la gente está acostumbrada a tomar, pero una gran cerveza sin duda con ese carácter vinoso, y el punto ácido característico de las oud bruin. Un clásico en el género. De la St. Bernardus Tokyo puedo decir que me sorprendió gratamente. La compré sin demasiadas pretensiones y la verdad es que coincido contigo en que me pareció una de las mejores witbier que he probado jamás. Chapeau! por los señores de St. Bernardus... cómo me gusta todo lo que hace esta gente. Las otras dos no he tenido oportunidad de probar... quizás me inclinaría más por la Mike's India Pale Ale, tal y como la describes, aunque Mikkeller también a veces nos soprende con alguna genialidad entre todo lo que fabrica al cabo del año y la que mencionas parece ser una de ellas. Buena selección! Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda que tanto Goudenband cómo Tokyo son dos señoras cervezas. Ésta última en concreto fuiste tú el que me convenciste con tu post para que quisiera conseguirla, supongo que lo recordarás :).

      En cuanto a la Yuzu de Mikkeller es una cerveza que puede gustar y disgustar casi a partes iguales, pero con la Mike's si has tenido buen ojo... se trata de todo un cervezón!

      Un saludo Juan!

      Eliminar
  9. HELLO MOTO!! BUENOBUENOBUENO, ME ACABO DE LEER TODOS LOS COMENTARIOS Y YA HE VISTO COMO REPARTES, MAESTRO SESNSEI, JAJAJAJA. AHORA ENTIENDO ALGO QUE ME COMENTASTE EL OTRO DIA, JUJUJU.
    ME SUMO AL ENTUSIASMO DE LA TOKYO, FUE DE MIS FAVORITAS EN DICIEMBRE, LA YUZU LA TENGO ESPERANDO A ALVARITO EL QUE TE HA ESCRITO MAS ARRIBA A VER SI VIENE A CASA A CATARLA. LA MIKE´S...NI PAPA, PERO YO SOY MAS DE PAPEL, JEJEJEJE. Y LA GOUDENBAND TE CUENTO. HACE UNOS AÑOS, NO SE SI EN EL LIBRO DE MICHAEL JACKSON ( ¡IJI! )O EN OTRO, O EN AMBOS, LE DEDICABAN UN BUEN TROZO Y LA PONIAN POR LAS NUBES, POR LO QUE EN CUANTO PUDE, LA PROBÉ EN MI CERVECERIA DE AQUELLA ÉPOCA Y ME DECEPCIONÓ, YA SABES QUE CUANDO ESPERAS UN CERVEZÓN, LAS EXPECTATIVAS ESTÁN MUY ALTAS Y NO ESTABA PREPARADO ENTONCES PARA ESA ACIDEZ ( PUEDE QUE AHORA TAMPOCO :P ) Y ES UNA DE ESAS QUE TENGO QUE REVISITAR, A VER QUE TAL AHORA.
    MUY BUENAS FOTOS, VAIS MEJORANDO, JAJAJAJA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje!! Hablemos mejor sobre las cervezas... ;). Sobre Goudenband, recuerdo las alabanzas del gran M. Jackson a las que te refieres. Consiguió poner en alza a todas esas cervezas menos "facilonas" pero igualmente maravillosas (Orval, Rodenbach...). De hecho, cómo sabes, yo soy uno de sus pupilos más acérrimos, jejeje! A ver si éste próximo finde te consigo enamorar con alguna "sour" ;)

      Un abrazo Jorge!


      P.D. No he pillado tu chiste sobre la Mike's... Jajaja!!

      Eliminar