28 ene. 2013

¿Experimentos inmundos?


Continuamente vemos salir al mercado nuevas cervezas, algunas más clásicas, otras más arriesgadas, pero entre todas configuran una oferta muy amplia y que tiende a abarcar casi todos los gustos. Casi todos. Pero tirando del refranero popular, que ya se sabe que rezuma mucha sabiduría, hay un proverbio en concreto que describe bastante bien la sensación que percibo de una parte del movimiento cervecero existente hoy en día: “pájaro que vuela, ¡a la cazuela!”… O más bien, para el caso que nos ocupa, al fermentador…


Todos sabemos que la experimentación es imprescindible para avanzar, permite descubrir elementos nuevos, frecuentemente por pura casualidad, y puede incluso llegar a resultar muy divertido. Pero hay ámbitos, y ámbitos, y una cosa es investigar y probar ciertas recetas aplicándole dos dedos de lógica y otra cosa bien distinta es querer jugar a ser una mezcla de Ferran Adrià y Sam Calagione, haciendo ciertos experimentos más propios de un niño con plastilinas de diferentes colores entre sus manos (el resultado final, esa bola de color marronáceo, se asemeja bastante a alguna cerveza).

No quiero extenderme mucho más, prefiero que las siguientes ocho elaboraciones, que perfectamente podrían ser catalogadas bajo el título de este post, hablen por si solas.

----

Para empezar, no podía hacerlo sino con un experimento yankie. Se trata de Black Lobstah Lager, una elaboración de Red Hook, cervecera de la costa este estadounidense. Cómo bien reza el nombre usa bogavantes de la costa de Nueva Inglaterra, para, según sus elaboradores, ¿hacer un intento de réplica de las Oyster Stouts? Que alguien me explique en qué se parece una ostra a un bogavante… De todas formas, por si a alguien le estaban empezando a entrar náuseas, podéis estar tranquilos, el sello de “Marisco de New Hampshire Fresco y Local” te garantiza una indigestión más saludable.


Pasemos a la segunda y nauseabunda elaboración, cómo no, nuevamente desde los USA. Se trata de Rogue Voodoo Doughnut Bacon Maple Ale, una perlita elaborada con bacon ahumado, jarabe de arce y varias maltas ahumadas (cerezo, haya…). Pero es que esto no es todo ya que, además, ésta conocida cervecera de Oregon posee otra versión, Doughnut Peanut Butter Banana Ale con banana, chocolate y mantequilla de cacahuete... A la rica merendola... Para rematarnos, y cómo podéis ver abajo, la “preciosa” botella de color rosa no podría faltar en las estanterías de cualquiera de esas adolescentes seguidoras de la saga Crepúsculo y Justin Bieber.


¿Tenéis hambre? ¿Por qué comer y beber por separado? Los genios de Pizza Beer Company, nuevamente desde USA, nos traen Mamma Mia Pizza Beer, la demostración tanto para los italianos cómo para el resto mundo que la pizza y la cerveza maridan excepcionalmente bien en un cócktail tan repulsivo cómo atrayente a la vez. Prestad atención: albahaca, orégano (hasta aquí nada raro), tomate y ajo. Ésto sí que es una “Cerveza Gastronómica” y no la Inèdit ni la Vg Noster… Ah, y recordad, si os sabe sosa siempre podéis añadir un poco de queso mozzarella dentro de la copa. ¡Buon appetito!

 
 Nadie diría que son yankies... ¿verdad?

Anda, pero si ya llevamos tres “perlas desde USA… Para qué cambiar, ¿no? Bueno pues aquí llega Short’s S’more Stout, elaborada con marshmallow (esas golosinas que algunos llaman nubes), galleta, chocolate con leche y malta ahumada. Arrea con la mezclita… Ideal para reponer fuerzas después de una buena resaca…


Seguimos con la revolución para los desayunos, ésta vez desde Hokkaido (Japón). Atrás quedaron las milk stout… aquí llega Bilk, o lo que es lo mismo Beer + Milk. Esperemos que un producto con ese nombre tan surrealísticamente ingenioso no aloje en su interior la leche contaminada ocasionada por la ola de radiaciones de su vecina sureña Fukushima…


Pero sigamos avanzando. ¿Quién dijo que el ginseng, la homeoterapia, o esos cóctels molotov llamados bebidas energéticas eran suficientes? Aquí llega Stampede Light, de Matt Brewing Company, una cerveza rebosante de vitaminas y ácido fólico, éste último, un componente que se toman, entre otros, las madres embarazadas para prevenir malformaciones en el feto. Stampede te dará el chute necesario para volar, y sino, como mínimo te asegurarás un embarazo psicológico... No hay mal que por bien no venga, ¿verdad?


La penúltima joya de la que os vamos a hablar, siguiendo los derroteros de la anterior, viene de los irreverentes escoceses BrewDog. Hablo de la elaboración que sacaron para hacer su pequeño “homenaje” a los Juegos Olímpicos de Londres 2012: Never Mind The Anabolics. Se trata una IPA infusionada con creatina, guaraná, ginseng, gingo, esteroides, maca andina en polvo, té matcha y nuez de cola. Todo un cóctel revitalizante y energizante que hubiera ahorrado un buen dolor de cabeza al pobre Lance Armstrong y a todos sus seguidores éstas últimas semanas… ;)



Y vamos con la guarrada más grande de todas, la cerveza que soñaba el carnicero de la pelicula francesa Delicatessen, o un buen aperitivo para Holocausto Caníbal. Viene de la mano de Boston Brewing Company (Samuel Adams), y la perla se llama Burke In The Bottle. Elaborada con corazones de ternera asados, melaza y especias, ésta cerveza da un vuelco a los tradicionales estofados flamencos en el plato sirviéndonoslo directamente en la copa. ¡Ah!, y cómo si de unas patatas fritas con sabores se tratara, además existen dos variedades más: Peach BBQ y Spicy Tomato. Mira que son ingeniosos éstos yanquies...


 De las tres etiquetas, quizás ésta sea la “menos mala”.


Y con ésta última joya no apta para vegetarianos dejamos aparcado (quién sabe si en un futuro habrá una segunda parte…) éste listado de “monstruosidades que ningún vaso de cerveza quisiera alojar”. ¡Bon profit!

P.D. Ya podéis ir al WC…

43 comentarios:

  1. De algo de esto hablábamos en el Debate de la semana pasada. Nos hubiesen servido de buenos ejemplos de lo que NO nos gusta de la "experimentación". Nosotros somos más clásicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tiro para lo clásico muchas veces, pero ello no quita para reconocer que hay muchas cervezas menos "típicas" realmente increíbles... aunque no es el caso de las que nos ocupan en este post... ;)

      Eliminar
  2. El objetivo de este tipo de ridiculeces no es tanto vender las cervezas en cuestión, sino lograr publicidad gratis. Los tontos somos nostros que les prestamos algún tipo de atención, cuando en realidad deberían ser ignoradas soberanamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Max, aunque estoy de acuerdo en que puede ser una estrategia de publicidad muy bien orquestada, me atrevería a jugarme una ronda a que casi todas las cervezas de arriba se han vendido bien, sin excepción.

      En cuanto a ignorarlas o no, creo que merece la pena ver qué sandeces salen a la luz de tanto en tanto, ni que sea para no seguir esa línea...

      Eliminar
  3. jajaja, vaya locuras! conocía algunas de ellas, pero la de bogavante me ha dejado picueto! yo también pienso que es un poco tonteria, mas que nada porque te tomas una, la pruebas y te olvidas, no vas a repetir, pero bueno, por probar tampoco pasa nada, no? también es cierto que has cogido los ejemplos mas estrafalarios, pero hay otros experimentos que están bien ricos! Un saludo Pau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! ¿Ves, Max? Aquí hay uno que las probaría... :). Es broma, la verdad es que reconozco que yo mismo también piqué con una, concretamente la BrewDog, aunque a mi favor tengo que decir que la probé sin saber que llevaba tal cantidad de guarradas en su interior. La "sorpresa" vino al probarla, tras lo cual no dudé en buscar y descubrir de qué iba la cosa, un poco tarde ya, en casa...

      Estoy contigo en que hay curiosidades que merecen la pena, pero con éste post quería sacar a la luz ciertas elaboraciones que rozan lo surrealista, jeje! Saludos!

      Eliminar
  4. Me ha faltado la de testículos de buey...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En situación normal me reiría bien a gusto, pero viendo los precedentes no se si preocuparme porqué pueda ser cierto... ;)

      Eliminar
  5. Primero fue la guerra del alcohol... después la de los IBU, ahora la de a ver quien le echa más cosas a la cosa. Esto es una vuelta de tuerca más en un círculo vicioso del que saldremos cuando nos maravillemos de que alguien es capaz de hacer una cerveza Pils

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Txema, me sorprende tu repetina falta de memoria, jejeje... ¿te olvidas que no somos pocos los que hemos ensalzado, además repetidamente, las cualidades de la Napar Pils??

      No creo que éste sea el nuevo "negro" de la cerveza sino una continuación de algo que viene ocurriendo desde hace muchos años ya. Para botón, échale un vistazo a las curiosas perlitas del amigo Sam Calagione...

      Eliminar
    2. No no me olvido de la Napar Pils y de otras dignas Pils pero venía a referirme que parece que nos preocupemos más por la excentricidad que por realmente saber hacer una buena cerveza... aunque algunas frikadas no estén nada mal

      Eliminar
    3. Creo que no ha quedado muy clara la intención del post, jejeje! Aún a pesar de lo espectacularmente "llamativas" que son las elaboraciones mostradas arriba, quería utilizarlas como gancho para mostrar que muchas veces nos pasamos un tanto con las excentricidades, no destacarlas ni alabarlas... ;)

      Eliminar
  6. Lo de la birra japonesa con leche viene probablemente influenciado por el Calpis, un refresco de leche muy popular por aquellas tierras
    http://es.wikipedia.org/wiki/Calpis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gloria, desconocía por completo la existencia de ese refresco, lo cual explica en gran parte la aparición de la excentridad citada más arriba.

      En cuanto al nombre, Calpis, muy ocurrente, pero dicho en la lengua de Cervante suena a alguien que tiene cálculos renales... XD

      ¡Muchas gracias por tu aporte!

      Eliminar
    2. Ja, ja... De hecho los angloparlantes de visita en el Japón se chotean bastante de un producto cuyo nombre suena muy parecido a "Cow's Piss" (y no traduzco porque creo que no hará falta)

      Eliminar
  7. Yo no me considero de los más puristas y no tengo ningún problema en que se añada algún ingrediente extra si se ha probado que este mejora el resultado pero aquí hay ejemplos de gente que se pasa muuucho de la raya. Hay algunas como la Never Mind The Anabolics que realmente no me llaman nada de nada.

    La de leche me ha recordado a una que ví hace poco en Zombier, una colaboración de De Molen y Revelation Cat para hacer una mild con lactosa. Otra que no tengo yo claro como estará...

    En fin, sin experimentación tampoco saldrían nuevos estilos, por eso me gusta la innovación, pero hay gente que se pasa un poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi posición, cómo supongo que la de la mayoría, es muy cercana a la tuya. Ni mucho menos me considero un purista ni tampoco soy un ferviente seguidor de las últimas frikadas.

      Sobre la Never Mind caí en la trampa de ir sobre seguro, ya que BrewDog me ha decepcionado pocas veces... pero si llego a saber de qué se trataba no hubiera entrado al trapo tan fácilmente...

      En cuanto a De Molen, el pasado octubre en el evento que Zombier hizo en Mataró, trajeron Koetjes & Kalfjes, una milk stout hecha con suero de leche que no tuvo precisamente buena acogida, jeje! Pero la que tu comentas creo que es Milk Mild, y he visto en Ratebeer que no tiene mala nota.

      Saludos!

      P.D. Ya he añadido tu blog a mi blogroll :P.

      Eliminar
  8. Ver para creer, o probar para aborrecer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O ver y probar y quedar extrañamente satisfecho... porque digo yo que si alguna se vende a alguien le gustará, ¿no? :)

      Eliminar
  9. He echado de menos la cerveza con glándula anal de castor. Bueno, si se llama "castóreo" suena más fino. No digo que esté bueno o malo, pero creo que tendría cabida en un apartado como este :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! No sabía a qué birra te referías pero al buscar en seguida he caído en la cuenta que te referías a la famosa Narke que pusieron en el festival de Haandbryggeriet 2012!! No tuve el gusto de hacer el viaje ni el "placer" de probarla, pero sin duda que merecería estar entre las de aquí arriba... xD

      Eliminar
  10. Muy interesante algunas no las había visto. Nosotros dejamos una entrada con una temática similar hace un tiempo; si quereis ver alguna otra extravagancia os nvito a entrar: http://doradoyenbotella.blogspot.com.es/2012/11/cervezas-e-ingredientes-extravagantes.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena entrada compañero! Veo que coincidimos en varias... Si es que ya se sabe, Ninkasi las cría y ellas se juntan, eh? xD

      Saludos!

      Eliminar
  11. ¿Cerveza de pizza? eso es para principiantes!
    Pau, atento aquí a la cerveza hecha de testículos de toro:
    http://www.huffingtonpost.com/2012/10/03/wynkoop-brewing-co-releas_n_1936231.html

    Sublime


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Está claro que la triunfadora de la jornada es la famosa cerveza de testículos de toro... Entre los mensajes y comentarios por Facebook y las citas por aquí... Creo que era el único que desconocía su existencia, jajaja!!

      ¡Muchas gracias Guilleli!

      Eliminar
  12. Querido Pau, te has dejado una de lo mas sugerente... http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/articulo-383282-esta-cerveza-hecha-base-de-testiculos-de-toro

    Cerveza hecha con testículos de toro.
    mmmmmmmmm cojonuda! ;)

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas compañeros! Como diría aquel, tiene coj... la cosa... ¡y además sensu stricto! ;)

      Saludos!!

      Eliminar
  13. Te ha faltado la cerveza para perros: http://www.abc.es/20121017/local-madrid/abci-perros-cerveza-madrid-201210111948.html

    Opino lo mismo que Pivni Filosof, todas las considero una estrategia de Marketing..., en la cual yo picaría...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Mucho criticar la estrategia pero a la hora de caer en la tentación hay cola... ;)

      En cuanto a la cereza para perros, había un conocido local de Madrid dónde te dejaban entrar con tu mascota, no? Muy curioso!

      Eliminar
    2. Había??, había y sigue habiéndolo. Buen local ese, sí señor.

      Eliminar
    3. ¿Y se puede saber el nombre...?

      Eliminar
    4. Se llama CafeeKe. Siento la demora en contestar pero he visto ahora esta pregunta :-(

      Eliminar
    5. Muchas gracias José! Apuntado queda para la próxima visita a Madrid! ;)

      Eliminar
  14. YA HABÍA VISTO ALGUNAS DE ESAS http://tecnoculto.com/2011/04/26/las-10-cervezas-ms-extraas/
    Y SI NO SON CARAS, SEGURAMENTE LAS PROBARÍA TODAS.....MENOS LA DE HUEVOS TORILES, JAJAJAJA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Otro que tal... si es que en el fondo somos unos cobayas humanos, siempre queriendo probar lo más extraño que nos cruzamos... jajaja!!

      Eliminar
  15. Hostia....¿cerveza con testículos de toro?....pero que cohone es eso?????, jajajajaajaja. Llamadme antiguo si queréis, pero ya me parecen "especialitas" las pumpkin con que imaginaos las de los huevos de morlaco....uffff.

    PD: Una pena la etiqueta...esperaba algo más explícito :P

    Prost!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja!!! "Especialitas" dice... Hombre, la "cojon beer" se va de madre, no me la compares con una pobre pumpkin, con lo ricas que están, jejeje!!

      Para etiquetas ya buscaré alguna cosa más explícita pensando en tí, si es que se presta otro post por el estilo, jejeje!

      Prost!!!

      Eliminar
  16. Vaya guarrerías! bogavante, corazón de ternera... De Rogue ya conocía su afición por la experimentación y ya había probado alguna cosa curiosa de ellos, como la Juniper Ale, con pepino y enebro. Una combinación más admisible, pero del resto... me has dejado con la boca abierta con más de una receta. Y yo que creía que lo más raro que había probado era la Moon Verata con pimentón de la Vera, que no me convenció nada en absoluto. Se les había ido la mano con el pimentón, un aditivo demasiado sabroso como para utilizar en esa cantidad, y terminaba saturando con un solo trago. Y mira que yo suelo estar abierto a probar recetas innovadoras en materia gastronómica, pero... bueno como decía en otro comentario anterior mío de un post tuyo... nunca digas: "de esta birra no beberé", jejeje. Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja!!! De los comentarios más explícitos que ha habido en todo el post, jejeje! La verdad es que yo también probé esa Juniper que comentas de Rogue y lo cierto es que no me gustó (no sé si debería sonrojarme... ;P). También conozco la Moon Verata y en mi caso no estaba tan descompensada, quizás probé una receta modificada tras la que probaste tú, no lo sé.

      Tomando tu frase, y siguiendo con el hilo del post, yo cerraría más bien con un "de esta birra no comeré"... jejeje!! Saludos!

      Eliminar
  17. Con la de buenas birras que hay por probar no seré yo quien gaste sus euros en semejantes experimentos. Y ojo, que estoy a favor de que los cerveceros innoven y experimenten, pero siempre y cuando el objetivo sea elaborar una cerveza de calidad. Pero para gustos...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no hay que ser tan radical... jejeje! Hay cervezas que mucho tiempo atrás nos parecerían aberraciones y luego en copa nos dan muy gratas sensaciones. Por ejemplo, las Oyster Stout o las Pumpkin ale, pero también elaboraciones que se ven más recientemente como esas porter ahumadas con chiles... Eso sí, sean cuales sean los experimentos, estoy contigo que el resultado final tiene que ser de calidad. Un saludo!

      Eliminar