9 mar. 2010

Aventinus: el trigo hecho cerveza.

Hace ya algunos años, cuando empecé a probar cervezas que iban más allá de las típicas lager españolas, uno de los estilos que sin duda me marcó fue el de las cervezas de trigo. Por desgracia por estos lares no se prodiga mucha variedad de cervezas de este estilo, así que cuando descubro alguna weiss ligeramente por encima de la media, rápida e irremediablemente se gana mi corazón. Este es el caso de la Schneider Aventinus, una weissbier subidita de tono que está, y con mucha diferencia, entre mis alemanas favoritas.

País: Alemania.
Fabricante: G. Schneider & Sohn.
Estilo: Weizenbock. ABV: 8,2%. Volumen: 50cl.

En 1905, Matilde Schneider se hizo cargo de la fábrica de cerveza después de la prematura muerte de su marido, Georg Schneider III (no se ha vuelto ha repetir en los 138 años de vida de la fábrica que una mujer dirija la fábrica, algo por desgracia bastante habitual). La cerveza vio la luz para hacer frente a la creciente popularidad de las doppelbock (lagers), entre ellas la Paulaner Salvator, pero a diferencia de estas la Aventinus era una cerveza de alta fermentación. Su nombre, Aventinus, hace referencia a un historiador y filólogo bávaro del s. XV, Johannes Aventinus, el cual aparece en la etiqueta.

En cuanto a la cerveza propiamente dicha, posee un aspecto rubí oscuro, con una espuma compacta y persistente de color ligeramente beige. En nariz destacan unas notas acarameladas intensas pero nada cansinas y con un ligero fondo afrutado y un pelín picante. Realmente apetecible… Ya en boca, las mismas notas dulces y acarameladas, aunque también otras algo cítricas. Posee la típica textura cremosa de las Weissbiers, nada empalagosa además de refrescante. Final ligeramente amargo. Es la típica cerveza que tomas relativamente bien, sin hacer mucho caso del ABV, pero cuando te das cuenta ya estás en condiciones más que dudosas...

Una muy buena cerveza que a mi me gusta tomar sin acompañamientos demasiado intensos (a pesar que los requiere claramente) para poderla disfrutar en su plenitud. Ojalá se encontrara con mayor facilidad, ya que sería una cerveza que tomaría mucho más frecuentemente.

3 comentarios:

  1. Lástima que ya no esté en el Corte Inglés, pero como parte positiva para liquidarlas pronto las estuvieron vendiendo a 1 euro (y por supuesto tengo el armario-bodega lleno)

    ResponderEliminar
  2. Embracing, pues me alegro de compartir gustos contigo. Y menuda suerte la tuya, y no sólamente de poder tener el armario lleno, sinó por poder comprar este cervezón a 1 euro!!! Quien pudiera haber pillado esa oferta. Yo desde luego no me la encontré... Un saludo!

    ResponderEliminar