9 feb. 2010

Una isla en el mar del norte (I)

Así es como se sentían Gunnar Wiig y Kjetil Jikiun, dos cerveceros noruegos cuando decidieron poner en marcha Nøgne Ø, allá por el 2002. Y es que isla desnuda es precisamente lo que significa el nombre de la fábrica, idea que tomaron de un poema nórdico para hacer una analogía de la situación cervecera en su país. Es más que conocida su merecida reputación, premios y demás pero realmente no son cervezas que se encuentren en muchos sitios. Quizás de ese modo esta micro (que de tanto crecer en producción igual deja de serlo) consigue tener productos de tan elevada calidad. Poseen una amplia gama de cervezas: 16 de producción regular y otras 19 de temporada o para ocasiones especiales. Como para aburrirse!!!! En mi caso conseguí la Imperial Stout y la #100, y la primera de ellas es la que voy a comentar.



País: Noruega.
Fabricante: Nøgne Ø - Det Kompromissløse Bryggeri A / S.
Estilo: Imperial Stout. ABV: 9%. Volumen: 50cl.



Esta hecha, según ellos, como a los zares rusos (muy aficionados a este tipo de cervezas, y de ahí lo de Imperial) les gustaría tomarla. A ellos no se cómo les gustaban las cervezas pero en mi opinión son pocas las palabras para describir esta maravilla. El aspecto externo es de un negro muy opaco, casi como petróleo, con una espuma muy cremosa y de color ocre. Realmente asusta y tira para atrás si no conoces mucho estos estilos como es mi caso. En aroma es muy compleja, pero por encima de todo destacan notas a café muy amargo y fuerte así como notas tostadas intensas. Además hay notas muy apetecibles a chocolate negro fuerte . Ya en boca, se encuentran todos estos mismos matices (chocolate muy amargo sobretodo) y unas notas a madera (como a licor envejecido en roble). Cuerpo elevado y denso, pero que no hace pesado su alto ABV, el cual se percibe pero no cansa.



Realmente aparenta ser una bomba, por su aspecto, su ABV (9%) y el IBU (75 de nada, gracias en parte a sus lúpulos Columbus y Crystal) pero se hace muy fácil de tomar, eso si, sorbo a sorbo y muy lentamente. Cerveza realmente espectacular como copa. Una pena que no lleguen más fácilmente joyas como esas por aquí.

7 comentarios:

  1. Interesante la historia de esta micro y buena descripción de la cerveza en cuestión, dan ganas de volver a probarla, jeje. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Empar, a ver si te animas un dia de estos y pruebas una de las que tengo guardadas.

    Rosana, gracias por lo de buena descripción, pero seguro que aún se podrían captar más notas (se trata de una cerveza compleja en todos los sentidos). Y sobre lo de las ganas de probarla, aún ni me la he quitado de la cabeza, y creo que así seguirá un buen tiempo. Saludos Rosana.

    ResponderEliminar
  3. Ya formas parte de mi blog, gracias a Rosana y es que cuando se comparte se gana.

    A María mi mujer, le encanta la cerveza, a mí también, pero según en que momento y con que platos. Para comer, prefiero el vino, especialmente los tintos (Ribera del Duero).

    Este verano estuvimos en Saint Pol de León en la Bretaña y tuvimos la oportunidad de probar varios tipos de cervezas artesanales que a ti tanto te gustan.

    No sé si será verdad, pero dicen que el mejor lúpulo del mundo está en Galicia (Betanzos); ¿tú que opinas?.

    Curiosidades en la Red:

    http://anuariobrigantino.betanzos.net/Ab1948PDF/1948-5.pdf

    Enhorabuena por tu iniciativa; ¡seguro que volveré y María también!

    Un abrazo desde A Coruña.

    ResponderEliminar
  4. Pues muchas gracias a ti y a María primero y a Rosana de rebote.

    En cuanto a lo del lúpulo, personalmente no conozco de primera mano esas plantaciones de Betanzos, aunque sí el lúpulo gallego usado en cervezas de la región. Pienso que es bueno pero lo que dices sobre si es el mejor del mundo en principio (y hablo desde el respeto y de una opinión general) los lúpulos de calidad más reconocida están en la Rep. Checa, concretamente los Saaz, aunque en Alemania existe la mayor plantación de lúpulo de todo el mundo y otra región, quizás más de vanguardia e innovación desde los años 90 es EEUU. Para gustos colores, y es que cada lúpulo es distinto y todos tienen su particular valor.

    Por cierto gracias por el link, texto muy pero que muy interesante. Gracias, y a ver si nos vemos por el blog, el tuyo o el mío, jeje! Y a ver si tienes ocasión de probar ciertas cervezas ya que te sorprenderían el maridaje estrecho que hacen con muchos platos, te lo digo por lo del vino ;).

    Un saludo a ti y a María.

    ResponderEliminar
  5. Nøgne-Ø Imperial Stout. Qué despelote de cerveza!! A lo mejor, en unos días estoy recibiendo una botella de la versión añejada en barriles de whisky... Me muero por tomarla.

    En cuanto a los lúpulos. Los Saaz puede que sean los mejores para cierto tipo de cervezas, pero no funcionan muy bien con ales y porter estilo inglés. Todo depende del perfil que le quieras dar a la cerveza que estás haciendo.

    ResponderEliminar
  6. Pues lo tuyo si que es suerte Max, los mortales nos morimos por probar joyas de estas y tu mientras vas probando cervezones aún mejores...Almenos siempre nos quedarán tus notas de cata y tu blog, para disfrutarlas mentalmente.

    ResponderEliminar