24 feb. 2010

Keks La Bianyenca.

Keks elabora 2 cervezas con una etiqueta curiosa. Y es que poner una foto antigua de los padres de uno mismo no me digáis que no es como mínimo curioso…

Keks La Bianyenca Rossa Ale. ABV: 4%. Volumen 33cl.

Cerveza de turbidez media y con algunos depósitos en el fondo. Carbonatación apenas apreciable a la vista. Aromas florales a lúpulo junto con notas suaves a levaduras y cereales. En boca predominan también unas suaves notas amargas así como también algo florales, acompañadas por notas a cereal hervido y a levaduras. Cerveza con algo más de cuerpo que las de fajol pero aún así, no pasa de ser una cerveza normalita. No se...Es que a pesar de que no se le notan fallos destacables (almenos yo no se los noto, dada mi inexperiencia en esto de las catas) no acaba de llenarme. En mi opinión, correcta sin más.

Cuando ya estaba empezando a asumir que todas las Keks eran cervezas sin mucho cuerpo ni matices intensos, me dispuse a probar la Bianyenca Red Ale, y que equivocado estaba…

Keks La Bianyenca Red Ale. ABV 5%. Volumen: 33cl.

Dejando a un lado el hecho de tener poco ABV (5%), es una cerveza con sensación de mucho más cuerpo, ya que los matices no flaquean precisamente por su intensidad. Posee un color marrón algo rojizo con una espuma blanca de persistencia media-baja. También posee sedimentos en el fondo. De aromas destacan por encima de todo unas notas a regaliz y detrás de estas se perciben otras suavemente acarameladas. En boca esas notas de regaliz se intensifican en gran medida y se juntan más adelante con otras notas balsámicas (mentoladas) y algo picantes. Burbuja pequeña y bien integrada que colabora en la sensación refrescante final y mentolada. Cerveza de sabor algo peculiar (recuerda bastante a las pastillas Juanola) pero una vez acostumbrado a este, posee un paso por boca relativamente fácil. Curiosa cerveza que me gustaría saber si el hecho de poseer esas notas es por hacerle un homenaje a su padre (el de la etiqueta).

6 comentarios:

  1. No pares, "tio" eres una formigueta...

    Ah, enhorabona denier, empar

    ResponderEliminar
  2. Tampoco se puede esperar demasiado cuerpo o sabores intensos en cervezas con un ABV tan bajo. Si estuviesen filtradas, serían lindas cervezas de sesión (en base a tus comentarios, claro).

    Hay que darle más mérito a las cervezas "simples" (en tanto estén bien hechas, claro) porque son las que la mayoría de la gente quiere tomar.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón en que no se puede esperar mucho sabor con esos ABV pero acostumbrado a artesanales más intensas me sorprendió la suavidad de la Rossa Ale por ejemplo.

    Eso de simples no era mi intención darlo a entender, quizás no me expliqué bien. De hecho, la Red Ale no es nada simple (a muchos quizás les parecería bastante rarito encontrar notas mentoladas tan intensas) pero comparto eso de que las cervezas más "facilonas" son aquellas que llegan más a la gente (de hecho las de Fajol son el claro ejemplo de ello).

    ResponderEliminar
  4. ui...ui...uiii...
    k me huelo por aca....
    k defienden chicos??
    tal vez, la brutal mediocridad que existe en las cervezas artesanales catalanas en este momento??
    no lo digo por esta, ya que la probe un dia con sed!!, asi que no se que tal.., pero tema largo para hablar...

    ResponderEliminar
  5. Buenas crack,
    el aroma persistente que tiene es del cardamomo que compra Pep en Torino cuando va al Salone dei gusto de Slow Food. Es la leche. EL otro dia me dijo que está preparando una cerveza tostada con espelta e higos en almívar. Habrá que probarla.

    Sigue con el blog, me encanta.

    ResponderEliminar
  6. Pep, muchas gracias por lo del blog. Sobre lo del cardamomo, gracias por el apunte, pero los recuerdos que tenía eran más tipo balsámicos y tal (aunque ya hace bastante que la probé y ya se sabe con la memoria...jeje). Saludos y a ver si hay forma de probar las nuevas.

    ResponderEliminar