14 abr. 2010

BB10: cerveza sarda con sapa.

Para terminar con las birras sardas de Birrificio Barley, hoy le toca el turno a BB10, una cerveza elaborada con sapa (mosto cocido) de uva Cannonau. Nos encontramos ante otro ejemplo, más claro quizás aún que las anteriores, de cómo las micros italianas quieren competir abiertamente y sin tapujos con un mercado tan asentado como el del vino. Si no es bastante evidente por el hecho de estar elaborada con uva, la cerveza viene presentada en una elegante botella de vino de 75cl, con una cápsula en la parte superior (sólo le falta el tapón de corcho) y presenta unos nada desdeñables 10º de alcohol. En la web se recomienda servirla caliente en días de invierno con canela y clavo (ya que es en las fiestas de navidad cuando sale a la venta), una receta bastante común por europa (Alemania, Austria,… donde se conoce como Glühwein, pero también en R. Checa y alrededores) para hacer frente al frío, pero utilizando vino en lugar de cerveza.

En cuanto a la cerveza en si, presenta un color marrón muy oscuro, casi opaco, con algunos reflejos cobrizos. La espuma es muy cremosa y persistente, de color ocre (casi diría que marrón). En nariz se presenta muy tostada, con leves notas a café de fondo amargo, que se acompañan otras notas a caramelo. Realmente me sugirió claramente ninguna sensación afrutada o algún tipo de recuerdo a uva. Ya en boca se percibe esa sensación afrutada y más avinada propia de una Barleywine. En primer lugar aparecen notas a fruta agria/áspera que a mi me recordaron a uva, pero también a barrica de vino, y estas dejan paso posteriormente a una pronunciada amargor, acompañadas por notas a café y tostados, además de notas a caramelo, regaliz y algunas especias. Cerveza de entrada fluida en boca pero con mucho cuerpo (no olvidemos que posee 10º, aunque la sensación tanto en nariz como en boca no es tan alcohólica como podría llegar a ser).

Desconozco si sirviéndola a una temperatura un poco más elevada se percibirían más matices o por el contrario se haría un tanto pesada de beber. En todo caso, es una cerveza para degustar sorbo a sorbo, muy poco a poco, disfrutándola en toda su expresión, ya que nos encontramos ante una cerveza distinta (nunca había probado cerveza con uvas) a la vez que corpulenta. Antes de terminar, destacar que han sacado una versión algo distinta a esta, a la que han llamado como BB10Evò.

Como ya dije en el primer comentario, desconozco cual es la realidad del mercado cervecero italiano, pero si elaboran cervezas de tanta calidad como todas estas Barley que he ido comentando, alguna otra cosita interesante más debe de haber por las tierras de la pasta y los helados.

Aquí están todas las entradas a las demás Barley que he ido comentando: Zàgara, Friska y Sella del Diavolo, Macca Meda y Toccadibò.

14 comentarios:

  1. No sabes la envidia que me has dado con estas cervezuelas :(

    ResponderEliminar
  2. joder k envidia el otro dia en 2d2 no las vi mecachidiez estaba cegado por la m solo veo m y mas m dios que me está pasando!!!!

    ResponderEliminar
  3. Embracing, no era mi intención dar tanta envidia... Si hacemos alguna quedada entre bloggers intentaré llevar alguna cerveza rarita y así no habrá envidia para nadie. Ahora que si nos ponemos con la envidia, ni te digo la que me das tu continuamente de viajecitos. Cuando no es para Rumania, es para Israel, cuando no para Alemania... Chico no se si tienes familia por medio mundo o algún chollo con el sector de la aviación pero lo tuyo no hay derecho!!!

    Viajes, debe de ser eso, que la M te ciega y te nubla la razón. Dejemosles y si continuan igual acabaran cayendo en la tumba que ya tienen cavada desde hace tiempo... Cuestión de espera.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Que buena opción, porque el Glühwein no lo paso mucho....

    ResponderEliminar
  5. Txema, ni más ni menos...Tu lo has dicho todo! Y como ya comentaste, al final de tanta propaganda al final sacarán dinero a costa nuestra!

    Catador, buena opción te refieres a lo de servir la cerveza caliente con especias, verdad? Qué pena no tener una guardada para navidad. Si lo llego a saber antes la guardo. El Glühwein no lo he probado pero por lo visto no está tan mal. A ti no te gusta por lo que veo, verdad?

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho el vino, pero ese Glühwein no me agradó para nada. Aguachento y de no muy buena calidad (la cultura del vino en Alemania no está muy desarrollada), aunque claramente no te vas a tomar un super reserva especial single vineyard, caliente.

    Pero estar en una feria navideña tomando una cervecita idem, pues no me parece una mala idea (aunque yo tomaba las doppelbocks que igualmente, a la larga, algo calentaban el cuerpo).

    ResponderEliminar
  7. La cultura del vino alemán, por lo poco que sé de mi viaje por las tierras teutonas, está alrededor del Rin y los landers adyacentes. El vino decente alemán (para mi) es mayoritariamente blanco, y aunque es un poco suave, no está nada mal para mi gusto.

    Lo del Glühwein, pues es cuestión de gustos. Si se hace con vino tinto alemán no creo que sea muy allá (por lo que te he dicho antes de los vinos blancos), pero calentar el cuerpo seguro que lo hace, jejeje! Aunque como también dices tú, una buena doppelbock o porque no, una weizenbock (que me gustan mucho) también calientan que dan gusto... Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Sí, comparto la idea de los blancos alemanes. Yo tomaba generalmente vino chileno (simple guiño de nostalgia) lo que no se daba muy frecuentemente porque la ingesta era mayoritariamente de cerveza. Siempre habían Anderchser Doppelbock y Aventinus en mi casa!

    ResponderEliminar
  9. Conozco vagamente el vino blanco chileno (algún Chardonnay y algun Sauvignon blanc) pero poco te puedo decir, ya que no son muchos.
    De la cerveza, a tiro me lo pones porqué la Andechser y la Aventinus son muy buenas cervezas, y más concretamente la Aventinus es una de mis alemanas favoritas.

    Un saludo compañero!

    ResponderEliminar
  10. Y por cierto, Catador, me he añadido a la lista de seguidores tuyos, que aunque el blog ya lo tenía entre los que seguía, aún no me había puesto como seguidor (menudo juego de palabras parece esto...jejeje).

    ResponderEliminar
  11. En todo caso yo tomaba tintos chilenos, blancos, que si bien creo tomé contadas veces, tomaba alemanes de la región de Baden Württemberg que es donde viví.

    Y lo de seguidores, no se por qué, pero yo no me he incluído en ninguno. Será porque leo del "anillo cervecero", ahí me entero de las actualizaciones y dentro como dijo el huaso a los que me tincan. Ni sé como funciona, te avisan cuando alguien publica no?

    Salú!

    ResponderEliminar
  12. Lo del seguimiento, sí, es más o menos eso, te suscribe a los comentarios de ese blog al que te añades. Es una chorrada pero no está mal poder ver a la gente con la que charlas puesta con una foto pequeñita dentro de tu blog. Pero en el fondo es una chorrada... Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Ah! Y del vino, no conozco el tinto. De suramérica sólamente conozco el tinto argentino...No llegan demasiadas cosas por Valencia de tierras chilenas, una pena.

    ResponderEliminar