27 abr. 2010

Nos vamos de Ronda... y van 23!!!

Llega fin de mes, momento en que algunos cerveceros despistados ultimamos nuestro aporte a La Ronda. En este caso se cumple la número 23, y son los compañeros argentinos de la Logia Cervecera los encargados de invitar a todo el personal. La cuestión sobre la que nos piden reflexionar es la siguiente:
"Qué actitud tomar cuando uno va a un bar y desembolsa una buena cantidad de dinero para disfrutar una buena cerveza y lo que le sirven no está en buen estado? O bien no es el producto que uno jura y recontrajura que iba tomando y ya no es lo mismo? Reclamamos? Nos quejamos? Hacemos tripas corazón y nos tomamos hasta la última gota jurando nunca más volver pero sin decir palabra alguna? Y en caso que uno se haya quejado... cómo fue la reacción del lugar? Nos cambiaron la cerveza por una que sí estaba bien? Nos dijeron que es lo que hay y a otra cosa? Nos dieron explicaciones raras de porque la cerveza sabía así".

En la actualidad soy un cervecero de costumbres, por lo que suelo frecuentar la mayoría de las veces una única cervecería: mi favorita desde hace unos años, dado que tampoco hay muchas cervecerías por mis alrededores en las que pueda probar buenas cervezas. Voy casi siempre a la misma ya que se que no me van a fallar. En ella he disfrutado muchas cervezas pero en alguna ocasión me he topado con alguna cerveza que no estaba en su mejor versión.

Vamos con un caso concreto. En una de mis primeras visitas a esa cervecería, iba a tomar una Leikeim Steinbier y uno de los dos hermanos que llevan el negocio me la sirvió y me dijo que me la iba a retirar. Yo, extrañado (por aquellas primeras visitas aún estaba bastante pez en el tema y tragaba muchas cosas sin plantearme posibles defectos…), pregunté el porqué y me dijo que no estaba bien, ya que no subía bien la espuma o algo así (apenas recuerdo que pasaba). Entonces, la cogió y la echó por el fregadero, cosa que me impactó ya que no había visto hacer nada similar hasta el momento. Así que para lo planteado en La Ronda, en este caso no tuve ni que reclamar ya que fueron ellos amablemente los que me la retiraron.

En otra ocasión, mucho más reciente, en busca de “la etiqueta perdida” (soy coleccionista por si aún hay alguien que no lo sepa) por cervecerías de Valencia, me topé con un caso algo peculiar. Se trataba de una cervecería un poco cutre con una nevera pequeña pero repleta de algunas marcas con etiqueta antigua (Maes, una Chimay azul de 2006…). Sorprendido quise mirar la contraetiqueta y cuál fue mi sorpresa al ver que no tenían contraetiqueta o si la tenían estaba cortada por donde pone la fecha de consumo preferente. Entre extrañado y con la mosca detrás de la oreja me acerqué de nuevo a la barra y pregunté, para entonces decirme que simplemente se habrían roto por la cámara (en realidad se me ocurre que en lugar de eso era Freddie Krueger con las manos heladas quien jugaba con las botellas). Al insistirle en que todas estaban igual, rotas o sin contraetiqueta, y que no podía ser de otra forma que haberlas roto me respondió “no creo que le hayan quitado las etiquetas, pero no se…”. Entonces si pillé un buen cabreo y me marché sin tomar nada. Ni diciéndole a la cara que los había pillado me lo quiso reconocer… Increíble!

Así que para esta Ronda, una de cal y una de arena… Un saludo a todos!

7 comentarios:

  1. Muy buena entrada! tuviste suerte, yo en cambio me he topado con por lo menos una docena de veces con cervezas en mal estado!
    Con respecto a las Chimay, si no me equivoco en las etiquetas los años fuguran así: la Dubbel tiene 3 años de caducidad, la Trippel 4 y la Strong Dark Ale 5. Por ejemplo tengo algunas botellas de las Strong Dark Ale 2007 en mi bodega y en la etiqueta creo que dice que vencen en el 2012, pero de todas maneras ese tipo de cervezas se ponen mucho mas ricas con el paso del tiempo.
    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Eduardo.

    De la Chimay, es verdad lo de la fecha de caducidad (yo tambien tengo varias etiqueta azul de diferentes añadas a la espera de que mejoren con la guarda). Quien no ha hecho "experimentos" similares con cervezas trapistas y de abadía, verdad? Jejeje!

    El problema no es la fecha, de hecho me he tomado algunas cervezas pasadas de fecha y no pasa nada. El mosqueo me vino por que quitaran las etiquetas o arrancar la parte donde pone la fecha, y encima esconderlo. Más que nada por querer engañar al consumidor...

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Pau!!
    Como andas de cervezas bulgaras, porque creo que te puedo conseguir alguna y asi te las mando con las alemanas Luch. Ya me diras

    ResponderEliminar
  4. Nombres, nombres queremos nombres de los herejes!!! Qué cervecería es esa??? Ja ja ja, si no lo quieres hacer público mándamelo via mail para estar alerta!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Rastitas! Pues de búlgaras no ando sobrado que digamos... De hecho tengo 2 (Kamenitza y Zagorka) de 2 litros y medio... Así que si has encontrado algo de tercios pues me harías un favor. Ya que lo dices, por aquí tengo una tienda de productos del este con muchas cosas rusas que van rotando(Stary Melnik, Ochakovo, Nevskoe), ucranianas (obolon) y lituanas (kalnapilis). Si te interesa algo de esto dimelo que te lo mando en un abrir y cerrar de ojos...

    ResponderEliminar
  6. Txema, se trata de una cervecería (si es que se puede llamar así) de Alzira. Topé de casualidad con ella al ver unos letreros de marcas belgas. Si quieres te doy más detalles cuando quedemos aunque no creo tampoco que te guste ir a comprovarlo, jejeje!

    ResponderEliminar
  7. Tarde pero seguro, he aquí el resumen de la Ronda #23. Saludos!!!

    ResponderEliminar